Conociendo

La Voz De Dios

 

 

 

 

 

 

 

Este manual es un de los cursos de varios módulos del plan de estudios que lleva a los creyentes de la visualización a través de la delegación, multiplicación, organización, y movilización para lograr la meta de evangelización. 

 

Para informaciones adicionales sobre los cursos escriba a: 

 

 

Harvestime International  Institute

Instituto Internacional Tiempo de Cosecha

3092 Sultana Dr. 

Madera, California 93637, 

USA 

 

 

 

© Harvestime International  Institute

 

 


CONTENIDO

 

 

 

Cómo Usar Este Manual, 3

Sugerencias Para Estudio en Grupo, 3

Introducción, 5

Objetivos del Curso, 6

 

1. Conociendo La Voz De Dios, 7

 

2. “Si Alguien Quiere Hacer Su Voluntad... Conocerá” , 15

 

3. La voluntad de Dios, 26

 

4. Siguiendo La Dirección Errada, 35

 

5. El Padrón De La voluntad de Dios, 43

 

6. Cómo Dios Habla Al Hombre, 56

 

7. El Arbusto Aún Arde, 67

 

8. Prácticas Cuestionables, 77

 

9. El Modelo Bíblico Para Hacer Decisión, 85

 

10. ¿Intentó y Falló?, 89

 

11. La voluntad de Dios Y El Sufrimiento, 95

 

12. Seis Fases De Revelación, 110

 

Respuestas de la Sección “Prueba Personal”, 114 


CÓMO USAR ESTE MANUAL

 

EL FORMATO DEL MANUAL

 

Cada lección consiste de: 

 

Objetivos:  Éstas son las metas que usted debe lograr estudiando el capítulo. Léalos antes de empezar la lección. 

 

Versículo Llave: Este versículo da énfasis al concepto principal del capítulo.  Memorícelo. 

 

Contenido del Capítulo:  Estudie cada sección. Use su Biblia para buscar cualquier referencia que no fue imprimada en el manual.   

 

Prueba Personal:  Haga esta prueba después de que usted terminar de  estudiar el capítulo.  Intente contestar las preguntas sin usar su Biblia o este manual.  Cuando usted ha concluido esta prueba, verifique sus respuestas en la sección de las respuestas proporcionada al final del manual.  

 

Para Estudio Adicional:  Esta sección le ayudará a continuar su estudio de la Palabra de Dios, mejorará sus habilidades de estudio, y aplicará lo que usted ha aprendido a su vida y ministerio. 

 

Examen Final:  Si usted esta matriculado en este curso para recibir los créditos e diploma, usted recibió un examen final juntamente con este curso.  En la conclusión de este curso, usted debe completar este examen y debe devolverlo para obtener el grado. 

 

 

MATERIALES ADICIONALES NECESARIOS

 

Usted necesitará solamente de una versión de la Biblia Reina Valera. 

 

 

SUGERENCIAS PARA EL ESTUDIO EN GRUPO

 

PRIMERA REUNIÓN

 

Abriendo:  Abra con oración e introducciones.  Conozca y matricule a los estudiantes. 

 

Establezca los Procedimientos Del Grupo: Determine quién conducirá las reuniones, el horario, lugar, y fechas para las sesiones. 

 

Alabanza Y Adoración: Invite la presencia del Espíritu Santo en su sesión de entrenamiento. 

 

Distribuya los Manuales A los Estudiantes: Introduzca el título del manual, formato, y objetivos del curso proporcionados en las primeras páginas del manual. 

 

Haga La Primera Tarea:  Los estudiantes leerán los capítulos determinados y harán la prueba personal para la próxima reunión. El número de capítulos que usted enseñará por sesión dependerá del tamaño del capítulo, contenido, y de las habilidades de su grupo. 

 

SEGUNDA Y LAS REUNIONES SIGUIENTES

 

Abriendo: Ore. Dé las bienvenidas y matricule a cualquier nuevo estudiante. También dales un manual.  Vea quien está presente o ausente. Tenga un tiempo de alabanza y adoración. 

 

Revisión:  Presente un breve resumen de lo que usted enseñó en la última reunión. 

 

Lección: Discuta cada sección del capítulo usando los TÍTULOS EN LETRAS MAYÚSCULAS Y EN NEGRITO como un esbozo de la enseñanza.  Pida a los estudiantes que hagan preguntas o comentarios sobre lo que ellos han estudiado. Aplique la lección a las vidas y ministerios de sus estudiantes. 

 

Prueba Personal: Repase con los estudiantes la prueba que ellos han completado.  (Nota: Si usted no quiere que los estudiantes tengan el acceso a las respuestas, usted puede quitar las páginas con las respuestas en la parte final de cada manual). 

 

Para Estudio Adicional:  Usted puede hacer estos proyectos en una base individual o en grupo. 

 

Examen Final: Si su grupo está matriculado en este curso para los créditos y Diploma usted recibió un examen final con este curso. Reproduzca una copia para cada estudiante y administre el examen en la conclusión de este curso. 

 


Módulo:  Delegación

Curso: Conociendo La Voz De Dios

 

 

INTRODUCCIÓN

 

“¿Cuál es la voluntad de Dios para mí?”

 

Esta pregunta es quizás la más frecuentemente preguntada por los creyentes. Ella también es una pregunta que frecuentemente confronta los líderes cristianos según los hombres y mujeres se vuelven a ellos para recibir la dirección para tomar decisiones.

 

En las situaciones cotidianas de la vida, los creyentes están haciendo constantemente opciones que determinan si ellos harán o no la perfecta voluntad de Dios. Es esencial conocer la voz de Dios, comprender Su voluntad, y hacer decisiones correctas todos los días. Es importante porque cada pequeña decisión afecta la descubierta de la voluntad de Dios por toda la vida. 

 

El hombre debe escoger en relación con la voluntad de Dios. Este plano fue instituido por Dios cuando Adán y Eva fueron colocados en el Jardín de Edén (Génesis 1-3). La voluntad de Dios para Adán y Eva fue nombrar los animales, habitar en el jardín, tener compañerismo un con el otro, y reproducir para poblar la tierra. Más importante: ellos deberían mantener una íntima relación con Dios. Adán y Eva también fueron advertidos sobre lo que no era la voluntad de Dios. Ellos fueron prohibidos de comer del árbol del conocimiento del bien y del mal.

 

Incluso la historia de Adán y Eva, la Biblia entera es la historia de decisiones que individuos e naciones hicieron en relación con la voluntad de Dios. Usted puede aprender tanto de los éxitos cuanto de las fallas de los hombres y mujeres de la Biblia.

 

Una de las excitantes revelaciones en la Biblia es que Dios tiene un plan definido para cada uno tanto para la presente vida cuanto para la eternidad. Para cumplir este plan usted debe conocer la voz de Dios. Usted debe conocer cómo Él comunicó en los tiempos pasados y cómo él habla hoy.

 

Este curso explica cómo Dios habla al hombre e cómo encontrar la voluntad de Dios para nuestras vidas. Directrices son dadas sobre conocer la voz de Dios y definir la voluntad de Dios. El padrón de la voluntad de Dios y ejemplos bíblicos de cómo Dios revela Su voluntad serán discutidos.

 

Un modelo bíblico para hacer decisiones es explicado. Directrices son presentadas sobre cómo superar decisiones erradas, lo qué hacer si usted ha perdido la voluntad de Dios, y cómo tratar con prácticas cuestionables. Seis fases de revelación de un plan de Dios también son identificadas.

 

El currículo del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha enfatiza lo qué Jesús enseñó para equipar hombres y mujeres para alcanzar su mundo con el Evangelio. Una de las grandes verdades reveladas por Él fue que Dios habla a los hombres:

 

“Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.

"También tengo otras ovejas que no son de este redil. A ellas también me es necesario traer, y oirán mi voz. Así habrá un solo rebaño y un solo pastor. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:14, 16, 27).

 

Dios tiene un plan para íntima relación con la humanidad. El Hombre es conocido por Dios e pode conocerlo personalmente.

 

¡Usted puede conocer la voz de Dios!

 

 

 

OBJETIVOS

 

Al concluir este curso usted será capaz de:

 

n       Explicar la relación entre conocer la voz de Dios y definir Su voluntad.

n       Discutir la importancia de conocer la voluntad de Dios.

n       Explicar cómo dios revela Su voluntad.

n       Comprender la voluntad de Dios según es revelada en las Escrituras.

n       Definir la voluntad de Dios en cuestiones no especificadas en las Escrituras.

n       Usar métodos bíblicos para hacer decisiones.

n       Corregir decisiones erradas.

n       Explicar las seis fases de la revelación.

 

Comparta con otros las directrices bíblicas para conocer la voz de Dios.

 

OBJETIVOS PERSONALES

 

Porque este curso trata con el conocimiento de la voz y de voluntad de Dios, nosotros proponemos que usted establezca objetivos personales para el estudio. Sus objetivos pueden servir para definir la voluntad de Dios  en una cuestión especifica, encontrar la respuesta de Dios para un problema, o definir la voluntad de Dios para su vida y ministerio. Liste sus objetivos personales no espacio proveído abajo. Mientras usted estudia, aplique lo qué usted aprende a cada uno de sus problemas que usted listó.

 

Complete esta sentencia: “Yo quiero oír la voz de Dios y conocer Su voluntad sobre...”

_________________________________________________________________________

 


Capítulo Uno

 

CONOCIENDO LA VOZ DE DIOS

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Probar por las Escrituras que Dios habla a los hombres y a las mujeres.

n       Explicar la relación entre conocer la voz de Dios y definir Su voluntad.

n       Distinguir entre a Palabra de Dios “Rhema” y a Palabra de Dios “Logos”.

n       Explicar lo qué significa “la voluntad de Dios”.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10.27).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

El título de este curso, “Conociendo la voz de Dios”, implica en diversas cosas:

 

          Primero:       Que hay un Dios.

          Segundo:      Que Él comunicase con el hombre.

          Tercero:       Que el hombre puede reconocer Su voz cuando Él habla.

            Cuarto:        Que Dios tiene alguna cosa que decir.

 

Ahora examinemos cada una de estas declaraciones:

 

Primero: Este curso es basado sobre la verdad que hay un Dios que revelase al hombre a través del registro escrito de Su Palabra, la Santa Biblia.

 

Segundo: La Biblia es el inspirado registro escrito de la comunicación de Dios para el hombre. Ella muestra en detalles los modos por los cuales Dios habla al hombre e la respuesta de individuos e naciones a la voz de Dios. La Biblia a menudo repite la frase “... y él Señor dice”  y incidentes adonde Él habló al hombre. Esto confirma que Dios comunicase con el hombre y la mujer.

 

Por ejemplo, lea la historia de Balaam en Números capítulo 22. Dios habló a Balaam, pero Él rehusó oír. Dios quiso tanto comunicarse con aquello hombre que Él realmente recurrió a usar un asno. Balaam fue:

 

“...fue reprendido por su iniquidad. ¡Una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, frenó la locura del profeta!” (2 Pedro 2:16).

 

Tercero: A Biblia asegura que los creyentes pueden conocer la voz de Dios. Jesús dijo:

 

“Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.

"También tengo otras ovejas que no son de este redil. A ellas también me es necesario traer, y oirán mi voz. Así habrá un solo rebaño y un solo pastor. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:14, 16, 27).

 

Cuarto: Dios tiene alguna cosa importante para decir para la humanidad. Nosotros somos advertidos:

 

“Por eso, como dice el Espíritu Santo: Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones como en la provocación, en el día de la prueba en el desierto... entre tanto se dice: Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones como en la provocación” (Hebreos 3:7,8,15).

 

La “tentación en el desierto” y la “provocación” (provocar) de Dios mencionado en estos versículos refiriese a la desobediencia de la nación de Israel.

 

Después de Israel ser liberado del cautiverio Egipcio, ellos repetidamente desobedecieron cuando Dios habló a ellos. En estos versículos Dios advierte a nosotros para responder cuando Él habla y no desobedecer cómo Israel hizo.

 

La frase “si oís Su voz”, confirme que Dios aún habla a los hombres en nuestros tiempos así cómo él hizo en los tiempos pasados. La advertencia para oír confirma que lo qué Él tiene para decir es importante.

 

MUCHAS VOCES

 

La Biblia revela que hay muchas voces en el mundo clamoreando por atención:

 

“Hay, por ejemplo, tanta diversidad de idiomas en el mundo; y ninguno carece de significado” (1 Corintios 14:10).

 

¿Lo qué son estas voces en el mundo?

 

LA VOZ DEL HOMBRE:

 

La voz del hombre es fácil de reconocer. Es la audible voz de otro ser humano:

 

“Pero respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: --Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:29).

 

Algunas veces la voz del hombre puede dar sabio consejo, pero en cualquier momento en que la voz del hombre entre en conflicto con la voz de Dios, usted debe obedecer a Dios.

 

LA VOZ DE SATANÁS:

 

La voz de Satanás fue oída por la primera vez por el hombre cuando él habló a Eva en el Jardín de Edén (Génesis 3:1,4,5). La voz de Satanás mente, engaña, y siempre intenta llevar el hombre a pecar y alejarse de Dios. Usted puede fácilmente reconocer esto cuando usted leer sobre la tentación de Jesús en Mateo 4.1-13. Usted puede estudiar los ejemplos de conversaciones que Satanás tuve con Dios en Job 1:7-12 y 2:1-6.

 

Espíritus malignos también tienen voces:

 

“Porque de muchas personas salían espíritus inmundos, dando grandes gritos, y muchos paralíticos y cojos eran sanados” (Hechos 8:7).

“Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo, y él exclamó a gran voz: --¡Ah! ¿Qué tienes con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido para destruirnos? Yo sé quién eres: ¡el Santo de Dios!” (Lucas 4:33-34).

 

Algunas veces la voz de Satanás es realmente audible cuando demonios usan las cuerdas vocales de un hombre o mujer poseídos. Con mucha frecuencia, con todo, Satanás habla con una voz audible. Él habla mentira, engaño, y pensamientos pecaminosos para su miente.

 

LA VOZ DEL EGO:

 

La voz del ego es el hombre hablando a sí mismo. Usted puede leer los ejemplos de esto en Lucas 16:3 y 18:4, y en Jonás 4:8 adonde el profeta deseó morir. La Biblia advierte lo siguiente sobre la voz del ego:

 

“Reconozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni el hombre que camina es capaz de afirmar sus pasos” (Jeremias 10:23).

 

LA VOZ DE DIOS:

 

Jesús dijo que los creyentes pudrían conocer la voz de Dios y diferénciala de otras voces:

 

“A él le abre el portero, y las ovejas oyen su voz. A sus ovejas las llama por nombre y las conduce afuera. Y cuando saca fuera a todas las suyas, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Pero al extraño jamás seguirán; más bien, huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños." (Juan 10:3-5).

 

Los creyentes son comparados con ovejas. Una característica de las ovejas es que ellas no saben para donde están caminando. Ellas deben ser conducidas. Jesús dijo que Él era el pastor o líder de las ovejas. Él dijo que Sus ovejas conocerían Su voz y lo seguirían en vez de las voces del hombre, del ego o Satanás.

 

OÍR LA VOZ DE DIOS

 

Abra su Biblia en Génesis e lea capítulos 1 a 3. Estos capítulos registran la creación del mundo y de los primeros seres humanos, Adán y Eva. Desde el tiempo de la creación, Dios comunicó Su voluntad para el hombre. Él dio instrucciones específicas a Adán y Eva. Ellos deberían nombrar los animales, cuidar del Jardín, tener compañerismo un con el otro, y reproducirse para poblar la tierra. Lo más importante de todo es que ellos deberían mantener una íntima comunión con Dios. Ésta íntima comunión con Dios los capacitó a conocer la voz de Dios. Cuando Dios habló, Él comunicó Su plan a ellos:

 

“Y Jehová Dios mandó al hombre diciendo: "Puedes comer de todos los árboles del jardín; pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que comas de él, ciertamente morirás." (Génesis 2:16-17).

 

Por la voz de Dios la voluntad de Dios fue revelada a Adán y Eva. Ellos podrían comer libremente de todo árbol en el Jardín, con la excepción del árbol del conocimiento del bien y del mal.

 

“Cuando oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el jardín en el fresco del día, el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del jardín. Pero Jehová Dios llamó al hombre y le preguntó: --¿Dónde estás tú?” (Génesis 3:8-9).

 

Es el pecado que separa del hombre de Dios. Dios no retira Su presencia del hombre. Por causa del pecado, el hombre salió de la presencia de Dios. El pecado resulta en un corazón endurecido. La Biblia advierte:

 

“Entre tanto se dice: Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones como en la provocación(Hebreos 3:15).

 

Dios desea comunicarse con el hombre, pero comunicación requiere reciprocidad. El pecado separa el hombre de una íntima relación con Dios, endurece su corazón, y impídele de conocer la voz de Dios. 

 

LA VOZ Y LA VOLUNTAD

 

Los creyentes a menudo preguntan: “¿Lo qué es la voluntad de Dios para mí?” Pero, ¿lo qué nosotros realmente queremos decir cuando decimos que deseamos conocer la voluntad de Dios? Esto significa que nosotros queremos conocer Su plan general para nuestras vidas. Nosotros queremos Su dirección en decisiones específicas así que hagamos sabias escojas. Nosotros deseamos Su dirección en las circunstancias de la vida. La cuestión que nosotros debemos está preguntando es “¿Cómo podemos conocer la voz de Dios?” Conocer la voz de Dios resulta en descubrir la voluntad de Dios.

 

Dios quiere que usted conozca Su voluntad:

 

“Por tanto, no seáis insensatos, sino comprended cuál es la voluntad del Señor” (Efesios 5:17).

 

Si usted conoce la voz entonces usted comprenderá cuál es Su voluntad cuando Él hablar a usted. Aprender a recibir dirección divina es aprender a caminar en íntima comunión con Dios. La Biblia dice:

 

Pero él respondió y dijo: --Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

 

La expresión “que sale” habla de una continua función. Significa alguna cosa que sucedió en el pasado, está sucediendo en el presente, y continuará en el futuro. Dios habla para comunicar Su voluntad a humanidad. Por esto es importante conocer la voz de Dios.

 

CUANDO DIOS HABLA

 

Hay dos palabras griegas traducidas como “palabra” en la Biblia. Las palabras griegas son “logos” y “rhema”.  “Logos” es la Palabra Escrita de Dios. “Rema” es la Palabra Viva (o que da vida) de Dios. De los creyentes de Berea fue dicho:

 

“Estos eran más nobles que los de Tesalónica, pues recibieron la palabra ávidamente, escudriñando cada día las Escrituras para verificar si estas cosas eran así” (Hechos 17:11).

 

Estos versículos ilustran la relación de las palabras “logos” y “rhema”. El “logos” o la Palabra Escrita siempre está de acuerdo con la “rhema", la Palabra hablada o que da vida. Así usted puede conocer si la voz que usted oye es del Señor o no. La Palabra “rhema” de Dios normalmente es aplicada a una situación específica, encuentra una necesidad personal, y suministra la dirección individual a tal situación. Puesto que usted reconoce la Palabra cuando aplicada a la necesidad o situación específica, ella tornarse una Palabra donadora de vida para usted.

 

La Palabra “rhema” puede ser comunicada a través de un sermón o un versículo de la Biblia que repentinamente impresiona usted con un gran significado. Ella puede ser hablada para usted por Dios a través del uso de dones espirituales. Ella puede ser hablada en espíritu interior por el Señor. (Usted aprenderá más sobre cómo Dios habla a través de dones espirituales y en su espíritu en los capítulos postreros).

 

Pero recordase: La Palabra “rhema” siempre estará de acuerdo con la Palabra escrita de Dios. La Palabra escrita de Dios es completa. Nada puede ser adicionada o retirada de ella (Apocalipsis 22:18-19). Cuando Dios habla a través de la Palabra “rhema” ella siempre estará en armonía con Su Palabra escrita.

 

TIPOS DE OYENTES

 

La Biblia habla de dos principales divisiones de oyentes:

 

"Cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las hace, será semejante a un hombre prudente que edificó su casa sobre la peña...

"Pero todo el que me oye estas palabras y no las hace, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena” (Mateo 7:24,26).

 

Un oyente necio oye la voz de Dios, pero no actúa según ella. Un oyente sabio escucha y actúa según el mensaje de Dios. Uno es sólo un “oyente de la Palabra”. El otro es “oyente y hacedor”.

 

Usted debe no solamente conocer la voz de Dios, pero usted debe también aprender a responder en obediencia a la voz de Dios:

 

“Pero sed hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque cuando alguno es oidor de la palabra y no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que mira su cara natural en un espejo.  Se mira a sí mismo y se marcha, y en seguida olvida cómo era.  Pero el que presta atención a la perfecta ley de la libertad y que persevera en ella, sin ser oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace” (Santiago 1:22-25).

 

Jesús también contó una historia sobre sembrar en diversos tipos de suelos qué ilustran varios tipos de oyentes. Lea la parábola en Mateo 13.1-9. Jesús explica la parábola en Mateo 13.18-23. Él compara los diferentes suelos con oyentes y sus respuestas a la Palabra de dios.

 

 

LA SEMILLA AL BORDE DEL CAMINO:

 

Algunas semillas cayeron al borde del camino y fueron arrebatadas por las aves antes de ellas crearen raíces. Esto es un ejemplo de un hombre que oye la voz de Dios, pero las palabras no crean raíces en su corazón. Satanás arrebata fuera la Palabra de Dios.

 

LA SEMILLA EN LOS LUGARES PEDREGOSOS:

 

Algunas semillas cayeron en los lugares pedregosos y brotaron rápidamente. Pero cuando el calor del sol vino, la planta marchitó y murió porque no tenía ninguna raíz. Éste es el oyente que oye la Palabra de Dios y lo recibe con alegría, pero realmente no tiene raíz en su vida. Cuando las circunstancias se ponen difíciles, él se ofende y deja de responder a la voz de Dios.

 

LA SEMILLA ENTRE LOS ESPINOS:

 

Algunas semillas cayeron entre los espinos que sofocaron el crecimiento de las plantas. Éste es un ejemplo de la voz de Dios siendo ahogada por los cuidados del mundo, del materialismo, etc.

 

LA SEMILLA EN LA BUENA TIERRA:

 

Algunas semillas cayeron en la buena tierra y trajo una cosecha muy rica. Éste es un ejemplo del oyente que recibe la Palabra de Dios, escucha a Su voz, y enraíza en esa revelación. Esta persona madurará espiritualmente y se volverá un creyente reproductivo y fructífero.

 

                         ¿CÓMO USTED PUEDE CONOCER LA VOZ DE DIOS?

 

¿Usted quiere poder conocer la voz de Dios? ¿Usted quiere conocer Su voluntad para su vida? En el próximo capítulo usted aprenderá los requisitos que le prepararán para oír la voz de Dios y descubrir Su voluntad para su vida. Mientras usted continúa este estudio, permita que su actitud sea igual del Salmista David que era un bueno oyente:

 

“Escucharé lo que hable el Dios Jehová” (Salmos 85:8).

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria:

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Cuál es el significado de la Palabra “rhema” de Dios?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. ¿Cuál es el significado de la Palabra “logos” de Dios?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­4. ¿Cómo conocer la voz de Dios se relaciona con definir Su voluntad para su vida?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. Dé una referencia del libro de Hebreos que confirma que Dios habla a los hombres en el pasado y aun habla hoy.

_________________________________________________________________________

 

6. ¿Qué significa la “voluntad de Dios?"

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

7. ¿Con lo que la Palabra "rhema" de Dios siempre está de acuerdo?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

8. ¿Lo qué separa el hombre de la presencia de Dios?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

9. Usted debe ser un __________ de la Palabra y no sólo un ___________.

 

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual).

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Hay varios versículos en la Biblia que describe la voz de Dios. Busque cada referencia y registre las palabras que describen la voz de Dios. El primero ya está hecho como un ejemplo para usted seguir. De su propio estudio de la Biblia usted puede continuar agregando las referencias y descripciones de la voz de Dios a este gráfico.

 

Referencia                                  Descripción de la Voz de Dios

 

2 Samuel 22:14                           Truene del Cielo

 

1 Reyes 19:12-13

 

Salmos 18:13

 

Salmos 29:3-9

 

Salmos 68:33

 

Daniel 10:6-9

 

2. Dios habló sobre Jesús. Usted puede leer lo que Él dijo en los siguientes pasajes: 2 Pedro 1:17-18; Mateo 3:17; Marcos 1:11.

 

3. Lo que Dios habla ocurre. Vea Ezequiel 12:25-28.

 

4. Estudie las palabras de Jesús en los libros de Mateo, Marcos, Lucas, y Juan. Observe cómo Jesús habló en las preguntas, las respuestas, los ejemplos, parábolas, parábolas, y sermones.

 

5. Dios no sólo habla a los individuos pero Él también habla a las naciones. Vea Jeremías 18:7-10.

 

6. Lea sobre los resultados de desobedecer la voz de Dios en los siguientes versículos. Registre los resultados de la desobediencia en el gráfico abajo:

 

Referencia                                  Resultados de la Desobediencia

 

Éxodo 15:26

Deuteronomio 28:15-68

1 Samuel 12:15

 

 

 

7. Lea las siguientes Escrituras y registre lo que usted aprender sobre los resultados de obedecer la voz de Dios:

 

Deuteronomio 28:1-14:____________________________________________________

 

1 Samuel 12:14:_________________________________________________________

 

8. La Biblia entera es un registro de cómo los individuos y naciones respondieron a la voz de Dios. Complete el siguiente gráfico mientras usted estudia la contestación del hombre a la voz de Dios. El primero está hecho como un ejemplo para usted seguir. Usted puede necesitar leer los versículos antes y después de la referencia dada para obtener la información necesaria para completar el gráfico. Como en el mapa anterior, usted puede continuar agregando las referencias de su propio estudio de la Palabra de Dios.

 

Referencia Involucrada

Personas

Respuesta

Resultados

Génesis 26:5

Abraham

La obediencia

Su semilla y las naciones del mundo fueron benditas

Génesis 22:18

 

 

 

Deuteronomio 8:20

 

 

 

Jueces 2:2,4,20-23

 

 

 

Jueces 6:10

 

 

 

1 Samuel 5:1,19,22,24

 

 

 

1 Samuel 28:18

 

 

 

Salmos 106:25

 

 

 

Jeremías 32:23

 

 

 

Daniel 9:10-14

 

 

 

Zacarías 3:2

 

 

 

Hageo 1:12

 

 

 


Capítulo Dos

 

“SI ALGUNO QUIERE HACER

SU VOLUNTAD... CONOCERÁ”

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir los Versículos Llaves de memoria.

n       Definir la palabra "prerrequisito."

n       Listar los prerrequisitos para conocer la voz de Dios.

n       Explicar lo que significa nacer de nuevo.

n       Reconocer la importancia del Espíritu Santo para conocer la voz de Dios.

n       Demostrar comprensión de "madurez espiritual" y "transformación."

 

VERSÍCULOS LLAVES:

 

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta” (Romanos 12.1-2).

                                                                          

INTRODUCCIÓN

 

Hay algunos prerrequisitos necesarios si usted desea conocer la voz de Dios. Un prerrequisito es algo que usted debe hacer antes de que usted pueda hacer algo más. Es algo requerido antes de que usted pueda alcanzar una cierta meta.

 

Su meta en este curso es venir a conocer la voz de Dios. Este capítulo explica los prerrequisitos (las cosas requeridas) antes de que usted pueda lograr este objetivo. Jesús dijo:

 

“Si alguien quiere hacer su voluntad, conocerá si mi doctrina proviene de Dios o si yo hablo por mi propia cuenta” (Juan 7:17).

 

Los Versículos Llaves de este capítulo, Romanos 12:1-2, listan algunas cosas que son la voluntad de Dios para usted hacer. Si usted cumplir estos prerrequisitos, entonces usted vendrá a conocer la voz de Dios y Su voluntad para su vida.

 

                                      LA EXPERIENCIA DEL NUEVO NACIMIENTO

 

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional” (Romanos 12:1)

 

Como usted aprendió en el capítulo anterior, el pecado le separa de la presencia de Dios. Debido al pecado, usted tiene dificultad de oír y responder positivamente a la voz de Dios.

 

En el mundo natural usted no reconoce la voz de un extraño. Usted reconoce voces de aquellos que usted conoce y con quien usted ha desarrollado una relación. El mismo es verdad en el mundo espiritual. Si usted desea conocer la voz de Dios, usted debe venir a conocer a Dios primero y usted no puede desarrollar una relación íntima con Él con  pecado en su vida.

 

Romanos 12:1 requiere que USTED camine hacia Dios dando su vida a Él. Dios ya ha hablado a través de Su Palabra escrita y ha revelado Su voluntad para usted desarrollar tal relación:

 

“El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).

 

Dios no quiere que usted gaste su vida en el pecado. Él quiere que usted lo viva según Su plan:

 

“Para vivir el tiempo que le queda en la carne, no en las pasiones de los hombres, sino en la voluntad de Dios” (1 Pedro 4:2).

 

Dios es visualizado como en pie a la puerta de su vida, deseando entrar para que Él pueda desarrollar una relación con usted:

 

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo” (Apocalipsis 3:20).

 

El propósito declarado de Dios desde el principio del mundo es traer a todos los hombres al conocimiento de Cristo Jesús:

 

“Él nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad, según el beneplácito que se propuso en Cristo, a manera de plan para el cumplimiento de los tiempos: que en Cristo sean reunidas bajo una cabeza todas las cosas, tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra”  (Efesios 1:9-10)

 

Usted fue "reunido en Cristo" volviéndose parte de la familia de Dios. Así como usted nace en una familia natural, usted debe "nacer de nuevo" espiritualmente en esta familia espiritual.

 

Lea el capítulo 3 de Juan. Este capítulo explica lo que significa ser nacido de nuevo en detalle. Para experimentar el nuevo nacimiento usted debe:

 

1. Reconocer que usted es un pecador:

 

“Porque todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

 

2. Reconocer que la multa del pecado es la muerte:

 

Dios advirtió Adán y Eva que si ellos pecasen, ellos morirían. Esto significaba ambas las muertes: muerte espiritual (la separación de la presencia de Dios) y la muerte física. Cuando Jesús murió en la cruz Él murió en su lugar. Él murió por sus pecados para que usted pudiera tener la vida eterna:

 

“Porque la paga del pecado es muerte; pero el don de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro” (Romanos 6:23).

 

Si usted acepta Su sacrificio por el pecado, usted no está más bajo la penalidad de la muerte.

 

3. Confiese sus pecados, pida el perdón, y crea que Jesús murió para usted:

 

“Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:8-9).

 

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16)

 

Cuando usted presenta su vida a Dios de esta manera, usted "nace de nuevo" espiritualmente:

 

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17).

 

Cuando usted nace de nuevo, usted se vuelve parte de la familia espiritual de Dios. Usted de manera alguna está separado de la presencia de Dios. Cuando usted morir físicamente, usted vivirá eternamente con Él.

 

Usted ha establecido una relación con Dios a través de Jesucristo. Usted ha oído y ha respondido a la verdad del Evangelio. Usted está ahora en posición de aprender a reconocer la voz de Dios:

 

“... Todo aquel que es de la verdad oye mi voz” (Juan 18:37).

                                                                          

                                                 MORADA DEL ESPÍRITU SANTO

 

Hay otro prerrequisito que lo ayudará a conocer la voz de Dios. La Biblia habla de una experiencia llamada de “el Bautismo del Espíritu Santo”. Esta experiencia resulta en el Espíritu Santo morando en su vida y capacitándolo a vivir una vida santa que es aceptable a Dios.

 

Los ministerios del Espíritu Santo en la vida del creyente son demasiado numerosos para discutir en esta lección. El curso de la Red Internacional Tiempo de Cosecha titulado "El Ministerio Del Espíritu Santo" se dedica a este asunto y proporciona las instrucciones sobre cómo recibir el Bautismo del Espíritu Santo.

 

Uno de los ministerios más importantes de la habitación del Espíritu Santo es guiar al creyente en la voluntad de Dios:

 

“Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; pues no hablará por sí solo, sino que hablará todo lo que oiga y os hará saber las cosas que han de venir. El me glorificará, porque recibirá de lo mío y os lo hará saber” (Juan 16:13-14).

 

La Biblia dice:

 

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios” (Romanos 8:14).

 

Hay una relación definida entre ser un hijo de Dios (nacido de nuevo) y ser guiado por el Espíritu Santo.

 

El hombre natural (quién no es nacido de nuevo) no recibe ni sigue la dirección del Espíritu Santo. Porque él no se ha vuelto en un "hombre espiritual" a través de la experiencia del nuevo nacimiento, Él no reconoce la voz de Dios:

 

“Pero el hombre natural no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede comprender, porque se han de discernir espiritualmente” (1 Corintios 2:14).

 

Los siguientes ejemplos del libro de Hechos demuestran la dirección del Espíritu Santo en las vidas de los creyentes:

 

FELIPE:

 

Un diácono de la iglesia por nombre de Felipe fue llevado por el Espíritu para unirse a un carro que él vio en una estrada del desierto a Gaza:

 

“El Espíritu dijo a Felipe: "Acércate y júntate a ese carro" (Hechos 8:29).

 

Felipe obedeció a la dirección del Espíritu Santo. Esto produjo la salvación y bautismo en agua de un hombre etíope que estaba en el carro.

 

PEDRO:

 

El Espíritu Santo dijo a Pedro para ir con tres hombres que vinieron de Cesarea. Pedro dijo:

 

“Y el Espíritu me dijo que fuese con ellos sin dudar” (Hechos 11:12).

 

Pedro reconoció la dirección del Espíritu Santo. Él no tuvo ninguna duda cuando el Espíritu habló en su ser interior y reveló la voluntad de Dios a él. Él obedeció y produjo el primer ministerio transcultural al Gentiles.

 

PABLO:

 

Pablo a menudo cambió su agenda evangelística según el impulso del Espíritu Santo:

 

“Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, gritaba diciendo: --¡Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación!” (Hechos 16:7).

 

Pablo planeó ir a Misia, pero el Espíritu Santo le dio direcciones diferentes.

 

Estos tres ejemplos simplemente son unos de muchos en la Biblia que ilustra cómo el Espíritu Santo le permite que oiga la voz de Dios. Como Jesús prometió, el Espíritu Santo toma la voluntad de Dios y la revela a usted.

                                                           

                                             MADUREZ ESPIRITUAL

 

“No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta” (Romanos 12:2).

 

En el mundo natural cuando un bebé nace él debe lograr un cierto nivel de madurez antes de que él empiece a reconocer la voz de sus padres. El mismo es verdad en el mundo espiritual. Cuando usted nace de nuevo, usted no puede reconocer la voz de Dios cuando Él le habla. Cuando usted recibe el Espíritu Santo ni siempre usted puede entender cuando el Espíritu le revela la voluntad de Dios. Pero el Espíritu Santo continuará revelando la voluntad de Dios y a guiarlo. Mientras usted madura espiritualmente, usted vendrá a reconocer esta voz dentro de su espíritu.

 

La Biblia habla de este paralelo entre el natural y espiritual:

 

“Pues todo el que se alimenta de leche no es capaz de entender la palabra de la justicia, porque aún es niño. Pero el alimento sólido es para los maduros, para los que por la práctica tienen los sentidos entrenados para discernir entre el bien y el mal” (Hebreos 5:13-14).

 

La "leche" y la "carne", mencionadas en estos versículos, se refieren a la Palabra escrita de Dios, la Santa Biblia. Cuando usted nace de nuevo, usted comienza el aprendizaje de algunas de las simples verdades (la leche) de la Palabra escrita de Dios. Cuando usted madura, usted puede dominar las verdades más profundas (la carne) de la Palabra de Dios.

 

Mientras usted continuar estudiando la Palabra escrita de Dios, sus sentidos espirituales madurarán. Usted podrá ejercer el discernimiento del bien y del mal. Esto significa que usted podrá distinguir la voluntad de Dios y Su camino de los estilos de vida errados. Es por esto qué es importante para usted estudiar la Palabra escrito de Dios.

 

Mientras usted madura espiritualmente, usted no deseará ni de largo "conformarse" al mundo. Ser conformado significa ser formado o modelado según una norma fija. La madurez espiritual lo conformará a la imagen de Cristo en lugar de la imagen de las normas mundanas.

 

La madurez espiritual también le ayuda a lograr la madurez emocional. Si le falta la madurez emocional, decisiones importantes pueden ser hechas en un ataque de ira o autolástima. Esto puede tener desastrosos resultados de gran alcance.

 

Mientras usted madura espiritualmente, usted desarrollará el "Fruto del Espíritu Santo", evidencias de la madurez espiritual que es resultado de la madurez emocional:

 

“Pero el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley” (Gálatas 5:22-23).

 

                                                                          

 

 

TRANSFORMACIÓN

 

“No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta” (Romanos 12:2).

 

La madurez espiritual lleva finalmente a la transformación, otro prerrequisito que le permite conocer la voz de Dios. Lo que el hombre natural (naturaleza humana) desea hacer y lo que Dios desea para su vida es diferente. Esto crea un conflicto entre la carne (el hombre natural) y el espíritu (el hombre espiritual).

 

Pablo escribió sobre este conflicto:

 

“Porque la carne desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu lo que es contrario a la carne. Ambos se oponen mutuamente, para que no hagáis lo que quisierais” (Gálatas 5:17).

 

Pablo reconoció que hay una continua lucha de la carne contra el Espíritu en cuestiones que relacionase al cumplimiento de la voluntad de Dios. Él identificó esta lucha como teniendo lugar en la mente:

 

“Pero veo en mis miembros una ley diferente que combate contra la ley de mi mente y me encadena con la ley del pecado que está en mis miembros” (Romanos 7:23).

 

Debido a esto él instó:

 

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta” (Romanos 12:1-2).

 

La palabra " ruego" significa suplicar, implorar, o pedir. La frase "que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo" indica una rendición sin reservas a Dios.

 

Ofrecer algo para un sacrificio significa abandonarlo completamente. En el Antiguo Testamento cuando un sacrificio era hecho, ello era dado completamente a Dios para ser quemado con el fuego, consumido por el sacerdote, o ambos, según la ley indicaba. El dador del sacrificio no podría más hacer ninguna demanda cuanto a él.

 

Así es que debe ser nuestra rendición a Dios. El hombre natural, la vieja naturaleza  debe morirse al mundo y a la carne. Esto es lo que se significa "transformación." Es ser cambiado para otra imagen modelada según el Señor Jesucristo:

 

“Con Cristo he sido juntamente crucificado" (Gálatas 2:20).

 

“Porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos” (Gálatas 5:24).

 

“Más bien, pongo mi cuerpo bajo disciplina y lo hago obedecer; no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo venga a ser descalificado” (1 Corintios 9:27).

 

“No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que obedezcáis a sus malos deseos” (Romanos 6:12).

 

“Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios”  (2 Corintios 7:1).

 

“Así también vosotros, considerad que estáis muertos para el pecado, pero que estáis vivos para Dios en Cristo Jesús” (Romanos 6:11).

 

La crucifixión física real, la que Jesús experimentó, es una muerte antinatural. Hay importancia en el hecho que la muerte prescrita para al auto naturaleza es la crucifixión. La naturaleza carnal del hombre nunca morirá una muerte natural. No morirá voluntariamente. Debe ponerse a la muerte por la fuerza así como en la crucifixión real en el mundo natural.

 

Según Romanos 12:1-2, tal rendición precede el conocimiento de la voluntad de Dios. Si usted quiere conocer la voz de Dios y Su voluntad, usted debe rendirse primero. Nosotros a menudo queremos invertir el proceso. Nosotros queremos conocer Su voluntad, después decidir si nosotros nos rendiremos a él o no. Pero Romanos 12:1-2 indica que la rendición viene primero.

 

La razón que nosotros somos vacilantes sobre la rendición es porque nosotros no entendemos que la voluntad de Dios siempre es aceptable, buena, y perfecta. Nosotros tenemos miedo de rendirse a Dios totalmente porque nosotros no tenemos aprehendido este concepto básico:

 

Porque yo sé los planes que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, planes de bienestar y no de mal, para daros porvenir y esperanza” (Jeremias 29:11).

 

RENOVANDO SU MENTE

 

Su mente se conforma naturalmente a los principios del mundo alrededor de usted. Esto se pasa debido a su naturaleza básica del pecado. También se pasa a través de la influencia de su cultura.

 

Pero Dios dice que usted no debe conformarse al mundo pero ser transformado. La palabra "transformado" significa ser cambiado o hacia dentro de una nueva imagen. El modelo para esa imagen es el Señor Jesucristo:

 

“Por tanto, todos nosotros, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor” (2 Corintios 3:18).

 

Según Romanos 12:2, la transformación se pasa por renovar su mente. Esto significa que usted debe librarse de las normas y principios mundanos, y debe conformarse a los principios revelados en la Palabra escrita de Dios.

 

Su mente se transforma según usted desarrolla la mente de Cristo:

“Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús” (Filipenses 2:5).

 

La expresión "haya en vosotros" indica que usted tiene que hacer una opción para tener la mente de Cristo. Usted debe permitir que la transformación de la mente suceda. Usted tiene una responsabilidad en el desarrollo de la mente transformada. No es algo que Dios hace automáticamente para usted:

 

“Por eso, ciñendo la vuestra mente...” (1 Pedro 1:13 – Traducción del original).

 

“Ceñir la mente” significa vestir o proteger sus facultades mentales. Para transformar o ceñir a la mente, es necesario sumergirla en la Palabra de Dios. Investigue la Biblia para descubrir qué tipo de mente estaba en Cristo. (La sección “Para Estudio Adicional” de este capítulo le ayudará a hacer esto.)

 

Su mente es transformada según Dios pone Sus leyes en ella:

 

"... Pondré mis leyes en la mente de ellos...” (Hebreos 8:10).

 

Use la facultad de la mente para lanzar abajo y traer a la cautividad los pensamientos malos:

 

“Destruimos los argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios; llevamos cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo” (2 Corintios 10:5).

 

Usted tiene la responsabilidad de controlar su vida de pensamientos:

“En cuanto a lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si hay algo que merece alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8).

 

Entonces usted puede decir con Pablo:

 

“Pero nosotros tenemos la mente de Cristo” (1 Corintios 2:6).

 

La mente de Cristo era fija y determinada en hacer la voluntad de Dios.

                                                           


EXPERIMENTANDO LA VOLUNTAD DE DIOS

 

Estudie el gráfico que siegue. Usted descubrirá que cada prerrequisito discutido en este capítulo está incluido en Romanos 12:1-2:

 

EXPERIMENTADO LA VOLUNTAD DE DIOS

 

Así que, hermanos, os ruegan por las misericordias de Dios.

Usted vino a Dios a través de Su misericordia que Él le extendió por medio del sacrificio de Jesús por sus pecados.

 

Que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

 

 

Madurez espiritual capacitada por la operación del Espíritu Santo en su vida.

 

No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento.

 

Transformación por la Palabra; renovación de la mente.

 

¿La experiencia del nuevo nacimiento, la habitación del Espíritu Santo, la madurez espiritual, y la transformación de la mente – ¿cómo estas cosas se relacionan con el conocer la voluntad de Dios? Según Romanos 12:1-2, ellas son prerrequisitos que llevan al conocimiento de Su voluntad:

 

“... de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta” (Romanos 12:2).

 

La palabra "comprobéis" significa definir, confirmar, y está seguro de algo. Estos prerrequisitos llevan a la convicción de la voluntad de Dios.

 

¿Pero qué significa exactamente "la voluntad de Dios?" ¿Y lo que es la "buena, agradable y perfecta" voluntad de Dios? ¿Por qué es importante "comprobar" o definir la voluntad de Dios?

 

Nosotros exploraremos las respuestas a estas preguntas en los capítulos siguientes.

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llaves de memoria.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Lo qué palabra "prerrequisito" significa?

______________________________________________________________________

 

3. ¿Cuáles son los prerrequisitos que se presentan en este capítulo como obligatorios para conocer la voluntad de Dios?

_________________________________________________________________________

4. ¿Cuál es el ministerio principal del Espíritu Santo relacionado a conocer la voz de Dios?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. ¿Qué significa ser “nacido de nuevo”?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

6. ¿Por qué es necesario nacer de nuevo para venir a conocer la voz de Dios?

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

7. ¿Qué significa ser espiritualmente maduro?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

8. Defina la palabra "transformar" según ella fue usada en este capítulo.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

9. Es esta declaración verdadera o falsa: según Romanos 12:1-2 la rendición precede el conocimiento de la voluntad de Dios. La declaración es: _____________________________

 

           (Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Para un estudio adicional del nuevo nacimiento y de la madurez espiritual, obtenga el curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha titulado "Fundamentos de la Fe." Para un estudio adicional del Espíritu Santo, obtenga el curso del Instituto Internacional titulado "El Ministerio Del Espíritu Santo."

 

2. Este capítulo habló de la necesidad de transformación de la mente. Las Escrituras indican que los creyentes NO deben tener mentes que son:

 

Endurecidas:                                         Daniel 5:20

Reprobables:                                         Romanos 1:28

Carnales:                                             Romanos 8:6; Efesios 2:3; Colosenses 2:18

Dudosas:                                             Lucas 12:29

Ciegas:                                                2 Corintios 3:14; 4:14

Adulteradas:                                         2 Corintios 11:3

Vanas:                                                Efesios 4:17

Terrenales:                                           Efesios 3:19

Alienadas por las obras males:                  Colosenses 1:21

De doble ánimo:                                    Santiago 1:8; 4:8

Manchadas:                                          Tito 1:15

 

3. La Biblia indica que la mente transformada de los creyentes debe ser:

 

Espiritual:                                        Romanos 8:6

Lista:                                              1 Pedro 5:2

Pura:                                              2 Pedro 3:1

Perseverante:                                  Isaías 26:3

Pacífica:                                          Filipenses 4:7

Renovada:                                       Efesios 4:23

Humilde:                                          Colosenses 3:12

Sobria:                                            Tito 2:6

Temperante (dominio propio):              2 Timoteo 1:7

Amable:                                          Mateo 22:37

Sierva:                                            Romanos 7:25

Totalmente persuadida:                      Romanos 14:5

Unida:                                             1 Pedro 3:8; 4:1;Romanos 15:6; 1 Corintios 1:10

Honrada y deseosa:                           1 Crónicas 28:9

Disciplinada para trabajar:                  Nehemías 4:6

 


Capítulo Tres

 

LA VOLUNTAD DE DIOS

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Definir la palabra "voluntad.”

n       Identificar los tres tipos de voluntad en el funcionamiento en el mundo hoy.

n       Explicar los tres significados de la voluntad de Dios.

n       Listar las razones por qué es importante hacer la voluntad de Dios.

n       Identificar la motivación apropiada para hacer la voluntad de Dios.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Porque yo he descendido del cielo, no para hacer la voluntad mía, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38).

 

INTRODUCCIÓN

 

Este capítulo identifica tres tipos de voluntad en el funcionamiento en el mundo hoy. Define la expresión "la voluntad de Dios", examina la vida de Jesús que eso quiere respecto a, y tensiones la importancia de la voluntad de Dios.

 

EL SIGNIFICADO DE "VOLUNTAD"

 

El significado común de la palabra "voluntad" es determinar o decidir sobre la base de la volición. La voluntad es el poder de opción. Hay tres tipos de voluntad que operan en el mundo hoy:

 

VOLUNTAD PROPIA:

 

Ésta es la voluntad del hombre, la naturaleza egoísta básica que desea andar a su propia manera. Cuando usted guía su vida por la voluntad propia, usted hace las opciones en la base de su voluntad aparte de Dios. La Biblia advierte sobre la voluntad propia:

 

“Reconozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni el hombre que camina es capaz de afirmar sus pasos” (Jeremías 10:23).

 

La voluntad propia es el funcionamiento de la naturaleza carnal del hombre:

 

“¡Y especialmente a aquellos que andan tras las pervertidas pasiones de la carne, y desprecian toda autoridad! Estos atrevidos y arrogantes no temen maldecir a las potestades superiores” (2 Pedro 2:10).

 

La Biblia registra los resultados de la voluntad propia:

 

“Por eso los entregué a la dureza de su corazón, y caminaron según sus propios consejos” (Salmos 81:12).

El pecado, sufrimientos, y problemas en el mundo hoy son todos resultados del hombre que vive en la desobediencia a la voluntad de Dios. David habla de la voluntad propia que opera en las vidas de los hombres malos:

 

“No me entregues a la voluntad de mis adversarios, porque contra mí se han levantado testigos falsos que respiran violencia” (Salmos 27:12).

 

La Biblia declara que los líderes en la iglesia no deben ser arrogantes (que hacen su propia voluntad):

 

“Porque es necesario que el obispo sea irreprensible como mayordomo de Dios; que no sea arrogante” (Tito 1:7).

 

LA VOLUNTAD DE SATANÁS:

 

Satanás tiene una voluntad. Él desea destruir todos que es bueno en su vida. Jesús advirtió a Pedro sobre esto:

 

“Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo”  (Lucas 22:31).

 

Satanás quiere zarandear todo lo que es bueno para fuera de su vida. Jesús dijo:

 

“El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10).

 

Pablo dijo que algunos creyentes fueron hechos cautivos por la voluntad de Satanás:

 

“Y se escapen de la trampa del diablo, quien los tiene cautivos a su voluntad” (2 Timoteo 2:26).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS:

 

La tercera voluntad en funcionamiento en el mundo es la voluntad de Dios. Éste es el asunto de nuestro estudio.

 

EL SIGNIFICADO DE LA VOLUNTAD DE DIOS

 

El Nuevo Testamento fue originalmente escrito en el idioma griego. En griego hay dos condiciones usadas para la palabra "voluntad" en la referencia a la voluntad de Dios.

 

Una palabra es "boulema", qué se refiere a la soberana voluntad de Dios. Éste es Su plan predeterminado para todo lo que se pasa en el universo. Este tipo de "la voluntad de Dios" se cumple sin tener en cuenta decisiones hechas por el hombre. Es Su plan de amor para el mundo.

 

La voluntad “boulema" de Dios no requiera la cooperación del hombre. En la voluntad "boulema" de Dios, el resultado está predeterminado. La voluntad "boulema" de Dios está escrita en Su Palabra y está bastante clara. No hay ninguna necesidad de buscar esta voluntad de Dios porque ella se revela en la Biblia.

 

La otra palabra es "thelema" y se refiere al deseo de Dios para el hombre experimentar y vivir en Su voluntad. Se refiere a Su plan individual o voluntad para cada hombre y mujer. Para que Dios cumpla Su voluntad "thelema", se requiere su cooperación. Usted tiene el poder para escoger si o no usted caminará en la "thelema" o en la voluntad individual de Dios para su vida. Es a esta voluntad "thelema", o la voluntad de Dios para usted como un individuo, que nosotros nos referimos cuando hablamos de buscar la voluntad de Dios.

 

Un otro tipo de la voluntad de Dios es la voluntad "moral" de Dios, los mandamientos revelados en la Palabra escrita de Dios que enseña cómo los creyentes deben vivir. Las voluntades individual y soberana de Dios para el hombre nunca entra en conflicto con la voluntad moral de Dios como está revelada en Su Palabra. El gráfico que sigue resume los varios significados de la "voluntad de Dios":

 

TRES SIGNIFICADOS DE "LA VOLUNTAD DE DIOS"

 

Soberana

(Boulema)

Individual

(Thelema)

Moral

El Plan determinado de Dios para el Universo.

El Plan detallado de Dios para cada individuo.

Los mandamientos morales revelados en la Palabra escrita de Dios que enseña cómo nosotros debemos creer y vivir.

 

No es afectada por las decisiones del Hombre.

 

Es afectadas por las decisiones del hombre.

 

La voluntad individual de Dios que está siempre en armonía con Su voluntad moral.

         

JESÚS Y LA VOLUNTAD DE DIOS

 

La voluntad de Dios fue la preocupación principal de Jesús durante Su ministerio terrenal. Él declaró:

 

“Porque yo he descendido del cielo, no para hacer la voluntad mía, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38)

 

La voluntad de Dios era traer a los hombres y mujeres para una relación correcta con Él:

 

”Y ésta es la voluntad del que me envió: que yo no pierda nada de todo lo que me ha dado, sino que lo resucite en el día final” (Juan 6:39).

 

“Esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que mira al Hijo y cree en él tenga vida eterna, y que yo lo resucite en el día final” (Juan 6:40).

 

El propósito de la vida de Cristo era cumplir la voluntad de Dios. Aún mismo cuando Él era un niño, Jesús se preocupaba por hacer la voluntad de Dios. Cuando Él estaba en el templo y Sus padres vinieron buscándolo, Jesús dijo:

 

“¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los asuntos de mi Padre me es necesario estar?” (Lucas 2:49).

 

El secreto de Su fuerza espiritual se encontraba en hacer la voluntad de Dios:

 

“Jesús les dijo: --Mi comida es que yo haga la voluntad del que me envió y que acabe su obra” (Juan 4:34).

Este versículo revela Su preocupación en completar el trabajo de Dios a través de Su vida y ministerio.

 

El poder evidente en el ministerio terrenal de Cristo está relacionado a la voluntad de Dios:

 

“Yo no puedo hacer nada de mí mismo. Como oigo, juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco la voluntad mía, sino la voluntad del que me envió” (Juan 5:30).

 

Las palabras y hechos de Cristo no eran de Si propio. Él habló y actuó según la voluntad del Padre:

 

“Por tanto, Jesús les respondió y dijo: --Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió” (Juan 7:16).

 

“El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escucháis no es mía, sino del Padre que me envió” (Juan 14:24).

 

“Entonces Jesús les dijo: --Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces entenderéis que yo soy, y que nada hago de mí mismo; sino que estas cosas hablo, así como el Padre me enseñó” (Juan 8:28).

 

“Yo no puedo hacer nada de mí mismo. Como oigo, juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco la voluntad mía, sino la voluntad del que me envió”  (Juan 5:30).

 

Hasta cuando Él enfrentó la muerte por crucifixión, Jesús oró:

 

“Pasando un poco más adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: --Padre mío, de ser posible, pase de mí esta copa. Pero, no sea como yo quiero, sino como tú” (Mateo 26:39).

 

Jesús estaba pronto para morir si esto fuera la voluntad de Dios para Él hacer. La vida de Jesús es un ejemplo perfecto de conformidad absoluta a la voluntad soberana, moral, e individual de Dios.

 

LA IMPORTANCIA DE LA VOLUNTAD DE DIOS

 

La voluntad de Dios es importante porque. . .

 

DETERMINA SU DESTINO ETERNO:

 

Su destino eterno depende de hacer usted la voluntad de Dios. Usted debe responder positivamente al plan de redención de Dios para su vida. . .

 

“Pero ¡qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y son pocos los que la hallan” (Mateo 7:14).

 

"No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21).

 

“Y el mundo está pasando, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Juan 2:17).

 

ES LA BASE DE SU RELACIÓN CON EL DIOS:

 

Su relación a Jesús es basada en hacer Su voluntad:

 

“Porque cualquiera que hace la voluntad de Dios, éste es mi hermano, mi hermana y mi madre” (Marcos 3:35). Ver también Mateo 12:50).

 

PROPORCIONA DIRECCIÓN:

 

La voluntad de Dios es importante porque usted es incapaz de dirigir a su propio camino:

 

“Reconozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni el hombre que camina es capaz de afirmar sus pasos” (Jeremías 10:23).

 

Le falta la habilidad de guiar sus propios pasos. Sin la dirección de Dios usted va su propia manera y se desvía del plan de Dios:

 

“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas; cada cual se apartó por su camino. Pero Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (Isaías 53:6).

 

PROPORCIONA CONOCIMIENTO DEL FUTURO:

 

Dios es el único con el conocimiento del futuro. Él sabe las trampas de Satanás que lo espera. Él sabe el futuro de los sistemas económicos y políticos. Él sabe qué eventos lo esperan en el futuro:

 

“Acordaos de las cosas del pasado que son desde la antigüedad, porque yo soy Dios, y no hay otro. Yo soy Dios, y no hay nadie semejante a mí. Yo anuncio lo porvenir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no ha sido hecho. Digo: 'Mi plan se realizará, y haré todo lo que quiero.'” (Isaías 46:9-10).

 

El hombre puede funcionar en el presente y revocar el pasado. Él también puede planear para el futuro. Pero Dios es el único con el conocimiento real del futuro.

 

Algunas personas piensan que Satanás tiene presciencia del futuro. Él no tiene. Si fuera así, él nunca tendría motivado la crucifixión de Jesús. Él pudría tener mirado en el futuro y ver que por este acto la redención del pecado se volvería una realidad. Satanás sólo sabe lo que Dios escoge revelar sobre el futuro. Por ejemplo, Satanás sabe que su destino eterno es el Infierno porque Dios lo reveló.

 

SE ORDENA QUE USTED LO CONOZCA:

 

Conocer la voluntad de Dios también es importante porque usted es ordenado para conocerla y hacerla:

 

“Por tanto, no seáis insensatos, sino comprended cuál es la voluntad del Señor” (Efesios 5:17).

 

“No sirviendo sólo cuando se os esté mirando, como los que quieren quedar bien con los hombres, sino como siervos de Cristo, haciendo la voluntad de Dios con ánimo” (Efésios 6:6).

 

Dios desea su obediencia a Su voluntad más que Él desea sus sacrificios o alabanza:

 

“Entonces Samuel preguntó: --¿Se complace tanto Jehová en los holocaustos y en los sacrificios como en que la palabra de Jehová sea obedecida? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención es mejor que el sebo de los carneros.  Porque la rebeldía es como el pecado de adivinación, y la obstinación es como la iniquidad de la idolatría”  (1 Samuel 15:22-23).

 

Dios quiere que usted permanezca perfecto y completo en Su voluntad:

 

“Os saluda Epafras, quien es uno de vosotros, siervo de Cristo siempre solícito por vosotros en oración, para que estéis firmes como hombres maduros y completamente entregados a toda la voluntad de Dios” (Colosenses 4:12).

 

RESULTA EN LA SOLIDEZ DOCTRINAL:

 

Jesús dijo:

 

“Si alguien quiere hacer su voluntad, conocerá si mi doctrina proviene de Dios o si yo hablo por mi propia cuenta” (Juan 7:17).

 

Si usted hace la voluntad de Dios como ella se revela a usted, entonces usted desarrollará la madurez espiritual a juzgar la doctrina legítima. Esto lo prevendrá de engañarse por la enseñanza falsa.

 

RESULTA EN LA ORACIÓN CONTESTADA:

 

Cuando usted está viviendo en la voluntad de Dios, usted puede orar con confianza que sus demandas se contestarán:

 

“Y cualquier cosa que pidamos, la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que son agradables delante de él” (1 Juan 3:22).

 

“Sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguien es temeroso de Dios y hace su voluntad, a ése oye” (Juan 9:31).

 

“Y ésta es la confianza que tenemos delante de él: que si pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye” (1 Juan 5:14).

 

TRAE LAS BENDICIONES ESPIRITUALES:

 

Bendiciones espirituales son prometidas si usted cumplir la voluntad de Dios:

 

“Porque os es necesaria la perseverancia para que, habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis lo prometido” (Hebreos 10:36).

 

Las bendiciones lo seguirán realmente:

 

“Y sucederá que si escuchas diligentemente la voz de Jehová tu Dios, procurando poner por obra todos sus mandamientos que yo te mando hoy, también Jehová tu Dios te enaltecerá sobre todas las naciones de la tierra. Cuando obedezcas la voz de Jehová tu Dios, vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán”  (Deuteronomio 28:1-2).

 

LE AYUDA A EVITAR EL CASTIGO:

 

Castigo significa disciplina, reprobación, y corrección. Aquellos que deliberadamente se distancian de la voluntad revelada de Dios serán castigados:

 

“Pero si no escuchas la voz de Jehová tu Dios a fin de procurar poner por obra todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te mando hoy, todas estas maldiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán” (Deuteronomio 28:15).

 

“¿Y habéis ya olvidado la exhortación que se os dirige como a hijos? Hijo mío, no tengas en poco la disciplina del Señor ni desmayes cuando seas reprendido por él.  Porque el Señor disciplina al que ama y castiga a todo el que recibe como hijo. Permaneced bajo la disciplina; Dios os está tratando como a hijos. Porque, ¿qué hijo es aquel a quien su padre no disciplina? Pero si estáis sin la disciplina de la cual todos han sido participantes, entonces sois ilegítimos, y no hijos. Además, teníamos a nuestros padres carnales que nos disciplinaban y les respetábamos. ¿No obedeceremos con mayor razón al Padre de los espíritus, y viviremos?” (Hebreos 12:5-9).

 

Jesús también advirtió:

 

“Porque aquel siervo que entendió la voluntad de su señor y no se preparó ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes” (Lucas 12:47).

 

Conocer la voluntad de Dios es una cuestión seria para aquellos que desean vivir la vida abundante y evitar el castigo.

 

RESULTA EN ÉXITO:

 

Una de las instrucciones dadas a Josué cuando él asumió el liderazgo de la nación de Israel fue para guardar los mandamientos de Dios y caminar en Sus caminos. Si él hiciera esto, Josué tenía esta garantía:

 

“Nunca se aparte de tu boca este libro de la Ley; más bien, medita en él de día y de noche, para que guardes y cumplas todo lo que está escrito en él. Así tendrás éxito, y todo te saldrá bien” (Josué 1:8).

 

Los salmos también registran que un hombre que anda en los caminos de Dios tendrá éxito y "todo lo que hace prosperará” (Salmos 1:3).

 

En un mundo lleno de fracaso y derrota, conocer y hacer la voluntad de Dios son el secreto para un vivir exitoso.

LA MOTIVACIÓN APROPIADA

 

Usted debe motivarse para hacer La voluntad de Dios porque usted lo ama. El amor desea agradar el objeto de ese amor:

 

“Si me amáis, guardaréis mis mandamientos” (Juan 14:15).

 

“El que tiene mis mandamientos y los guarda, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él” (Juan 14:21).

 

“Respondió Jesús y le dijo: --Si alguno me ama, mi palabra guardará. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él”  (Juan 14:23).

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Cuál es la motivación correcta para hacer la voluntad de Dios?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. Liste 10 razones por qué es importante hacer la voluntad de Dios:

 

_____________  ______________   ______________   ______________   ____________

_____________  ______________   ______________   ______________   ____________

 

4. Defina la palabra "voluntad”.

 

5. Identifique los tres significados de la voluntad de Dios:

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

6. ¿Cuáles son los tres tipos de voluntad operando en el mundo hoy?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

7. Lea las declaraciones que siguen. Si la declaración es verdadera, escriba V en el espacio en blanco delante de él. Si la declaración es falsa, escriba F.

 

a._____ Jesús no se preocupaba en hacer la voluntad de Dios.

 

b._____ La Biblia indica el hombre es incapaz de dirigir su propio camino correctamente.

 

c._____ La voluntad individual de Dios a veces puede discordar con la voluntad moral de Dios.

 

d._____ Solamente Dios tiene conocimiento completo del futuro.

 

e._____ Usted puede experimentar las grandes bendiciones espirituales caminando en su propia voluntad. 

 

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. El Apóstol Pablo puso gran énfasis en la voluntad de Dios. Estudie los siguientes versículos:

 

Hechos 16:6-10; Romanos 1:10; 15:32; 1 Corintios 1:1; 4:19; 16:7; 2 Corintios 1:1; Efésios 1:1; Colosenses 1:1; 2 Timoteo 1:1.

 

2. El gráfico dado anteriormente en este capítulo sobre los "Tres Significados De La Voluntad De Dios" fue expandido abajo con la adición de las referencias Bíblicas. Estudie estos versículos para entender más sobre la soberana, individual, y moral voluntad de Dios.

 

TRES SIGNIFICADOS DE "LA VOLUNTAD DE DIOS"

 

Soberana

(Boulema)

Individual

(Thelema)

Moral

El Plan determinado de Dios para el Universo.

El Plan detallado de Dios para cada individuo.

Los mandamientos morales revelados en la Palabra escrita de Dios que enseña cómo nosotros debemos creer y vivir.

 

No es afectada por las decisiones del Hombre.

 

Es afectadas por las decisiones del hombre.

 

La voluntad individual de Dios que está siempre en armonía con Su voluntad moral.

 

Romanos 11:33-36

Hechos 2:23

Hechos 4:27-28

Romanos 9:19

Efésios 1:11

Apocalipsis 4:11

Apocalipsis 21:1

Daniel 4:35

 

Génesis 24

Proverbios 16:9

Salmos 32:8

Proverbios 3:5-6

Efesios 5:17

Efesios 6:6

Romanos 12:2

Colosenses 1:9

Colossenses 4:12

 

2 Coríntios 6:14

Romanos 2:18

1 Tesalonicenses 5:18

1 Tesalonicenses 4:3

(Más todos los otros mandamientos de la Palabra escrita de Dios).

 


Capítulo Cuatro

 

SIGUIENDO LA DIRECCIÓN ERRADA

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Identificar los métodos non-bíblicos de buscar la dirección.

n       Distinguir entre los profetas falsos y los verdaderos.

n       Definir la palabra "emulaciones."

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Reconozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni el hombre que camina es capaz de afirmar sus pasos” (Jeremías 10:23).

 

 

LA INTRODUCCIÓN

 

Es tan importante saber cómo no hacer algo cuanto es saber hacerlo.

 

El gran inventor en los Estados Unidos nombrado Thomas Edison dirigió más de 1,000 experimentos que fallaron antes de que él descubriera la electricidad. Cuando preguntaron si él sintiera que perdiera tiempo con todos estos, él dijo: "No. Yo descubrí más de 1,000 maneras cómo no producir electricidad." En el futuro, él no tenía que perder más tiempo usando los métodos que no funcionaron.

 

En la Biblia Dios advierte sobre las maneras en que usted no debe buscar la dirección para su vida. Si usted considera estas advertencias, usted no perderá tiempo con los métodos non-bíblicos de dirección que Dios no aprueba. Esto le impedirá de tomar decisiones malas y seguir la dirección errada en la vida.

 

En otros capítulos usted aprenderá cómo Dios reveló Su voluntad en el pasado y cómo Él habla a los hombres en el tiempo presente. Mas primero, nosotros debemos eliminar los métodos negativos. Éstas son las maneras que usted no debe buscar la dirección.

 

LAS CIENCIAS OCULTAS

 

Hay numerosas prácticas Satánicas agrupadas bajo el título del “oculto”. Muchas de estas prácticas se usan para conocer la dirección. Las prácticas del oculto varían de nación a la nación pero ellas incluyen tales métodos como las brujas, hechiceros, magos, cajeros de fortuna, la astrología, los horóscopos, la lectura de hojas de té, cristales, juego de cartas, y lectura de la palma de la mano. Las prácticas ocultistas incluyen cualquier forma de envolvimiento sobrenatural que no es de Dios. Tales prácticas son motivadas por Satanás.

 

Dios advirtió a Su pueblo para no tratar con las prácticas ocultas. Usted puede leer estas advertencias en Deuteronomio 18:9-14 y Éxodo 22:18.

 

La brujería es la práctica de las brujas que incluyen la magia blanca y negra, la hechicería, la astrología, la brujería, el uso de pociones, hechizos, encantamientos, y drogas. Incluye todas las prácticas y cultos Satánicos similares. La brujería y otras prácticas Satánicas son rebelión espiritual contra Dios:

“Porque la rebeldía es como el pecado de adivinación, y la obstinación es como la iniquidad de la idolatría. Por cuanto tú has desechado la palabra de Jehová, él también te ha desechado a ti, para que no seas rey” (1 Samuel 15:23).

 

La Biblia registra que los hechiceros intentaron alejar las personas del Evangelio:

 

“Pero el mago Elimas (pues así se traduce su nombre) les resistía, intentando apartar al procónsul de la fe” (Hechos 13:8).

 

La brujería engaña a las personas:

 

“... porque todas las naciones fueron engañadas por tus hechicerías” (Apocalipsis 18:23).

 

Hechiceros no entrarán en el Reino de Cielo:

 

“Pero afuera quedarán los perros, los hechiceros” (Apocalipsis 22:15).

 

El libro de Apocalipsis revela el fin de aquellos que usan tales prácticas Satánicas:

 

“Pero, para los... hechiceros... su herencia será el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda" (Apocalipsis 21:8).

 

Ningún verdadero niño de Dios debe estar involucrado de forma alguna con las prácticas del ocultismo con propósito de buscar dirección o por cualquier otra razón.

 

LOS MÉTODOS DE LA SUERTE

 

Echar la suerte era un método de buscar dirección mucho usado en el Antiguo Testamento. Usted puede leer sobre el uso de este método en Levítico 16:7-10; Números 26:55; 27:21; y Josué 18:10.

 

Echar la suerte era un método de probabilidad. La creencia era que Dios controlaba el resultado de los dados que eran lanzados. Echar la suerte era similar al jugar a los dados o una moneda de hoy.

 

Este método de buscar la dirección de Dios era aceptable en el Antiguo Testamento. El único uso en el Nuevo Testamento de echar la suerte por los creyentes fue anterior a la venida del Espíritu Santo. Los Apóstoles de Jesús estaban buscando llenar la vacancia dejada por la salida de Judas que había traicionado a Jesús y después había cometido el suicidio. Dos candidatos fueron nombrados para la posición:

 

“Echaron suertes sobre ellos, y la suerte cayó sobre Matías, quien fue contado con los once apóstoles” (Hechos 1:26).

 

Matías, el hombre escogido para reemplazar Judas, nunca se menciona nuevamente en el registro del Nuevo Testamento. Era el Apóstol Pablo quien realmente debería llenar la vacancia entre los Apóstoles. Matías fue la escoja del hombre por echar la suerte. El Apóstol Pablo fue la escoja de Dios por medio del Espíritu Santo.

 

Después de la venida del Espíritu Santo (registrado en hechos capítulo 2) el echar la suerte no se usó más por los creyentes como un medio de recibir dirección de Dios. La dirección del Espíritu Santo reemplazó este método del Antiguo Testamento. Usted no debe usar cualquier método de suerte o probabilidad para determinar la voluntad de Dios. Usted debe conocer la voz de Dios y debe ser guiado por el Espíritu Santo.

 

VELLONES

 

Hay un registro en el Antiguo Testamento del uso de algo llamado de "vellón" para determinar la voluntad de Dios. Usted puede leer la historia del vellón de Gedeón en Jueces 6:36-40.

 

Dios habló a Gedeón y reveló Su voluntad. Para confirmar lo que Dios dijo, Gedeón colocó un vellón de piel en la tierra. Un día él pidió a Dios que permitiera el rocío caer alrededor pero no en el vellón. En otro día Él pidió a Dios que el rocío cayese en el vellón y la tierra circundante permaneciese seca.

 

No hay ningún versículo en la Biblia que diga a los creyentes que hagan como Gedeón hizo durante esta terrible crisis nacional cuando la gran responsabilidad descansó sobre él. Este evento sólo ocurrió una vez en la Biblia y, como el echar la suerte, sólo se usó antes del derramamiento del Espíritu Santo en el Nuevo Testamento.

 

Nosotros no debemos buscar la voluntad de Dios colocando un vellón. La moderna práctica de un vellón normalmente se hace cuando decimos, "Si una cierta cosa suceder, entonces yo sabré que es la voluntad de Dios" – pero nuestros vellones son a menudo cosas que podrían ocurrir naturalmente.

 

En el un caso de un "vellón" registrado en la Biblia, Gedeón ya tenia conocimiento de la voluntad de Dios. Él había oído la voz de Dios. El vellón se usó como una confirmación, no para la dirección. También era algo que sólo podría contestarse por medios  sobrenaturales.

 

En los días del Nuevo Testamento cuando Zacarías pidió una señal para confirmar el mensaje de Dios sobre el nacimiento de Juan el Bautista, él estaba mudo. Esto porque él no creyó en la voz de Dios y buscó una señal (Lucas 1:18-20).

 

Jesús dijo que "una generación malvada y adúltera demanda señal" (Mateo 12:39). Un vellón puede ser una señal de incredulidad o renuencia para hacer la voluntad revelada de Dios. Vellones que pueden contestarse a través de los medios naturales pueden ser engañosos y delusorio.

 

En ciertas ocasiones, Dios amablemente ha contestado aquellos que han pedido alguna indicación de lo que ellos deben hacer por un vellón o señal. Esta práctica, sin embargo, ha sido la excepción en lugar de la regla para buscar la dirección en las vidas de grandes santos de Dios. Recuerde... Dios quiere hombres de fe, no de vellones. Él quiere hombres y mujeres que conocen Su voz cuando Él habla y no tiene ninguna necesidad de probarlo confirmando las señales.

 

LOS FALSOS PROFETAS

 

La Biblia registra las historias de muchos profetas de Dios. Ella revela que Dios pone  en la iglesia los líderes conocido como los profetas, y explica el don espiritual del Espíritu Santo conocido como profecía (Efesios 4:11 y 1 Corintios 12:10).

 

"Profetizar" es hablar bajo la inspiración especial de Dios. Es una habilidad especial para recibir y comunicar un mensaje inmediato de Dios a Su pueblo a través de una declaración divinamente ungida. Las palabras habladas por un profeta bajo la inspiración divina son llamadas de profecías. Profetizar significa declarar abiertamente palabras de Dios que exhortan, edifican moralmente, y consuelan:

 

“En cambio, el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación” (1 Corintios 14:3).

 

La profecía nunca reemplaza la Palabra escrita de Dios. La Biblia dice que la profecía cesará, pero la Palabra de Dios permanecerá para siempre (1 Corintios 13:8 y 1 Pedro 1:25).

 

En el Antiguo Testamento las personas iban a los profetas buscar por la dirección porque el don del Espíritu Santo aún no fuera dado. Hoy no hay más ninguna necesidad para ir a un profeta recibir la dirección espiritual. Ésta es una de las funciones del Espíritu Santo en la vida del creyente. Cada creyente debe aprender a ser guiado por el Espíritu de Dios.

 

El Nuevo Testamento no da ningún registro de creyentes que buscaron la dirección de los profetas después que el don del Espíritu Santo fue dado, pero Dios aún usa este don para confirmar el futuro. Usted puede estudiar semejante ejemplo en Hechos 21:1-14. Agabo dio una profecía personal a Pablo, específicamente a Pablo.

 

Pablo ya sabía lo que esperaba en Jerusalén. La profecía solamente confirmó lo que pasaría allí. No fue una profecía de dirección diciendo a Pablo para ir o no a Jerusalén.

 

La Biblia advierte de los falsos profetas en el mundo (Mateo 24:11, 24: Marcos 13:22). Debido a esto, Dios ha proporcionado maneras de identificar las verdaderas profecías. La Biblia declara:

 

“De manera que tenemos dones que varían según la gracia que nos ha sido concedida: Si es de profecía, úsese conforme a la medida de la fe” (Romanos 12:6).

 

La frase "a la medida de la fe" significa en relación correcta a la fe. La manera de reconocer las verdaderas profecías es si ellas están o no en armonía con la Biblia. La Biblia declara:

 

“Igualmente, los profetas hablen dos o tres, y los demás disciernan” (1 Corintios 14:29).

 

La Biblia nos dice que juzguemos las profecías. La norma para ese juicio es la Palabra de Dios.

 

Dios ha proporcionado muchas maneras de reconocer a los falsos profetas. Los falsos profetas son conocidos porque lo que ellos hablan no viene a pasar:

 

“Pero el profeta que se atreva a hablar en mi nombre una palabra que yo no le haya mandado hablar, o que hable en nombre de otros dioses, ese profeta morirá.' "Puedes decir en tu corazón: '¿Cómo discerniremos la palabra que Jehová no ha hablado?' Cuando un profeta hable en el nombre de Jehová y no se cumpla ni acontezca lo que dijo, ésa es la palabra que Jehová no ha hablado. Con soberbia la habló aquel profeta; no tengas temor de él” (Deuteronomio 18:20-22).

 

Estudie las siguientes referencias en su Biblia que explican otras maneras de reconocer a los falsos profetas:

 

n       Los falsos profetas no confiesan la deidad de Jesucristo: 1 Juan 4:1-3.

n       Los falsos profetas enseñan doctrina falsa: 2 Pedro 2:1-3.

n       Los falsos profetas llevan a las personas a la desobediencia de la Palabra de Dios: Deuteronomio 13:1-5.

n       Los falsos profetas engañan las personas con las señales milagrosas: Mateo 24:11-24.

 

n       Los falsos profetas hacen demandas falsas: Mateo 24:23-24.

 

n       Su fruto revela su error: Una de las maneras mejores de distinguir los profetas falsos de los verdaderos profetas es observar sus vidas. La Biblia dice que por sus "frutos" usted los conocerá. Los falsos profetas no tienen evidencia de fruto espiritual en sus vidas: Mateo 7:16.

 

Porque hay profetas falsos en el mundo, usted debe ejercer cautela en aceptar las profecías. La profecía a menudo ha sido erróneamente usada para dirigir y controlar los creyentes. Cuando la profecía personal es dada, ella debe ser examinada a la luz de las Escrituras y debe estar de acuerdo con la Palabra escrita de Dios. A respecto de la dirección, la profecía debe ser para confirmar, no para dirigir o controlar.

 

Debido al mal uso de este don espiritual algunos creyentes lo rechazan totalmente. Ellos no aceptarán el don milagroso de la expresión profética. Pero usted no debe rechazar el ministerio del Espíritu Santo solamente porque usted testificó de unos ejemplos carnales en un vaso humano.

 

EL CONSEJO ERRADO

 

Ningún hombre puede determinar la voluntad de Dios específicamente para alguien más excepto en cuestiones reveladas en la Biblia. Por ejemplo, nosotros sabemos que es la voluntad de Dios que todos los hombres vengan al arrepentimiento, pues esto se enseña en la Escritura.

 

El consejo espiritual por medio de líderes piadosos tiene un lugar definido en la dirección de un creyente, pero ningún consejero tiene el derecho para controlar otra persona o determinar la voluntad de Dios para ella en las cuestiones no tratadas en las Escrituras.

 

Cuando el Apóstol Pablo estaba determinado para ir a Jerusalén, sus amigos en Cesarea intentaron impedirle de hacer esto. Ellos advirtieron del serio problema que podría ocurrir allí. Cuando Pablo rechazó su consejo y siguió a Jerusalén, ellos aceptaron su decisión declarando:

 

“Hágase la voluntad del Señor” (Hechos 21:14).

 

Ellos comprendieron que aunque era su personal deseo que él no debía irse, Pablo debía discernir la voluntad de Dios para él.

 

Es importante que usted venga a conocer la voz de Dios por sí mismo. Usted no puede confiar en otros para guiar su vida porque hay espíritus malignos en el mundo cuyo intento es engañar. Nosotros somos advertidos:

 

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus, si son de Dios. Porque muchos falsos profetas han salido al mundo” (1 Juan 4:1).

 

Cuando usted recibe consejo de otra persona, esta dirección debe ser probada con los otros métodos de discernir la voluntad de Dios que se detallará en un capítulo más adelante de este estudio.

 

LAS EMULACIONES

 

La emulación es listada como una de las obras de la carne en Gálatas 5:20. Las obras de la carne son varias conductas pecadoras que no agradan a Dios.

 

Emulación es el deseo de copiar otros e igualarlos o excederlos. Proviene de un espíritu de rivalidad y es una forma de celos. Algunos creyentes emulan los ministerios exitosos de otros en lugar de buscar el plan de Dios para sus propias vidas. Ningún dos creyentes tiene la misma obra para hacer. El Espíritu Santo llama las personas para ministerios específicos:

 

“Mientras ellos ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: "Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado." (Hechos 13:2).

 

La Biblia declara que los creyentes tienen diferentes dones espirituales:

 

“Ahora bien, hay diversidad de dones... Pero todas estas cosas las realiza el único y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él designa” (1 Corintios 12:4,11).

 

Aunque la Biblia nos dice para buscar "los mejores dones" (1 Corintios 12:31) y  "anhelad los dones espirituales" (1 Corintios 14:1), eso no significa que nosotros debemos imitar otros que tienen ministerios significativos.

 

Cuando Pedro estaba preocupado con el ministerio de Juan, Jesús dijo:

 

“¿Qué tiene esto que ver contigo? Tú, sígueme” (Juan 21:22).

 

Dios dio a Noé el plan para una arca. Él dio el plan a Moisés para el Tabernáculo. Él dio el plan a Salomón para un gran templo de adoración. A Nehemías Él dio el plan para reconstruir los muros de Jerusalén.

 

Dios no le ha dicho que construya una arca, construya el templo, o los muros alrededor de la ciudad de Jerusalén. ¡Pero Dios tiene un plan especial para usted! Si usted cae en el pecado de emulaciones e imita otros, usted perderá Su plan.

 

Cuando usted modela su vida según las vidas de otros, usted es sumergido por la tradición humana – y la tradición humana encubre la revelación divina.

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________2. ¿Qué significa la palabra "emulaciones"?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. Lea las declaraciones abajo. Si la declaración es VERDADERA pone un V en el espacio en blanco proporcionado delante de ella. Si la declaración es FALSA escriba F:

 

a._____ La Biblia enseña que es aceptable buscar la dirección a través de las prácticas ocultistas. 

 

b._____ Si usted no puede recibir la dirección para sí mismo de la parte de Dios, es seguro depender de otras personas para guiar su vida.

c._____ Usted siempre debe aceptar a lo que un profeta le dice como la verdad y la voluntad de Dios para su vida.

 

d._____ La tradición humana encubre la revelación divina.

 

e._____"Echar la suerte" y otros métodos de probabilidad son maneras buenas de determinar la voluntad de Dios.

 

f._____ La Biblia enseña que poner un vellón es una manera segura de determinar la voluntad de Dios.

 

g._____ Una de las maneras más buenas de distinguir el falso de los verdaderos profetas es observar su conducta.

 

h._____ La verdadera profecía siempre está de acuerdo con la Palabra escrita de Dios.

 

i.______ La profecía personal sólo debe ser para confirmación, no gobierno o dirección.

 

 

          (Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

La Biblia registra las historias de grandes hombres de Dios que siguieron la dirección errada porque ellos no escucharon a la voz de Dios. Lea y resuma lo que usted aprendió sobre...

 

El Rey Saúl que fue a una bruja para recibir la dirección: 1 Samuel 28.

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Manasés que consultó a un hechicero: 2 Crónicas 33:16.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Un hombre anónimo de Dios que escuchó a un hombre que reclamaba ser un profeta en lugar de obedecer lo que Dios le dijo que hiciera: 1 Reyes 13.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________Balaam que escuchó al consejo errado del hombre: Números 22.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

 


Capítulo Cinco

 

EL PADRÓN DE LA VOLUNTAD DE DIOS

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir los Versículos Llaves de memoria.

n       Listar los hechos básicos acerca de la voluntad de Dios.

n       Identificar dos divisiones mayores de la voluntad de Dios.

n       Usar la Palabra escrita de Dios para tomar decisiones en las situaciones de vida.

n       Explicar el padrón de la voluntad de Dios.

n       Identificar una ilustración del desarrollo del creyente en conformidad con la voluntad de Dios.

n       Hacer un estudio adicional de la voluntad revelada de Dios en la Palabra escrita.

 

VERSÍCULOS LLAVES:

 

“El nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad, según el beneplácito que se propuso en Cristo, a manera de plan para el cumplimiento de los tiempos: que en Cristo sean reunidas bajo una cabeza todas las cosas, tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra. En él también recibimos herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que realiza todas las cosas conforme al consejo de su voluntad” (Efesios 1:9-11).

                                                                          

 

LA INTRODUCCIÓN

 

Antes que usted examine los métodos que Dios usa para hablar al hombre con el propósito de revelar Su voluntad, usted debe tener un poco de conocimiento básico sobre la voluntad de Dios. Los capítulos anteriores definieron lo que significa "la voluntad de Dios" e identificó maneras de buscar dirección que son erradas.

 

Este capítulo presenta los hechos básicos sobre la voluntad de Dios, explica dos divisiones mayores de esta voluntad, examina el modelo de la voluntad de Dios, y discuten el desarrollo del creyente en conocer la voz de Dios.

 

LOS HECHOS SOBRE LA VOLUNTAD DE DIOS

 

Aquí están algunos hechos básicos sobre la voluntad de Dios:

 

DIOS QUIERE QUE CONOZCA SU VOLUNTAD:

 

La fe que torna posible conocer la voz de Dios descansa en dos hechos fundamentales:

 

Primero: La creencia que Dios tiene un plan para usted.

Segundo: La habilidad de Dios de comunicar con usted.

 

Los dos capítulos siguientes explican los métodos por los cuales Dios comunica con el hombre. Como nosotros mencionamos en una lección anterior, Dios quiere tanto comunicarse con el hombre que Él usó en realidad un asno para hablar a un profeta en una ocasión (Números 22).

 

La Biblia ordena:

 

“Por tanto, no seáis insensatos, sino comprended cuál es la voluntad del Señor” (Efesios 5:17).

 

Pablo escribió a los Colosenses:

 

“Por esta razón también nosotros, desde el día en que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros y de rogar que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría y plena comprensión espiritual” (Colosenses 1:9).

 

En Hechos Pablo habló a uno hombre y dijo:

 

“... El Dios de nuestros padres te ha designado de antemano para que conozcas su voluntad y veas al Justo, y oigas la voz de su boca” (Hechos 22:14).

 

Además de estos versículos, Dios ha dado muchas promesas de dirección en Su Palabra escrita. (Usted estudiará algunos de estos más tarde). Sobre la base de estas Escrituras puede concluirse que Dios quiere que usted conozca Su voluntad.

 

LA VOLUNTAD DE DIOS ES PLANEADA:

 

Dios está trabajando en este mundo para hacer volver en sí todas las cosas con base en Su plan:

 

“En él también recibimos herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que realiza todas las cosas conforme al consejo de su voluntad” (Efésios 1:11).

 

Dios tiene un plan global para el universo en que Él está trabajando. Nosotros llamamos este de Su plan general. Él también tiene un plan individual para cada persona. Esos planes están dentro de este plan soberano y de Su voluntad moral.

 

EL PLAN DE DIOS ES INDIVIDUAL Y PERSONAL:

 

La voluntad de Dios para cada individuo incluye Su plan soberano de redención:

 

“El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).

 

Pero el plan de Dios va más allá de la revelación de Su voluntad soberana y moral. Dios tiene un plan individual para cada persona que Él busca comunicar. La Biblia confirma esto por muchas historias de Dios al trabajo en las vidas de individuos. Él coloca a los hombres en situaciones específicas en los momentos exactos para propósitos especiales. Cada una de las historias de vida registradas en la Biblia es única.

 

Dios dijo al Profeta Jeremias:

 

“Antes que yo te formase en el vientre, te conocí; y antes que salieses de la matriz, te consagré y te di por profeta a las naciones” (Jeremias 1:5).

 

¿Qué testigo mayor hay al plan personal de Dios para un individuo?

 

Cuando el Apóstol Pedro se preocupaba demasiado sobre cuál ministerio Juan tendría, Jesús le dijo. . .

 

“. . Si yo quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué tiene esto que ver contigo? Tú, sígueme” (Juan 21:22).

 

Jesús tenía planes diferentes para las vidas de Pedro y Juan.

 

Por todas las partes en que nosotros miramos en el universo inteligente la planificación está clara. El arreglo de los planetas, las estrellas, y los planes individuales de cada copo de nieve y cada flor refleja esta planificación. Dado esta evidencia, nosotros debemos concluir que el Creador divino también tiene un plan individual para el hombre, el más alto de Sus seres creados.

 

Dios prometió:

 

"Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar. Sobre ti fijaré mis ojos” (Salmos 32:8).

 

Un camino individual es indicado en este versículo.

 

Salmos 37 declara que cada paso de un hombre justo es ordenado por el Señor:

 

“Por Jehová son afirmados los pasos del hombre, y él se complacerá en su camino” (Salmos 37:23).

 

La misma palabra usada aquí para "afirmados" se usa en Salmos 8:3 con respecto a la luna y las estrellas que Dios creó. La ciencia de la astronomía ha registrado la precisión asombrosa del movimiento de los cuerpos celestes.

 

La misma precisión que ha fijado el movimiento de los planetas ordena los pasos de los creyentes. Él prometió:

 

“Entonces tus oídos oirán a tus espaldas estas palabras: ¡Este es el camino; andad por él, ya sea que vayáis a la derecha o a la izquierda!” (Isaías 30:21).

 

Dios no ordena sólo los grandes eventos de la vida, pero cada paso.

 

LA VOLUNTAD DE DIOS NO ES COMO EL CAMINO DEL HOMBRE:

 

La voluntad de Dios es a menudo contraria al camino del hombre:

 

"Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dice Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que vuestros pensamientos” (Isaías 55:8-9).

 

La voluntad de Dios no siempre es el camino que usted seleccionaría naturalmente. Por esto es importante conocer la voz de Dios. Pero esto no significa que la voluntad de Dios es algo que traerá la infelicidad, como el próximo punto revela.

 

LA VOLUNTAD DE DIOS ES BUENA:

 

La Biblia enseña que la voluntad de Dios siempre es buena. Aunque Su manera no puede ser la que usted seleccionaría, Dios sabe lo que es mejor. Salmos 37:23 declara que usted se deleitará en el camino ordenado por el Señor.

 

Pablo confirma que la voluntad de Dios es buena:

 

“No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta” (Romanos 12:2).

 

EL PLAN DE DIOS ES PROGRESIVO:

 

Efesios 2:10 declara que "somos hechura de Dios". La palabra "somos" está en el tiempo presente. Dios constantemente está trabajando en su vida. Es un continuo, progresivo  proceso de revelar Su voluntad.

 

“Porque Dios es el que produce en vosotros tanto el querer como el hacer, para cumplir su buena voluntad” (Filipenses 2:13).

 

Pablo escribió a los creyentes hebreos que era el deseo de Dios los hacer...

 

“... aptos en todo lo bueno para hacer su voluntad, haciendo él en nosotros lo que es agradable delante de él por medio de Jesucristo, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.” (Hebreos 13:21).

 

"Haciendo" está en el tiempo presente. Dios está continuamente guiando, desarrollando, y hablándole considerando Su plan. A usted se promete la incesante dirección:

 

“Jehová te guiará siempre y saciará tu alma en medio de los sequedales. El fortalecerá tus huesos, y serás como un jardín de regadío y como un manantial de aguas cuyas aguas nunca faltan” (Isaías 58:11).

 

DOS DIVISIONES DE LA VOLUNTAD DE DIOS

 

Cuando nosotros hablamos sobre conocer la voz de Dios, nosotros debemos entender que hay dos divisiones básicas de la voluntad de Dios. Cada división está en armonía con la otra:

 

PRIMERO: LA QUE ESTÁ REVELADA EN SU PALABRA ESCRITA:

 

La primera división de la voluntad de Dios es lo que se revela específicamente en la Biblia.

 

En un capítulo anterior nosotros discutimos los tres significados de "la voluntad de Dios." Nosotros aprendimos que hay una soberana, individual, y moral voluntad de Dios. Éstas son mostradas en el diagrama siguiente.

 

La Voluntad Moral de Dios

 

La Voluntad Soberana de Dios

 

La Voluntad Individual de Dios

 

Como muestra el diagrama, la voluntad de Dios para cada individuo siempre está dentro de Su voluntad soberana y moral como revelado en Su Palabra escrita. La Palabra escrita de Dios incluye la revelación completa de la voluntad moral de Dios. Esto incluye todos los mandamientos acerca de cómo usted debe vivir. Como usted puede ver en el diagrama, la voluntad soberana de Dios incluye Su voluntad moral. Es Su voluntad soberana que cada hombre y mujer viva dentro de las normas morales de Su Palabra escrita. La Palabra escrita de Dios incluye porciones de Su voluntad soberana que Él ha escogido revelar a nosotros y ha incluido el esbozo general de Su plan para el mundo y el hombre en general.

 

El mejor resumen de este plan está en los Versículos Llaves de este capítulo:

 

“Él nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad, según el beneplácito que se propuso en Cristo, a manera de plan para el cumplimiento de los tiempos: que en Cristo sean reunidas bajo una cabeza todas las cosas, tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra.  En él también recibimos herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que realiza todas las cosas conforme al consejo de su voluntad” (Efesios 1:9-11).

 

En la sección "Para Estudio Adicional" de este capítulo nosotros hemos listado referencias específicas que son ejemplos de la voluntad de Dios revelada en Su Palabra escrita.

 

SEGUNDO: LO QUÉ NO ESTÁ REVELADO EN SU PALABRA:

 

La segunda división de la voluntad de Dios es lo que no se revela en Su Palabra. Esto incluye el plan para la vida individual de cada creyente. La Palabra de Dios no revela su ministerio u ocupación específica, qué iglesia usted debe frecuentar, con quién usted debe casarse, dónde usted debe vivir, etc. Todavía cada una de estas decisiones son importantes. Es para decisiones como éstas que usted debe buscar la voluntad de Dios y ser capaz de oír Su voz cuando Él le hablar.

 

LOS DOS COMPARADOS:

 

Al desear conocer la voluntad de Dios con respecto a una cierta situación de la vida, primero estudie las Escrituras para ver si la dirección específica se da en la Palabra escrita de Dios. No hay necesidad de "buscar la voluntad de Dios" o pedir confirmación de Su voluntad cuando Él ya ha hablado en Su Palabra escrita. Examine cuidadosamente las Escrituras para la dirección específica ya dada. Acepte la Palabra escrita como la voz de Dios que le habla. Si usted se niega a la dirección que Dios ha cedido en Su Palabra escrita, usted se abre a la decepción.

 

En muchas situaciones la Biblia proporciona los principios generales – lo qué cuando entendidos y aplicados – llevará a una decisión consistente con la voluntad de Dios. Estos principios se aplican a una variedad de situaciones específicas. Por ejemplo, Pablo advierte:

 

 

“No os unáis en yugo desigual con los no creyentes. Porque ¿qué compañerismo tiene la rectitud con el desorden? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? ¿Qué armonía hay entre Cristo y Belial? ¿Qué parte tiene el creyente con el no creyente?” (2 Corintios 6:14-15).

 

Aquí la Biblia da un principio general que no debe uncirse creyentes e incrédulos juntos. Este principio puede aplicarse a muchas situaciones de la vida: estando para casarse con un incrédulo, entrar en una sociedad comercial con un incrédulo, hacer a los incrédulos sus amigos más íntimos, etc.

 

Investigue las Escrituras para ejemplos biográficos que aplican se a su situación. Estudie las vidas de personajes Bíblicos para ver qué decisiones ellos tomaron en las situaciones similares y si tales decisiones estuvieran en armonía con la voluntad de Dios.

 

En cuestiones dónde la dirección no es dada en la Palabra escrita de Dios, el Señor tiene otros métodos por los cuales Él habla al hombre. Nosotros examinaremos tales métodos en los dos capítulos siguientes. Pero recuerde: la dirección para las situaciones de la vida individual siempre estará de acuerdo con la Palabra escrita de Dios. La voz de Dios siempre permanece dentro de los límites de la Palabra escrita.

 

El gráfico que sigue resume las dos divisiones de la voluntad de Dios ya discutidas:

 

DOS DIVISIONES DE LA VOLUNTAD DE DIOS

 

La Revelada(La Palabra escrita)

La no Revelada

La voluntad moral y soberana revelada en Su Palabra escrito                                

El plan individual para la vida de cada creyente.

Incluye Su voluntad general para toda la humanidad y Su plano para el mundo.      

Incluye las decisiones específicas como el trabajo, el ministerio, la residencia, la educación, el matrimonio, y dirección en otras situaciones específicas.

Incluye los mandamientos específicos y promesas para gobernar la vida.

 

 

Incluye los principios generales en qué las decisiones específicas pueden ser basadas.      

Algunas decisiones individuales pueden tomarse sobre la base de principios generales, los ejemplos, y mandamientos específicos revelados en la Palabra de Dios.

                                                              

 

EL PADRÓN DE LA VOLUNTAD DE DIOS

 

El primero capítulo de este curso enfocó en Romanos 12:1-2:

 

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta” (Romanos 12:1-2).

 

Nosotros hicimos la pregunta, "¿lo que significa la buena, agradable, y perfecta voluntad de Dios?" Nosotros trataremos ahora de esa pregunta, y por hacer esto, descubriremos el padrón de la voluntad de Dios.

 

LA VOLUNTAD PERFECTA DE DIOS:

 

La voluntad perfecta de Dios es cumplida cuando un creyente está en la armonía con la voluntad moral, soberana, y individual de Dios para su vida.

 

El creyente ha aceptado el plan soberano de Dios para su salvación a través de la experiencia del nuevo nacimiento. Él está en armonía con los mandamientos morales de la Palabra escrita de Dios. Él también ha determinado la dirección específica de Dios para su plan de vida individual.

 

LA BUENA VOLUNTAD DE DIOS:

 

En la buena voluntad de Dios, el creyente no está en el plan perfecto para su vida, pero él está dentro de la soberana y de la moral voluntad de Dios. Él no es desobediente a la voluntad revelada de Dios, y él aún está buscando encontrar el plan individual perfecto de Dios para Su vida.

 

LA VOLUNTAD AGRADABLE DE DIOS:

 

Este creyente está perdiendo la voluntad perfecta de Dios para su vida, pero todavía está en una área aceptable. Él está viviendo en la voluntad permisiva de Dios. Puede ser que él no se preocupe con la voluntad perfecta de Dios para Su vida. Dios está permitiéndole vivir en esta área, aunque no es la perfecta voluntad de Dios para él.

 

FUERA DE LA VOLUNTAD DE DIOS:

 

El creyente en este esfera está en desobediencia directa a la voluntad revelada de Dios.

 

UN EJEMPLO DE LA ESCRITURA

 

La historia de Balaam en Números capítulo 22 ilustra estas áreas de la voluntad de Dios. Lea la historia antes de que usted continúe con esta lección. Algunos hombres de Moab invitaron  un profeta de Dios nombrado Balaam para ir con ellos y profetizar contra el pueblo de Dios, Israel. Dios habló a Balaam y le dijo que no fuera:

 

“Entonces Dios dijo a Balaam: No vayas con ellos ni maldigas al pueblo, porque es bendito” (Números 22:12).

 

Era la perfecta voluntad de Dios para Balaam no ir con los hombres de Moab. Pero Balaam desobedeció la voz de Dios y fue con los hombres. Cuando él hizo esto, él estaba funcionando en desobediencia a la voluntad revelada de Dios.

 

Dios deseaba tanto que Balaam conociese Su voluntad que Él usó un asno a hablarle y declararlo culpable de su pecado. Después que Dios permitió a Balaam continuar adelante con los hombres de Moab con órdenes para él bendecir en lugar de maldecir los Israelitas, Balaam ya estaba funcionando ahora en la voluntad permisiva de Dios.

 

La jornada produjo una serie de encuentros difíciles con un hombre nombrado Balac. Éstos podrían tener sido evitados si Balaam tuviese obedecido la voz de Dios y nunca tuviese ido en el primer lugar.

Ahora compare esta historia con en diagrama del "El Padrón de la Voluntad de Dios.” La voluntad perfecta de Dios era que Balaam no fuera con los hombres de Moab. Balaam desobedeció y salió de la voluntad de Dios. Él no estaba en la buena voluntad de Dios dónde el creyente está extrañando la perfecta voluntad pero la está buscándolo. Él estaba en la desobediencia completa a la voz de Dios. La voluntad agradable o permisiva de Dios permitió a Balaam continuar en la jornada aunque no era la perfecta voluntad de Dios para él.

 

CAMINANDO EN LA VOLUNTAD

 

Siguiendo la experiencia del nuevo nacimiento y motivado por el amor por Dios, la meta del creyente es caminar en armonía con la voluntad de Dios. A menudo se piensa que el padrón de conformidad del creyente con la voluntad de Dios se refiere al diagrama siguiente:

 

 

CAMINANDO EN LA VOLUNTAD

DIAGRAMA UNO

 

 

 

 


La experiencia del Nuevo Nacimiento

 


_________________­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­_____________________________________

 

 

 

La voluntad de Dios es representada en este diagrama por una línea recta continua (___________). El caminar del hombre con relación a esa voluntad es representada por las flechas (g).

 

Antes de la experiencia del nuevo nacimiento el hombre camina en su propio camino que está precisamente opuesto a la voluntad de Dios. Después de la experiencia del nuevo nacimiento, un creyente a menudo espera caminar en armonía completa con la voluntad de Dios. Desde que él es una nueva criatura en Cristo, él espera poder conformarse exactamente a la voluntad de Dios. Pero en la realidad de la vida diaria, su padrón de conformidad parece más con esto:

 

CAMINANDO EN LA VOLUNTAD

DIAGRAMA DOS

 

 

 

 


             La experiencia del Nuevo Nacimiento                        DESISTE!

 

________________________________________________________

 

 

 

En lugar de la conformidad exacta a la voluntad de Dios, el creyente tiene una experiencia "de arriba abajo”. A veces él oye la voz de Dios y hace Su voluntad. Otras veces él no hace. Él se descorazona grandemente cuando él comete faltas y pierde la voluntad de Dios. Algunos incluso desisten de su busca para oír la voz de Dios.

 

Pero mira este diagrama de nuevo. ¡Nosotros perdimos algo importante! Mientras es verdad que a veces el creyente falla en hacer la voluntad de Dios, perciba que la dirección global de la línea punteada que representa su camino en la vida es ascendente. Aunque a veces él pueda dejar de hacer la voluntad de Dios, el padrón global es de progreso.

 

La línea punteada muestra cómo él se desvía de la voluntad de Dios, comprende su error, aprende de la experiencia, y regresa a la conformidad con el plan de Dios. A través del fracaso así como del éxito, el creyente está aprendiendo a oír la voz de Dios. A través de las experiencias positivas y negativas él está continuando su crecimiento entendiendo los principios de una vida dirigida por Dios.

 

Cuando la voluntad de Dios es percibida de esta manera, ella se vuelve una relación liberadora con Él, en la cual usted recibe el privilegio de vivir. La voluntad de Dios deja de ser solamente restricciones o mandamientos. Ella se vuelve un desafío para aprender a encuadrar su vida con Su plan.

 

UN EJEMPLO BÍBLICO

 

Considere el ejemplo de Rey David. Durante su vida temprana un diagrama de su conformidad a la voluntad de Dios podría parecerse con algo así:

 

LA CONFORMIDAD DE DAVID CON LA VOLUNTAD DE DIOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Cuando David se volvió el rey, él caminó en conformidad con la voluntad de Dios. Dios incluso llamó David de “un hombre según Su propio corazón”. Pero entonces David pecó con la esposa de otro hombre que produjo el nacimiento de un niño ilegítimo. Esto estaba en  desobediencia directa a la Palabra escrita de Dios. David entró ante el Señor con arrepentimiento, fue perdonado, y regresó a estar en línea con la voluntad de Dios.

 

Cuando nosotros examinamos las maneras que Dios habla a los hombres en los próximos dos capítulos tenga en mente el Diagrama Dos. Es el padrón global de su conformidad a la voluntad de Dios que es importante.

 

A través de cada experiencia de aprender a conocer la voz de Dios, tanto las positivas cuanto negativas, usted puede continuar avanzando en su habilidad de discernir la voluntad perfecta de Dios. Continúe esforzándose para conformarse a la voluntad de Dios a pesar de los fracasos ocasionales. ¡No desista!

 

                                                           

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llaves de memoria.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Complete la frase siguiente completando las palabras que faltan en los espacios en blanco:

 

Las dos divisiones de la voluntad de Dios discutidas en este capítulo fueran las que son reveladas en la __________________________ y las que no son reveladas en la ____________________________.

 

3. Dé un principio Bíblico que se aplicaría a la siguiente situación de la vida:

 

"Yo estoy comprometido con un hombre no salvo. Él es amable, atento, y tiene normas morales elevadas. Aunque yo soy un creyente y él no es, él dijo que volvería bien para mí participar de la iglesia después de nuestro casamiento y que él incluso podría ir conmigo. Yo estoy orando para la voluntad de Dios ser hecha con respecto a nuestro matrimonio".

 

 

El principio Bíblico que aplica es. . .

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

 

4. Liste seis hechos sobre la voluntad de Dios que se discutió en este capítulo:

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

 

5. Es esta declaración verdadera o falsa: Si Dios ha revelado Su voluntad con respecto a una cierta cuestión en Su Palabra usted aún debe buscarlo para recibir la confirmación. La declaración es ___________________.

 

6. ¿Cuál de los diagramas siguientes es el más realista en mostrar la conformidad actual  del creyente a la voluntad de Dios:

 

Diagrama A

                                              

 

             ì î

è è è è è èì    î è è è è è è è

                          ____________________________________________

 

 

Diagrama B

 

 

è è è è è è è è è è è è è è è

____________________________________________

 

7. ¿Cuál son las cuatro áreas presentadas como el modelo de la voluntad de Dios en este capítulo?

__________________________________ ____________________________________

__________________________________ ____________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

Hay principios generales y ejemplos en la Palabra escrito de Dios a través de los cuales Él comunica Su voluntad para el hombre. Hay también instrucciones específicas en la Palabra escrita de Dios que revela Su voluntad en muchas cuestiones. Éstas incluyen todas las promesas y mandamientos de la Biblia. En algunos versículos, Dios es tan específico que Él realmente declara "Ésta es mi voluntad para usted...". Estas referencias son listadas para usted estudiar. Usted puede agregar a esta lista otras pasajes de su propio estudio de la Palabra de Dios.

 

¿Cuáles son algunas de las cosas que Dios ha revelado como Su voluntad para usted? Estudie las referencias siguientes:

 

EL PLAN DE DIOS PARA USTED:

 

“Esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que mira al Hijo y cree en él tenga vida eterna, y que yo lo resucite en el día final” (Juan 6:40).

 

“Y ésta es la voluntad del que me envió: que yo no pierda nada de todo lo que me ha dado, sino que lo resucite en el día final” (Juan 6:39).

 

“Todo lo que el Padre me da vendrá a mí; y al que a mí viene, jamás lo echaré fuera” (Juan 6:37).

 

“Quien se dio a sí mismo por nuestros pecados. De este modo nos libró de la presente época malvada, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre” (Gálatas 1:4).

 

“En amor nos predestinó por medio de Jesucristo para adopción como hijos suyos, según el beneplácito de su voluntad, Él nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad, según el beneplácito que se propuso en Cristo, a manera de plan para el cumplimiento de los tiempos: que en Cristo sean reunidas bajo una cabeza todas las cosas, tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra.  En él también recibimos herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que realiza todas las cosas conforme al consejo de su voluntad” (Efesios 1:5, 9-11).

 

“Por su propia voluntad, él nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que fuéramos como primicias de sus criaturas” (Santiago 1:18).

LA VOLUNTAD DE DIOS PARA LOS SUYOS AMADOS:

 

“El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS PARA SU SANTIFICACIÓN: 

 

“Porque ésta es la voluntad de Dios, vuestra santificación: que os apartéis de inmoralidad sexual” (1 Tesalonicenses 4:3).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS CON RESPECTO A LA ORACIÓN Y ACCIÓN DE GRACIAS:

 

“Orad sin cesar.18  Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:17-18).

 

“A ti te daré las llaves del reino de los cielos. Todo lo que ates en la tierra habrá sido atado en el cielo, y lo que desates en la tierra habrá sido desatado en los cielos” (Mateo 16:19).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS CON RESPECTO A SU ESTILO DE VIDA:

 

“Porque ésta es la voluntad de Dios: que haciendo el bien hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos” (1 Pedro 2:15).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS CON RESPECTO AL ESPÍRITU SANTO:

 

“Sucederá en los últimos días, dice Dios, que derramaré de mi Espíritu sobre toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños. De cierto, sobre mis siervos y mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán” (Hechos 2:17-18).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS CON RESPECTO A SU TESTIGO CRISTIANO:

 

“Jesús les dijo: "Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres" (Marcos 1:17).

 

“Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre nosotros, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS CON RESPECTO A LOS NIÑOS Y BEBÉS EN CRISTO:

 

“Así que, no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos que se pierda ni uno de estos pequeños” (Mateo 18:14).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS CON RESPECTO AL SUFRIMIENTO:

 

“Por eso, los que sufren según la voluntad de Dios, que encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien” (1 Pedro 4:19).

 

 

LA VOLUNTAD DE DIOS CON RESPECTO A LAS POSESIONES MATERIALES:

 

“Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

 

“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, sacudida y rebosante se os dará en vuestro regazo. Porque con la medida con que medís, se os volverá a medir." (Lucas 6:38).

 

LA VOLUNTAD DE DIOS CON RESPECTO A SU DESTINO ETERNO:

 

"Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado, para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo” (Juan 17:24).

 


Capítulo Seis

 

CÓMO EL DIOS HABLA AL HOMBRE

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Listar las varias maneras en que Dios habla al hombre.

n       Reconocer que Dios no está limitado en Su habilidad de comunicarse con el hombre.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Por tanto, no seáis insensatos, sino comprended cuál es la voluntad del Señor” (Efesios5:17).

 

INTRODUCCIÓN

 

Como nosotros mencionamos en la introducción de este curso, la Biblia es una historia de métodos por los cuales Dios tiene se comunicado con el hombre y la contestación de la humanidad a la voz de Dios. Este capítulo examina el registro Bíblico para descubrir los métodos por los cuales Dios comunicase con el hombre.

 

LA PALABRA ESCRITA

 

Como nosotros aprendimos en las lecciones anteriores, Dios habla al hombre a través de Su Palabra escrita. Dios ya no necesita hablarle acerca de las cosas que Él reveló en las Escrituras. Cuando Dios usa otros métodos para comunicarse, ellos nunca contradirán Su Palabra escrita.

 

LA ORACIÓN

 

Hay muchos ejemplos Bíblicos de Dios hablando como resultado de la oración. La oración y el ayuno (quedar sin comida por razones espirituales) resultaron en Dios hablando a Pablo y Bernabé:

 

“Mientras ellos ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: ‘Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado.’ Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron” (Hechos 13:2-3).

 

Oración es incluir la demanda para el cumplimiento de la voluntad de Dios sobre la tierra. Jesús enseñó a Sus seguidores a orar:

 

“Venga tu reino, sea hecha tu voluntad, como en el cielo así también en la tierra” (Mateo 6:10).

 

Jesús oró por la dirección de Dios antes de la selección de Sus discípulos:

 

“Aconteció en aquellos días que Jesús salió al monte para orar, y pasó toda la noche en oración a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y de ellos escogió a doce, a quienes también llamó apóstoles” (Lucas 6:12-13).

 

Jesús oró por la volunta de Dios antes de Su muerte:

 

“Diciendo: --Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Lucas 22:42).

                                                           

CONSEJEROS

 

Dios comunica Su voluntad a través de los consejeros cristianos. Hay muchos ejemplos Bíblicos de personas que buscaran dirección de los hombres de Dios.

 

La Biblia declara:

 

“Cuando falta dirección, el pueblo caerá; pero en los muchos consejeros está la victoria” (Proverbios 11:14).

 

“En la opinión del insensato su camino es derecho, pero el que obedece el consejo es sabio” (Proverbios 12:15).

 

LAS CIRCUNSTANCIAS

 

Dios comunica Su plan a través de las circunstancias. Un ejemplo excelente de esto se encuentra en el Antiguo Testamento. Es la vida de José registrada en Génesis 37-50.

 

Los hermanos de José lo vendieron como esclavo al Egipto, pero él vio esto como la dirección de Dios:

 

“Ahora pues, no os entristezcáis ni os pese el haberme vendido acá, porque para preservación de vida me ha enviado Dios delante de vosotros. Ya han transcurrido dos años de hambre en medio de la tierra, y todavía quedan cinco años en que no habrá ni siembra ni siega. Pero Dios me ha enviado delante de vosotros para preservaros posteridad en la tierra, y para daros vida mediante una gran liberación. Así que no me enviasteis vosotros acá, sino Dios, que me ha puesto como protector del faraón, como señor de toda su casa y como gobernador de toda la tierra de Egipto”  (Génesis 45:5-8).

 

A través de circunstancias sobre las cuales José no tenía ningún control personal, él fue usado por Dios para salvar las vidas de miles de personas por un tiempo de hambre severa.

 

Pablo escribió algunas palabras interesantes en 1 Tesalonicenses 2:18. Él dijo a los creyentes de Tesalónica que él fue impedido por Satanás de visítalos. Desde que él no pudiera ir a ellos, él escribió a la iglesia en Tesalónica. Lo impedimento de Satanás resultó en el libro de 1 Tesalonicenses y el importante mensaje que Pablo compartió tuve un  impacto mayor que tendría el resultado de una visita. Este mensaje ha pasado a través de los siglos para el beneficio de todos los creyentes.

 

Nada ocurre aparte del conocimiento de Dios. Mismo cuando las circunstancias bloquean lo que usted podría percibir ser la voluntad de Dios, Él aún está en el control. Dios puede tomar cualquier hecho, sea de Satanás o del hombre, y lo usa para Sus propios propósitos. Nosotros tenemos una promesa maravillosa de Dios con respecto a las circunstancias:

 

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito” (Romanos 8:28).

 

(Una palabra de advertencia: La cautela debe ser usada al considerar solamente las circunstancias para determinar la voluntad de Dios. Por ejemplo, Dios dijo a un profeta nombrado Jonás para ir a Nínive para predicar. Cuando él vino al puerto, había un barco que deja para Tarsis. Él tomó este barco en lugar de ir a Nínive. Él podría haber dicho, "hay una cabina abierta en este barco indo en dirección opuesta, entonces debe ser la voluntad de Dios que yo voy”.)

 

Las circunstancias de la vida deben ser vistas con relación a lo que Dios revela a través de otros métodos. Dios ya había comunicado Su voluntad a Jonás. Jonás manipuló las circunstancias para cumplir sus propios deseos.

 

PUERTAS ABIERTAS Y CERRADAS

 

Las circunstancias de la vida resultan en lo que ha llegado a ser llamado "puertas abiertas y cerradas." Pablo escribió a los corintios:

 

“Pero me quedaré en Efeso hasta Pentecostés; porque se me ha abierto una puerta grande y eficaz, y hay muchos adversarios” (1 Corintios 16:8-9).

 

Pablo decidió quedarse en Efeso porque él a través de circunstancias colocadas por Dios había una gran oportunidad para el servicio cristiano se le abrió. Él llamó esta de una puerta abierta.

 

En otra ocasión Pablo registra su deseo de ministrar en ciertas áreas, pero las puertas habían cerrado:

 

“Atravesaron la región de Frigia y de Galacia, porque les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia. Cuando llegaron a la frontera de Misia, procuraban entrar en Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió” (Hechos 16:6-7).

 

Una puerta cerrada no significa que usted ha extrañado la voluntad de Dios. No significa que no es Su voluntad hacer algo. Pablo evangelizó la Asia después. Dios estaba dirigiéndolo cerrando una puerta. Él dirige a través de las puertas cerradas así como de las puertas abiertas. A veces una puerta está cerrada porque no es el tiempo correcto en el plan de Dios. Después, esa misma puerta puede abrirse a usted.

 

ÁNGELES

 

Lot recibió la dirección a través de los ángeles que aparecieron en su casa en Sodoma. Le dijeron que debería dejar Sodoma porque el juicio de Dios iba a caerse en la ciudad (Génesis 19). Un ángel habló a Felipe y le dijo que fuese a Samaria (Hechos 8:26). Los nacimientos de San Juan Bautista y Jesús fueron anunciados por los ángeles (Lucas l).

 

Hay numerosos registros Bíblicos de ángeles que aparecen para comunicar la voluntad de Dios para el hombre. Usted puede encontrar otros ejemplos en su propio estudio de las Escrituras.

 

LOS MILAGROS

 

Un milagro es un evento sobrenatural que está más allá del poder del hombre para realizar.

 

Dios habló a través de un milagro en el evento registrado en 1 Reyes capítulo 18. Al profeta Elías fue dicho para preparar un altar ante el Señor. Elías preparó el altar y clamó:

 

“... Cuando llegó la hora de presentar la ofrenda vegetal, se acercó el profeta Elías y dijo: --¡Oh Jehová, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel y que yo soy tu siervo; y que por tu palabra he hecho todas estas cosas! Entonces cayó fuego de Jehová, que consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo; y lamió el agua que estaba en la zanja. Al verlo toda la gente, se postraron sobre sus rostros y dijeron: --¡Jehová es Dios! ¡Jehová es Dios!” (1 Reyes 18:36,38,39).

 

Dios usó este milagro para hablar a los hombres que adoraban los ídolos y se revelar como el verdadero y viviente Dios.

 

Dios también ha revelado que Su voluntad a través de los milagros en la naturaleza. Una columna de fuego y una nube en el cielo dio la dirección de noche y de día a la nación de Israel cuando ellos viajaron a través del desierto:

 

“Jehová iba delante de ellos, de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que pudieran caminar tanto de día como de noche. La columna de nube nunca se apartó de día de delante del pueblo, ni la columna de fuego de noche” (Éxodo 13:21-22).

 

Usted puede encontrar muchos otros ejemplos Bíblicos de que Dios se comunica a los hombres a través de los milagros. Mire para éstos en su propio estudio personal de la Biblia.

 

SUEÑOS

 

¡Dios desea tanto comunicarse con nosotros que Él incluso habla mientras nosotros dormimos! Dios habla en los sueños. Éstos no son los sueños normales experimentados por todos. Ellos son sueños sobrenaturales dados por Dios. Ellos son detallados, específicos, y revelan Su voluntad.

 

Lo que sigue son unos de muchos ejemplos Bíblicos:

 

n       Dios advirtió Abimelec en un sueño sobre su pecado de tomar a la esposa de Abraham, Sara. Génesis 20:3.

 

n       Un ángel habló a Jacob en un sueño para recordarlo de su voto a Dios. Génesis 31:11-13.

 

n       Dios usó los sueños para revelar Su voluntad a José. Génesis 37.

 

n       Dios apareció a Salomón en un sueño y le dio la oportunidad de pedir cualquier cosa que él desease. 1 Reyes 3:5.

 

n       Un sueño fue usado para dirigir los pastores para volver a su país por un camino diferente debido a un rey malo. Mateo 2:12-13.

 

Éstos simplemente son unos de los muchos ejemplos de cómo Dios se comunica a través de los sueños. Usted puede encontrar otros ejemplos según usted continuar estudiando este método de dirección en la Palabra de Dios.

 

VISIONES

 

Una visión es similar a un sueño pero difiere porque usted está despierto. Es cómo tener un sueño sin estar dormido. Pueden verse las visiones con los ojos espirituales así como los ojos físicos. Esto significa que usted no puede verlo realmente con su ojo natural, pero Dios le da un cuadro de algo en su espíritu.

 

Lo que sigue son unos de muchos ejemplos Bíblicos dónde las visiones fueron usadas por Dios para comunicarse con el hombre:

 

n       Dios apareció a Abraham en una visión y le hizo una gran promesa. Génesis 15.

 

n       El libro de Daniel está lleno con las visiones (así como los sueños). Dios usó éstos a revelar muchas cosas sobre el futuro del mundo. Él habló a muchos otros profetas del Antiguo Testamento a través de las visiones.

 

n       Dios dio una visión a Pedro acerca de la necesidad de llevar el Evangelio a las naciones Gentiles. Hechos 10.

 

n       Dios llamó Pablo ir a Macedonia a través de una visión. Hechos 16:9.

 

n       Dios habló a Pablo de noche a través de una visión. Hechos 18:9-10.

 

n       El libro final en la Biblia, Apocalipsis, es basado en una visión vista por el Apóstol Juan.

 

UNA VOZ AUDIBLE

 

Dios habló a Pablo en una voz audible durante una jornada a lo largo del camino de Damasco. Usted puede leer la historia en Hechos capítulo 9:

 

“El cayó en tierra y oyó una voz que le decía: --Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Y él dijo: --¿Quién eres, Señor? Y él respondió: --Yo soy Jesús, a quien tú persigues” (Hechos 9:4-5).

 

Dios también habló a Samuel en una voz audible:

 

“Entonces vino Jehová, se paró y llamó como las otras veces: --¡Samuel, Samuel! Samuel respondió: --Habla, que tu siervo escucha” (1 Samuel 3:10).

 

La Biblia está llena de la declaración "y Dios dijo" o referencias al hecho que Dios "habló" o "ordenó." A menudo ésta era una voz audible. Pero hay otra voz a través de que Dios habla... 

 

LA VOZ INTERNA DEL ESPÍRITU SANTO

 

Más a menudo que una voz audible, Dios usa la voz interna del Espíritu Santo a hablar para el hombre. Esto se llama ser "guiado por el Espíritu":

 

 

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios” (Romanos 8:14).

 

Debe quedar bien comprendido que aquellos que son "guiados por el Espíritu" tienen una vida espiritual. Una alma muerta en pecado, sin la vida espiritual, no puede ser guiada por el Espíritu Santo. El ser guiado por el Espíritu también asume que usted es incapaz para dirigir a sí mismo. Usted ha aprendido en los capítulos anteriores que esto es verdad.

 

Cuando usted experimenta el nuevo nacimiento de salvación, Dios le da un nuevo espíritu que es receptivo a Sus comunicaciones:

 

“Os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Pondré mi Espíritu dentro de vosotros y haré que andéis según mis leyes, que guardéis mis decretos y que los pongáis por obra” (Ezequiel 36:26-27).

 

Cuando usted es guiado por el Espíritu, la voluntad de Dios es revelada a su espíritu por el Espíritu Santo. Uno de los ministerios del Espíritu Santo es la dirección:

 

“Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; pues no hablará por sí solo, sino que hablará todo lo que oiga y os hará saber las cosas que han de venir” (Juan 16:13).

 

El espíritu del hombre es "al persona interior del corazón" mencionado por Pedro (1 Pedro 3:4). Cuando Dios habla al hombre interior Él está hablando a su espíritu. El escritor de Proverbios dijo que el espíritu del hombre es la vela, o lámpara, del Señor:

 

“Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más recóndito del ser”  (Proverbios 20:27).

 

Una lámpara le permite que vea en la oscuridad en el mundo natural. En el mundo espiritual, Dios usa la lámpara de su espíritu para dirigir sus pasos a Su voluntad. Él ilumina y guía a través de su espíritu.

 

Una vez durante una jornada por barco, el Apóstol Pablo advirtió al capitán del navío:

 

“... veo que la navegación ha de realizarse con daño y mucha pérdida, no sólo de la carga y de la nave, sino también de nuestras vidas” (Hechos 27:10).

 

Pablo no dijo "yo tuve una visión." Él no reclamó tener un sueño o que Dios le había hablado audiblemente. Su espíritu tenia un testigo de Dios y ese testigo demostró ser correcto.

 

Usted debe entrenar su espíritu para ser sensible a Dios. Mucho tiempo es usado en el desarrollo intelectual a través de la educación. Mucho tiempo es usado en el desarrollo físico a través del ejercicio y atletismos. Pero a menudo, un tiempo pequeño se usa en el desarrollo espiritual. Su espíritu puede educarse así como su mente. Su espíritu puede desarrollar en la fuerza espiritual así como su cuerpo puede crecer y puede entrenarse.

 

Usted entrena su espíritu meditando en la Palabra de Dios:

 

“Nunca se aparte de tu boca este libro de la Ley; más bien, medita en él de día y de noche, para que guardes y cumplas todo lo que está escrito en él. Así tendrás éxito, y todo te saldrá bien” (Josué 1:8).

 

Dios también usa la voz interior del Espíritu Santo para declarar su convencer su conciencia. La conciencia es un conocimiento interior de correcto y errado dado por Dios.

 

Sentir es la voz del cuerpo. Dios no usa lo qué usted se siente dirigido a hacer. La carne es un enemigo del espíritu, pues los sentimientos pueden engañarlo.

 

La razón es la voz de la mente. Los caminos de Dios frecuentemente están más allá de la razón humana. Sus pensamientos son muy más altos que los suyos.

 

La conciencia es la voz del espíritu del hombre, convenciendo y dirigiendo a al perfecta voluntad de Dios. El Espíritu Santo habla a su espíritu. El espíritu convence la conciencia. A través de esto usted es llevado a conformarse con la voluntad de Dios. Cuando el Espíritu Santo habla a su espíritu, la conciencia es convencida, pero si usted continúa ignorándola, su conciencia puede volverse "cauterizada". Esto significa que ella se endurece a la convicción del Espíritu Santo:

 

“... teniendo cauterizada la conciencia” (1 Timoteo 4:2).

 

El libro de Proverbios contiene muchos versículos que indican que Dios controla los pensamientos internos y la conciencia del hombre para guiarlo en Su voluntad:

 

“Del hombre son los planes del corazón, pero de Jehová es la respuesta de la lengua” (Proverbios 16:1).

 

“El corazón del hombre traza su camino, pero Jehová dirige sus pasos” (Proverbios 16:9).

 

“Como una corriente de agua es el corazón del rey en la mano de Jehová, quien lo conduce a todo lo que quiere” (Proverbios 21:1).

                                                                          

LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO

 

Los dones espirituales también son usados por Dios para hablar al hombre. Los dones espirituales son habilidades especiales dadas por el Espíritu Santo. Algunos de estos dones le permiten que reciba la comunicación de Dios.

 

Hay un don de lenguas a través del cuál Dios habla al hombre  en un idioma que él no conoce. La interpretación de Dios acompaña para interpretar el mensaje. La oración en el Espíritu Santo (en otras lenguas) también se usa por el Espíritu para guiarlo a la voluntad de Dios. Cuando usted no sabe orar con respecto a la voluntad de Dios, ore en otras lenguas y...

“Y el que escudriña los corazones sabe cuál es el intento del Espíritu, porque él intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios” (Romanos 8:27).

 

Hay también el don de profecía que trae un mensaje directamente de Dios a Su pueblo. Hay un don llamado de discernimiento a través del cuál Dios comunica sobre los espíritus que operan en otros. Dios también comunicase a través de los dones de sabiduría y conocimiento. Estos dones proporcionan la visión divina sobre las personas y circunstancias más allá de lo que es conocido por la mente natural.

 

Para el estudio adicional sobre estos dones espirituales, vea el curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha llamado "El Ministerio Del Espíritu Santo."

 

MÉTODOS DIVERSIFICADOS

 

Dos otros métodos de dirección Bíblica es echar la suerte y el uso de vellones. Nosotros discutimos éstos dos en los capítulos anteriores. Según nosotros aprendimos, echar la suerte era un método de probabilidad, de suerte. Sólo fue usado antes del Espíritu Santo ser dado en una nueva dimensión. Su uso nunca se registra de nuevo después que el ministerio de dirección del Espíritu Santo se hizo disponible (Hechos 2). Nosotros aprendimos que un vellón sólo se menciona una vez en la Biblia. Se usó por Gedeón en un momento de gran crisis nacional. Era una señal milagrosa usada para la confirmación, no para dirección.

 

DIOS NO ESTÁ LIMITADO

 

Dios no siempre habla de la misma manera. Nosotros intentamos limitar Dios a un modelo fijo. Porque Dios ha hablado de una cierta manera una vez, nosotros creemos que Él siempre dirigirá de la misma manera. Pero como nosotros hemos aprendido en este capítulo, Dios tiene muchos métodos de comunicarse con el hombre. Dios no está limitado por un modelo fijo. Considere estos ejemplos:

 

MOISÉS:

 

Cuando Moisés estaba llevando la nación de Israel a través del desierto a la tierra que Dios les prometió, proveer el agua para dos millones de personas era el desafío mayor. Dios dijo a Moisés que Él golpease una piedra con su vara en una ocasión. Cuando él hizo, el agua vertió fuera de la piedra. En otra ocasión cuando los Israelitas estaban sedientos Dios quiso que Moisés hablase a la piedra. En cambio, Moisés golpeó la piedra cuando él había hecho previamente. Esto desagradó a Dios, y Moisés fue castigado. Esta historia ilustra la importancia de esperar por la dirección de Dios incluso al enfrentar una situación familiar. Dios no se limita a cualquier modelo anterior que usted ha experimentado.

 

(Nota: Usted podría pensar que Dios fue injusto por castigar a Moisés en una cosa tan pequeña como golpear la piedra en lugar de hablarle. La piedra sustentaba un significado simbólico. Representaba el Señor Jesucristo y el agua viviente de la redención que se tornaría disponible a través de Su muerte. Jesús sería herido apenas una vez por todas. No había necesidad para ser herido otra vez. Fue la importancia de este simbolismo que hizo la ofensa de Moisés tan grande).

 

 

ELÍAS:

 

Dios usó muchos métodos sobrenaturales para comunicarse con el Profeta Elías. Una vez Elías tuve una única experiencia que ilustró la importancia de conocer la voz de Dios. A Elías fue dicho para ir y estar de pie en una cierta montaña y esperar por Dios para hablarle. Esto fue lo que pasó:

 

“Él le dijo: --Sal afuera y ponte de pie en el monte, delante de Jehová. Y he aquí que Jehová pasaba. Un grande y poderoso viento destrozaba las montañas y rompía las peñas delante de Jehová, pero Jehová no estaba en el viento. Después del viento hubo un terremoto, pero Jehová no estaba en el terremoto. Después del terremoto hubo un fuego, pero Jehová no estaba en el fuego. Después del fuego hubo un sonido apacible y delicado” (1 Reyes 19:11-12).

 

Sucedieran varios eventos sobrenaturales en este relato. Hubo un viento, un terremoto, y fuego. Éstos fueran métodos por los cuales Dios había comunicado previamente con Elías. Pero en esta vez, Dios no habló en todos los eventos gloriosos que ocurrieron. Él habló en una pequeña y calma voz. Ésta podría ser una voz audible o una voz silenciosa en el espíritu de Elías.

 

PABLO:

 

Dios usó muchas maneras para dirigir el Apóstol Pablo durante su ministerio misionero:

 

n       En el camino de Damasco Pablo fue guiado por una luz luminosa y una voz del Cielo (Hechos 9:1-8).

 

n       Cuando una conspiración fue formada para asesinar a Pablo, él fue advertido por creyentes que fueron usados por Dios a ayudarlo escape. Hechos 9:20-25.

 

n       Bernabé fue usado por Dios para establecer la relación entre Pablo y los otros discípulos. Hechos 9:20-28.

 

n       Creyentes fueron usados por de Dios para ayudar Pablo a escapar de los griegos airados. Hechos 9:29-30.

 

n       Cuando Pablo se encontró con un ocultista, Dios le dio discernimiento para traer la liberación. Hechos 13:6-12.

 

n       La oración y el Espíritu Santo guiaron a Pablo en un ministerio misionero especial. Hechos 13:2-4.

 

n       La profecía personal dada por Agabo confirmó la experiencia que esperaba a Pablo en Jerusalén. Hechos 21:10-14.

 

n       Dios habló a Pablo a través de los sueños y visiones. Hechos 22:18; 26:19; 27:23-24.

 

n       Una puerta eficaz de servicio para el Señor llevó Pablo a cambiar sus planes personales. 1 Corintios 16:8-10.

 

FELIPE:

 

“Un ángel del Señor habló a Felipe diciendo: "Levántate y va hacia el sur por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto. El se levantó y fue. Y he aquí un eunuco etíope, un alto funcionario de Candace, la reina de Etiopía, quien estaba a cargo de todos sus tesoros y que había venido a Jerusalén para adorar” (Hechos 8:26-29).

 

Dios habló la primera vez a Felipe a través de un ángel. La segunda vez Él habló a través del Espíritu Santo y Felipe respondió inmediatamente. Él no esperó por la confirmación de un ángel. En la segunda vez Dios simplemente habló porque ese método había sido usado previamente.

 

DAVID:

 

Cuando David era un hombre joven, él batalló con un enemigo del pueblo de Dios nombrado Goliat. Aunque Goliat era un gigante y bien armado, Dios dijo a David que él no tomase las armas tradicionales de guerra. En cambio, David usó una honda. En una victoria gloriosa, David derrumbó al enemigo con uno tiro certero que golpeó el gigante en el frontis. En años más tarde David tendría sido asesinado por un gigante nombrado Isbi-benob si su sobrino Abisai no hubiera venido en su ayuda. ¿Debemos nosotros concluir que Dios estaba con David cuándo él se encontró con Goliat, pero no cuándo él confrontó el segundo gigante? No. Dios simplemente usó un método diferente. La primera vez Dios usó la habilidad de David fue con una honda. En la segunda vez Él usó la habilidad militar de Abisai.

 

Cuando Dios no escoge hablarle según Él hizo en el pasado, no quédese frustrado. Si Su voluntad para usted en una situación similar no es idéntica a lo que era previamente, no se confunda. Dios no se restringe a ciertos padrones de comunicación. El gran Creador también es un gran Comunicador. Sus métodos son ilimitados.

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Dé uno de los varios ejemplos bíblicos discutidos en esta lección que confirma que Dios no está limitado y no siempre habla de la misma manera.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. Liste las doce maneras discutidas en este capítulo como métodos Bíblicos que Dios usa para hablar al hombre.

__________________________ ___________________________ ___________________

__________________________ ___________________________ ___________________

__________________________ ___________________________ ___________________

__________________________ ___________________________ ___________________

 

4. Lea las declaraciones siguientes. Si la declaración es Verdad, escriba V. Si una declaración es Falsa, escriba F en el espacio en blanco proporcionado.

 

a._____ Si usted encuentra una "puerta cerrada" esto significa que usted debe de haber perdido la voluntad de Dios.

 

b._____ Jesús no oró por la voluntad de Dios porque Él ya la conocía.

 

c._____ José sentía que él era una víctima de las circunstancias y estaba resentido.

d._____ Las circunstancias son la mejor indicación de la voluntad de Dios.

e._____ Jonás manipuló las circunstancias para cumplir su propia voluntad en lugar de la voluntad de Dios.

f._____ Los otros métodos de comunicación de Dios siempre estarán de acuerdo con Su Palabra escrita.

 

           (Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Estudie las siguientes oraciones sobre la dirección:

 

n       Salmos 25:4

n       Colosenses 1:9

n       Salmos 86:11

n       Colosenses 4:12

n       Efesios 6:18-20

 

2. Dios comunica Su voluntad al hombre, pero a veces el hombre es demasiado apresurado en tomar las decisiones. Estudie los ejemplos que siguen de hombres que demasiado actuaron apresuradamente, no permitiendo a Dios la oportunidad de comunicar Su voluntad a ellos:

 

n       Moisés que mató al egipcio: Éxodo 2.

n       La alianza de Josué con los Gabaonitas: Josué 9.

n       Abraham e Ismael: Abraham no esperó por el heredero prometido: Génesis 16.

 

3. Lea el libro de Hechos. Haga una lista de las diferentes maneras en que Dios se comunicó con los hombres en la iglesia Primitiva.

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

 


Capítulo Siete

 

EL ARBUSTO AÚN QUEMA

 

OBJETIVOS:

 

En la realización de este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Listar los pasos para encontrar la voluntad de Dios.

n       Explicar cómo tener convicción de la voluntad de Dios.

n       Identificar tres llaves para recibir la dirección de Dios.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas” (Proverbios 3:5-6).

 

INTRODUCCIÓN

 

En el capítulo anterior nosotros examinamos el registro Bíblico de la comunicación de Dios con el hombre en el pasado. Pero la pregunta es, ¿Dios aún  habla a los hombres hoy?

 

El Apóstol Pablo resumió:

 

“Dios, habiendo hablado en otro tiempo muchas veces y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por medio de quien, asimismo, hizo el universo” (Hebreos 1:1-2).

 

Dios habló de las varias maneras en los tiempos pasados. Él continuó hablando a los hombres en tiempo de Pablo. Pablo dijo que la mayor mensaje que Dios ya comunicó fue a través de Su Hijo, Jesucristo.

 

LOS TIEMPOS PASADOS: EL ARBUSTO ARDIENTE

 

Dios comunicó Su mensaje en los tiempos Bíblicos por muchos métodos. Un método que Él usó está registrado en Éxodo capítulo 3:

 

“Apacentando Moisés las ovejas de su suegro Jetro, sacerdote de Madián, guió las ovejas más allá del desierto y llegó a Horeb, el monte de Dios. Entonces se le apareció el ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza. El observó y vio que la zarza ardía en el fuego, pero la zarza no se consumía.  Entonces Moisés pensó: "Iré, pues, y contemplaré esta gran visión; por qué la zarza no se consume." Cuando Jehová vio que él se acercaba para mirar, lo llamó desde en medio de la zarza diciéndole: --¡Moisés, Moisés! Y él respondió: --Heme aquí” (Éxodo 3:1-4).

 

De un arbusto ardiente que no se consumía, Dios llamó a Moisés para librar la nación de Israel de la esclavitud egipcia. ¡Sí, Dios definitivamente habó a los hombres en los tiempos pasados!

EL TIEMPO PRESENTE: EL ARBUSTO AÚN QUEMA

 

¿Pero Dios aún habla a los hombres hoy por tales modos milagrosos? ¿Se limitaron estas formas de comunicación a los tiempos del Antiguo Testamento antes que el Espíritu Santo fue dado?

 

¡El arbusto aún quema! Usted puede no experimentar exactamente esta forma específica de dirección dada a Moisés, pero Dios aún habla a los hombres de modos milagrosos así como Él hizo en los tiempos del Antiguo Testamento.

 

En Hebreos 1:1-2 Pablo afirmó que Dios continúa hablando al mundo a través de Jesucristo. No solamente Dios habla a través de la Palabra escrita que registra la vida y enseñanzas de Jesús, pero Jesús mismo prometió:

 

“Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; pues no hablará por sí solo, sino que hablará todo lo que oiga y os hará saber las cosas que han de venir”  (Juan 16:13).

 

El Espíritu Santo continúa hablando por medio de Jesús que comunica el mensaje de Dios al hombre.

 

Después de la venida del Espíritu Santo en Hechos 2, las revelaciones especiales de Dios continuaron así como en los tiempos del Antiguo Testamento. Las personas soñaron los sueños, tuvieron visiones, hablaran con los ángeles, oyeron la voz audible de Dios, y experimentaron otras revelaciones milagrosas de Dios.

 

La comunicación milagrosa de Dios no cesó con la venida del Espíritu Santo. El Espíritu Santo apenas agregó una nueva dimensión de la dirección. Esa dimensión incluyó la dirección interior, intercesión según la voluntad de Dios a través de la oración en otras lenguas, y dones espirituales especiales a través de los cuales Dios habla.

 

El último libro de la Biblia, Apocalipsis, es un extenso registro de una visión que Dios dio al Apóstol Juan. Desde la conclusión de Su Palabra escrita, Dios está hablando al hombre de maneras milagrosas.

 

Dios continúa hablando al hombre a través de estos métodos. La historia de la iglesia moderna contiene muchos documentos de casos de comunicaciones milagrosas de Dios al hombre porque. . .

 

“¡Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos!”  (Hebreos 13:8).

 

¿LO QUÉ HACER SI NO HAY NINGÚN ARBUSTO?

 

¿Pero lo que pasa si Dios no escoge hablarle a través de un método milagroso?. ¿Qué hacer si usted no experimenta un sueño, visión o milagro? ¿Qué decir si Él no le habla a través de una voz audible o a través de los dones sobrenaturales de profecía, lenguas, o interpretación? ¿Qué hacer si no hay ningún arbusto ardiente?

 

Algunas personas esperan toda la vida por una revelación sobrenatural de Dios. Multitudes de creyentes desperdigan sus vidas, inmóviles e ineficaces,  esperando por algún mensaje raro o dramático de Dios.

 

La iglesia primitiva no hizo esto. Ellos se regocijaron cuando Dios escogió dirigirlos a través de los métodos milagrosos, pero en las muchas decisiones de la vida cotidiana ellos no fueron guiados por ángeles, sueños, y visiones. Pero ellos avanzaron como una fuerza poderosa por Dios.

 

Entonces, ¿lo qué usted hace si no hay ningún arbusto ardiente? Aquí están siete pasos para descubrir la voluntad de Dios:

 

1.  ORE:

 

Ore por la dirección de Dios en su vida. Jesús enseñó a Sus seguidores que parte del modelo regular de oración está el orar para que la voluntad de Dios sea hecha:

 

“Venga tu reino, sea hecha tu voluntad, como en el cielo así también en la tierra” (Mateo 6:10).

 

Cuando usted orar, exprese su deseo para que Dios revele Su voluntad a usted. Moisés hizo esto:

 

“Ahora, si he hallado gracia ante tus ojos, por favor muéstrame tu camino, para que te conozca y halle gracia ante tus ojos; considera también que esta gente es tu pueblo” (Éxodo 33:13).

 

David hizo esto:

 

“Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas” (Salmos 25:4).

 

Pida por sabiduría para hacer las escojas correctas:

 

“Y si a alguno de vosotros le falta sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos con liberalidad y sin reprochar; y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada. Porque el que duda es semejante a una ola del mar movida por el viento y echada de un lado a otro. No piense tal hombre que recibirá cosa alguna del Señor” (Santiago 1:5-7).

 

Pida las oraciones de otros creyentes. Frecuentemente Dios revela Su voluntad a través de dones espirituales ejercidos en las reuniones del grupo de oración. Pablo y Bernabé recibieron confirmación de su llamado al servicio misionero en semejante reunión.

 

2.  ESTUDIE LAS ESCRITURAS:

 

Busque seriamente la Palabra escrita de Dios para determinar si alguna dirección específica es dada para su situación. Determine si hay principios Bíblicos generales o ejemplos biográficos que se aplican.

 

Investigar las Escrituras no significa dejar la Biblia caerse abierta y tomar el primero versículo que sus ojos miran como su respuesta. Investigar las Escrituras es hacer un examen detallado de la Palabra y aplicar sus principios a las decisiones que usted debe tomar. Cada puerta abierta, cada oportunidad, cada otra dirección que usted piensa que podría ser del Señor debe primero ser probado por la Palabra escrita de Dios. Jesús usó este principio. Cuando Él fue tentado por Satanás para actuar aparte de la voluntad de Dios él contestó repetidamente con "está escrito..." (Mateo 4). Él analizó todo en la base de la Palabra escrita de Dios.

Mientras usted investiga las Escrituras, esté seguro de estudiar las muchas promesas sobre dirección. Nosotros hemos listado algunas de éstas en la sección "Para Estudio Adicional" de este capítulo. Mientras usted estudiar estos pasajes su fe en el hablar de Dios aumentará y usted podrá conocer Su voz.

 

3.  ESCUCHE LA VOZ INTERNA DEL ESPÍRITU SANTO:

 

A través de la oración y estudio de las Escrituras, Dios habla Su voluntad en su espíritu por la voz interna del Espíritu Santo. Nosotros discutimos esto extensamente en el último capítulo. Una parte de "la voz del Espíritu Santo" es la oración en otras lenguas. Cuando usted no está seguro de la voluntad de Dios en una cuestión, ore la oración del Espíritu Santo en lenguas.

 

El Espíritu Santo conoce la perfecta voluntad de Dios y orará a través de usted en armonía con esa voluntad:

 

“Y el que escudriña los corazones sabe cuál es el intento del Espíritu, porque él intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios” (Romanos 8:27).

 

Recuérdese – Jesús dijo que el Espíritu Santo “os hará saber las cosas que han de venir." Esto significa Él revela el plan de Dios a usted. Él lo guía según la voluntad de Dios.

 

4.  BUSQUE EL CONSEJO CRISTIANO:

 

Como nosotros mencionamos en el último capítulo, Dios usa a los consejeros cristianos para ayudar a los creyentes en el proceso de la decisión. La Biblia declara:

 

“Cuando falta dirección, el pueblo caerá; pero en los muchos consejeros está la victoria” (Proverbios 11:14).

“En la opinión del insensato su camino es derecho, pero el que obedece el consejo es sabio” (Proverbios 12:15).

 

Es importante que los creyentes busquen solamente el consejo de creyentes maduros. Nunca busque el consejo de psicólogos seculares o psiquiatras. Ellos darán el consejo mundano. Ellos son "los guías ciegos":

 

"¡Ay de vosotros, guías ciegos! Pues decís: 'Si uno jura por el santuario, no significa nada; pero si jura por el oro del santuario, queda bajo obligación” (Mateo 23:16).

 

“Bienaventurado el hombre que no anda según el consejo de los impíos...” (Salmos 1:1).

 

Nunca busque el consejo de cristianos nuevos, pues les faltan la experiencia y la madurez espiritual.

 

Algunas personas sólo van a un consejero a espera de conseguir que ellos acepten sus propias opiniones. Pero usted recibirá un beneficio muy pequeño si ésta es su actitud. Algunos creyentes consultan a muchos consejeros para comparar los consejos que ellos reciben. Ellos quedan tomando una votación acerca de cuántos están a favor de un curso de acción en oposición a otro. Éste no es el propósito del aconsejar. Más importante, siempre recuerde que todo consejo del hombre debe estar de acuerdo con la Palabra escrita de Dios.

 

5.  ANALICE LAS CIRCUNSTANCIAS:

 

Analice las circunstancias que se relacionan a la decisión que usted necesita hacer. Éstos deben ser considerados en relación con la dirección que Dios da a través de la oración, estudio de la Palabra, de la voz interna del Espíritu, y de un consejero cristiano.

 

No se debe usar exclusivamente las circunstancias para determinar la voluntad de Dios, pero ellas definen el contexto de la decisión que será tomada. A veces las circunstancias limitan las opciones o providencian la oportunidad de una nueva dirección en la vida.

 

6. USE LAS LLAVES BÍBLICAS DE LA DIRECCIÓN:

 

En el mundo natural llaves abren puertas abiertas. En el mundo espiritual, Dios ha proporcionado llaves para abrir la puerta a Su volunta. Las llaves se encuentran en el libro de Proverbios:

 

“No se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello. Escríbelas en las tablas de tu corazón,  y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres. Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia inteligencia” (Proverbios 3:5-6).

 

La Primera Llave: Confianza.

 

No tema lo que Dios puede pedir de usted. Sepa que Su plan para usted es el mejor. Ciertamente, los hombres deben poder confiar en uno que daría a Su único Hijo para morirse para ellos. Su confianza debe estar en el Señor y no en el hombre:

 

“Así ha dicho Jehová: "Maldito el hombre que confía en el hombre, que se apoya en lo humano y cuyo corazón se aparta de Jehová” (Jeremias 17:5).

 

La Segunda Llave: No se apoye en su propia comprensión.

 

No dependa de su propio razonamiento humano. Esto no significa no hay ningún lugar para el juicio inteligente. El libro de Proverbios está lleno con órdenes para usar la comprensión y el sentido común. Dios no está diciendo que usted debe abandonar el juicio legítimo. Él simplemente está diciendo que no dependa solamente del razonamiento humano cuando usted buscar la voluntad de Dios.

 

Cuando David estaba devolviendo la arca a Jerusalén, Él no pidió la dirección a Dios. Él se apoyó en su propia comprensión y empezó a mover arca de la manera más práctica posible (2 Samuel 6:1-7).

 

Pero ésta no era la manera de Dios y el juicio vino. Era la voluntad de Dios devolver el arca a Jerusalén, pero David no había alineado la voluntad de Dios con la manera de Dios. Éste es un principio importante de la dirección.

La Tercera Llave: Reconózcalo en todos sus caminos. 

 

Reconocer a Dios en todos sus caminos es honrarlo en el pensamiento, palabra, y hechos. Dale en primero lugar en su vida:

 

“Y además, él es la cabeza del cuerpo, que es la iglesia. El es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo él sea preeminente”  (Colosenses 1:18).

 

Josué cometió un serio error cuando "no consultó a Jehová" acerca de un tratado con los Gabaonitas (Josué 9). Su decisión produjo una alianza con una nación impía, algo que era prohibido por Dios.

 

Las tres llaves. . .

 

n       Confíe en el Señor con todo el corazón...

n       No se apoye en su propia comprensión. . .

n       reconózcalo en todos sus caminos...

 

Estas llaves abren la puerta... y Él dirigirá sus caminos.

 

7.  ESCOJA EL CAMINO DE LA SABIDURÍA:

 

En decisiones específicamente tratadas en la Palabra escrita de Dios, usted debe tomar siempre una decisión consistente con la Palabra revelada. En otras decisiones, después de la oración, estudio de la Palabra, escuchar la voz del Espíritu, buscar consejo, y analizar las circunstancias, usted puede hacer una opción según "el camino de la sabiduría." (Recuérdese – usted  oró por la sabiduría de Dios. Ahora usted hace una opción con base en esa sabiduría).

 

El camino de la sabiduría es la opción en cualquier decisión que ofrece mayores oportunidades para el avanzo espiritual en cada área de vida. Es la opción que está en armonía con lo que Dios ha revelado a través de la oración, la Palabra escrita, la voz interna del Espíritu Santo, y el consejo cristiano.

 

La habilidad de reconocer el camino de la sabiduría aumenta hasta la madurez espiritual:

 

“Debiendo ser ya maestros por el tiempo transcurrido, de nuevo tenéis necesidad de que alguien os instruya desde los primeros rudimentos de las palabras de Dios. Habéis llegado a tener necesidad de leche y no de alimento sólido. Pues todo el que se alimenta de leche no es capaz de entender la palabra de la justicia, porque aún es niño. Pero el alimento sólido es para los maduros, para los que por la práctica tienen los sentidos entrenados para discernir entre el bien y el mal” (Hebreos 5:12-14).

 

La madurez espiritual viene de la relación con Dios, oración, y meditación en Su Palabra escrita.

 

LA CONVICCIÓN DE LA VOLUNTAD DE DIOS

 

“Y la paz de Cristo gobierne en vuestros corazones, pues a ella fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos” (Colossenses 3:15).

 

Un árbitro es la persona responsable por observar un evento deportivo para determinar si el juego está siendo jugado según las reglas.

 

En el mundo espiritual, la paz de Dios es el árbitro de la voluntad de Dios. Sus acciones y decisiones son observadas. Cuando ellas están en armonía con la voluntad de Dios, usted tendrá paz en su espíritu. Cuando usted está desconcertado o frustrado, no actúe. Espere hasta que usted reciba paz acerca de la decisión que usted está haciendo. Falta de paz es una señale del árbitro de que algo está equivocado:

 

“porque Dios no es Dios de desorden, sino de paz” (1 Corintios 14:33).

 

UN PASO POR VEZ

 

Un principio importante y final en la cuestión de la voluntad de Dios es reconocer que Dios revela Su plan un paso por vez. Esto significa que Él no revela el plan entero para su vida, con todo los detalles, de una vez. Dios simplemente no habla sólo una vez en la vida para usted. Usted no puede desarrollar una relación con alguien con base en una única conversación. La relación es un proceso continuado de comunicación. Dios continúa hablando, y usted crece en su habilidad de reconocer Su voz.

 

Dios tiene razones para revelar Su voluntad un paso por vez. A menudo, usted no está listo para conocer el plan entero porque podría agobiarlo o causar sentimientos de insuficiencia para la tarea adelante.

 

Jesús dijo una vez a Sus discípulos:

 

"Todavía tengo que deciros muchas cosas, pero ahora no las podéis sobrellevar” (Juan 16:12).

 

Dios dijo a Israel que él derrotaría a sus enemigos en Canaán "poco a poco" según ellos estuviesen listos y capaces de asumir la responsabilidad por la nueva tierra que Él estaba dándolos.

 

Dios tampoco revela Su plan entero porque nosotros tendemos a preocuparnos sobre el futuro. La Biblia advierte:

 

“Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán. Basta a cada día su propio mal” (Mateo 6:34).

 

No se preocupe con el futuro. Tome solamente las decisiones necesarias para hoy. El futuro es controlado por Dios. Esto no significa que usted no debe hacer una sabia planificación para el futuro. Pero usted no debe preocuparse con él. Lo que es importante es vivir en la voluntad revelada de Dios durante este día. Aprenda a oír Su voz en su camino cristiano diario. Un caminar diario en Su voluntad produce una vida longa en Su voluntad.