Estrategias

Para  La

Cosecha

Espiritual

 

 

 

 

 

 

 

Este manual es un de los cursos de varios módulos del plan de estudios que lleva a los creyentes de la visualización a través de la delegación, multiplicación, organización, y movilización para lograr la meta de evangelización. 

 

Para informaciones adicionales sobre los cursos escriba a: 

 

 

Harvestime International  Institute

Instituto Internacional Tiempo de Cosecha

3092 Sultana Dr. 

Madera, California 93637, 

USA 

 

 

 

© Harvestime International  Institute

 

 


CONTENIDO

 

 

Cómo Usar Este Manual, 3   

Sugerencias Para el Estudio en Grupo, 3

Introducción, 5

Objetivos del Curso, 6

 

PARTE UNO:   VISUALIZACIÓN   

 

1. El Nacimiento De Una Visión, 7

 

2. La Visión, 16

 

3. Sus Ojos Miran Las Naciones, 23

 

PARTE DOS:  CONCEPTUALIZACIÓN 

 

4. El Mundo En La Palabra, 28

 

PARTE TRES:  OBJETIVACIÓN 

 

5. Las Hoces Mohosas, los Campos Vacíos, 35

 

6. Las estrategias Para la Cosecha Espiritual - Parte I, 50

 

7. Las estrategias Para la Cosecha Espiritual - Parte II, 55 

 

8. Segando Por Revelación, 67 

 

PARTE CUATRO:  EXPECTACIÓN 

 

9. Rompiendo El Yugo, 80

 

10.  Bendiciendo Las Naciones, 88

 

11.  La Visión se Vuelve Realidad, 98

 

Respuestas de la Sesión "Prueba Personal".

 


CÓMO USAR ESTE MANUAL

 

EL FORMATO DEL MANUAL

 

Cada lección consiste de: 

 

Objetivos:  Éstas son las metas que usted debe lograr estudiando el capítulo. Léalos antes de empezar la lección. 

 

Versículo Llave: Este versículo da énfasis al concepto principal del capítulo.  Memorícelo. 

 

Contenido del Capítulo:  Estudie cada sección. Use su Biblia para buscar cualquier referencia que no fue imprimada en el manual.   

 

Prueba Personal:  Haga esta prueba después de que usted terminar de  estudiar el capítulo.  Intente contestar las preguntas sin usar su Biblia o este manual.  Cuando usted ha concluido esta prueba, verifique sus respuestas en la sección de las respuestas proporcionada al final del manual.  

 

Para Estudio Adicional:  Esta sección le ayudará a continuar su estudio de la Palabra de Dios, mejorará sus habilidades de estudio, y aplicará lo que usted ha aprendido a su vida y ministerio. 

 

Examen Final:  Si usted esta matriculado en este curso para recibir los créditos e diploma, usted recibió un examen final juntamente con este curso.  En la conclusión de este curso, usted debe completar este examen y debe devolverlo para obtener el grado. 

 

 

MATERIALES ADICIONALES NECESARIOS

 

Usted necesitará solamente de una versión de la Biblia Reina Valera. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUGERENCIAS PARA EL ESTUDIO EN GRUPO

 

PRIMERA REUNIÓN

 

Abriendo:  Abra con oración e introducciones.  Conozca y matricule a los estudiantes. 

 

Establezca los Procedimientos Del Grupo: Determine quién conducirá las reuniones, el horario, lugar, y fechas para las sesiones. 

 

Alabanza Y Adoración: Invite la presencia del Espíritu Santo en su sesión de entrenamiento. 

 

Distribuya los Manuales A los Estudiantes: Introduzca el título del manual, formato, y objetivos del curso proporcionados en las primeras páginas del manual. 

 

Haga La Primera Tarea:  Los estudiantes leerán los capítulos determinados y harán la prueba personal para la próxima reunión. El número de capítulos que usted enseñará por sesión dependerá del tamaño del capítulo, contenido, y de las habilidades de su grupo. 

 

SEGUNDA Y LAS REUNIONES SIGUIENTES

 

Abriendo: Ore. Dé las bienvenidas y matricule a cualquier nuevo estudiante. También dales un manual.  Vea quien está presente o ausente. Tenga un tiempo de alabanza y adoración. 

 

Revisión:  Presente un breve resumen de lo que usted enseñó en la última reunión. 

 

Lección: Discuta cada sección del capítulo usando los TÍTULOS EN LETRAS MAYÚSCULAS Y EN NEGRITO como un esbozo de la enseñanza.  Pida a los estudiantes que hagan preguntas o comentarios sobre lo que ellos han estudiado. Aplique la lección a las vidas y ministerios de sus estudiantes. 

 

Prueba Personal: Repase con los estudiantes la prueba que ellos han completado.  (Nota: Si usted no quiere que los estudiantes tengan el acceso a las respuestas, usted puede quitar las páginas con las respuestas en la parte final de cada manual). 

 

Para Estudio Adicional:  Usted puede hacer estos proyectos en una base individual o en grupo. 

 

Examen Final: Si su grupo está matriculado en este curso para los créditos y Diploma usted recibió un examen final con este curso. Reproduzca una copia para cada estudiante y administre el examen en la conclusión de este curso. 

 


 

Módulo:  Visualización

Curso:  Estrategias Para la Cosecha Espiritual 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

La Biblia declara en Proverbios 29:18, "Donde no hay visión, las personas perecen." (Traducción del Original)

 

Por el mundo todo hay creyentes renacidos que están pereciendo.   

 

No... ellos no están pereciendo en el pecado.  Ellos han aceptado la salvación a través de Jesucristo. Ellos están presentes en las reuniones de la iglesia, leen la Biblia, e incluso pueden ser los líderes en la iglesia.   

 

Pero ellos están pereciendo espiritualmente.  Sus vidas como creyentes son rutineras.  No hay excitación espiritual.  Ellos no tienen ninguna meta o propósito.  Ellos no tienen  visión.      

 

La visión de que nosotros hablamos no es lo que se ve visiblemente en un arrobo.  No es una visión natural.  Es una visión espiritual.  

 

¾      si usted se siente vacío espiritualmente...

¾      si usted anhela para ser usado de Dios, pero no entiende su parte en Su plan... 

¾      si usted siente que hay algo más en la Cristiandad do que la rutina en que su vida ha caído... 

 

¡La visión es su respuesta! 

 

Dios está tomando a los hombres y mujeres espiritualmente muertos y está haciéndolos espiritualmente vivos.  La visión está proporcionando nuevo significado y una meta a la vida.  Está uniendo el Cuerpo de Cristo, la verdadera Iglesia, en un propósito común.  Esa visión es el asunto de este curso, "Estrategias Para La Cosecha Espiritual". El curso lo llevará a través de cuatro pasos para lograr la visión: 

 

¾      Visualización:  En lo cual la visión será identificada.

¾      Conceptualización:  En lo cual usted aprenderá el concepto del propósito detrás de la visión.  

¾      Objetivación:  En lo cual usted aprenderá los objetivos para cumplir la visión.  

¾      Expectación:  En lo cual sus expectativas se cumplirán según usted tornase parte de la visión.  

 


LOS OBJETIVOS DEL CURSO

 

 

Al concluir este curso usted será capaz de: 

 

¾      Explicar la visión de la cosecha como un paralelo espiritual de un ejemplo natural. 

¾      Usar las eficaces estrategias para la cosecha espiritual en su vida y ministerio. 

¾      Identificar factores que previenen la cosecha espiritual. 

¾      Ver el mundo como Dios lo ve. 

¾      Segar la cosecha por revelación. 

 


PARTE UNO: LA VISUALIZACIÓN 

Identificando La Visión 

 

Capítulo Uno

 

EL NACIMIENTO DE UNA VISIÓN

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Definir la "visión espiritual." 

¾      Explicar el proceso del nacimiento de la visión espiritual. 

¾      Comparar el nacimiento espiritual de una visión con el proceso del nacimiento natural. 

 

VERSÍCULO LLAVE: 

 

“Donde no hay visión, las personas perecen” (Proverbios 29:18, traducción original).  

 

INTRODUCCIÓN

 

La Biblia declara en Proverbios 29:18, "Donde no hay visión, las personas perecen". La visión a que este verso se refiere es la visión espiritual.  

 

La visión espiritual proporciona una meta. Proporciona el desafío y la estructura para la vida.  Sin visión, las personas quedan espiritualmente muertas.  La visión espiritual en vías de desarrollo es el proceso de reconocer el propósito para lo cual usted fue alcanzado por el Reino de Dios. En este capítulo, este desarrollo se llama "el Nacimiento de una Visión." 

 

¿POR QUÉ VISIÓN ESPIRITUAL?

 

¿Por qué la visión espiritual es necesaria?  ¿Por qué las personas perecen sin visión?  

 

La respuesta se encuentra en uno de muchos ejemplos Bíblicos de visión espiritual.  Lea la historia del Profeta Eliseo y su sirviente, Giezi, en 2 Reyes 6:15-17.  

 

El pueblo de Dios, Israel, fue rodeado por la nación enemiga de Siria. Había muchos soldados, caballos, y carros de guerra. Cuando el sirviente de Eliseo, Giezi, miró la gran fuerza del enemigo, él tuvo miedo. Él clamó a Eliseo, "¿Qué nosotros haremos?” Eliseo le dijo: 

 

"No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos" (2 Reyes 6:16) 

 

Entonces Eliseo oró a Dios para que los ojos de Giezi fuesen abiertos y que le permitiese ver en el mundo espiritual.  El pedido fue concedido, y Giezi vio las fuerzas espirituales de Dios rodeando Israel.

En este ejemplo, Dios permitió Giezi realmente mirar la visión espiritual con sus ojos naturales.  Pero el punto importante es que sin la visión espiritual el pueblo de Dios no puede ver más allá de las circunstancias naturales de la vida. 

 

Cómo Giezi, ellos son derrotados por los poderes del enemigo que ellos presencian operando en el mundo natural alrededor de ellos. Su visión esta enfocada en sus problemas y su vida se vuelve un ciclo de clamar, "¿Qué nosotros haremos?" Sin la visión espiritual, ellos no pueden ver y no pueden entender el plan de Dios. 

 

EL DESARROLLO DE LA VISIÓN ESPIRITUAL

 

Antes de usted nacer de nuevo, usted estaba ciego por causa del pecado.  A través de la salvación por la sangre de Jesús su ceguedad básica fue sanada.  Ahora Dios quiere desarrollar su visión espiritual. 

 

Este proceso es un paralelo espiritual de un acontecimiento real en el ministerio de Jesús: 

 

" Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase. Entonces, tomando la mano  del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo. Él, mirando, dijo: Veo los hombres como árboles, pero los veo que andan. Luego le puso otra vez las manos sobre los ojos, y le hizo que mirase; y fue restablecido, y vio de lejos y claramente a todos. Y lo envió a su casa, diciendo: No entres en la aldea, ni lo digas a nadie en la aldea"  (Marcos 8:22-25) 

 

Este milagro fue una cura física real realizada por Jesús durante Su ministerio terrenal. 

 

¿Por qué el primer toque de Jesús no sanó al hombre completamente? ¿Jesús no tenía todo el poder? ¿Él no era el Hijo del Dios viviente?  Jesús estaba proporcionando un ejemplo natural de una verdad espiritual.  Jesús quiere tocarlo espiritualmente así como Él hizo en esta cura natural.  Primero Él quiere aclarar la ceguedad básica de pecado en su vida.  Entonces Él quiere desarrollar su visión espiritual. 

 

¿LO QUE ES LA VISIÓN ESPIRITUAL?

 

La visión espiritual involucra ver más allá del mundo natural hacía el mundo espiritual.  Es entender el propósito divino de Dios y reconocer su parte en Su plan.  

 

Creyentes que están espiritualmente "pereciendo" están en una de las categorías siguientes: 

 

¾      Ellos no tienen la visión espiritual. 

¾      Ellos han recibido una visión espiritual pero han sido desobediente a la visón. 

¾      Ellos tienen una visión, pero no sabe cumplirla. Ellos han intentado y han fallado o quizás nunca ha intentado en absoluto. 

 

La visión espiritual proporciona una imagen clara de lo que Dios quiere que usted haga y entonces dirige cada paso de su vida cristiana hacia lograr esa meta. 

 

 

 

LA VISIÓN DE PABLO

 

El Apóstol Pablo tenía la visión espiritual.  Él dijo: 

 

"No fui rebelde a la visión celestial"  (Hechos 26:19) 

 

La visión celestial [espiritual] se volvió la fuerza que compelió la vida de Pablo.  Él reconoció que tener una visión no es bastante.  Debiese dar los pasos para lograr la visión. 

 

Una visión puede permanecer "visionaria". Esto significa que ella nunca se vuelve una realidad porque usted nunca actúa para cumplirla. Cuando Dios da una visión Él también da las estrategias espirituales y prácticas para cumplirla. 

 

Cuando Dios dio una visión espiritual a Pablo, Él le dio cosas específicas a hacer para cumplir la visión.  

 

"Pero levanta-te, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío, para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados" (Hechos 26:16-18) 

 

Dios dio la visión espiritual a Pablo con el propósito de hacerle ministro y testigo. 

 

Su ministerio era para un grupo especial de personas, los Gentiles.  El término "Gentiles" se refiere a todos que no son judío, o sea, todas las otras naciones del mundo. 

 

Dios dio los objetivos a Pablo [un plan] para lograr la visión.  Pablo debería: 

 

¾      Abrir los ojos espirituales de ellos de las tinieblas a la luz. 

¾      Tornar las personas del poder de Satanás a Dios. 

¾      Llévalos al perdón de los pecados. 

¾      Revelarles su herencia espiritual hecha posible por la fe.  

 

EL NACIMIENTO DE UNA VISIÓN

 

Dios quiere darle una visión espiritual así como Él hizo a Pablo. Dios también quiere revelar los propósitos y objetivos que le permitirán cumplir la visión. 

 

Cuando usted experimenta el "nacimiento de una visión" usted se torna un participante en lugar de un espectador en el divino plan de Dios. 

 

El proceso del nacimiento natural que trae un bebé humano al mundo es similar al proceso del nacimiento de una visión en el mundo espiritual.  Usted experimentará las fases siguientes en el nacimiento de la visión espiritual. 

 

 

 

CONCEPCIÓN: 

 

"Concepción" significa crear.  Una visión espiritual se crea en su espíritu por Dios. 

 

Cuando Dios dio la visión espiritual a Pablo Él identificó la fuente.  Él dijo, "yo soy Jesús" (Hechos 26:15) Dios concibió la visión de Pablo.  

 

DESARROLLO: 

 

Cuando usted recibe una visión espiritual, primeramente ella está en la forma de un "embrión". Un embrión es una célula básica de vida.  Simplemente como el desarrollo del embrión humano, Dios desarrolla su visión espiritual según usted crece en Él.  

 

La célula básica de la vida en el bebé humano es el embrión, de él todos los rasgos humanos básicos se desarrollan.  Si usted intenta cambiar el embrión, deformidad o muerte puede ocurrir al niño.   

 

Dios concibe la visión espiritual básica dentro de usted.  La visión debe seguir siendo el embrión de lo cual todos los rasgos desarrollarán.  Si usted intenta cambiar la visión, ella se deformará o puede abortarse. 

 

Cuando la visión explicada en este curso se concibe por Dios en su espíritu, ella siempre debe permanecer la misma aunque usted pueda cumplirla de maneras diferentes.   

 

La visión crecerá y se desarrollará según usted madura espiritualmente.  Sus rasgos no estarán igual que ayer, semana pasada, o el mes pasado.  Pero usted nunca debe olvidarse de la visión básica que es el propósito divino para el cual usted fue llamado. 

 

Este desarrollo de una visión será una experiencia de crecimiento similar al que acontece en el mundo natural dentro del cuerpo de una madre. Si la visión no desarrollarse dentro de usted ella morirá. 

 

Así como una madre lleva a su niño dentro de su cuerpo, cuando usted recibe esta visión ella constantemente estará con usted.  Ella se vuelve una parte vital, viviente de usted.  Ella fluye de su propia fuente de vida así como de la fuente divina que la concibió. 

 

Mientras el bebé está desarrollando, una mujer embarazada se negará a ciertas cosas.  Cuando su visión espiritual desarrolla, usted puede tener que también hacer esto.  Usted puede tener que negarse a sus propios planes y ambiciones.  Usted puede tener que colocar los tesoros mundanos al lado.  Usted tendrá que sacrificar tiempo para ayunar y orar. 

    

DOLORES DE PARTO: 

 

Eclesiastés 5:3 declara: 

 

"Porque de la mucha ocupación viene el sueño" (Eclesiastés 5:3)    

 

La palabra "mucha" significa "grande". "Ocupación", según el significado hebreo, es "la fatiga [la dificultad]". Para que un sueño o la visión se logre es necesario pasar por "grande fatiga". 

En el nacimiento natural hay hechos sobre las dolores de parto que es paralelo a las dolores de parto espiritual que genera una visión.  Las dolores de parto en el mundo natural es un tiempo de intenso, concentrado esfuerzo para el nacimiento del niño.  Este tiempo de esfuerzo también se llama "trabajo".  

 

Como en el nacimiento de un niño, una visión espiritual es generada por la intensa concentración mental, física, y espiritual.  Mientras usted estudiar este curso, concéntrese en lo que Dios quiere generar en su espíritu.  

En el mundo natural, durante el trabajo de parto, quien está tiendo las dolores de parto debe permitir las fuerzas naturales tomar el control.  Forzar al niño físicamente  por el canal del nacimiento antes de que él se abra puede matar al niño. 

 

El mismo es verdad en el mundo del espíritu.  Permita a Dios tomar controle de su vida.  Si usted intenta dar a luz la visión en su propia fuerza usted abortará el plan de Dios. 

 

Todo dentro de usted puede clamar para empujar y realizar la visión espiritual con las habilidades naturales.  Pero por el esfuerzo propio usted puede destruir la visión.   

 

Pedro clamó a Cristo, "Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador" (Lucas 5.8) cuando él comprendió lo que Cristo estaba llamándolo a hacer. Él sabia que la visión era demasiado grande para él cumplir por su fuerza y habilidades naturales. 

 

Como una madre en el trabajo de parto se esconde de la mirada pública, aquellos en el trabajo de parto espiritual deben estar solos con Dios. 

 

EL TIEMPO DE TRANSICIÓN: 

 

En el proceso del nacimiento natural hay un tiempo durante el trabajo de parto conocido como el tiempo de "transición". Es el tiempo más difícil de las dolores de parto que acontece exactamente antes del canal del nacimiento abrirse para permitir el nacimiento del niño.  

  

Esto parangona el nacimiento de una visión en el mundo espiritual. Cuando Dios genera en usted una visión espiritual, usted experimentará un tiempo de transición.  

 

La transición significa "cambio". Cuando Dios le da esta visión espiritual que va a requerir el cambio en su vida. Requerirá nuevo compromiso y dedicación. 

 

Usted puede experimentar la presión en cada área de su vida.  Todo dentro de usted puede clamar por el alivio de las punzadas del nacimiento espiritual de lo que Dios está trayendo a la vida.   

 

Éste es el punto dónde muchos fracasan para recibir la visión. Vez tras vez Dios ha traído Su pueblo al tiempo de transición para el nacimiento de Su visión dentro de nosotros. 

 

Pero porque la transición es demasiado difícil, muchos han retrocedido.  Ellos no podrían aguantar la presión de este tiempo difícil. 

 

Se requiere los cambios en sus modelos de pensamiento y estilo de vida que ellos no estaban listos a hacer.  Ellos no podrían abandonar su esfuerzo propio y tradiciones.  Ellos no podrían poner sus propias ambiciones y deseos al lado y abrazar el plan de Dios.  Esto es lo que pasó a la nación de Israel: 

 

"Como la mujer encinta cuando se acerca el alumbramiento gime y da gritos en sus dolores, así hemos sido delante de ti, oh Jehová. Concebimos, tuvimos dolores de parto, dimos a luz viento; ninguna liberación hicimos en la tierra, ni cayeron los moradores del mundo" (Isaías 26:17-18)    

 

El trabajo de parto trae el dolor pero lleva al nacimiento que trae la alegría: 

 

"La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo" (Juan 16:21) 

 

Isaías 53:11 nos informa que ese Dios dio testimonio de las dolores de Jesucristo y quedó satisfecho.  Una visión fue cumplida aquel día en el Calvario... una visión que se había prometido desde la caída del hombre en el pecado (Génesis 3:15) A través de las dolores, la visión de redención del pecado se volvió una realidad. 

 

Las dolores de parto es una experiencia dolorosa, pero es solamente  a través de las dolores de parto que la visión puede nacer.

 

"¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sión estuvo de parto, dio a luz sus hijos. Yo que hago dar a luz, ¿no hará nacer? Dijo Jehová. Yo que hago engendrar, ¿impediré el nacimiento? dice tu Dios" (Isaías 66:8-9) 

 

EL NACIMIENTO: 

 

El desarrollo de una visión espiritual tiene un fin esperado, así como un embrión humano.  Ese fin es el nacimiento.  La precipitación o el retraso del nacimiento puede producir la muerte, tanto no proceso del nacimiento natural cuanto en el nacimiento de la visión espiritual. 

 

Después del nacimiento en el mundo natural el niño continúa creciendo y desarrollando. Después del nacimiento,  esta visión espiritual continuará creciendo y desarrollando. Tendrá  nuevos rasgos y forma, pero todo debe desarrollarse a partir de esa célula básica de la vida espiritual que es la visión.     

 

LA VISIÓN DE ABRAHAM

 

Abraham intentó traer su visión dada por Dios a través del esfuerzo propio por el nacimiento de Ismael.  Él sabia que Dios quiso hacerle una gran nación y él pensó que un heredero no pudría salir por su esposa, Sara. 

 

Así que él hizo algo sobre eso e Ismael nació.  ¿Pero cual poder estaba detrás de Ismael? ¿el poder de Abraham o de Dios?  ¿El cumplimiento de la visión por medio de Ismael sería obrado por Dios o por el hombre?

 

Usted puede traer un Ismael a la escena a través de sus propios esfuerzos.  Ismael representa sus planes y métodos de intentar hacer la voluntad de Dios a través de las habilidades naturales. Pero la visión celestial, representada por Isaac, debe ser generada por Dios.  

 

¿Quién es la fuente de la visión espiritual? 

 

Cuándo se preguntó, "¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?", Jesús respondió, "Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado", indicando que Él, Él mismo, es la fuente (Juan 6:28-29)   

 

Dios no quería que Abraham fuera la fuente de la visión celestial así como Él no quiere que nosotros generemos visiones y organizaciones hechas por el hombre.

 

Dios es la fuente de la visión espiritual.  La visión que usted recibirá en este curso es Su plan.  No es un plan de hombre, una denominación, o una organización. 

 

La Escritura no tiene ningún registro de Dios hablando nuevamente con Abraham durante trece años después del nacimiento de Ismael.  No fue hasta que fuera humanamente imposible para Abraham tener un niño que Dios una vez más despertó la visión dentro de él.  Por entonces, el esfuerzo propio estaba muerto. 

 

Entonces vino el nacimiento de una visión, pues en el perfecto tiempo de Dios Isaac nació milagrosamente.  Pero con el nacimiento del plan de Dios [Isaac], Ismael [el esfuerzo propio] debe ser expulso. 

   

Es tiempo de su Isaac [el plan de Dios] ser concebido en su espíritu.  Para que esto sea realizado, Ismael debe ser lanzado fuera. 

 

Es una experiencia dolorosa expulsar el esfuerzo propio, sus planes, ambiciones, tradición, y los programas de las organizaciones. 

 

Pero Dios está diciéndole lo que Él dijo a Abraham, "no te parezca grave a causa de tu muchacho... [Ismael, el esfuerzo propio] porque en Isaac te será llamada descendencia". En Isaac la fuente de la visión era Dios.  

 

¿USTED ESTÁ LISTO?

 

El nacimiento requiere cambio.  En el mundo natural, el niño debe dejar la seguridad del útero. 

 

Cuando usted nació de nuevo usted tuve que dejar la vieja vida de pecado.  Usted tuve que permitir a Jesús cambiar sus modelos de pensamiento y acción. 

 

También dar a luz nacimiento a la visión espiritual requiere mudanza. Requiere valor para caminar del conocido para el desconocido.     

 

¿Usted está listo para recibir esa visión espiritual?  ¿Usted está pronto para experimentar las dolores espirituales para dar a luz algo nuevo y vital en su vida cristiana?  Si usted no está listo es mejor usted parar su estudio aquí, porque una vez que usted vislumbra la visión compartida en estas páginas su vida nunca será el mismo otra vez. 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

   

1. Escriba el Versículo Llave de memoria. 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Defina la visión espiritual. 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. Mire los nombres en la Lista Uno, entonces lea la Lista Dos. Escoja el número de la frase que se relaciona a la persona en la Lista Uno en el espacio en blanco proporcionado delante del nombre.  El primero ya está listo como un ejemplo para usted seguir. 

 

Lista Uno                 Lista Dos 

 

__2__Pablo              1. Intentó traer la visión adelante a través de Ismael. 

_____Giezi               2. "yo no era desobediente hacia la visión celestial." 

_____Abraham         3. "¿Qué nosotros haremos?" 

_____Dios               4. "¿Yo traeré al nacimiento y no la causa para traer adelante?" 

_____Jesús              5. "Parte de mí porque yo soy un hombre pecador." 

_____Pedro             6. Dios dio testimonio de Su fatiga y estaba satisfecho. 

 

4. Lea las frases en la Lista Dos.  Ponga el número de la frase que mejor define la palabra en la Lista Uno en el espacio en blanco proporcionado delante de la palabra. 

 

Lista Una                                

 

Lista Dos

_____Concepción              

1. El tiempo durante el cual la visión crece espiritualmente dentro de usted.

_____Desarrollo

2. Sucede antes del nacimiento. El tiempo más difícil cuando usted debe cesar el esfuerzo propio natural y permitir a Dios cumplir la visión.

_____Dolores de Parto

3. El inicio de la visión en su espíritu cuando ella es plantada por Dios.

_____Transición

4. Un tiempo de punzadas, intenso labor físico, mental y espiritual del nacimiento.

 

                                                                  

 

           

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

 

 

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Aumente su conocimiento del proceso de dar a luz estudiando las siguientes Escrituras: 

 

Juan 16:21 - él trae dolor, pero lleva al nacimiento que trae la alegría. 

1 Tesalonicenses 2:9 – él es trabajo, tanto en el mundo natural cuanto espiritual.  

Gálatas 4:19 – el resulta en Cristo siendo formado en usted.  

Romanos 8:22-25 – él trae esperanza. 

Isaías 66:7-9 – es el deseo de Dios que las dolores de parto resulten en el nacimiento espiritual [la reproducción espiritual]. 

 

2. Piensa sobre esta declaración: 

 

"Una visión sin una tarea es visionaria.

Una tarea sin una visión es el trabajo pesado.

Una tarea con una visión es lo que hace a un misionero."

 

3. Los hombres malos dan a luz a los planes malos: 

 

"He aquí el impío concibió maldad, Se preñó de iniquidad, Y dio a luz ensaño" (Salmos 7:14) 

 

4. Ser "estéril" en el mundo natural es ser incapaz de tener niños.  ¿Usted ha sido "estéril" espiritualmente? 

 

Las mujeres de la Biblia que habían sido infecundas durante muchos años dieron a luz a grandes niños después que Dios las tocó... 

 

¾      Sara concibió Isaac 

¾      Raquel concibió José 

¾      La mujer de Manoa concibió Sansón 

¾      Ana concibió Samuel 

¾      Rut concibió Obed 

¾      Elizabet concibió Juan

 


Capítulo Dos

  

LA VISIÓN

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Explicar el significado de un "paralelo natural de una verdad espiritual". 

¾      Identificar el ejemplo natural de la cosecha como un paralelo espiritual de la visión que Dios quiere concebir en su espíritu.  

¾      Explicar los pasos que llevan a recibir la visión. 

 

VERSÍCULO LLAVE: 

 

"¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega" (Juan 4:35). 

                           

 

INTRODUCCIÓN

 

El último capítulo describió el proceso de desarrollo de la visión espiritual.  Este capítulo identifica la visión que Jesús quiere concebir en su espíritu y explica cómo recibirla. 

 

La visión es la misma con que Él desafió a Sus discípulos 2000 atrás.  Para entender el significado de la visión es necesario identificar uno de los principios básicos de la Palabra de Dios.  Este principio involucra paralelos naturales de verdades espirituales. 

 

Este capítulo define este principio y lo aplica a la visión que Dios quiere concebir en usted.  

 

VERDADES NATURALES Y ESPIRITUALES

 

El registro escrito de la Palabra de Dios, la Biblia, enfoca su atención en los asuntos de  personas, promesas, profecías, y principios. 

 

Mucha de la Biblia es un registro de las personas, cómo Dios trató con ellas y su contestación a Él.  Hay también porciones mayores de la Biblia sobre profecías, el registro de eventos futuros y hay muchas promesas dadas al pueblo de Dios.  

 

La Biblia también contiene principios importantes que usted debe identificar para entender lo que Dios está diciéndole a través de Su Palabra.  Uno de estos grandes principios es el de paralelos naturales de verdades espirituales.  La palabra "paralelo" quiere decir "ser similar a algo".  Cuando nosotros hablamos de un "paralelo natural de una verdad espiritual" significa que Dios usa un ejemplo natural a explicar o representar una verdad espiritual. 

 

Las parábolas de Jesús eran ejemplos naturales de verdades espirituales. En una parábola Él usó el ejemplo natural de una mujer que pone un pedacito de levadura en una masa de pan.  El esparcir de la levadura a lo largo del pan ilustró el crecimiento del Reino de Dios en el mundo. 

 

Esto es solamente uno de muchos ejemplos de parábolas en que Él usó un ejemplo natural para ilustrar una verdad espiritual. 

 

Este principio de paralelos naturales y espirituales es explicado en 1 Corintios: 

 

"Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante" (1 Corintios 15:44-46). 

 

Éste es un gran ejemplo de un paralelo natural de una verdad espiritual. El primer hombre creado por Dios era el hombre natural.  Su nombre era Adán.  Jesús, que es llamado el último Adán, era un hombre espiritual. 

 

Adán era un ejemplo natural de la verdad espiritual que Dios revelaría a través de Jesucristo. Por el hombre natural vino el pecado y la muerte.  Por el hombre espiritual vino la salvación y la vida. 

 

Lo que es natural es algo que usted puede observar con sus sentidos.  Usted puede ver, puede oír, o puede tocarlo.  Lo que es espiritual solamente puede observarse con los sentidos espirituales. 

 

Pueden reconocerse los ejemplos naturales con los sentidos físicos, pero el paralelo espiritual solamente puede reconocerse a través de la revelación del Espíritu Santo. 

 

Entender este principio de paralelos naturales de verdades espirituales aumenta su comprensión de la Palabra de Dios. 

 

LA COSECHA

 

La visión con que Jesús desafió a Sus discípulos y qué Él desea concebir en su espíritu se reveló por un paralelo natural de una verdad espiritual.  Jesús dijo a Sus discípulos: 

 

"¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega" (Juan 4:35). 

 

Jesús no estaba hablando de la cosecha natural en los campos que estaban ante ellos en el momento en que Él habló estas palabras.  Él estaba hablando de una cosecha espiritual. 

 

Él usó el ejemplo de la cosecha natural a darles una visión que daría significado y dirección espiritual a las vidas de Sus seguidores. 

 

¿LO QUE ESO SIGNIFICA?

 

¿Lo que este ejemplo natural de la cosecha significa en el reino espiritual? 

 

Lea Juan 4:3-35. Jesús estaba atravesando Samaria a camino de la Judea.  Cuando Él descansó cerca de un pozo, Sus discípulos fueron en busca de comida.  Mientras ellos fueran, una mujer de Samaria vino a dibujar agua del pozo, y Jesús compartió el Evangelio con ella. 

 

Cuando Sus discípulos volvieron con la comida, Jesús les dijo: 

 

"Yo tengo una comida que comer... Mí comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra" (Juan 4:32,34) 

 

La cosa más importante a Jesús, más urgente que la comida natural y las necesidades de la vida, era hacer la voluntad de Dios y terminar Su trabajo. 

 

Fue a estas alturas en la conversación que Jesús usó el ejemplo de la cosecha natural.  Él la usó a ilustrar lo que Él había dicho a poco tiempo a Sus discípulos:  La cosa más importante en la vida es hacer la voluntad de Dios y Su trabajo. 

 

LA VOLUNTAD DE DIOS Y SU OBRA

 

¿Cuál es la voluntad de Dios?  ¿Cuál es Su trabajo?  Esto se revela en la visión de la cosecha. 

  

Jesús dijo a Sus discípulos para alzar a sus ojos y mirar los campos naturales prontos para la siega. Él usó estos campos como un ejemplo de los campos espirituales de multitudes de hombres y mujeres alrededor del mundo que están listos a ser segados para el Reino de Dios. 

 

La mujer de Samaria con quien Él había hablado era un ejemplo de esta gran cosecha espiritual.  Ella estaba pronta a recibir el Evangelio y lo aceptó con gran alegría. A través de "segar" esta única mujer, una ciudad entera vino a conocer a Jesús: 

 

"Y muchos de los Samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho. Y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo" (Juan 4:39,42). 

 

LA VISIÓN HOY

 

Mientras estaban de pie en el medio de los campos de cosecha naturales visibles en aquel día, los discípulos experimentaron el nacimiento de una visión espiritual. 

 

Es la misma visión que Jesús quiere concebir en su espíritu.  Él quiere darle una visión de los campos de cosecha espirituales del mundo que están prontos a ser segados para Su Reino.  Cuando usted reconoce la realidad de esa visión y entiende su responsabilidad de cumplirla, su vida nunca más será la misma otra vez.  

 

Jesús declaró claramente: 

 

"El campo es el mundo..." (Mateo 13:38). 

 

África, Asia, Australia, América del Norte, América del Sur, Europa, las Islas del mar... los campos de cosecha del mundo están maduros con multitudes que tienen que oír las buenas noticias del Reino de Dios. 

La visión no ha cambiado.  Está igual al que era cuando Jesús la concibió en las vidas de Sus discípulos. La voluntad de Dios es la misma porque la obra de Dios no está concluida.    

 

Hay incalculables millones aún incalculables.  Pero la visión aún es la cosecha del mundo. 

 

¿POR QUÉ LA COSECHA?

 

¿Por qué Jesús usó el ejemplo de la cosecha a ilustrar la visión espiritual que Él quiso dar a Sus seguidores?  Hay muchos otros paralelos naturales que Él podría usar.  ¿Por qué Él escogió la cosecha? 

 

La cosecha era un ejemplo a que Sus discípulos podrían relacionarse fácilmente.  La historia del pueblo de Dios, Israel, desde Adán, revela que el primero trabajo fue cultivar la tierra. La agricultura continuó desarrollando al tiempo de Moisés cuando se volvió la base de la economía.  

 

En el tiempo del ministerio de Cristo el ciclo económico de Israel estaba centrado en la agricultura.  Segar la mies era una actividad continua a lo largo del año.  La siega del lino y cebada ocurrían en abril-mayo, la cosecha del trigo aproximadamente seis semanas después en junio-julio. Se recogían manzanas, higos, almendras, y las primeras uvas en junio. Aceitunas e higos de verano en agosto y septiembre, pistacho en octubre. En el norte de la Galilea eran sembrados aceitunas y higos de invierno en noviembre. 

 

No solamente la cosecha fue el centro económico, también estaba en el corazón del sistema religioso de Israel.  Las tres fiestas religiosas principales que Dios estableció para Su pueblo  estaban relacionadas a la cosecha.  La Pascua entró en la estación de la cosecha de la cebada (Éxodo 23:16). Siete semanas después, en el momento de la cosecha del trigo, era la fiesta de Pentecostés (Éxodo 34:22). La fiesta de Tabernáculos era hecha en el séptimo mes, que era el período de los frutos de la cosecha  (Éxodo 34:22). 

 

Desde que el calendario entero, la economía, y el sistema religioso revolvían alrededor de la cosecha, los discípulos podrían fácilmente entender este ejemplo. 

 

Pero más aun importante es que había ciertas directrices para sembrar y segar qué afectaba la cosecha natural. Estas leyes naturales también se aplican a la cosecha espiritual. Los discípulos de Jesús podrían aplicar estos principios fácilmente a la cosecha espiritual debido a su familiaridad con ellos en el mundo natural. Aplicando estos principios naturales espiritualmente ellos traerían una cosecha espiritual abundante.  Nosotros estudiaremos estos principios después en este curso. 

 

Lo más importante también es que los discípulos reconocieron la urgencia representada por el ejemplo de la cosecha natural. Cuando una cosecha estaba madura ella debería ser segada inmediatamente o se deterioraría.  Era una cuestión de segar o pudrir. 

 

Si la cosecha fuera grande y no había bastantes obreros disponibles para segarla, la cosecha se perdería.  Usando el paralelo espiritual a este problema natural, Jesús dijo: 

 

"A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos" (Mateo 9:37) 

RECIBIENDO LA VISIÓN

 

Cuando Jesús habló a Sus seguidores sobre la visión de la cosecha, Él perfiló cinco pasos para permitirles recibir la visión:  

 

(1) "¿NO DECÍS VOSOTROS: (2) AÚN FALTAN CUATRO MESES para que llegue la siega? (3) HE AQUÍ OS DIGO: (4) ALZAD VUESTROS OJOS y (5) MIRAD LOS CAMPOS, porque ya están blancos para la siega" (Juan 4:35). 

 

PASO UNO: "¿No Decís Vosotros..."

 

Muchos creyentes gastan sus vidas enteras hablando sobre la cosecha.  Ellos son como un equipo de obreros que intentan recoger una cosecha mientras siéntanse en un granero. Ellos van al granero [la iglesia] cada mañana del domingo y estudian los métodos mayores y buenos de la agricultura [la cosecha espiritual]. Ellos afilan sus hoces y entonces van a casa. 

 

Ellos regresan a la noche para estudiar métodos mejores de agricultura, afilan sus hoces, y van de nuevo a casa.  Ellos regresan para una reunión en medio de la semana para aprender los métodos mayores y buenos, afilar sus hoces, y retornar a casa.  Ellos hacen esto semana tras semana hasta que las semanas se convierten en meses y los meses en años, todavía nadie, alguna vez, entra en los campos para recoger la cosecha. 

 

Cuando Jesús dijo, "no decís vosotros", Él quiso decir que hablar sobre la cosecha espiritual no era bastante. Usted debe involucrarse en el proceso de segar la mies.  Eso no significa que todos dejaremos nuestros trabajos, buscaremos el apoyo financiero de la iglesia, y viajaremos a otras naciones como los predicadores del Evangelio. Pero cada creyente deberá estar involucrado de alguna manera en la cosecha. Para algunos eso será los campos que están a las puertas de sus casas e iglesias. Será la cosecha en su escuela, en su trabajo, y en su comunidad o pueblo local. Para otros, la cosecha será un campo extranjero. El punto importante es que cada creyente debe participar y no simplemente hablar sobre la cosecha.  

 

PASO DOS: "Aún Faltan Cuatro Meses..."

 

Para volverse parte de esta visión de cosecha usted no puede atrásala. Usted no puede esperar hasta algún tiempo futuro para involucrarse.  Las almas están muriendo ahora en el pecado.  Para muchos, mañana será demasiado tarde: 

 

"Echad la hoz, porque la mies está ya madura. Venid, descended, porque el lagar está lleno, rebosan las cubas; porque mucha es la maldad de ellos. Muchos pueblos en el valle de la decisión; porque cercano está el día de Jehová en el valle de la decisión" (Joel 3:13-14) 

 

PASO TRES: "He Aquí Os Digo..."

 

Los caminos de Dios son diferentes de aquellos del hombre: 

 

"Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más latos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos" (Isaías 55:8-9). 

 

Los hombres hablan sobre la cosecha espiritual.  Ellos la atrasan.  Pero lo que Dios dice es diferente de lo que el hombre dice.  Él dice... 

 

PASO CUATRO: "Alzad Vuestros Ojos..."

 

Los ojos de los discípulos estaban distraídos.  Ellos no se enfocaron en la visión de los campos de la cosecha espirituales. 

 

Para recibir esta visión espiritual usted debe tomar una acción personal. Usted debe alzar a sus ojos espirituales de las distracciones naturales de la vida. Usted debe alzarlos de sus problemas personales, del desaliento, de negocios y preocupaciones mundanas. 

 

Usted debe alzar sus ojos de las circunstancias de la vida a... 

 

PASO CINCO: "Mirad Los Campos..."

 

Volvier sus ojos de las distracciones al campo de la cosecha no es bastante.  Usted realmente debe mirar la cosecha.  Usted debe ver el mundo a través de los ojos de Dios. 

 

Muchos no tienen la visión espiritual porque ellos realmente no han mirado. Ellos no han reconocido su responsabilidad personal cuanto a los campos de la cosecha.  Ellos no han considerado las condiciones de los campos de la cosecha de nuestro mundo hoy. 

 

PARA RECIBIR LA VISIÓN...

 

¾      Usted no debe simplemente hablar sobre él. 

¾      Usted no puede retárdala. 

¾      Usted debe escuchar a lo que Dios dice, el desafío que Él presenta cuándo Él clama, "¿A Quien enviaré, y quién irá por nosotros"? (Isaías 6:8). 

¾      Usted debe alzar sus ojos de las distracciones del mundo al campo de cosecha.

¾      Usted debe mirar los campos del mundo a través de los ojos de Dios. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria. 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Lo que significa un "paralelo natural de una verdad espiritual"?  

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. El ejemplo natural que Jesús usó para dar a Sus discípulos una visión espiritual fue el ejemplo  de la _____________________________. 

 

4. En el ejemplo de la cosecha, el campo es el __________________. 

 

5. Liste tres razones por qué Jesús escogió el ejemplo natural de la cosecha para dar una visión espiritual a Sus seguidores. 

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

6. Liste cinco pasos cedidos en Juan 4:35 qué le permite recibir la visión espiritual. 

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

Este capítulo enfatizó el envolvimiento personal en la visión de la cosecha. 

 

Lea la conocida historia de la parábola del "Bueno Samaritano" en Lucas 10:25-35. Esta parábola ilustra actitudes de envolvimiento con la necesidad humana. Es un ejemplo de las varias actitudes de creyentes hacia la visión de los campos de cosecha espiritual del mundo. 

 

Note las actitudes del ladrón, del sacerdote, del Levita, del hospedero, y del Samaritano en la parábola.  También observe la actitud del abogado que originalmente hizo la pregunta que llevó a Jesús decir la parábola. 

 

Personajes                Actitud  

 

El Abogado                        Vio una pregunta para discusión. 

 

El Ladrón                          Vio a una persona para aprovecharse de ella. 

 

El Sacerdote                      Vio la necesidad como un problema a evitar e ignorar.  

y Levita         

 

El Hospedero                     Vio a un cliente a ser servido se ello pagar los gastos; tenía una actitud como "¿Qué yo puedo sacar de él?" 

 

El Samaritano                    Vio una persona muriendo, una cosecha pereciendo, y respondió a la necesidad con envolvimiento personal. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Capítulo Tres

              

SUS OJOS MIRAN LAS NACIONES

 

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Explicar lo que quiere decir ver el mundo a través de los ojos de Dios. 

¾      Entender la condición presente de los campos de cosecha espirituales del mundo. 

¾      Hacer un compromiso personal para unirse al equipo de segadores internacionales que están siendo levantados por Dios a lo largo del mundo. 

 

VERSÍCULO LLAVE: 

 

"Sus ojos atalayan [miran] las naciones"  (Salmos 66:7) 

     

 

INTRODUCCIÓN

 

El último capítulo enfatizó la importancia de alzar sus ojos espirituales y ver los campos de la cosecha del mundo. 

 

Los discípulos no tenían la misma visión que Jesús tenía.  Es por esto qué Él instó para ellos alzasen sus ojos a buscar ver la gran necesidad como Él vio. 

 

Usted debe ver el mundo como Dios lo ve.  Esto es esencial si usted desea desarrollar la visión espiritual apropiadamente.  

 

Este capítulo enfoca los campos de la cosecha del mundo.  La Biblia declara sobre Dios que "Sus ojos miran las naciones". ¿Lo Que Dios ve cuándo Él mira los campos de la cosecha del mundo? 

 

LAS HOCES MOHOSAS, LOS CAMPOS VACÍOS

 

Dios ve el mundo como un campo de cosecha: 

 

"El campo es el mundo..." (Mateo 13:38). 

 

El clamor entra en el oído de Dios venido de las personas del mundo: 

 

"Pasó la siega, terminó el verano, y nosotros no hemos sido salvos"         (Jeremías 8:20). 

 

Los campos de cosecha espirituales del mundo se parecen con los campos naturales sobre lo cual el profeta Joel lloró: 

 

"Confundíos, labradores; gemid, viñeros, por el trigo y la cebada, porque se perdió la mies del campo" (Joel 1:11). 

   

Cuando los ojos de Dios miran las naciones del mundo, Él ve una cosecha espiritual que perece debido a la falta de segadores.  Jesús nunca dijo que habría una falta de sembradores del Evangelio.  Él dijo que habría una falta de obreros para segar la cosecha espiritual: 

 

"A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos" (Mateo 9:37). 

 

Presentemente, la América del Norte tiene 94% de los ministros del mundo que sirven a 6% de la población.  Esto significa que sólo 6% de los ministros están intentando alcanzar 94% de la población en el resto del mundo. 

 

Hay aproximadamente tres millones de personas que representan más de 16.000 grupos de las personas culturalmente distintos aún para ser alcanzados con el Evangelio.  Hay más de 2.000 idiomas en que no hay ninguna traducción de la Palabra de Dios. 

 

Para cada 10.000 personas en India, 9.950 no tienen ningún testigo cristiano. En Japón la población cristiana total se estima en solamente uno por ciento. 

 

En América Latina hay cinco millones de personas, por lo menos, en las selvas, que no han sido alcanzadas con el Evangelio. Hay 750 millones de musulmanes con no más que aproximadamente 500 misioneros protestantes que ministran entre ellos. 

 

La necesidad en otras naciones de África, Asia, América del Sur, y en el Oriente Medio es similar a estos ejemplos.  

 

Esto es lo que Dios ve cuando Él ve las naciones del mundo.  

 

LA LAGUNA

 

La Biblia declara: 

 

"Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2:5). 

 

La necesidad de un mediador indica que hay una laguna entre dos partes que no pueden aceptarse. 

 

Cuando Dios mira el mundo, Él ve multitudes de personas que permanecen en un abismo espiritual.  La razón para la laguna entre Dios y el hombre es el pecado.  

 

Jesucristo es el mediador entre el hombre pecador y un Dios justo.  Ningún puede aceptar el otro sin el mediador.  Jesús hizo posible al hombre ser redimido del pecado y acepto por un Dios justo. 

 

Las multitudes todavía esperan por el mensaje del mediador que puede trasponer la laguna entre ellas y Dios.  La Gran Comisión que Jesús dio fue para Sus seguidores entrar en la brecha.  Él habló de ir a Jerusalén, Judea, Samaria, y hasta lo último de la tierra.   

 

Ellos deberían empezar donde ellos estaban y evangelizar Jerusalén.  Alcanzar la Judea y Samaria requeriría la evangelización transcultural. Samaria era diferente teológica y culturalmente de Jerusalén. Las regiones lejanas de la tierra representaban un desafío aun mayor.  Pero cada región representaba la laguna. 

 

Al principio, los discípulos de Cristo fueran vacilantes en cruzar la laguna entre el judío y los Gentiles, por causa de las diferencias culturales y teológicas. Hasta que la persecución vino ellos hicieron poco para esparcir el Evangelio a las regiones fuera de Jerusalén (Hechos 8:4).    

 

Si usted debe cumplir la Gran Comisión y segar la cosecha usted debe salir de las rutinas  culturales, teológicas, y denominacionales.  Usted puede incluso tener que dejar su localidad geográfica. Usted debe entrar en la laguna para compartir las buenas noticias del mediador entre Dios y el hombre. 

 

OTRA LAGUNA

 

Además de la laguna del pecado entre el hombre y Dios hay otro gran hueco espiritual.  Éste es la laguna entre el desafío de Jesús para alcanzar el mundo con el Evangelio y el fracaso de Su pueblo para cumplir ese desafío. 

 

Hasta que usted reciba una visión de los campos de cosecha espirituales usted nunca entenderá totalmente su papel en el Reino de Dios.  Es la causa que da propósito y dirección a la vida cristiana.  La visión de la cosecha espiritual debe ser central en su vida.  Para muchos ella es sólo una preocupación menor. 

 

Nosotros tendemos a hablar sobre las cosas que nosotros amamos.  Nosotros hablamos sobre nuestro marido o esposa, amigos, deportes, y pasatiempos.  Nosotros también hablamos de cosas que nos preocupan como la política, financias, y negocios.  ¿Pero cuán frecuentemente nosotros hablamos de almas perdidas? ¿Cuanto interese  nosotros tenemos, cada día, para con las multitudes que aún esperan en el abismo, la cosecha que perece en los campos? 

 

Pablo habla de usar las actividades más rutinarias como comer y beber para la gloria de Dios (1 Corintios 10:31). Cada actividad de su vida debe centrarse en la visión de la cosecha espiritual. Cuando esto sucede, entonces da nuevo desafío, propósito, y dirección a su vida como un creyente. Todos los días se vuelven una excitante busca para ver cómo usted puede ser parte del cumplimiento de la visión.

   

Cuando usted reconoce su responsabilidad personal para con las multitudes del otro de la laguna y la visión de la cosecha estalla en su espíritu, usted se vuelve parte de una red especial.  Esta red es un grupo de creyentes de muchas naciones que han se unido para ver el mundo a través de los ojos de Dios y cumplir Su plan para diseminar el Evangelio juntos. 

 

En tiempos recientes, este movimiento ha sido llamado de "Cristianos Mundiais". Ellos son creyentes que al final de cada día pueden decir confiadamente: 

 

"Yo sé que este día de mi vida ha contado estratégicamente para la causa global de Cristo, sobre todo para aquellos actualmente más allá del alcance del Evangelio." 

 

Éste es el desafío de la cosecha espiritual.  Esto es ver el mundo a través de los ojos de Dios.  

 

PUERTAS ABIERTAS

 

Los hombres miran algunas naciones como cerradas al Evangelio. Cuando una nación es llamada "cerrada" al mensaje del Evangelio significa normalmente que el gobierno no aceptará a los misioneros cristianos y buscará detener la diseminación del Evangelio dentro de sus fronteras. 

 

Pero no hay ningún límite reconocido por Dios.  Él no ve ningún país "cerrado".  Es verdad que algunas naciones se cierran al misionero tradicional porque el gobierno no concederá las visas a aquellos que quieren entrar en la nación y predicar el mensaje del Evangelio. 

 

Pero cuando la "puerta delantera" se cierra en una nación, por así decirlo, hay siempre una "puerta trasera". Equipos de obreros manuales están entrando en las naciones cerradas para construir escuelas, clínicas, y proyectos agrícolas. Mientras allí, ellos comparten el mensaje del Evangelio.  

  

Otros creyentes están entrando en las naciones como maestros, obreros, médicos, y instructores de alfabetización. Los dispositivos de comunicación modernos están emitiendo el mensaje del Evangelio más allá de las fronteras cerradas.  Los equipos de intercesores internacionales están penetrando el mundo entero a través de la oración. 

 

Dentro de las naciones "cerradas" los creyentes locales están asumiendo responsabilidad por la diseminación del Evangelio en sus propios países a través de las redes evangélicas subterráneas. Así que no puede usarse los llamados "países cerrados" para ignorar su responsabilidad. La cosecha no puede detenerse por los gobiernos.  Sus enemigos no son los líderes políticos. 

 

Su preocupación debe ser con los principados y poderes detrás de estas cosas que son contrarias al propósito mundial de Dios: 

 

"Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra los principados, contra  potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espiritual de maldad en las regiones celestes" (Efesios 6:12). 

 

Agarre la visión de un mundo ilimitado. Mire los campos de la cosecha.  Llore sobre las ciudades como Jesús hizo. Vea el mundo a través de los ojos de Dios. Su visión es global y Su propósito es eterno desde las fundaciones del mundo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria. 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Cuál es el número estimado de las personas en el mundo que deben ser alcanzadas con el Evangelio? _________________________

 

3. ¿Aproximadamente cuantos grupos de idiomas aún no tienen la Biblia traducida? _____

 

4. ¿Lo que significa "ver el mundo a través de los ojos de Dios"? 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. ¿Lo que es la causa de la laguna entre el hombre y Dios que requiere el mediador, Jesucristo?

_____________________________________________________________________

 

6. Escríbale V delante de cada declaración que es VERDAD.  Escriba F delante de cada declaración que es FALSA. 

 

a._____ Países cerrados no pueden ser alcanzados con el mensaje del Evangelio. 

 

b._____ Los principales enemigos con quién nosotros estamos luchando en la diseminación del Evangelio son los gobiernos que controlan las naciones. 

 

c._____ Jesús dijo que habría una falta de segadores en los campos de cosecha espirituales del mundo. 

 

7. ¿Qué significa ser un Cristiano Mundial? 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

Lea sobre la visión del profeta Isaías en Isaías 6:1-9.   

 

Era una... 

 

¾      Visión Ascendente [la altura]: Él vio al Señor. 

¾      Visión Interior [la profundidad]: Él vio la si mismo y su propia condición espiritual. 

¾      Visión Exterior [la anchura]: Él vio el mundo. 

 

También era una visión... 

 

¾      De Santidad:  Del Señor. 

¾      Del Infierno:  "¡Ay de mí! que soy muerto!". 

¾      De Desesperanza:  "¿Quién irá por nosotros?" 

 

Note estas palabras importantes... 

 

¾      Ay:  Una palabra de confesión (versículo 5). 

¾      He:  Una palabra de purificación (versículo 7). 

¾      Anda:  Una palabra de comisión (versículo 9).


PARTE DOS: CONCEPTUALIZACIÓN 

Entendiendo El Concepto De Propósito Detrás de La Visión 

 

 

Capítulo Cuatro

 

EL MUNDO EN LA PALABRA

 

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Explicar el plan de Dios para las naciones del mundo como propuso desde el principio de tiempo. 

¾      Rastrear esta visión conforme ella se revela en la Biblia de Génesis al Apocalipsis. 

 

VERSÍCULO LLAVE: 

 

"Descubriéndonos el misterio de su voluntad, según su beneplácito, que se había propuesto en sí mismo, De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra"  (Efesios 1:9-10). 

 

INTRODUCCIÓN

 

Parte Uno de este curso presentó el primero paso en "Las Estrategias da Cosecha Espiritual". Se trató de la "Visualización" donde la visión fue identificada. Estos capítulos progresaron a través del nacimiento de una visión, identificando la visión, y viendo el mundo a través de los ojos de Dios. 

Este capítulo trata de la "Conceptualización", el segundo paso en "Las Estrategias da Cosecha Espiritual". Él presenta el concepto de propósito detrás de la visión de la cosecha. Es el tema unificado del mundo en la Palabra de Dios que revela Su propósito global. 

 

El PROPÓSITO DE DIOS

 

Desde el principio de tiempo Dios tenía un propósito divino en el cual Él basó Su relación, Sus promesas y profecías con la humanidad. 

 

Dios ha revelado Su propósito a los creyentes: 

 

"Descubriéndonos el misterio de su voluntad, según su beneplácito, que se había propuesto en sí mismo, De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra"  (Efesios 1:9-10). 

 

El propósito divino de Dios desde el principio de tiempo ha sido unificar lo cielo y la tierra en Jesucristo.  Su visión es global en naturaleza y...  

 

"El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento" (2 Pedro 3:9). 

 

El propósito de Dios es salvación para el mundo.  Y porque este es Su propósito, debe volverse nuestro propósito también.  Nosotros debemos hacer la Su causa global una prioridad. 

 

Hay muchas necesidades en el mundo incluso hambre, pobreza, enfermedad, y la injusticia social.  Las misiones tradicionales han estado envueltas en todas estas áreas, y esto está bien, pues la Biblia lo enseña. 

 

Pero la visión de los campos de cosecha, de segar a los hombres y mujeres para el Reino de Dios, debe seguir siendo una prioridad.  Las otras necesidades se satisfacen una vez que se establecen comunidades de creyentes responsables.   

 

Las misiones involucran todos los niveles de la necesidad humana, pero la cosecha espiritual, ganar los hombres y mujeres perdidos a Jesucristo, debe ser a nosotros como es a Dios: El primero propósito.  

 

EL ANTIGUO TESTAMENTO

 

El propósito de Dios puede remontarse de Génesis al Apocalipsis. Su Palabra es una historia de cómo Él trató con individuos y naciones para cumplir Su propósito. 

 

La Gran Comisión fue dada primero cuando Dios dijo a Adán y Eva... 

 

"Y los bendijo Dios; y díjoles Dios: Fructificad y multiplicad, y henchid la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra."  (Génesis 1:28) 

 

Adán y Eva debían poblar la tierra con descendientes que serían como ellos eran: Creados en la imagen de Dios, almas vivientes en compañerismo con un Dios viviente.  Físicamente ellos deberían producir a los niños. Espiritualmente ellos deberían producir a los creyentes. 

 

Después Dios estableció un pacto eterno con Abraham.  Este pacto era global en naturaleza porque Él dijo a Abraham: 

 

"En tu simiente serán benditas todas las gentes de la tierra, por cuanto obedeciste á mi voz" (Génesis 22:18). 

 

"...y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente" (Génesis 28:14). 

 

De Abraham salió la nación de Israel.  Dios estableció Israel como un testigo a las naciones circundantes.  Las naciones de la tierra fueron benditas según Dios se reveló a ellos a través de Israel. 

 

Durante el tiempo de las plagas en Egipto Dios, dijo a Faraón que los juicios fueron enviados para mostrarlo que ese Dios era anterior a todos los otros: 

 

"Porque yo enviaré esta vez todas mis plagas á tu corazón, sobre tus siervos, y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra" (Éxodo 9:14). 

 

Cuando Israel enfrentó el desafío del Río de Jordania lleno, Dios secó a las aguas para que las personas de la tierra reconociese Su mano: 

 

"Para que todos los pueblos de la tierra conozcan la mano de Jehová, que es fuerte; para que temáis á Jehová vuestro Dios todos los días" (Josué 4:24). 

 

Cuando David se encontró con Goliat en el campo de batalla él dijo que Dios le daría la victoria para que la tierra entera conociese que había un Dios: 

 

"Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y quitaré tu cabeza de ti: y daré hoy los cuerpos de los Filisteos á las aves del cielo y á las bestias de la tierra: y sabrá la tierra toda que hay Dios en Israel" (1 Samuel 17:46). 

 

Después que el Reino de Israel se estableció, Salomón cogió la visión del propósito global de Dios y él expresó el deseo que... 

 

"...todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre, y te teman, como tu pueblo Israel, y entiendan que tu nombre es invocado sobre esta casa que yo edifiqué"  (1 Reyes 8:43). 

 

David emitió una llamada a los campos de cosecha de las naciones del mundo cuando él lloró: 

 

"Contad entre las gentes su gloria, En todos los pueblos sus maravillas... Decid en las gentes: Jehová reinó" (Salmos 96:3,10). 

 

Dos de los profetas del Antiguo Testamento, Daniel y Jonás, ministraron transculturalmente. Esto significa que ellos llevaron el mensaje del Evangelio a las otras naciones.   

 

Daniel era un testigo a Dios mientras sirviendo como un oficial en Babilonia. Jonás era un misionero a Nínive. 

 

Isaías declaró que Israel era el testigo de Dios entre las naciones: 

 

"Congréguense á una todas las gentes, y júntense todos los pueblos: ¿quién de ellos hay que nos dé nuevas de esto, y que nos haga oír las cosas primeras?... Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí; para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado Dios, ni lo será después de mí. Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve. Yo anuncié, y salvé, é hice oír, y no hubo entre vosotros extraño. Vosotros pues sois mis testigos, dice Jehová, que yo soy Dios" (Isaías 43:9-12). 

 

El registro entero del Antiguo Testamento es una historia de Dios usando Israel cómo un testigo a las naciones del mundo.  

 

El Antiguo Testamento refleja el propósito divino de Dios cuando Él trató con individuos y naciones para traerlos al conocimiento del verdadero y viviente Dios. 

 

EL NUEVO TESTAMENTO

 

El Antiguo Testamento preparó el camino para el cumplimiento del propósito de Dios en la venida de Jesucristo.  El Nuevo Testamento registra el ministerio de Jesús cuando Él cumplió la voluntad y propósito de Dios. Cuando Jesús desafió a Sus discípulos con la visión de la cosecha Él dijo: 

 

"Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra" (Juan 4:34). 

 

La vida entera de Jesús fue dedicada a segar los hombres y mujeres para Dios. Era el propósito de Su vida alcanzar los campos del mundo: 

 

"Mas él les dijo: Que también á otras ciudades es necesario que anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto soy enviado" (Lucas 4:43). 

 

Cuando Jesús regresó al Cielo, Él nos dejó con la Gran Comisión que es el mandato detrás de la visión de la cosecha espiritual.  La Gran Comisión se registra en cinco lugares diferentes en el Nuevo Testamento: 

 

"Y llegando Jesús, les habló, diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y doctrinad á todos los Gentiles, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo: Por tanto, id, y doctrinad á todos los Gentiles, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo: Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado: y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén." (Mateo 28:18-20).

 

"Y les dijo: Id por todo el mundo; predicad el evangelio á toda criatura.  El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán á los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablaran nuevas lenguas; Quitarán serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les dañará; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán" (Marcos 16:15-18). 

 

"Entonces les abrió el sentido, para que entendiesen las Escrituras;  Y díjoles: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; Y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y la remisión de pecados en todas las naciones, comenzando de Jerusalén.  Y vosotros sois testigos de estas cosas. Y he aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros: mas vosotros asentad en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de potencia de lo alto"  (Lucas 24:45-49). 

"Entonces les dijo Jesús otra vez: Paz á vosotros: como me envió el Padre, así también yo os envío" (Juan 20:21).

 

"Mas recibiréis la virtud del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, y Samaria, y hasta lo último de la tierra" (Hechos 1.8).

 

Como creyentes, es nuestra responsabilidad cumplir el propósito de Dios, pues nosotros somos ahora Su testigo a las naciones del mundo. 

 

El libro de Hechos registra el nacimiento y la vida de la Iglesia Primitiva.  El tema central se resume en la frase "y me seréis testigos" (Hechos 1:8). El modelo de este creciente testigo puede remontarse a lo largo del libro de Hechos: 

 

¾      Testimonio a los Judíos:  Hechos 1:1-8:3 

¾      Testimonio a Judíos y Gentiles:  Hechos 8:4-12:25 

¾      Testimonio a Gentiles:  Hechos 13:1-28:31 

 

La Iglesia Primitiva nació en una gran demostración de poder como se registra en Hechos 2. Dios empezó el proceso de crear un nuevo cuerpo de personas, la Iglesia, a través de la cual Su testigo fluiría a las naciones del mundo: 

 

"Y de aclarar á todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que crió todas las cosas. Para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora notificada por la iglesia á los principados y potestades en los cielos" (Efesios 3:9-10).  

 

El propósito de Dios es que por la Iglesia Su plan de redención a través de Jesús sea conocido a lo largo del mundo. 

 

Las Epístolas en el Nuevo Testamento explican la posición, orden, privilegios, y deberes de los miembros de la Iglesia. Una Iglesia bien arreglada capaz de no solamente articulación [enseñando], pero también de demostración [mostrando] del poder de Dios, proporcionará la fuerza obrera en los campos de cosecha del mundo. 

 

En Apocalipsis 1-3, Juan registró el estilo de vida de siete iglesias locales al final del primer siglo. A través de este registro nosotros vemos la condición de la Iglesia dos generaciones después del Pentecostés.   

 

Algunas de las iglesias se habían olvidado de su propósito. Algunas estaban espiritualmente frías y no tenían poder. Pero sin tener en cuenta la condición de la iglesia reflejada en estos capítulos, el propósito divino de Dios no había cambiado: 

 

"He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo". (Apocalipsis 3:20).

 

A cualquier hombre... de cualquier nación, tribu, y lengua... Dios desea revelarse.  Desde el principio, el propósito de Dios no ha cambiado.*   

 

___________________ 

* El Instituto Internacional Tiempo de Cosecha ofrece un curso titulado "Desarrollando una Visión Mundial Bíblica" con detalles extensos del propósito de Dios para las naciones del mundo como revelado en Su Palabra.   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llave de memoria. 

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Escriba V delante de cada declaración que es VERDAD.  Escriba F delante de cada declaración que es FALSA. 

 

a._____ Dios no ha revelado Su propósito divino para el hombre. 

 

b._____ El propósito de Dios es unificar todas las cosas en Jesucristo. 

 

c._____ En el registro del Antiguo Testamento, Dios usó Israel como un testigo a las naciones del mundo. 

 

d._____ En el Nuevo Testamento la Iglesia es el cuerpo de las personas a través de quién Dios desea diseminar el Evangelio al mundo. 

 

3. ¿Lo que es el propósito divino de Dios?  Dé por lo menos una referencia de la Escritura para apoyar su respuesta. 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Referencia: _______________________________ 

 

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1.  Estudie Apocalipsis capítulos 1 a 3, que son mensajes de Dios a las iglesias en la Asia. Haga una lista de las cualidades en estas iglesias que Dios congratuló. ¿Cómo estas cualidades ayudan las iglesias en la diseminación del Evangelio?

Haga una lista de los problemas que Dios identificó en las iglesias. ¿Cómo estos problemas pueden impedir la iglesia de cumplir su propósito como un testigo a las naciones del mundo?

 

2.  Prosiga su estudio del mundo en la Palabra. Durante el próximo año, lea la Biblia entera con la causa global de Dios en su mente.

Identifique todos los versículos que tiene que ver con los tratamientos de Dios a las naciones del mundo. Use un lápiz de colores para subrayar estos versículos en la Biblia.

Algunas palabras para buscar y que ayudarán usted a identificar los versículos son listados abajo:

 

¾      Tierra

¾      Mundo

¾      Nación o Naciones

¾      Gentiles (aquellos que no son judíos)

¾      Paganos

 


PARTE TRES:  OBJETIVACIÓN 

Los Objetivos Para Cumplir La Visión 

 

 

Capítulo Cinco

 

LAS HOCES MOHOSAS, LOS CAMPOS VACÍOS

 

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Identificar las cosas que previenen la cosecha en el mundo natural. 

¾      Aplicar estos principios naturales a la cosecha espiritual. 

  

VERSÍCULOS LLAVES: 

 

"No os engañéis; Dios nos puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mal el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna" (Gálatas 6:7-8).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

La Parte Uno de este curso presentó la visión de la cosecha.  Parte Dos identificó el propósito detrás de la visión.  Esta sección, Parte Tres, trata con la "Objetivación". Presenta el plan que lleva a la "Expectación", el cumplimiento de la visión. 

 

Este capítulo examina las razones para la cosecha espiritual pobre.  Es tan importante saber cómo no hacer algo así como es saber hacerlo.  

 

Thomas Edson, inventor famoso en los Estados Unidos, ejecutó 1.500 experimentos que fallaron antes de que él descubriera la electricidad. Cuando preguntaran le por estos experimentos, él dijo que ellos fueran importantes porque "yo aprendí 1.500 maneras de no producir electricidad". Él no tenía que gastar tiempo y esfuerzo en el futuro con los métodos improductivos.  

 

Usted no tiene que experimentar con la cosecha espiritual.  Dios ha identificado en Su Palabra las razones para la cosecha pobre. Es importante que usted entienda esto para que usted no gaste el esfuerzo espiritual.  Ése es el asunto de esta lección. 

 

Los próximos dos capítulos tratan de "las Estrategias Para la Cosecha", principios que producen la cosecha espiritual eficaz.  El Capítulo Ocho, "Segando Por Revelación", identifica los métodos y herramientas para la cosecha espiritual.  

 

EL PRINCIPIO "SI-PERO"

 

Hay un principio importante en la Palabra de Dios llamada el principio "Si-Pero".  Dios ha dado muchas promesas a Su pueblo y la mayoría de ellas están basada en el principio "Si-Pero". Deuteronomio 28 es un ejemplo de este principio.  Dios promete:  

 

"Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra" (Deuteronomio 28:1). 

 

El capítulo lista las bendiciones que el pueblo de Dios experimentará SI él servir al Señor.  Entre esas bendiciones están las promesas de cosecha abundante en el mundo natural: 

 

"Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo... Bendito...el fruto de tu tierra..."  (Deuteronomio 28:3-4). 

 

Pero el versículo 15 advierte: 

 

"Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán" (Deuteronomio 28:15). 

 

Entre las maldiciones por volverse de los caminos del Señor está la cosecha pobre en el mundo natural: 

 

"Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo... Maldito... el fruto de tu tierra... Sacarás mucha semilla al campo, y recogerás poco, porque la langosta lo consumirá. Plantarás viñas y labrarás, pero no beberás vino, ni recogerás uvas, porque el gusano se caerá. Tendrás olivos en todo tu territorio, mas no te ungirás con el aceite, porque tu aceituna se caerá. Hijos e hijas engendrarás, y no serán para ti, porque irán en cautiverio. Toda tu arboleda y el fruto de tu tierra serán consumidos por la langosta" (Deuteronomio 28:16,18,38-42). 

 

Este capítulo en Deuteronomio ilustra el principio "Si-Pero".  Las promesas de Dios están condicionadas a la nuestra contestación. 

 

PARALELOS NATURALES Y ESPIRITUALES

 

La Biblia revela principios que producirán la cosecha abundante en el mundo natural.  También advierte de cosechas arruinadas y  cosechas pobres si estos principios no se siguen. 

 

Estos principios se aplican al sembrar y segar en el mundo natural, pero ellos son también paralelos de grandes verdades espirituales.  

 

Entender estos principios producirá una cosecha en lo que se refiere a alcanzar el mundo con el Evangelio. Pero aplicando estos principios en cada área de la vida también ellos producirán la bendición de Dios financieramente, materialmente, físicamente, y emocionalmente. 

 


EL INTERÉS DE SATANÁS EN LA COSECHA

 

Satanás tiene un interés en la cosecha espiritual.  Jesús dijo a Pedro: 

 

"Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo" (Lucas 22:31). 

 

Satanás quiere zarandear todo que es bueno en su vida para que solamente la ruina pueda sobrar.  Él no quiere que usted siegue una cosecha espiritual.  

 

Para ayudarle a identificar las estrategias que Satanás ha diseñado para zarandear la cosecha de su vida, Dios lo advirtió de cosas que impiden la cosecha espiritual. 

 

Para aplicar las estrategias para la cosecha eficaz es necesario primero eliminar las cosas que impiden la cosecha en su vida. 

 

Usted debe tratar con estos factores negativos.  Es como preparar la tierra para plantar en el mundo natural.  La tierra debe ser separada y las piedras y cardos quitados antes de que ella esté lista para recibir la semilla. 

 

LAS RAZONES PARA LA COSECHA POBRE

 

Éstas son las razones para la cosecha espiritual pobre: 

  

LA DESOBEDIENCIA A LA PALABRA DE DIOS: 

 

El pasaje de Deuteronomio 28 ya previamente discutido ilustra una razón para la cosecha espiritual pobre:  La desobediencia a la Palabra de Dios.  Dios prometió la cosecha abundante SI Su pueblo observar Sus mandamientos. PERO si no, entonces la cosecha perecería.  

 

En el capítulo cinco de Isaías Dios habla de Israel como de una viña. A través de la desobediencia a Su Palabra (versículos 13 y 20) ellos se tornaran estériles. Cuando usted desobedece la Palabra de Dios lo que esto produce es la hambre espiritual: 

 

"He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán" (Amós 8.11,12).

 

OLVIDARSE DE DIOS:

 

Otra razón para la cosecha pobre está en olvidarse de Dios, no reconociendo Su lugar de derecho en su vida: 

 

"Porque te olvidaste del Dios de tu salvación, y no te acordaste de la roca de tu refugio; por tanto, sembrarás plantas hermosas, y plantarás sarmiento extraño. El día que las plantes, las harás crecer, y harás que su simiente brote de mañana; pero la cosecha será arrebatada en el día de la angustia, y del dolor desesperado"  (Isaías 17:10-11) 

 

No es suficiente saber de Dios, usted debe conocer Dios.  Usted debe aceptar Su plan de salvación, y reconócelo como Señor de su vida.    

 

Si usted no reconoce Dios legítimamente, usted puede trabajar noche y día, y todavía no segará la cosecha espiritual. Israel era un ejemplo de un pueblo que se olvidó de Dios: 

 

"Bien pronto olvidaron sus obras; No esperaron su consejo... Olvidaron al Dios de su salvación, que había hecho grandezas en Egipto" (Salmos 106:13,21). 

 

Debido a esto, Israel sufrió tanto en las cosechas naturales como en las espirituales. 

 

Así como tantos que se olvidan de Dios, Israel no reconoció la razón por lo qué ellos estaban experimentando las cosechas pobres: 

 

"Y comerá tu mies y tu pan, comerá a tus hijos y a tus hijas; comerá tus ovejas y tus vacas, comerá tus viñas y tus higueras, y a espada convertirá en nada tus ciudades fortificadas en que confías. No obstante, en aquellos días, dice Jehová, nos os destruiré del todo. Y cuando dijeren: ¿ Por qué Jehová el Dios nuestro hijo con nosotros todas estas cosas?, entonces les dirás: De la manera que me dejasteis a mí, y servisteis a dioses ajenos en vuestra tierra, así serviréis a extraños en tierra ajena" (Jeremías 5:17-19). 

 

Amos describió claramente la razón para la cosecha pobre en los capítulos 4 y 5 de su libro: 

 

"También os detuve la lluvia tres meses antes de la siega; e hice llover sobre una ciudad, y sobre otra ciudad no hice llover; sobre una parte llovió, y la parte sobre la cual no llovió, se secó... Os herí con viento solano y con oruga; la langosta devoró vuestros muchos huertos y vuestras viñas, y vuestros higuerales y vuestros olivares; pero nunca os volvisteis a mí, dice Jehová" (Amós 4:7,9). 

 

Además de identificar el problema, Amós dio la solución: 

 

"Buscadme, y viviréis" (Amós 5:4). 

 

EL SEMBRAR INAPROPIADO: 

 

Dios advirtió a Su pueblo: 

 

"No sembrarás tu viña con semillas diversas, no sea que se pierda todo, tanto la semilla que sembraste como el fruto de la viña" (Deuteronomio 22:9). 

 

"Porque te olvidaste del Dios de tu salvación, y no te acordaste de la roca de tu refugio; por tanto, sembrarás plantas hermosas, y plantarás sarmiento extraño. El día que las plantes, las harás crecer, y harás que su simiente brote de mañana; pero la cosecha será arrebatada en el día de la angustia, y del dolor desesperado" (Isaías 17:10-11).

 

En estos versículos Dios habla de "semilla diversas[mezcladas]" y sarmiento "extraño" [plantas pequeñas o plantones]. Él dijo que ellas aparecerían estar creciendo, pero en el tiempo de cosecha serán malditos. 

 

El Nuevo Testamento llama la "semilla" de "la Palabra de Dios". Lo qué usted siembra en su vida afecta la cosecha espiritual. Si usted siembra Su Palabra, entonces usted segará la cosecha abundante. 

 

Si usted considera las tradiciones de los hombre, organizaciones, o denominaciones más importante o iguala a la Palabra de Dios, entonces usted está mezclando la semilla.  Muchas denominaciones se parecen con plantas espirituales saludables.  Ellas tienen grandes congregaciones y edificios bonitos para sus reuniones.  Pero ellos han mezclado la Palabra de Dios con sus propias tradiciones o revelaciones.  Su cosecha espiritual es maldita.  Es así cómo las sectas empiezan.  Ellos "mezclan" la semilla de la Palabra con sus propias ideas.  En el final, la cosecha es dolor. 

 

La Palabra de Dios es la semilla incorruptible que trae la cosecha del nuevo nacimiento en las vidas de hombres y mujeres: 

 

"Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre" (1 Pedro 1:23). 

 

LA DESPREOCUPACIÓN: 

 

El libro de Proverbios hablan de un hijo que duerme durante la cosecha: 

 

"...El que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza" (Proverbios 10:5). 

 

La cosecha es un tiempo muy ocupado. Es el tiempo más importante, pues si la cosecha no es recogida rápidamente ella pudrirá en los campos. 

 

En el mundo natural, en la Biblia, cada miembro de una familia ayudaba en los campos durante el tiempo de la cosecha. Un hijo que pasaba su tiempo durmiendo durante este período era una vergüenza a su familia. 

 

Nosotros estamos en el tiempo más crucial de la cosecha espiritual cuando nosotros nos acercamos del retorno del Señor Jesucristo. Todavía muchos de los hijos de Dios están durmiendo. Ellos no han se unido al Cuerpo de Cristo en los campos de la cosecha. Sus hoces están mohosas y sus campos vacíos. 

 

Proverbios habla de los resultados de tal despreocupación: 

  

"Pasé junto al campo del hombre perezoso, y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos, ortigas ya cubierto su faz, y su cerca de piedra estaba ya destruida. Miré, y lo puse en mi corazón; lo vi, y tomé consejo. Un poco de sueño, cabeceando otro poco, poniendo mano sobre mano otro poco para dormir; así vendrá como caminante tu necesidad, y tu pobreza como hombre armado" (Proverbios 24:30-34). 

 

La despreocupación produce la esterilidad espiritual. 

 

Jeremías habla de líderes que destruyen la cosecha debido a su despreocupación: 

 

"Muchos pastores han destruido mi viña, hollaron mi heredad, convirtieron en desierto y soledad mi heredad preciosa. Fue puesta en asolamiento, y lloró sobre mí desolada; fue asolada toda la tierra, porque no hubo hombre que reflexionase (Jeremías 12:10-11). 

 

Los líderes indiferentes producen seguidores indiferentes.  La visión de la cosecha debe ser comunicada por nuestros líderes espirituales o los campos quedarán desolados, porque " no hubo hombre que reflexionase".

 

EL ESFUERZO PROPIO: 

 

Usted no puede segar la cosecha espiritual por el esfuerzo propio. Observe los resultados del esfuerzo propio en el versículo siguiente: 

 

"El día que las plantes, las harás crecer, y harás que su simiente brote de mañana; pero la cosecha será arrebatada en el día de la angustia, y del dolor desesperado" (Isaías 17:11). 

 

El Capítulo Uno declaró que la visión que Dios desea dar no puede ser realizada por el esfuerzo propio. La única manera que vendrá es por eliminar las cosas que previenen la cosecha espiritual y aplicar las estrategias dadas por Dios para la cosecha. 

 

Oseas habló de la cosecha pobre que es el resultado del esfuerzo propio.  Israel había confiado en su propia manera y en sus hombres poderosos (Oseas 10:13). Mientras usted depender de sus maneras, métodos, o sus "hombres poderosos", usted no verá la cosecha espiritual.  Usted debe hacer el trabajo de Dios de la manera de Dios. 

 

EL PROCESO REPRODUCTIVO BAJO MALDICIÓN: 

 

Uno de los resultados de la caída del hombre en el pecado fue que Dios maldijo el proceso reproductivo del mundo natural.  Las mujeres dan a luz sus niños en dolor.  La tierra produce espinos y cardos, y da mucho trabajo para hacerle producir frutos (Génesis 3:16-19). Estas maldiciones en el sistema reproductivo fueran el resultado del pecado.  

 

En el mundo espiritual cuando usted está viviendo en el pecado hay una maldición en el proceso reproductivo espiritual de su vida. Es solamente por la salvación del pecado, por la sangre de Jesucristo que la maldición será terminada. Usted no puede exigir las bendiciones de la cosecha espiritual mientras usted esté viviendo bajo la maldición de pecado. 

 

CON RESPECTO A LAS CIRCUNSTANCIAS: 

 

Las circunstancias de la vida pueden prevenir la cosecha espiritual:  

 

"El perezoso no ara a causa del invierno; pedirá, pues, en la siega, y no hallará" (Proverbios 20:4). 

 

"Él que al viento observa, no sembrará:  y el que mira a las nubes, no segará"  (Eclesiastés 11:4). 

 

En el mundo natural si el agricultor esperara por las condiciones perfectas él nunca sembraría o segaría. Sin llevar en cuenta el viento, las nubes, o el frío, el agricultor trabaja su campo. 

 

En el mundo espiritual si usted espera por las circunstancias perfectas para entrar en la cosecha usted nunca irá. Las circunstancias de la vida... sus problemas... su situación financiera, su falta de educación... todo debe ser ignorado.   

 

EL ESFUERZO SIN DIRECCIÓN: 

 

Usted puede gastar toda su vida en hacer buenos trabajos diligentemente y nunca hacer el trabajo de Dios.  Éste es el esfuerzo espiritual sin dirección: 

 

"Porque sembraron viento, y torbellino segarán; no tendrán mies, ni su espiga hará harina; y si la hiciere, extraños la comerán" (Oseas 8:7). 

 

Hay muchas buenas obras y causas dignas en la vida.  Las personas usarán mal sus talentos y habilidades para estas causas si usted les permite hacer esto. 

 

Pero para segar una cosecha espiritual, las buenas obras no son bastante.  Jesús dijo: 

 

"Mí comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra" (Juan 4:34). 

 

La llave para la cosecha espiritual no está en hacer buenas obras diligentemente, pero está en hacer el trabajo de Dios.  Su esfuerzo espiritual debe dirigirse hacia Su propósito divino o será como sembrar la semilla al viento, que lleva la semilla afuera y no da ningún rendimiento. 

 

LAS PESTES Y ENFERMEDADES: 

 

En el mundo natural hay pestes y enfermedades que atacan las plantas y destruyen la cosecha. Las pestes son cosas que atacan las plantas en el exterior, como los insectos, los saltamontes, las cizañas. Las enfermedades atacan las plantas en el interior, destruyendo la raíz y el sistema de crecimiento. 

 

Los creyentes también enfrentan las pestes y enfermedades en el mundo del espíritu.  Satanás ataca por fuera a través de las circunstancias de la vida, y por dentro a través de la mente, lo que afecta la voluntad y las emociones. 

 

Los agricultores comprenden que es necesario podar su vid.  Ellos cortan el crecimiento que ha venido desde adentro de la vid y que debilita su vida.  Ellos hacen esto para hacer la vid más fructífera. 

 

Esto también es necesario en la vida de los creyentes. Hay cosas que vienen desde adentro que nos impiden de ser fructíferos (Marcos 7:15). Dios poda estas cosas para aumentar nuestra productividad.  Juan capítulo 15 habla de este proceso.   

 

El problema real con las pestes y enfermedades espirituales realmente no es las circunstancias o el proceso de pensamiento en la mente. El problema es con los poderes espirituales: 

 

"Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes" (Efesios 6:12). 

 

En el mundo natural, por veces se tratan las plantas con los productos químicos para matar las pestes y curar las enfermedades.  En el mundo espiritual, la armadura de Dios protege la cosecha espiritual de su vida: 

 

"Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto de evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios" (Efesios 6:13-17). 

 

LA COSECHA INAPROPIADA: 

 

Segar de forma inapropiada puede arruinar los granos: 

 

"El que ara para sembrar, ¿arará todo el día? ¿Romperá y quebrará los terrones de la tierra? Cuándo ha igualado su superficie, ¿no derrama el eneldo, siembra el comino, pone el trigo en hileras, y la cebada en el lugar señalado, y la avena en su borde apropiado? Porque su Dios le instruye, y le enseña lo recto; que el eneldo no se trilla con trillo, ni sobre el comino se pasa rueda de carreta; sino que con un palo se sacude el eneldo, y el comino con una vara. El grano se trilla; pero no lo trillará para siempre, ni lo comprime con la rueda de su carreta, ni lo quebranta con los dientes de su trillo" (Isaías 28:24-28).

 

Hay métodos apropiados para preparar la tierra y plantar la semilla en el mundo natural. Hay también varios métodos para segar que dependen del tipo de grano. Como el eneldo y el comino salen fácilmente de la cáscara, solamente se usa como instrumentos el palo y la vara.  El grano de trigo requiere más fuerza, así que debiese usar un instrumento de trillar.

 

Cuando usted está segando la mies de las vidas de hombres y mujeres para el Reino de Dios, algunos vendrán fácilmente al conocimiento del Señor.  Otros necesitarán de más esfuerzo para segar.   

 

La cosecha inapropiada arruina el grano. Mucha fuerza puede machucar las plantas más frágiles. Con otros granos, el poco esfuerzo no producirá la cosecha. El mismo Dios que da la sabiduría para segar la cosecha natural proporcionará la sabiduría para segar los granos de la cosecha espiritual.  

 

 

 

LO SUELO SIN CULTIVAR:   

 

Si la tierra no es preparada propiamente, la cosecha será pobre. Lea la parábola del sembrador en Marcos 4:12-20, Mateo 13:1-23, y Lucas 8:4-15. En estas parábolas, la Palabra de Dios se compara con la semilla en el mundo natural. La Palabra es sembrada en los corazones de los hombres y mujeres.   

 

La cosa que varía en éstos relatos no es el sembrador, la semilla, o el método.  La cosa que afectó la cosecha fue la condición de la tierra. Algunos de los suelos no son cultivados, pero están llenos de piedras espirituales y cizañas tales como los cuidados del mundo, riquezas, y deseo de otras cosas mundanas. La cosecha de esta tierra espiritual sin cultivar es pobre. 

 

Pero algunas de las semillas son sembradas en buena tierra, lo que representa los corazones espiritualmente preparados para recibirla. El resultado es la cosecha abundante: 

 

"Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra; los que oyen la palabra, y se hace infructuosa" (Marcos 4:20). 

 

La semilla de la Palabra sembrada en la tierra fecunda produce la más gran cosecha. 

 

Algunas personas son receptivas al Evangelio mientras otras son resistentes.  Si usted no está experimentando la cosecha, el suelo sin cultivar puede ser el problema.  Él debe ser correctamente preparado.  El profeta Oseas ordena: 

 

"Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia; haced para vosotros barbecho; porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia" (Oseas 10:12-13). 

 

El suelo sin cultivar en el mundo espiritual representa el suelo injusto. Oseas dice al pueblo de Dios que ellos han segado la iniquidad porque ellos han arado la maldad en la tierra espiritual de sus vidas.  El sembrar de maldad que produce una cosecha de iniquidad incluye: 

 

La discordia: 

 

"El hombre malo, el hombre depravado, es el que anda en perversidad de boca... perversidades hay en su corazón... siembra las discordias" (Proverbios 6:12,14).  

 

La iniquidad:  

 

"El que sembrare iniquidad, iniquidad segará, y la vara de su insolencia se quebrará" (Proverbios 22:8).  

 

"Como yo he visto, los que aran iniquidad y siembran injuria, la siegan" (Job 4:8). 

 

La contienda: 

 

"El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos" (Proverbios 16:28).  

 

La carne:   

 

"No os engañes; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna" (Gálatas 6:7-8). 

 

"Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios" (Gálatas 5:19-21).  

 

Para asegurar la cosecha espiritual apropiada, usted debe romper la tierra espiritual de su vida y quitar estos estorbos. Como Oseas recomendó que nosotros debemos "buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia". 

 

LAS FUNDACIONES INJUSTAS: 

 

Cuando había una cosecha pobre en el mundo natural, el profeta Hageo dijo al pueblo de Dios para examinar sus caminos: 

 

"Sembráis mucho, y recogéis poco... Meditad sobre vuestros caminos...  Buscáis mucho , y halláis poco" (Hageo 1:6,7,9). 

 

El pueblo de Dios tenía sembrado mucha semilla, pero la cosecha era pequeña.  Hageo les dijo que ellos debían reconstruir en los dos mundos - natural y espiritual - para tener una cosecha buena. 

 

¿Por qué reconstruir era necesario?  

 

En el mundo natural, Israel había atrasado el edificio de la casa de Dios y dado énfasis a sus propias casas.  Ellos habían puesto sus propias preocupaciones delante del orden de Dios. 

 

En el mundo espiritual, el fundamento de sus vidas estaba equivocado.  Ellos habían estado sembrando y habían segado en el mundo del espíritu con manos impías:  

 

"... Así es este pueblo y esta gente delante de mi, dice Jehová; y asimismo toda la obra de sus manos; y todo lo que aquí ofrecen es inmundo" (Hageo 2:14).

 

Un trabajo o sacrifico correcto ofrecidos por manos impías no son aceptables. El fundamento estaba equivocado.  Dios dijo a Israel: 

 

"Te planté de vid escogida, simiente verdadera toda ella; ¿cómo, pues, te me has vuelto sarmiento de vid extraña?" (Jeremías 2:21). 

 

Debido a este fundamento espiritual inapropiado Dios maldijo la cosecha: 

"Os herí con viento solano, con tizoncillo y con granizo en toda obra de vuestras manos; mas no os convertisteis a mí, dice Jehová" (Hageo 2:17). 

 

La Living Bible (Biblia Viva) declara que el resultado de la injusticia fue que "todo lo que usted hizo salió mal". 

 

Hageo les dijo al pueblo de Dios que el fundamento del templo del Señor debe ser recolocado. Él dijo que si ellos reconstruyesen en ambos los mundos - natural y espiritual - Dios los bendeciría: 

 

"Meditad, pues, en vuestro corazón, desde este día en adelante, desde el día veinticuatro del noveno mes, desde el día que se echó el cimiento del templo de Jehová; meditad, pues, en vuestro corazón. ¿No está aún la simiente en el granero? Ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de olivo ha florecido todavía; mas desde este día os bendeciré" (Hageo 2:18-19).

 

Desde el día en que Israel empezó a reconstruir el templo en el mundo natural, y el fundamento de rectitud en el mundo espiritual, Dios empezó a bendecir a ellos. El resultado fue la cosecha abundante en ambos los mundos. 

 

Si usted reconstruir las fundaciones de su vida en la rectitud, desde este día Dios empezará a bendecir usted.  Usted segará abundantemente en cada área de su vida. 

 

El Instituto Internacional Tiempo de Cosecha ofrece un curso titulado "Fundamentos de La Fe", tratando con la importancia de los fundamentos espirituales apropiados en la vida cristiana. 

 

El asunto es tan grande que no se puede cubrirlo aquí, pero es importante notar algunos principios básicos, porque ellos afectan el proceso de segar la mies espiritual.  El fundamento apropiado que trae la cosecha abundante es:

 

Construir sobre una Roca que es Inamovible: 

 

"Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca" (Lucas 6:48). 

 

Esa Roca es Jesucristo: 

 

"No, no hay ninguna otra roca que Yo conozca" (Isaías 44:8, traducción del original).

 

El Fundamento es Basado En la Rectitud: 

 

"El justo tiene un fundamento eterno" (Proverbios 10:25, La Biblia Amplificada). 

 

Es Un Buen Fundamento: 

 

"Atesorando para sí buen fundamento..." (1 Timoteo 6:19). 

Es Eterno: 

 

"Atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna" (1 Timoteo 6:19).

 

Es Basado En la Palabra de Dios: 

 

"Pero el fundamento de Dios está firme..." (2 Timoteo 2:19). 

 

El Fundamento Está Puesto Sobre Dos Principios: 

 

"Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; e: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo" (1 Timoteo 2:19).

 

Los dos principios en que se posiciona el fundamento son: 

 

1.      Hombres Redimidos: El Señor conoce aquellos que son Suyos.

2.      Viviendo vidas redimidas: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

 

Éste es el fundamento apropiado para la cosecha espiritual. 

 

LOS POCOS OBREROS: 

 

Si hay pocos obreros en el campo de cosecha, el rendimiento será pobre.  La cosecha se pudrirá antes de que pueda segarse. Jesús dijo: 

 

"La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies" (Lucas 10:2). 

 

LOS RESULTADOS

 

Las cosas que previenen la cosecha tienen resultados trágicos en el mundo espiritual: 

 

"El campo está solado, se enlutó la tierra; porque el trigo fue destruido, se secó el mosto, se perdió el aceite. Confundíos, labradores; gemid, viñeros, por el trigo y la cebada, porque se perdió la mies del campo. La vid está seca, y pereció la higuera; el granado también, la palmera y el manzano; todos los árboles del campo se secaron, por lo cual se extinguió el gozo de los hijos de los hombres" (Joel 1:10-12). 

 

En el mundo natural, la cosecha pobre resulta en tristeza... 

 

"Quitado es el gozo y la alegría del campo fértil; en las viñas no cantarán, ni se regocijarán; no pisará vino en los lagares el pisador; he hecho cesar el grito del lagarero" (Isaías 16:10). 

 

En el mundo espiritual, la cosecha pobre también produce una pierda de alegría y gozo: 

 

¿No fue arrebatado el alimento de delante de nuestros ojos, la alegría y el placer de la casa de nuestro Dios?" (Joel 1:16). 

 

Si nosotros nos preguntamos por qué no hay alegría en nuestras vidas, si nosotros cuestionamos por qué el canto y el grito de victoria ha desaparecido de nuestras iglesias... todo esto es el resultado de la pobre cosecha espiritual. 

 

¿QUÉ NOSOTROS PODEMOS HACER?

 

Nosotros hemos identificado los factores que previenen la cosecha espiritual.  Nosotros hemos descubierto las razones para la falta de alegría y victoria espiritual. 

 

¿Qué usted puede hacer para invertir el ciclo de rendimientos espirituales pobres y traer la cosecha abundante a su vida? 

 

Cuando la cosecha natural era pobre en Israel, Joel dijo al pueblo de Dios para: 

 

"Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo" (Joel 2:12-13). 

 

Usted debe volverse a Dios en arrepentimiento por causa de su desobediencia a Su Palabra y su despreocupación acerca de la cosecha espiritual.  Usted debe pedirle que quite las pestes y enfermedades espirituales que han prevenido su productividad. 

 

Usted debe arrepentirse del esfuerzo propio y debe pedirle que dirija sus esfuerzos al cumplimiento de Su propósito para las naciones del mundo. 

 

Usted debe romper la tierra no cultivada y debe reconstruir el fundamento de su vida en la rectitud. 

 

Joel aconsejó a los líderes espirituales para arrepentirse y convocar un ayuno: 

 

"Ceñios y lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitada es de la casa de vuestro Dios la ofrenda y la libación. Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová" (Joel 1:13-14). 

 

Si usted es un líder cristiano y su iglesia no ha estado segando la cosecha espiritual usted puede dar los pasos siguientes: 

 

¾      Convoque una asamblea de sus líderes y miembros.

¾      Vengan juntos ante Dios ayunando y en arrepentimiento.

¾      Pida a Dios que le dé una visión de la cosecha espiritual abundante.

¾      Entonces se unan en propósito para cumplir esa visión.  

 


PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llaves de memoria. 

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Escriba V delante de las declaraciones que son VERDAD. Escriba F delante de las declaraciones que son FALSAS. 

 

a._____ Deuteronomio 28 es un ejemplo del principio "Sí-Pero" de las promesas de Dios. 

 

b._____ Satanás no tiene interés en la cosecha espiritual. 

 

c._____ Esfuerzo propio es importante para segar la cosecha espiritual. 

 

d._____ Usted debe observar las circunstancias cuidadosamente antes de que usted siembre espiritualmente. 

 

e._____ Hacer buenas obras no es bastante para traer la cosecha espiritual. 

 

f._____ Su problema no es realmente con las circunstancias malas, pero con los poderes espirituales detrás de estas circunstancias.    

 

g._____ Una obra correcta ofrecida con manos impías no es aceptable. 

 

3. ¿Cuáles son algunas de las cosas malas que nosotros sembramos qué traen una cosecha espiritual de iniquidad? 

 

________________________________  ________________________________

 

________________________________  ________________________________

 

4. ¿Cuáles son los dos principios del fundamento basados en Jesucristo? 

 

________________________ viviendo ________________________

 

 

5. Dé una referencia que muestra los resultados de la cosecha espiritual pobre. 

_____________________________________________________________________

 

6. Dé una referencia que muestra lo que usted puede hacer para invertir la tendencia de la cosecha espiritual pobre. 

_____________________________________________________________________

 

7. Liste las cosas que previenen la cosecha según se discutió en este capítulo. 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

Estudie las siguientes referencias que identifican otras razones para la cosecha espiritual pobre: 

 

ANTIGUO TESTAMENTO      

 

Levítico 19:19 

Deuteronomio 22:9; 28  

Job 4:8 

Salmos 105 

Proverbios 6:12,14,19; 10:5; 16:28; 20:4; 22:8; 24:30 

Eclesiastés 11:4 

Cantares 2:15 

Isaías 16:10; 17:10-11; 28:24-28; 32:9-20 

Jeremías 2; 5:17-19; 8:13-14; 12:10-11 

Oseas 8:7; 10:12-13 

Joel 1 

Amós 4,5 

Miqueas 6 

Hageo 1 

 

 

NUEVO TESTAMENTO 

 

Mateo 13:1-23 

Marcos 4:2-20 

Lucas 8:4-15; 10:2; 22:31 

2 Corintios 9:6 

Gálatas 6:7-8 

Santiago 5:4 


Capítulo Seis

 

LAS ESTRATEGIAS PARA LA

COSECHA ESPIRITUAL

 

PARTE I

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Usar las estrategias Bíblicas que rinden la cosecha espiritual abundante. 

 

VERSÍCULOS LLAVES:

 

"Los Que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla" (Salmos 126:5-6). 

 

INTRODUCCIÓN

 

El capítulo anterior identificó las cosas que impiden la cosecha espiritual.  Esto y el capítulo siguiente detalla las estrategias que aseguran la cosecha espiritual abundante. 

 

Las estrategias son principios, métodos, y planes para alcanzar una cierta meta.  Ellos se revelan en la Palabra de Dios como principios naturales que son paralelos de verdades espirituales. 

 

LAS ESTRATEGIAS PARA LA COSECHA

 

Aquí están las  de la cosecha: 

 

CADA PLANTA ES CAPAZ DE REPRODUCCIÓN: 

 

En el mundo natural, cuando Dios creó la tierra, Él hizo a cada planta capaz de reproducirse: 

 

"Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. T fue así" (Génesis 1:11). 

 

Así como cada planta en el mundo natural es capaz de reproducción, cada creyente tiene la habilidad de reproducirse espiritualmente. Dentro de USTED reside el potencial para ser espiritualmente reproductivo. El gran conocimiento de cosas espirituales no es necesario para volverse parte del ciclo de la cosecha espiritual. Jesús dijo una parábola que ilustra esta verdad: 

 

"Decía además: Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra; ...y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo... Y cuando el fruto está maduro, en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado"  (Marcos 4:26,27,29). 

 

No es necesario entender la teología detrás del crecimiento y desarrollo de la semilla de la Palabra de Dios en los corazones humanos. No se requiere que usted tiene comprensión de verdades teológicas profundas. 

 

Lo qué ES el requisito es que usted se vuelve un participante del ciclo de la cosecha espiritual.  

 

SEMBRAR ES NECESARIO PARA SEGAR: 

 

En el mundo natural, usted debe sembrar la semilla para segar una cosecha. En el mundo espiritual usted también debe sembrar para segar. Dios provee los recursos espirituales para sembrar: 

 

"Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera..." (2 Corintios 9:10). 

 

Dios multiplica sus talentos y habilidades espirituales para hacerlo reproductivo. 

 

Dios multiplica sus recursos financieros para que usted pueda invertir en Su obra. Él no multiplica sus finanzas para usted acumular grandes fortunas. El propósito es que usted pueda reinvertir las bendiciones en Su Reino.  

 

USTED NO SIEGA LA MIES EN LA MISMA ESTACIÓN EN QUE USTED SIEMBRA: 

 

Desde el comienzo Dios estableció un principio acerca de las estaciones en el mundo natural: 

 

"Mientras la tierra permanezca, no cesará la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche" (Génesis 8:22). 

 

Sembrar es necesario para obtener una cosecha.  Pero la cosecha no entra en la misma estación como el sembrar. Algunos que reciben la visión de la cosecha espiritual se enflaquecen porque ellos no entienden este principio.  

 

Hay un tiempo de sembrar, pero entonces usted debe esperar por la semilla de la Palabra germinar en los corazones de los hombres y mujeres.  Hay un tiempo para cultivar pacientemente.  Usted no siega la mies en la misma estación en que usted la siembra. 

 

Salmos 1 habla de este proceso en la vida de los creyentes: 

 

"Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas" (Salmos 1:3). 

 

Si hay estaciones fructíferas de la vida, esto significa que hay también períodos que parecen estériles.  Éstos son períodos para preparar la tierra, sembrar, y cultivar. Pero estas estaciones "sin fruto" son necesarias para traer la cosecha. 

 

Esto hace del principio de las estaciones una llave importante para segar la mies.  Usted debe esperar pacientemente durante el tiempo de crecimiento y desarrollo.  Pero usted también debe reconocer cuando es tiempo de cosecha y actuar rápidamente antes que la cosecha perezca: 

"Y cuando el fruto está maduro, en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado" (Marcos 4:29). 

 

En resumen, hay... 

 

"... tiempo de plantar, y tiempo para arrancarlo plantado" (Eclesiastés 3:2). 

 

USTED SIEGA LO QUE USTED SIEMBRA: 

 

La semilla se reproduce según su propio tipo en el mundo natural. Si usted planta semillas de manzana usted segará manzanas. El mismo es verdad en el mundo espiritual: 

 

"No os engañéis; Dios no puede ser burlado; pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará" (Gálatas 6:7). 

 

Sembrar a la carne trae una cosecha corrupta, mientras sembrar en rectitud resulta en una buena cosecha. 

 

USTED DEBE SEMBRAR SIN TENER EN CUENTA LAS CIRCUNSTANCIAS: 

 

Aquellos que consideran las circunstancias nunca se volverán parte de la visión de la cosecha.  Sus circunstancias los derrotarán así como un agricultor que descuida de su campo debido al frío, viento, y nubes: 

 

"El que al viento observa, no sembrará; y el que mira a las nubes, no segará" (Eclesiastés 11:4).  

 

Una estrategia importante de la cosecha espiritual es sembrar sin tener en cuenta las circunstancias de la vida: 

 

"Dichosos vosotros los que sembráis junto a todas las aguas, y dejáis libres al buey y al asno" (Isaías 32.20). 

 

Usted debe sembrar junto a todas las aguas, o sea, en todas las circunstancias de la vida. Incluso, cuando los ríos de las circunstancias difíciles inundan las riberas de su vida, usted debe continuar sembrando. Pues Dios ha prometido que traerá la cosecha abundante. 

 

USTED SIEGA EN LA PROPORCIÓN DE LO QUE FUE SEMBRADO:

 

"Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará" (2 Corintios 9:6).

 

Este principio se aplica en cada área de su vida espiritual. Si usted da de mala gana su tiempo, talentos, y financias a la obra de Dios, entonces su cosecha será pequeña.  Si usted siembra generosamente, usted segará abundantemente.  Hay niveles diferentes de productividad en la cosecha espiritual descrita en Juan 15.  Usted puede dar: 

 

¾      Fruto: Juan 15:2 

¾      Más fruto: Juan 15:2 

¾      Mucho fruto: Juan 15:4 

¾      Fruto Permanente: Juan 15:16 

 

El deseo de Dios es que usted de mucho fruto y que sea permanente. 

 

Pedro identificó un poco de las calidades que usted debe desarrollar en su vida para ser fructífero: 

 

"vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo"        (2 Pedro 1:5-8). 

 

Pedro advierte que si estas calidades no se desarrollan le faltará la visión espiritual: 

 

"Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados" (2 Pedro 1:9). 

 

USTED PUEDE SEMBRAR DONDE USTED NO SEGARÁ Y SEGAR DONDE USTED NO SEMBRÓ: 

 

Cuando Israel entró en la tierra prometida, Dios dijo que ellos comerían de las viñas que ellos no habían plantado. Ellos segarían una cosecha que ellos no tenían sembrado. 

 

El mismo es verdad en el mundo espiritual.  Usted puede segar la cosecha que otros tienen sembrado: 

 

"Pero en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega. Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores" (Juan 4:37-38). 

 

Por siglos los creyentes tienen sembrado sus vidas en los campos de la cosecha del mundo.  Mientras nosotros nos acercamos al retorno del Señor el sembrar de ellos está trayendo una gran cosecha en las naciones del mundo. Usted entra en sus labores cuando usted siega donde usted no tiene sembrado. 

 

Pero usted también puede ser parte del proceso de sembrar y puede nunca venir a segar la cosecha. 

 

Pablo habla de esto: 

 

"Yo planté, Apodos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios" (1 Corintios 3:6-9). 

USTED SEGARÁ LA COSECHA SI USTED PERMANECE FIEL: 

 

"No nos cansemos, pues, de haber bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos" (Gálatas 6:9). 

 

"Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca" (Santiago 5:7). 

 

Si usted es fiel, Dios ha prometido que usted segará la cosecha.  No se ponga cansado en la tarea que Él ha dado para usted hacer.   

 

PARA REPRODUCIRSE, LA SEMILLA DEBE MORIR: 

 

Una semilla parece muerta.  No hay ninguna hoja verde, ningún retoño o ramas.  Para crecer ella debe ser enterrada.  

 

Esto es un paralelo natural de una gran verdad espiritual.  La vida espiritual depende de la muerte por sacrificio: 

 

"... lo que tú siembras no se vivifica, se no muere antes"  (1 Corintios 15:36).

 

Para traer a la vida fue necesario para Jesús que él morirse en la cruz.  Su ministerio parecía tener sido en vano porque él acabó en la muerte. 

 

Pero este era Su tiempo sembrando. ¡Qué cosecha abundante resultó de Su muerte cuando ese  grano de trigo entró en la tierra! A través de Su muerte millones ha encontrado la vida. 

 

La vida espiritual requiere la muerte por sacrificio.  Exige la muerte al pecar.  Requiere la muerte a los deseos y placeres mundanos. 

 

Jim Elliott, martirizado por la causa de Cristo en un esfuerzo para alcanzar a los indios Aucas del Ecuador con el Evangelio, escribió en su diario: "No es ningún tolo aquello que da lo que él no puede guardar para ganar lo que él no puede perder". 

 

En la vida natural, la última contradicción es la muerte, porque la muerte trae la vida eterna al creyente.  La única muerte real es cuando usted no tiene nada DE valor por lo cual morir.  Esté seguro de qué la cosa para la cual usted está viviendo vale la pena morir. 

 

A veces no habrá ninguna evidencia visible de cosecha.  Puede aparecer que usted está perdiendo su vida para una visión que está muriendo. 

 

Pero usted debe recordar: 

 

"De cierto, de cierto os digo, que sí el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero sí muere, lleva mucho fruto" (Juan 12:24). 

 

Jesús no murió en vano. Por Su muerte vino la vida. A través de su muerte, la salvación vino a los indios Aucas así que otros tomaron el lugar de Jim Elliott y fueran alcánzalos con el Evangelio. 

 

La semilla no está muerta.  Dentro de ella está la fuerza de la vida de Dios.  Pero para generar la vida debiese morir. Oseas habla de los resultados de invertir su vida de esta manera: 

 

"Y la sembraré para mí en la tierra, y tendré misericordia de Lo-ruhama; y diré a Lo-ammi: Tú eres pueblo mío, y él dirá: Dios mío" (Oseas 2:23).  

 

Este versículo resume el propósito de aplicar las Estrategias Para La Cosecha Espiritual.  Usted labora para que Dios pueda decir a aquellos que no son Su pueblo:  "Tú eres mi pueblo; y ellos dirán, Tú eres mí Dios".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llaves de memoria. 

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Defina "estrategias". 

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. Liste las nueve estrategias para la cosecha espiritual discutida en este capítulo. 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

LAS PARÁBOLAS DE LA VIÑA

 

Hay diversas parábolas en la Biblia que dice respecto a la viña y revela informaciones adicionales sobre la cosecha espiritual.  La parábola del sembrador (Mateo 13, Marcos 4, Lucas 8) se cubre en otra parte en este curso.  Otras parábolas de la viña se listan abajo para estudio adicional. 

 

 

 

EL CESTO DE FRUTOS DE VERANO:  Amós 8:1-2 

 

¿Qué ejemplo natural Dios muestra a Amós? _________________________________

 

¿Lo que era el significado de este ejemplo?___________________________________ 

 

¿Lo qué fue la gran hambre que Dios envió como juicio sobre Israel porque ellos no habrían  obedecido a Su Palabra?  (versículos 11-12) __________________________

 

LA VIÑA DE DIOS: Isaías 5:1-7 

 

Esta parábola se refiere a la nación de Israel. Dios había plantado Israel en el mundo espiritual para ser reproductivo y bendecir las naciones del mundo. Pero Israel no había sido fructífero. ¿Cuál fue el resultado de la cosecha espiritual en Israel? (versículo 4) 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

¿Cuál fue el juicio para la viña?  (versículos 5-6) 

_____________________________________________________________________

 

¿Cuáles son los contrastes en el versículo 7?  Dios buscaba ______________________  

pero halló _____________________. 

 

Él buscaba ___________________ pero halló ________________ . 

 

 

¿Cuál fueron las razones por la cual Israel estaba en esta condición espiritual? (versículos 13,20) 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

LA VIÑA DE DIOS:  Mateo 21:28-41; Marcos 12:1-9; Lucas 20:9-16 

 

Esta parábola del Nuevo Testamento también involucra la viña de Dios.  Es un registro de cómo Dios envió a Sus profetas a Israel y ellos los rechazaron.  Finalmente Él envió a Su propio Hijo, Jesucristo, y Él también fue rechazado. 

 

¿Cuál fue la contestación de los agricultores (Israel) a los sirvientes que Dios envió? 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

¿Cuál fue la contestación al Hijo?__________________________________________

 

¿Cuál fue el juicio enviado por Dios? ________________________________________

 

(Los otros a quienes Él lo daría eran los Gentiles). 

 

EL ÁRBOL DEL HIGO:  Lucas 13:6-9 

 

¿Cuándo el dueño de la viña vino a recoger el fruta del árbol del higo, qué él encontró? 

_____________________________________________________________________

 

¿Qué él quiso hacer? ____________________________________________________

 

¿Cuál fue la contestación del guardián del de viña?_____________________________ 

 

El árbol del higo representa Israel.  ¿Lo qué usted piensa que esta parábola significa? 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

OBREROS EN LA VIÑA:  Mateo 20:1-16 

 

¿Cuál fue la paga de los obreros que se contrató a primera hora del día? ___________

 

¿Cuál fue la paga de los obreros que se contrató en la última hora del día? _________ 

 

¿Cuál fue el problema que se levantó entre los obreros? 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

¿Cuál es el principio que Jesús ilustró con esta parábola? (versículo 16) 

_____________________________________________________________________

 

LOS DOS HIJOS:  Mateo 21:28-31 

 

Cuando el padre les pidió a sus hijos que trabajasen en la viña: 

 

¿Cómo el primero hijo contestó? ___________________________________________

¿Lo qué él realmente hizo?________________________________________________

 

¿Cómo el segundo hijo contestó?___________________________________________

¿Lo qué él realmente hizo?________________________________________________

 

¿Cuál fue el principio que Jesús enseñó a través de esta parábola?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

LA COSECHA:  Mateo 9:37-38; Lucas 10:2; Juan 4:34-38, 12:24 

 

En varias ocasiones Jesús usó el ejemplo natural de la cosecha para ilustrar verdades espirituales.  ¿Cuál es la más gran necesidad en el campo de cosecha? 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

 

¿Cuál es la cosa que nosotros podemos hacer acerca de esta necesidad? (Mateo 9:38) 

_____________________________________________________________________

 

¿Cuál es el principio de la cosecha que Jesús enseñó en Juan 12:24? 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

¿Qué verdad usted aprendió sobre los sembradores y segadores en Juan 4:36-38? 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

LA CIZAÑA:  Mateo 13:24-30 

 

¿Qué tipo de semilla fue sembrada en el campo?______________________________

 

¿Lo que pasó mientras los obreros estaban durmiendo? ________________________

 

 

¿Cuál fue la solución al problema de la cizaña que había sido sembrada? (versículo 30) 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

¿Por qué el dueño decidió por esta solución? (versículo 29) 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

¿Es nuestra responsabilidad separar la cizaña del trigo?___________ 

 

LA SEMILLA DE MOSTAZA:  Mateo 13:31-32; Marcos 4:31-32; Lucas 13:18-19 

 

La semilla de mostaza es la ________________ de todas las semillas. 

 

¿Qué tipo de planta ella volviese cuando crece? _______________________________

 

¿Qué verdad espiritual Jesús estaba ilustrando con la historia de la semilla de mostaza? 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

En Mateo 17:20 Jesús usó la semilla de mostaza como un ejemplo de fe.  ¿Cuáles son los efectos de una cantidad pequeña de fe?   

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 


Capítulo Siete

 

LAS ESTRATEGIAS PARA

LA COSECHA ESPIRITUAL

 

PARTE II

 

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Explicar el paralelo espiritual de los principios naturales de desarrollo de la planta. 

¾      Aplicar éstos paralelos como estrategias para la cosecha espiritual. 

 

VERSÍCULO LLAVE: 

 

"Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla, así Jehová el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones" (Isaías 61:11). 

 

INTRODUCCIÓN

 

Este capítulo continúa el estudio de las estrategias para la cosecha espiritual.  Él involucra un último principio de la cosecha: Las semillas desarrollan en respuesta a ciertas condiciones externas.  

 

En el mundo natural hay ciertas condiciones requeridas para el crecimiento y desarrollo de semillas.  Estas condiciones naturales son paralelos de factores espirituales necesarios para el desarrollo de la semilla de la Palabra de Dios, para que ella produzca una cosecha espiritual. 

 

LAS CONDICIONES PARA EL CRECIMIENTO

 

VIDA: 

 

El crecimiento es imposible sin la vida.  Debe haber vida en la semilla, o ella no crecerá.  Jesús era la revelación visible de la Palabra de Dios, la Semilla, y en Él estaba la vida: 

 

"En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres"  (Juan 1:4). 

 

"Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo" (Juan 5:26). 

 

Jesús vino sembrar esta semilla de vida en usted para hacerlo reproductivo: 

 

"El ladrón  no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia" (Juan 10:10). 

Su vida está en usted. Cuando usted siembra la semilla de Su Palabra, usted sabe que... 

 

"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié" (Isaías 55:10-11). 

 

TIERRA APROPIADA: 

 

Usted ha aprendido en este curso que la tierra sin cultivar impide la cosecha abundante.  La tierra apropiada es necesaria para una buena cosecha: 

 

"Y estos son los que fueron sembrados en buena tierra; los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno" (Marcos 4:20). 

 

Cuando usted siega la mies en el mundo espiritual, usted debe concentrar sus esfuerzos en la buena tierra. Usted debe preparar la tierra y debe sembrar la semilla de la Palabra propiamente. Los dos son necesarios para la cosecha (Oseas 10:12; Jeremías 4:3).  

 

Según la parábola del sembrador (Marcos 4:3-20), si no hay cosecha, entonces la variable es la tierra. Éste es un principio importante de la cosecha. No se debe descuidar de la tierra insensible. Alguien debe sembrar, cultivar, y reconocer cuando es tiempo para llamar los segadores (Lucas 13:6-9). Pero éste no es el lugar para concentrar las fuerzas espirituales. Jesús nunca dijo que habría una falta de sembradores, sino una falta de segadores. Las fuerzas obreras espirituales deben concentrarse donde la tierra es sensible y producen una cosecha. 

 

El tiempo es de gran importancia en la cosecha. No se necesitan segadores cuando la semilla ha sido simplemente sembrada o cuando la cosecha aún está verde. Pero hay ese corto y estratégico momento en que la cosecha de la buena tierra está madura.  Es cuando entonces se necesitan de los segadores. Si todos los obreros están ocupados con los campos espirituales insensibles y no hay ningún segador disponible, entonces la oportunidad estará perdida para siempre.

 

AGUA: 

 

El agua es necesaria si una semilla debe germinar y producir en el mundo natural.  Dios prometió: 

 

"Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos" (Isaías 44:3). 

 

Este derramar es una unción del Espíritu Santo de la cual el agua es un símbolo: 

 

"Yo derramaré de mi Espíritu en su semilla" (Isaías 44:3, Traducción del original). 

 

"El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva" (Juan 7:38). 

 

El agua del Espíritu Santo lleva la semilla de la Palabra de Dios a crear raíz en los corazones de los hombres y mujeres que están muertos en el pecado: 

 

"Porque si el árbol fuere cortado, aún queda de él esperanza; retoñará aún, y sus renuevos no faltarán. Si se envejeciere en la tierra su raíz, y su tronco fuere muerto en el polvo; al percibir el agua reverdecerá" (Job 14:7-9). 

 

LUZ: 

 

Es la respuesta a la luz que estimula el crecimiento de la planta en el mundo natural.  Es la luz de Dios que produce el desarrollo de la cosecha espiritual:  

 

"En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres"  (Juan 1:4). 

 

"Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida" (Juan 8.12).

 

La luz de Dios trae la vida espiritual.  

 

AIRE: 

 

Una sustancia importante llamada dióxido de carbono es extraída por la planta natural del aire que la rodea. El aire es necesario para la planta crecer. En la Biblia, el Espíritu Santo se compara con el aire o un viento: 

 

"El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu" (Juan3:8). 

 

El Espíritu Santo sopla la vida en la semilla de la Palabra que produce el crecimiento espiritual. 

 

ESPACIO: 

 

En la parábola del sembrador, la competición por el espacio llevó algunas plantas a morir: 

 

"El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa" (Mateo 13:22). 

 

La competición de las cosas del mundo puede estrangular la semilla de la Palabra de Dios y puede impedir la productividad espiritual. 

 

SISTEMA DE RAÍCES: 

 

Las raíces son necesarias para fijar y suplir nutrientes a la planta.  Salmos 1 muestra cómo desarrollar el sistema de raíz en su vida espiritual: 

"Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará" (Salmos 1:1-3). 

 

DESCANSO:

 

La planta descansa durante un período llamado "inactividad". La inactividad es un período de descanso para la planta.  La inactividad normalmente ocurre poco antes de un período de crecimiento muy rápido.  La planta parece que está muerta. Pero no está muerta.  La semilla de vida aún está viva dentro de ella. 

 

Cuando usted siembra la semilla de la Palabra de Dios en las vidas de hombres y mujeres hay un período de inactividad durante lo cual usted no puede ver el crecimiento.  Usted puede pensar que usted tiene fallado en su misión.  Pero la semilla no murió.  

 

Así como en el mundo natural, la inactividad espiritual precede el período de rápido crecimiento y desarrollo de la cosecha espiritual. Espere pacientemente por la cosecha: 

 

"Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía" (Santiago 5:7). 

 

ATADO A LA VID: 

 

Para producir el fruto en el mundo natural una rama debe atarse a la planta principal.  Si la rama está apartada de rota principal de la vida de la vid o tronco ella no llevará fruto. 

 

Jesús es la vid y nosotros somos las ramas. Para producir fruto espiritual, usted debe mantener su relación con Él: 

 

"Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, sí no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer" (Juan 15:1-4). 

 

PODAR: 

 

Podar es necesario en el mundo natural si una planta debe permanecer reproductiva y llevando fruto. Cuando un agricultor poda una planta, él corta las ramas improductivas para hacer la planta producir más fruto. Él quita todo lo que impediría el crecimiento de la planta. 

 

Podar también es necesario en el mundo espiritual. La poda espiritual es la corrección de Dios. La Biblia también lo llama de castigo. Cuando Dios poda, Él quita de su vida todo lo que impediría su crecimiento espiritual. Este proceso es necesario si usted debe llevar fruto espiritual: 

 

"Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto" (Juan 15:2). 

 

A veces usted no siega los beneficios de la poda porque usted culpa a Satanás cuando realmente es Dios quién está trayendo circunstancias en su vida para corregir [podar] usted.  El propósito de la corrección de Dios es dada en Oseas 6:1: 

 

"Venid  y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará" (Oseas 6:1). 

 

El castigo de podar resulta en un retorno a Dios. Es solamente volviendo a Él que usted se torna espiritualmente reproductivo. 

 

CLIMA: 

 

El clima es importante a las plantas en el mundo natural. A veces se guardan las plantas en construcciones llamadas "estufas o casas calientes" con temperaturas específicas para que ellas crezcan. Ellas son protegidas del mundo real.  Si usted toma una planta que está en una "casa caliente" y coloca fuera, ella pronto morirá, porque solamente tiene vivido en un ambiente controlado.  No puede resistir al ambiente del mundo real. 

 

Hablando espiritualmente, nosotros no queremos cristianos creados en "casas calientes", que parecen buenos en ambientes controladas, pero son incapaces de reproducir cuando ellos entran en el contacto con el mundo real. La semilla de la Palabra de Dios sembrada en su propia vida y en las vidas de aquellos a quien usted ministra debe producir crecimiento a pesar del más difícil de los climas espirituales. 

 

RESUMEN

 

Este capítulo concluye las estrategias para la cosecha espiritual.  Una revisión de los principios revela los siguientes paralelos espirituales de verdades naturales: 

 

¾      Cada planta es capaz de reproducción. 

¾      Sembrar es necesario para segar. 

¾      Usted no siega la mies en la misma estación en que usted siembra. 

¾      Usted debe sembrar sin tener en cuenta las circunstancias. 

¾      Usted siega la mies en proporción a la cantidad que usted siembra.

¾      Usted puede sembrar donde usted no segará y segar donde usted no sembró. 

¾      Usted segará la cosecha si usted permanecer fiel. 

¾      Para poder reproducirse, la semilla debe morir. 

¾      Las semillas desarrollan en respuesta a ciertas condiciones externas.  

 

Entender y aplicar estas estrategias producirán la cosecha espiritual abundante.  El próximo capítulo le mostrará cómo segar esa cosecha. 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria. 

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Cuál fue el último principio de la cosecha que se enseñó en este capítulo? 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. Liste las diez condiciones naturales para el crecimiento discutidas en este capítulo y aplíqueles a la cosecha espiritual: 

 

_______________________________ _______________________________

 

_______________________________ _______________________________

 

_______________________________ _______________________________

 

_______________________________ _______________________________

 

_______________________________ _______________________________

 

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

En los últimos dos capítulos el paralelo espiritual de los principios naturales de sembrar y segar fueron analizados. Jesús presentó un estudio similar en la parábola del sembrador.  Compare los tres relatos de esta parábola en Mateo 13:3-9; Marcos 4:3-20; y Lucas 8:5-15. 

 

1. ¿Cuál fue el paralelo espiritual de la semilla natural que fue sembrada?   

 

(Lucas 8:11)___________________________________________________________ 

 

2. Los tipos diferentes de suelo representan la sensibilidad de las personas a la Palabra de Dios. Complete el gráfico abajo que describe los tipos de suelos y los resultados de sembrar la semilla: 

 

Tipo De Suelo                        Resultados de Sembrar La Semilla En Este Suelo 

 

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

 

 

3. ¿Lo qué pasa cuándo alguien oye la Palabra y no la entiende?   

 

(Mateo 13:19)__________________________________________________________

 

4. ¿Lo qué lleva la semilla en los lugares pedregosos a morir?   

 

(Mateo 13:20-21; Lucas 8:6,13)___________________________________________

 

5. ¿Cuáles son las cosas que se comparan a espinos que sofocan la Palabra?   

 

(Mateo 13:22; Marcos 4:18-19; Lucas 8:14)__________________________________

 

6. ¿Lo qué pasa cuando la Palabra es sofocada por los espinos? (Mateo 13:22).  

 

Ella se torna ______________________. 

 

7. ¿La parábola indica que hay resultados diferentes cuando la semilla en la buena tierra es segada?  (Mateo 13:23)___________ ¿Cuáles son los resultados? _________

 

8. ¿Lo qué pasó a la semilla que cayó por el borde del camino?   

 

(Marcos 4:4; Lucas 8:5)__________________________________________________

 

¿Cuál es el paralelo espiritual de esto?  (Marcos 4:15) ________ ven inmediatamente y lleva la Palabra que fue sembrada. 

 

9. ¿Cuál son las características de los corazones de las personas que son como la buena tierra?  (Lucas 8:15)   

Ellos tienen un __________________ y _______________ corazón. 

 

10. ¿Cuáles son las tres contestaciones hechas por las personas que son como la buena tierra? (Lucas 8:15) 

 

11. IMPORTANTE: Estas diversas contestaciones a la Palabra de Dios no se aplican solamente al aceptar del mensaje del Evangelio.  Ellas se aplican a cualquier verdad de la Palabra que Dios planta en nuestras vidas. 

 

¿La visión de la cosecha fue plantada en su vida?  ¿Ella fue plantada en la buena tierra espiritual?  ¿Cuál serán los resultados de esto? 

 

¿Tiene caído por el borde del camino? En ese caso, la visión fue arrebatada por Satanás, porque usted no ha hecho de ella un propósito de prioridad en su vida. 

 

¿Ella ha caído en la tierra pedregosa? Usted puede haber recibido la visión de la cosecha con alegría, pero realmente no ha creado raíz en su corazón. Cuando los tiempos difíciles llegar usted caerá fuera de la visión. 

 

¿Ella fue plantada entre los espinos? ¿Usted está demasiado involucrado con los cuidados, riquezas, placeres, y lujuria de esta vida? ¿Estas cosas temporales son más importantes que la visión?  En ese caso, usted nunca producirá una cosecha. 

 

¿La revelación de la cosecha ha caído en la buena tierra?  ¿Usted ha recibido y usted guardará la visión?  En ese caso, usted fructificará y será espiritualmente reproductivo.

 


Capítulo Ocho

 

SEGANDO POR REVELACIÓN

 

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Explicar la metodología de multiplicación de Dios. 

¾      Identificar la herramienta espiritual que habilítale a segar por revelación. 

¾      Ir más allá de la bendición a experimentar el poder espiritual. 

 

VERSÍCULO LLAVE: 

 

"Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me  seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra" (Hechos 1:8). 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

No es bastante conocer las Estrategias Para La Cosecha Espiritual. Usted también debe entender el método y la herramienta para segar la mies. El método es la manera con que usted usa las estrategias que usted ha aprendido. Usted debe hacer la obra de Dios a la manera de Dios. La manera de Dios es de la revelación divina y el resultado es reproductividad espiritual. 

 

"Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda. ...Entonces dará el Señor lluvia a tu sementera, cuando siembres la tierra, y dará pan del fruto de la tierra, y será abundante y pingüe; tus ganados en aquel tiempo serán apacentados en espaciosas dehesas" (Isaías 30:21,23). 

 

Esto es segar por revelación de Dios en lugar de ser por los métodos del hombre. 

 

MAYORDOMOS DEL MISTERIO

 

Los creyentes son "mayordomos de los misterios de Dios". Un mayordomo es alguien al cargo de algo en nombre de otro.  Un misterio es algo no conocido por otros.  Dios nos ha dado una comisión para... 

 

"...aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas; para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales" (Efesios 3:9-11). 

 

Dios ha revelado a la iglesia el misterio de salvación a través de Jesucristo. Por la iglesia Él está haciendo conocido este misterio al universo: 

 

"dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra"  (Efesios 1:9-10). 

 

La iglesia es el instrumento a través de que se revelan los misterios de Dios a la humanidad pecadora.  Nuestra misión es "segar por revelación".  

 

UNA SEMILLA LO SERVIRÁ

 

El ciclo natural de la cosecha es basado en el principio de la multiplicación.  La semilla es sembrada y produce una cosecha. Dentro del fruto de esa cosecha están las semillas para más reproducción:

 

"Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno" (Génesis 1:12). 

 

Estas semillas pueden multiplicarse y pueden traer otra cosecha más allá.  El ciclo es inacabable. En este ciclo natural está una gran verdad espiritual.  Ésta es una de las razones porque Jesús usó la cosecha para ilustrar la visión de alcanzar el mundo con el Evangelio. 

 

Así como cada grano o fruto segados en la cosecha tienen la capacidad de reproducción en el mundo natural, lo mismo sucede en el mundo espiritual. 

 

Jesús fue llamado de una semilla: 

 

"Se acordarán, y se volverán a Jehová todos los confines de la tierra, y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti" (Salmos 22.27)

"Una semilla le servirá; esto será contado de Jehová hasta la postrera generación" (Salmos 22:30 – Traducción del original). 

 

Cuando Jesús murió en la cruz por los pecados de toda la humanidad, la semilla de Su vida fue plantada.  Qué rica cosecha rica ella tiene producido, pues multitudes han sido salvas del pecado para la salvación y de la muerte para la vida. Cada creyente renacido es como una semilla en el mundo natural.  Dentro de cada uno está la vida y la capacidad de reproducirse.  Esto es verdad en los dos mundos - natural y espiritual. 

 

EL MUNDO FUE ALCANZADO

 

Fue una gran visión ésta con que Jesús desafió a Sus seguidores. Los campos de cosecha del mundo esparcidos ante ellos.  Ellos no tenían la tecnología moderna como prensas de imprimir, radios, televisiones, y computadores para ayudar en su tarea.  Ellos no tenían ningún transporte rápido como los autobuses, automóviles, trenes, o aviones.  Todavía, la Biblia registra que en un corto período de tiempo ellos  literalmente volvieran el mundo al revés para Jesucristo: 

 

"...Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá" (Hechos 17:6). 

La visión fue cumplida por hombres que entendieron el método de Dios de multiplicación y supieron segar la mies espiritual. 

 

Por el mundo campos de cosecha espiritual se maduran, pero aún hay almas que están pereciendo a pesar de la tecnología moderna. La razón es que muchos no han entendido el método y la herramienta para segar la cosecha en revelación.    

 

EL MÉTODO

 

Las iglesias modernas han experimentado los muchos métodos para extender el Evangelio y el número de sus miembros han aumento.  Ellas han usado concursos, premios, y los programas especiales para atraer una muchedumbre. Ellas han usado muchos planes artificiales intentando lograr el trabajo espiritual. El trabajo espiritual se hace por los métodos espirituales.  Dios no dejaría a Sus seguidores con tan gran visión a cumplir sin proporcionar un método para tornarla una realidad. 

 

El método puede ser mirado en el paralelo natural del fruto de la cosecha que tiene la habilidad de reproducirse.  Ello es resumido en 2 Timoteo 2:2: 

 

"Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros" (2 Timoteo 2:2). 

 

El mundo no se alcanzó sólo por los once discípulos de Jesucristo.  Cada creyente era un Cristiano reproductivo.  El mundo hoy nunca será alcanzado solamente por los pastores y misioneros.  No hay bastante de ellos.  Noventa y nueve por ciento de la iglesia es compuesta de personas comunes.  Ésta es la fuerza obrera que debe ser motivada si nosotros deseamos alcanzar tres millones de almas para Jesucristo. 

 

La Biblia registra la gran persecución que sucedió contra la iglesia temprana en Jerusalén y... 

  

"...todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apóstoles.

"Pero los  que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio" (Hechos 8:1,4). 

 

Los apóstoles, que eran los líderes de la iglesia y los ministros de tiempo integral, permanecieron en Jerusalén. Los creyentes esparcidos es que fueron predicando la Palabra por todas partes. Cada creyente estaba reproduciendo otros creyentes y adiestrándoles en el Reino de Dios.  Ésos esparcidos eran pescadores, hacedores de tiendas, y costureras por  ocupación, pero su preocupación principal era diseminar el mensaje del Evangelio.  

 

Cuando Saulo estaba persiguiendo la iglesia temprana, la Biblia registra que él no solamente entró en los templos, pero también en "cada casa" para arrestar a los creyentes (Hechos 8:3). Esto porque cada casa era un centro de cosecha espiritual.  Con cada creyente reproduciendo y cada casa volviéndose un centro de evangelización, cerrar las puertas de la iglesia no detendría la diseminación del Evangelio. 

 

Así como cada creyente en la iglesia temprana era reproductivo, cada casa tenía una misión especial.  Por ejemplo, los siguientes eventos ocurrieron en las casas de los creyentes: 

 

¾      Hechos 2:1,46: el Pentecostés ocurrió en el cuarto superior de una casa.  Después del Pentecostés los creyentes se encontraron diariamente en las casas. 

¾      Hechos 9:11,17: Ananías fue a la casa de Judas y ministró a Pablo.  Esto resultó en la extensión del Evangelio al Gentiles. 

¾      Hechos 10-11:  Mientras orando en una casa, Pedro recibió una revelación que proporcionó la extensión del Evangelio al Gentiles. 

¾      Hechos 12:12, 16:15, 21-24, 40,:   Se celebraron reuniones de oración en la casa de María, de Lidia, de lo Carcelero. 

¾      Hechos 20:20: Pablo no solamente enseñó públicamente pero también en las casas. 

¾      Hechos 21:8-14: Una revelación profética fue dada a Pablo en la casa de Felipe. 

¾      Hechos 28:30-31: Pablo predicó y enseñó en una casa alquilada. 

¾      Romanos 16:5; 1 Corintios 16:15,19; Colosenses 4:15; Filemón 2:  Se hacen referencias a las iglesias en las casas de Priscila y Aquila, Estéfanas, Ninfas, y Arquipo. 

 

Cada casa era un centro de reproducción espiritual. Cada creyente estaba reproduciéndose. 

 

Su casa no debe ser un centro de guerra espiritual defensiva, dónde usted constantemente debe estar protegiéndose del ataque del enemigo. Él debe ser una fortaleza de guerra espiritual ofensiva, que adelanta el mensaje del Evangelio y reclama el territorio enemigo para Dios. 

 

ENSEÑE CADA UNO A ALCANZAR UNO

 

El método es simple: Cada creyente reproduce a otros creyentes, adiestrando hombres fieles que pueden enseñar otros. Así como en el ejemplo natural del fruto de la cosecha, el ciclo es inacabable. Pero, mirando los resultados de este plan, es fácil entender cómo la Iglesia Temprana "volvió el mundo al revés" con el mensaje del Evangelio.   

 

Mire el gráfico en la página siguiente.  Este gráfico utiliza el período de un año como el tiempo medio necesario para adiestrar un nuevo convertido y hacerlo un Cristiano reproductivo.  En realidad, el proceso puede tomar más o menos tiempo y depende de las personas involucradas. 

 

Pero usando un año como un tiempo medio, si un creyente simplemente alcanzar y adiestrar a una persona cada año, y el nuevo convertido alcanzar una otra persona cada año, el mundo podría fácilmente ser alcanzado con el mensaje del Evangelio. 

 

Observe en el gráfico que durante el primer año el creyente está adiestrando una persona. Al final de ese año, hay dos hombres fieles ahora [el creyente y la persona que él adiestró]. 

 

Durante el próximo año, cada uno de ellos alcanza y adiestra una persona. Al final del segundo año, hay un total de cuatro personas, cada una de las cuales adiestrará a una persona más en el año siguiente.   

 

Si usted es miembro de una iglesia local, emplee el número total de miembros de su iglesia y lo multiplique por 131.072. Su respuesta será el número de las personas que su iglesia podría segar en los próximos 17 años, si cada miembro estuviese reproduciéndose. 

 

 

MAESTRO            DISCÍPULO                  TOTAL                

 

  AÑO 17             65,536                  65,536                =      131,072    

  AÑO 16             32,768                  32,768                =      65,536      

  AÑO 15             16,384                  16,384                =      32,768      

  AÑO 14             8,192                    8,192                  =      16,384      

  AÑO 13             4,096                    4,096                  =      8,192        

  AÑO 12             2,048                    2,048                  =      4,096        

  AÑO 11             1,024                    1,024                  =      2,048        

  AÑO 10             512                        512                      =      1,024        

  AÑO 9               256                        256                      =      512 

  AÑO 8               128                        128                      =      256 

  AÑO 7               64                          64                        =      128 

  AÑO 6               32                          32                        =      64    

  AÑO 5               16                          16                        =      32    

  AÑO 4                       8                                   8                                 =         16       

  AÑO 3               4                            4                          =      8      

  AÑO 2               2                            2                          =      4      

  AÑO 1               1                            1                          =      2      

 

 

LA ESTRATEGIA DE DIOS DE

MULTIPLICACIÓN Y MOVILIZACIÓN

 

Dios siempre usó a los hombres y mujeres a cumplir Su voluntad.  El método de Dios para segar la mies requiere hombres. Los hombres buscan por mejores métodos, pero Dios busca por mejores hombres. El mundo toma a hombres capaces que son talentosos e intentan darles carácter. Dios dice para tomar a los hombres de carácter, los hombres fieles, y Él los convertirá en hombres capaces. 

 

"Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel" (1 Corintios 4:1-2). 

 

No se requiere que usted sea educado o talentoso.  Solamente se requiere que usted sea fiel. 

 

Hombres y mujeres fieles que encomienda el Evangelio a otros hombres y mujeres fieles que pueden enseñar otros... esta es la revelación de Dios para segar la cosecha. 

 


LA HERRAMIENTA

 

En el mundo natural no hay solamente estrategias para la cosecha y métodos de usar estas estrategias; hay también herramientas para la cosecha. Las herramientas pueden variar de una simple hoz a la maquinaria compleja.  

 

Dios también ha proporcionado una herramienta para la cosecha espiritual.  Jesús dijo: 

 

"Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta en fin del mundo. Amen." (Mateo 28:18-20). 

 

Hay cuatro referencias importantes a la palabra "todos" en este pasaje.  Los creyentes son comisionados a: 

 

¾      enseñar TODAS las naciones 

¾      TODAS las cosas 

 

Estos dos deberes son nuestra responsabilidad.  Ellos son un resumen de la visión de la cosecha. 

 

La responsabilidad de Dios es: 

 

¾      Proporcionar TODO el poder para habilitar nuestra tarea 

¾      Estar con nosotros TODOS LOS DÍAS 

 

Jesús les dijo a Sus discípulos: 

 

"Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me  seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra" (Hechos 1:8). 

 

El poder del Espíritu Santo fue la herramienta que Jesús dio a Sus seguidores para cumplir la responsabilidad de la visión de la cosecha. Para ser eficaz, el método de multiplicación debe ser investido por el Espíritu Santo. 

 

Muchos experimentan bendiciones del Espíritu Santo. Ellos sienten la unción, ellos se regocijan, y ellos hablan en otras lenguas. Pero la verdadera evidencia del Espíritu Santo simplemente no está en bendiciones o en hablar en otras lenguas. La verdadera evidencia del Espíritu Santo es el poder. Este poder no es poder político o el poder físico.  Es el poder espiritual. 

 

Usted no debe satisfacerse por experimentar sólo las bendiciones del Espíritu Santo.  Usted debe entrar más allá de las bendiciones para dentro de la revelación del poder de Dios. 

 

PODER DIRIGIDO

 

El poder sin dirección es peligroso.  El mismo fluir poderoso de una cascada que puede proporcionar agua y energía, puede también destruir una comunidad entera si no se canalizar propiamente. 

 

El poder con que Jesús dotó a Sus seguidores es el poder para habilitarlos a ser testigos al mundo.  El poder fue la herramienta que ellos usaron para cumplir la visión. 

 

Dios es la fuente de este poder: 

 

"Una vez habló Dios; dos veces he oído esto: Que de Dios es el poder" (Salmos 62:11). 

 

Él ordena a los creyentes que reciban este poder: 

 

"...quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto" (Lucas 24:49). 

 

La palabra "investido" significa ser vestido con el poder. Dios quiere cubrirlo espiritualmente con Su poder para habilitarlo a ser Su testigo al mundo.  

 

EL PROPÓSITO DEL PODER

 

El poder del Espíritu Santo es necesario para hacerle un testigo eficaz, porque la Palabra de Dios es la Palabra de poder: 

 

Su poder tomará las palabras que usted habla y los hará eficaz: 

 

"Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad.

"¿...Que palabra es esta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen?" (Lucas 4:32,36) 

 

Su poder confirma la Palabra: 

 

"Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén." (Marcos 16:20). 

 

Dios confirma Su Palabra con las señales que siguen. Usted no puede esperar por las señales milagrosas antes de que usted empiece a compartir la Palabra de Dios. Usted debe empezar compartiendo Su Palabra y entonces Él trabajará con usted confirmando las palabras que usted ha hablado. 

 

¡Piense en el impacto para el avanzo del Evangelio si cada creyente estuviese dando testimonio y cada líder predicando con la demostración de señales poderosas que confirman la Palabra! Aquí está lo que este poder hace: 

 

TRAE LA SANIDAD: 

 

Su poder estará presente con usted para sanar: 

 

"... y el poder del Señor estaba con él para sanar" (Lucas 5:17). 

 

 

 

TRAE LA LIBERACIÓN: 

 

Cuando usted entrar en los campos de la cosecha del mundo, el poder de Dios traerá   liberación a la humanidad sufrida: 

 

"entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia" (Mateo 10:1). 

 

PROPORCIONA PROTECCIÓN: 

 

El poder de Dios protege mientras usted labora para Él:  

 

"He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará" (Lucas 10:19). 

  

RATIFICA EL EVANGELIO: 

 

"Ratificar" significa probar algo. El poder del Espíritu Santo prueba la realidad de la Palabra de Dios: 

 

"Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos" (Juan 6:2). 

 

Fueron los poderosos milagros de Jesús que llevaron las personas a Él. 

 

No se atraerán hombres y mujeres al Evangelio a través de organización, denominación, o un gran orador. Ellos vendrán debido a la demostración del poder de un Dios viviente.  

 

CONDUCE LAS PERSONAS A DIOS: 

 

Pablo escribió: 

 

"Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios" (1 Corintios 2:4,5). 

 

Pablo tenía una buena educación y podría hablar con la sabiduría del hombre. En cambio, él ministró en el poder de Dios y con la demostración del Espíritu Santo. 

 

¿Su razón? Para que la fe de las personas no estuviese basada en la sabiduría de hombres, pero en el poder de Dios. 

 

TODO PODER

 

Jesús dijo: 

 

"He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará" (Lucas 10:19). 

 

Todo el poder fue dado a Jesús (Mateo 28:18). A través del Espíritu Santo Él ha delegado ese poder a los creyentes.  Cuando usted entra en el campo de cosecha su método es multiplicación. Su herramienta es el poder. 

 

POSEYENDO EL PODER

 

En cada promesa de Dios hay dos partes: la promesa y la posesión de la promesa. 

 

Jesús prometió todo el poder. Su responsabilidad es aceptar la posesión de ese poder.  Para hacer esto usted debe: 

 

RECONOCER QUE ES PARA HOY: 

 

En Juan 11, cuando Jesús vino a levantar Lázaro de la muerte, Marta lo encontró y dijo: 

 

"Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto" (Juan 11:21). 

 

Jesús le dijo: 

 

"Tu hermano resucitará" (Juan 11:23), 

 

Marta le dijo: 

 

"Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero" (Juan 11:24). 

 

Jesús contestó con una declaración que contiene un principio poderoso: 

 

"Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá" (Juan 11:25). 

 

Marta creyó que su hermano podría tener sido sanado, en el pasado, si Jesús tuviese venido a tiempo. Ella también creyó que su hermano podría levantado en la resurrección futura. 

  

Pero cuando Jesús usó las palabras "yo Soy" para contestar a Marta, Él estaba revelando una verdad importante.  No hay ninguna cosa tal como un pasado o un día futuro de milagros. En cada época hay poder para satisfacer las necesidades de las personas. En cada época, Dios es (Yo Soy) suficiente para satisfacer las necesidades.  "Marta, hoy es el día de milagros. Yo soy (en el tiempo presente) la resurrección y la vida." 

 

Hay algunos que dicen que el día de milagros ha pasado. Ellos no aceptan el poder del Espíritu Santo. A ellos la Biblia advierte...  

 

"tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella" (2 Timoteo 3:5). 

 

La Biblia Amplificada traduce que ellos tienen una forma de piedad pero son "extraños al poder de él". 

 

Ellos son como la higuera que Jesús maldije. Ellos tienen la apariencia exterior de piedad, pero no hay productividad. Así como la higuera no tenía el fluir de savia para producir el fruto, ellos no tienen ningún fluir del poder de Dios y no son espiritualmente productivos. 

 

COMPRENDA LA FUENTE: 

 

La fuente del poder es Dios: 

 

"Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

"Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho" (Juan 15:5,7). 

 

Usted es lo ramo. Jesús es la vid. La vida viene de la vid. Los ramos apenas llevan el fruto. Usted no produce el fruto, usted apenas lo lleva. 

 

Jesús es el que realiza la obra. Cuándo Jesús fue cuestionado, "¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?" Él no les dio un curso sobre la sanidad divina o les mostró cómo realizar un milagro.  Él contestó: 

 

"Esta es la obra de dios, que creáis en el que él ha enviado" (Juan 6:29). 

 

Él era la obra de Dios.  Él era la fuente del poder, de los milagros, y de las sanidades. 

 

El poder no está en el hombre o en algo que el hombre posee. El cumplimiento de la promesa de poder está en Dios y Su Palabra. 

 

Jesús es la vid que proporciona el apoyo.  Nosotros somos los ramos.  De la vid fluye el poder que cumplirá la visión. 

 

ACEPTE LA AUTORIDAD: 

 

Cuando usted recibe la responsabilidad para hacer algo usted también debe tener la autoridad para hacerlo. 

 

Jesús les dio la responsabilidad de la cosecha a los creyentes y la autoridad para llevar a cabo esta responsabilidad, pero usted debe aceptar esta autoridad personalmente.  Jesús dijo que "todo el poder" [la autoridad] se dio a Él. Él delegó ese poder [la autoridad] a usted. Usted debe aceptarlo y debe usarlo para extender el Evangelio propiamente. 

 

Los creyentes también deben reconocer este poder en sus iglesias. En una parábola dada por Jesús, Él dijo: 

 

"...Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.

Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que llene mi casa" (Lucas 14:21,23). 

 

El plan de Dios para la iglesia es que ella sea el centro de demostración de Su poder.  En muchos casos, ella se ha vuelto en centros de recreaciones, de la moda, o el centro social. 

Si nosotros no tenemos el poder de Dios que fluye en nuestras iglesias, entonces los pobres, los ciegos, y aquellos perdidos en el pecado irán a través de nuestras puertas inalterados.  Ellos saldrán en la misma condición en que ellos entraron. 

 

La iglesia es compuesta de individuos. Si la iglesia desea experimentar el fluir del poder de Dios, entonces sus miembros deben experimentar ese poder individualmente. 

 

PEDRO: ANTES Y DESPUÉS

 

El poder de Dios es la herramienta que le cambiará de ser un segador ineficaz a uno que sabe segar la cosecha por revelación.  Considere el ejemplo del Apóstol Pedro. 

 

Nosotros encontramos un Pedro durmiente en la mayor hora del ministerio de Jesucristo (Marcos 14:32-34). Nosotros encontramos un Pedro cobarde que niega a Jesús, incluso que lo conocía (Mateo 26). Nosotros vemos a un hombre que se volvió atrás en su llamado para segar la mies y ser pescador de hombres. Él regresó a sus propias ocupaciones egoístas (Juan 21). 

 

Pero entonces, de repente, allí en el registro Bíblico, resplandece un nuevo Pedro.  La primera vez en que este hombre habla el mensaje del Evangelio audazmente, más de 3.000 personas son salvas. En la próxima vez que él predica, se agregan 5.000 a la iglesia.  ¿Qué pasó para cambiar este hombre que corría, huía y maldecía, en un líder poderoso de la iglesia temprana? 

 

Pedro recibió una experiencia de poder. Era un poder que le permitió decir a un hombre inválido:  

 

"...Míranos. ...No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos" (Hechos 3:4,6-7). 

 

Usted no dice a la humanidad sufrida "míranos" a menos que usted sepa que tiene algo para satisfacer su necesidad. Usted no toma a un hombre inválido por la mano y lo levanta de sus pies a menos que usted sepa que tiene un poder mayor que si mismo.  Pedro no tenía nada en él, pero él tenía el poder de Dios que fluye a través de él.  El poder de Dios pone a los cojos sobre sus pies, al revés de les ayudar simplemente a existir en una condición inválida. 

 

La experiencia de poder transforma pescadores como Pedro en pescadores de hombres.  

 

EL CÍRCULO QUE SE EXTIENDE

 

Jesús esbozó el modelo del círculo que siempre se amplía como resultado del testimonio poderoso del Evangelio: 

 

"Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me  seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra" (Hechos 1:8). 

 

Las estrategias para la cosecha fueron reveladas en Su Palabra: 

 

¾      El método fue la multiplicación. 

¾      La herramienta fue el poder del Espíritu Santo. 

¾      El poder fue dirigido.  Fue dado para habilitar a los discípulos para volverse testigos de Jesús. 

¾      El objetivo del poder fueron las naciones del mundo, un círculo que siempre se extiende... Jerusalén, entonces Judea, Samaria, y hasta lo último de la tierra. 

 

Empezando donde ellos estaban, usando el método de multiplicación y la herramienta de poder, el Evangelio se extendería a los extremos de la tierra. 

 

POSEYENDO LA PROMESA

 

La promesa es reclamada por los creyentes: 

 

"enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén." (Mateo 28:20). 

 

Pero recuerde, en cada promesa de Dios hay una condición para poseer esa promesa.  Esta promesa se hizo a un grupo especial de creyentes. Se hizo a aquellos que cumplirían la visión de la cosecha: 

 

"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén." (Mateo 28:19-20). 

 

A aquellos que están deseosos por ver la visión... A aquellos que están deseosos de ir adelante con un testimonio poderoso a las naciones del mundo... A ellos Él ha prometido... Yo estoy con usted todos los días... 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria. 

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Qué referencia de la Escritura revela el método divino de multiplicación? 

_____________________________________________________________________

 

3. ¿Cuál es la herramienta de cosecha? 

_____________________________________________________________________

 

4. Liste tres pasos para poseer la promesa de poder. 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

  (Las respuestas se encuentran al final del último capítulo de este manual).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

El método de Dios de multiplicación revelado en 2 Timoteo 2:2 sería aplicado primero en Jerusalén y entonces se extendería a lo largo del mundo. Usted debe empezar a segar la cosecha exactamente dónde usted primero está y entonces Dios extenderá su visión y ministerio. Las siguientes sugerencias le ayudarán a "Segar Por Revelación" en su "Jerusalén". 

 

1. Estudie el libro de Josué. Descubra los principios que Dios dio a Josué que permitirían Israel a poseer la tierra de la Palestina. ¿Usted puede aplicar algunos de estos principios para poseer su propia comunidad para Dios? 

 

2. Establezca objetivos para alcanzar su comunidad con el Evangelio. Los objetivos son una declaración de sus metas o planes. ¿Qué usted hará? ¿Por cuándo? Escoja objetivos que le permitirán alcanzar a las personas actualmente más allá del alcance del Evangelio. Ésta era la prioridad de Pablo en Romanos 15:20-21. Algunos objetivos que usted podría considerar: 

 

¾      Visite cada casa en su área y comparta el mensaje del Evangelio personalmente con sus vecinos. 

¾      Establezca nuevas metas financieras para dar a los esfuerzos evangélicos locales e internacionales. 

¾      Considere ministrar a un grupo minoritario en su área que no está siendo alcanzado con el Evangelio. 

¾      Empiece un ministerio especializado en una casa de descanso, prisión, o hospital. Considere un ministerio con los drogadictos, pobres, alcohólicos, o las madres solteras. Ministre a los grupos especiales como las mujeres, hombres, niños, parejas, familias, o el ejército. 

 

3. Extienda su ministerio de su "Jerusalén" a las naciones del mundo. Empiece a penetrar el mundo a través de la oración: 

 

n       Obtenga un mapa mundial y ore por las naciones del mundo. Reclame al pagano por su herencia y de gracias a Dios por hacerle una bendición a las naciones. 

 

n       Si usted tiene un periódico diario disponible, ore por los títulos que reflejan los problemas en las varias naciones. Ore por los líderes gubernamentales, misioneros, líderes cristianos, y los compañeros creyentes.

 

 

 


PARTE CUATRO: EXPECTACIÓN

Usted se Vuelve Parte De La Visión

 

 

Capítulo Nueve

 

ROMPIENDO EL YUGO

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Identificar el triple yugo de esclavitud.

n       Describir el triple yugo de Dios.

n       cruzar la brecha entre el yugo de esclavitud y el yugo de Dios.

n       Identificar los resultados espirituales de romper el yugo de esclavitud.

 

VERSÍCULOS LLAVES:

 

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:29-30).

 

INTRODUCCIÓN

 

Este curso ha cubierto:

 

          La visualización: Identificando la visión.

          La conceptualización: Entendiendo el concepto de propósito detrás de la visión.

          La Objetivación: Los Objetivos por cumplir la visión.

 

Esta última sección del curso involucra la Expectación en al cual usted se vuelve parte del cumplimiento de la visión.

 

El deseo de Dios es traerlo a un fin esperado:

 

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” (Jeremías 29:11).

 

El fin esperado es el cumplimiento de la visión, terminar el trabajo de Dios:

 

“Díceles Jesús: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra”  (Juan 4:34).

 

Siempre que usted entra en algo nuevo, esto siempre requiere salir del viejo. El nacimiento requiere dejar la seguridad del útero.

 

Dios está pidiéndole que dé un nuevo paso de fe:

 

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis á memoria las cosas antiguas” (Isaías 43:18).

 

Usted puede haber estado limitado por doctrinas que reclaman que el poder de Dios no es más para hoy. Usted puede haber pensado que la extensión del Evangelio al mundo era solamente la responsabilidad de ministros o misioneros. Usted puede haber estado limitado por tradiciones o denominaciones que le impidieron de unir las manos con el resto del Cuerpo de Cristo en los campos de la cosecha del Señor.

 

Pero Dios le ha dado una nueva visión. Usted tienen se tornado parte de una nueva red de obreros espirituales atados por la unidad de propósito.

 

UNA NUEVA RED

 

La Biblia registra dos incidentes separados que involucran el uso de una red en el mundo natural que ilustra una gran verdad espiritual.

 

El primer evento ocurrió al principio del ministerio terrenal de Cristo y se registra en Lucas 5. Los discípulos habían estado pescando toda la noche y no habían cogido nada. Jesús les dijo:

 

“Tira á alta mar, y echad vuestras redes para pescar” (Lucas 5:4).

 

Pedro dijo:

 

“Y respondiendo Simón, le dijo: Maestro, habiendo trabajado toda la noche, nada hemos tomado; mas en tu palabra echaré la red” (Lucas 5:5).

 

Cuando ellos retiraron la red, ellos cogieron tantos peje que la red rompió y ellos tenían que llamar a sus compañeros en otro barco para venir ayúdelos. La pesca fue tan grande que llenó los barcos y ellos empezaron a hundir. Pedro estaba asombrado con esto, pero Jesús le dijo:

 

“Y asimismo á Jacobo y á Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Y Jesús dijo á Simón: No temas: desde ahora pescarás hombres” (Lucas 5:10).

 

La pesca que Pedro estaba experimentando en el mundo natural no era nada comparado a la gran cosecha que él segaría en el mundo espiritual cuando él se transformarse en pescador de hombres.

 

Un evento similar se registra al final del ministerio de Cristo en Juan 21. Los discípulos habían pescado toda la noche y no habían cogido nada. A la orden de Cristo ellos lanzaron la red y, una vez más, estaba llena con peje. Pero de esta vez fue diferente que el primero. La red no rompió:

 

“Subió Simón Pedro, y trajo la red á tierra, llena de grandes peces, ciento cincuenta y tres: y siendo tantos, la red no se rompió” (Juan 21:11).

 

Estos dos eventos realmente se pasaron en el mundo natural, pero ellos fueran paralelos de una gran verdad espiritual. La primera vez la red rompió, pero en la segunda vez no. ¿Cuál fue la diferencia?

 

La primera red fue un ejemplo de los esfuerzos del hombre. Pedro era un pescador por profesión. Él conocía los métodos naturales y la tradición de los pescadores. A través de la red rota Jesús lo mostró que los esfuerzos del hombre no pueden cumplir la visión y la obra de Dios.

 

Cuando Pedro comprendió el gran trabajo a que Dios estaba llamándolo, él clamó:

 

“Lo cual viendo Simón Pedro, se derribó de rodillas á Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador” (Lucas 5:8).

 

Pedro se tornaría pescador de hombres. La red vieja no podría acomodar la gran cosecha espiritual. Pedro tendría que abandonar las tradiciones del hombre. Él debe cruzar la línea de separación entre los Judíos y los Gentiles. La vieja red debe romperse y él debe volverse parte de una nueva red.

 

Jesús no vino a destruir el viejo, pero para cumplirlo a través del nuevo. Él no destruyó la ley, pero agregó un nuevo significado a ella. Él no abolió el sacrificio de la sangre por el pecado, pero lo cumplió a través del derramamiento de Su propia sangre para la remisión de pecado.

 

Jesús advirtió sobre poner el vino nuevo en los odres viejos. Los odres viejos no podrían sostener el nuevo vino así como la red no pudiera sostener el peje. El desafío de la Gran Comisión no puede lograrse con nada menos que una nueva red en el mundo espiritual.

 

Entre la primera y la segunda pescada, una nueva red se había creado. Estas casualidades de la pesca natural fueron paralelos de lo que había pasado en el mundo espiritual.

 

Esta nueva red espiritual puede acomodar la visión que Jesús dio. Pero al entrar en ella, usted debe caminar del viejo al nuevo. El viejo yugo debe romperse. La vieja red debe ser destruida para que la nueva red se sostenga.

 

EL YUGO

 

Los yugos fueran usados por el mundo antiguo para unir dos o más animales para laborar en los campos de cosecha. Hoy algunos aún usan para este propósito en muchas naciones

 

Jesús habló del yugo cuando Él dijo:

 

“Venid á mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:29-30).

 

 

La visión que Él ha dado es de los campos de cosecha. Hoy ese campo representa a tres millones de personas que nunca han recibido el mensaje del Evangelio... ¿Y Él nos dice este desafío es "fácil" y "suave?"

 

Ése es exactamente lo que Él está diciendo. Pero la vieja red, el viejo yugo, no puede acomodar la visión. Usted no puede cumplirla por su propia fuerza. Usted no puede hacerlo a través de los esfuerzos del hombre. Usted debe volverse parte de la nueva red y debe ser unido junto con Él.

 

EL YUGO DE ESCLAVITUD

 

Nosotros estamos todos bajo un yugo de algún tipo. Usted o está bajo el yugo de la esclavitud o usted está bajo el yugo de Dios.

 

El yugo de esclavitud es triple. Usted puede estar en la esclavitud de cualquier pecado, ego, o del hombre.

 

EL YUGO DEL PECADO:

 

“Yo Jehová vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egipto, para que no fueseis sus siervos; y rompí las coyundas de vuestro yugo, y os he hecho andar el rostro alto” (Levítico 26:13).

 

El yugo de Egipto significa el yugo de pecado. Usted debe tener el yugo de pecado quebrado en su vida si usted desea estar bajo el yugo de Jesús.

 

EL YUGO DEL EGO:

 

El yugo de esclavitud puede ser una esclavitud al ego:

 

“Porque lo que hago, no lo entiendo; ni lo que quiero, hago; antes lo que aborrezco, aquello hago” (Romanos 7:15).

 

El egoísmo y el orgullo son ejemplos del yugo del ego.

 

EL YUGO DEL HOMBRE:

 

El yugo del hombre es esclavitud puesta sobre usted por otros:

 

“Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; mas ni aun con su dedo las quieren mover” (Mateo 23:4).

 

El yugo del hombre puede incluir la esclavitud de culpa, tradición, denominación, o las normas de conducta imposibles de seguir impuesta por otros.

 

El triple yugo de esclavitud del pecado, del ego, y del hombre habla de trabajo impuesto, pesadez, y inquietud.

 

EL TRIPLE YUGO DE DIOS

 

El yugo de Dios habla de un trabajo unido en lugar de un trabajo impuesto. Habla de suavidad en lugar de pesadez. Es un yugo de descanso en lugar de inquietud.

El triple yugo de Dios es fácil, ligero y sosegado:

 

“Venid á mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:29-30).

 

TRES PASOS PARA CRUZAR LA BRECHA

 

Jesús proporcionó tres pasos para cruzar la brecha entre el yugo de esclavitud y el yugo de Dios. Es el camino para fuera del viejo para entrar en el nuevo:

 

Venga: Usted debe venir de buena gana a Él. Esto destruye el yugo del pecado.

 

Tome: Usted debe tomar Su yugo. Haciendo que el yugo del hombre sea destruido.

 

Aprenda: Aprendiendo de Él usted destruye el yugo del ego.

 

El yugo de Dios no es simplemente dado por Él. Es compartido por Él.

 

ROMPIENDO EL YUGO

 

Dios desea que cada yugo de pecado, ego, y del hombre en su vida sea quebrado. Esto es necesario si usted desea cumplir la visión.

 

En un registro del Antiguo Testamento, Israel se rodeó por el ejército enemigo de la Asiría. Dios habló a Israel y declaró:

 

“Jehová de los ejércitos juró, diciendo: Ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será confirmado como lo he determinado: Que quebrantaré al Asirio en mi tierra, y en mis montes lo hollaré; y su yugo será apartado de ellos, y su carga será quitada de su hombro”  (Isaías 14:24-25).

 

Dios quiso romper el yugo de sobre el hombro de Israel. Pero Su propósito se extendió más allá de Israel a las naciones del mundo:

 

“Este es el consejo que está acordado sobre toda la tierra; y ésta, la mano extendida sobre todas las gentes” (Isaías 14:26).

 

¿Cuál es el propósito de Dios? Su propósito es que el yugo de esclavitud se rompa de las naciones del mundo.

 

Unos capítulos después se registra que:

 

“Y salió el ángel de Jehová, é hirió ciento ochenta y cinco mil en el campo de los Asirios: y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos”  (Isaías 37:36).

 

Dios quiere que cada yugo en su vida sea como un cadáver. Él quiere destruirlo para traerlo bajo el yugo con Él.

 

¿CÓMO ÉL SE ROMPERÁ?

 

“... su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se empodrecerá por causa de la unción” (Isaías 10:27).

 

No se destruirá por profunda enseñanza. No se destruirá por psicología o educación. No se destruirá a través de un consejo o a través de una organización o denominación.

Será destruido por al unción del Espíritu Santo que es el poder de Dios.

 

Pero el propósito de Dios para romper el yugo se extiende más allá de su vida a las naciones del mundo. Él quiere romper el yugo de esclavitud en su vida para permitirle cumplir la visión de romper el yugo de las naciones del mundo:

 

“Este es el consejo que está acordado sobre toda la tierra; y ésta, la mano extendida sobre todas las gentes. Porque Jehová de los ejércitos ha determinado: ¿y quién invalidará? Y su mano extendida, ¿quién la hará tornar?”i (Isaías 14:26-27).

 

LOS RESULTADOS DE ROMPER EL YUGO

 

Dios dijo:

 

“¿No es antes el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, deshacer los haces de opresión, y dejar ir libres á los quebrantados, y que rompáis todo yugo?”  (Isaías 58:6).

 

Entonces Él listó los resultados de romper el yugo:

 

“Entonces invocarás, y oirte ha Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el extender el dedo, y hablar vanidad; Y si derramares tu alma al hambriento, y saciares el alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el medio día; Y Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías hartará tu alma, y engordará tus huesos; y serán como huerta de riego, y como manadero de aguas, cuyas aguas nunca faltan”  (Isaías 58:9-12).

 

Los resultados de la ruptura del yugo de esclavitud son:

 

Usted conocerá la voz de Dios. Nosotros llamaremos, y el Señor contestará, "Heme aquí” (Versículo 9).

 

Usted tendrá éxito en el cumplimiento de su visión. Su luz nacerá de las tinieblas, lo que habla de éxito (Versículo 10).

 

el Señor lo guiará continuamente (Versículo 11).

 

Él será su provisión (Versículo 11).

 

Usted será reproductivo (Versículos 11-12).

 

Usted será como un jardín regado que es fructífero. Usted será reproductivo y aquellos que usted producir en el mundo espiritual serán reproductivos también. Ellos subirán a reconstruir las estructuras viejas en la fundación correcta.

 

Dios prometió a Israel en el mundo natural:

 

“Y el árbol del campo dará su fruto, y la tierra dará su fruto, y estarán sobre su tierra seguramente; y sabrán que yo soy Jehová, cuando quebrare las coyundas de su yugo, y los librare de mano de los que se sirven de ellos” (Ezequiel 34:27).

 

El mismo es verdad en el mundo espiritual. La quiebra del yugo produce la productividad espiritual.

 

La vieja red es inadecuada, rota, y vacía. No puede acomodar la cosecha abundante. Los viejos yugos de tradición, denominación, esfuerzo propio y despreocupación deben romperse. Los nuevos fundamentos, los nuevos yugos, una nueva red es necesaria para entrar en la laguna entre el hombre pecador y un Dios virtuoso. La visión solamente se cumplirá por los hombres y mujeres que han experimentado la unción qué quiebra el yugo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1.  Escriba los Versículos Llaves de memoria.

_____________________________________________________________________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2.  ¿Cuáles son los tres yugos de esclavitud?

 

____________________   ____________________  ____________________

 

3.  Liste tres palabras que describen el yugo de Dios.

 

____________________   ____________________  ____________________

 

4.  ¿Cuáles son los tres pasos que usted debe dar para cruzar la brecha entre el yugo de esclavitud y el yugo de Dios?

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

5.  Liste cinco resultados de romper el yugo según Isaías 58.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

(Se proporcionan las respuestas al final del último capítulo en este manual.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

¿Cuáles son algunos de los yugos de esclavitud que le ha impedido hacer el trabajo de Dios?

 

_____ Pecado

_____ Denominación

_____ Temor

_____ Falta de talentos naturales y habilidades

_____ Culpa

_____ Esfuerzo propio

_____ Otro:_________________________________________

 

Lea este pasaje: Isaías 14:24-27

 

Reclame esta promesa: Isaías 10:27

 

Haga esta oración:

 

Señor, yo le agradezco por la visión del campo de cosecha que usted tiene generado  en mi espíritu.

Yo le pido que rompa cada yugo de esclavitud en mi vida. En el nombre de Jesús, rompa el yugo de _____, ______ y _______ (nombre los yugos que están en su vida).

Únzame junto con Jesús. Crea una nueva red en mi vida que traga la cosecha abundante.

Yo le agradezco ahora por la unción qué ha roto cada yugo de esclavitud.

En el nombre de Jesús,

Amén.

 

 


Capítulo Diez

 

BENDICIENDO LAS NACIONES

 

OBJETIVOS: 

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de: 

 

¾      Identificar as calidades espirituales de Abraham que le permitió bendecir las naciones. 

¾      Reconocer que usted es un heredero de las promesas de Abraham. 

¾      Entender su responsabilidad como un heredero para bendecir las naciones del mundo. 

 

VERSÍCULO LLAVE: 

 

"Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa" (Gálatas 3:29). 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Abraham fue escogido por Dios para ser el padre de muchas naciones. A través de él todas las naciones de la tierra serían bendecidas: 

 

"En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz"(Génesis 22:18).  

 

El Nuevo Testamento revela que todos los creyentes son herederos de las promesas que Dios dio a Abraham. Ser un "heredero" significa que usted ha heredado de él: 

 

"Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham. Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones. De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham"   (Gálatas 3:7-9). 

 

Usted es un heredero porque usted se ha vuelto la semilla de Abraham a través de Jesucristo:

 

"Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa" (Gálatas 3:29). 

 

Como la semilla de Abraham usted es un heredero de la promesa de salvación.  Pero como un heredero usted también está bajo la comisión de bendecir las naciones del mundo con las buenas noticias del Evangelio. 

 

Usted es dirigido a reclamar su herencia: 

 

"Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra"(Salmos 2:8). 

 

A través de Abraham las naciones del mundo serían bendecidas. A través de Jesús las naciones también son su herencia. 

 

LAS CALIDADES ESPIRITUALES

 

Abajo están las calidades espirituales que Abraham tenía qué le permitió ser una bendición a las naciones y cómo estas calidades se relacionan a la visión de la cosecha: 

 

ÉL ESTABA TOTALMENTE PERSUADIDO: 

 

Abraham creyó en la visión que Dios le había mostrado. Él fue persuadido totalmente que a través de él Dios bendeciría las naciones del mundo: 

 

"[Abraham] plenamente convencido de que [Dios] era también poderoso para hacer todo lo que había prometido" (Romanos 4:21). 

 

Para la visión volverse una realidad, usted debe persuadirse totalmente acerca de la visión de la cosecha. Dios ha prometido la cosecha abundante.  Él ha proporcionado las estrategias y las metodologías. Usted es llamado como un obrero para bendecir las naciones del mundo.  

 

ÉL INVIRTIÓ EN LAS COSAS ESPIRITUALES: 

 

Abraham invirtió su vida entera en lo que no era visible en el mundo natural. 

 

Dios había dado la promesa de una tierra bonita a Abraham, todavía él nunca puso el pie en este país: 

 

"Y no le dio herencia en ella, ni aun para asentar un pie; pero le prometió que se la daría en posesión, y a su descendencia después de él, cuando él aún no tenía hijo" (Hechos 7:5). 

 

Una tierra fue prometida a cuál Abraham no había visto.  Fue prometida a un hijo que él no tenía. Todavía Abraham no dudó de Dios. Él invirtió su vida en el plan de Dios para que la promesa de Dios pudiese ser cumplida en las generaciones futuras. 

 

La visión de la cosecha es eterna en naturaleza. Usted gastará su vida entera invertida en lo que no es visible. Pero los resultados son eternos. Las generaciones a venir serán bendecidas porque usted cumplió la visión. 

 

ÉL FUE OBEDIENTE AL LLAMADO: 

 

Cuando Abraham fue llamado por Dios para salir a un lugar que él recibiría después por herencia, él obedeció: 

 

"Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber dónde iba" (Hebreos 11:8). 

 

No es bastante ser llamado a la visión de la cosecha. Usted debe responder en obediencia a ese llamado. 

 

"En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz"(Génesis 22:18). 

 

ÉL ESTABA DELIBERADO A MANTENERSE COMPLETAMENTE SOLO: 

 

Dios habla acerca de Abraham: 

 

"Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué"  (Isaías 51:2). 

 

Abraham fue llamado solo. Él tenía que dejar su patria y su familia en respuesta a esa llamada. 

 

Cuando usted es llamado por Dios hacia la salvación esa es una cuestión individual.  Cada persona debe responder personalmente a esa llamada.  La llamada al campo de cosecha es similar. Como Abraham, usted es llamado solo. Usted debe tomar la decisión.  Su respuesta a la visión puede involucrar dejar casa y familia. Ciertamente involucrará caminar entre creyentes indiferentes que aún no han agarrado la visión. 

 

ÉL TENÍA VISIÓN ESPIRITUAL: 

 

Abraham tenía una visión espiritual: 

 

"porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo  arquitecto y constructor es Dios" (Hebreos 11:10). 

 

Su visión era basada en las cosas espirituales. Su visión era de una ciudad cuyo constructor era Dios. La visión llevó Abraham a habitar en una tierra extraña, mientras moraba en tiendas, separado de su casa y familia. La visión cambió su vida. 

 

La visión de la cosecha ha cambiado su vida. Usted nunca será el mismo de nuevo.  Usted no puede estar satisfecho con las cosas temporales de la vida. Usted busca una causa eterna.  

 

ÉL CONOCÍA A DIOS ÍNTIMAMENTE: 

 

Abraham fue llamado "el amigo de Dios": 

 

"Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios" (Santiago 2:23). 

 

Para usted cumplir la visión, usted tendrá que tener una relación personal y íntima con Dios. Usted debe aprender Sus caminos y debe ser capaz de oír Su voz. Usted debe tornarse amigo de Dios. 

 

ÉL ESTABA LLENO DE ESPERANZA: 

 

Pablo habla acerca de Abraham: 

 

"El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia" (Romanos 4:18). 

 

Aunque él no tenía ningún hijo, Abraham recibió una promesa para ser el padre de muchas naciones. En el natural parecía que había esperanza. Pero ante la desesperanza Abraham creyó en esperanza. 

 

No importa cuáles son sus circunstancias, no importa cuán sin esperanza sea su situación, usted necesita saber que Dios lo ha llamado a la visión de la cosecha y ella se cumplirá.  

 

Enfrente la desesperanza con la convicción de que "lo que Él ha prometido, Él también puede realizar" (Romanos 4:21 – Traducción del Original).  

 

ÉL TENÍA UNA FE FUERTE: 

 

"Tampoco Dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios" (Romanos 4:20). 

 

Abraham tenía tal fe que él alabó a Dios incluso por el cumplimiento de la visión antes de que ella ocurriese.  Él estaba completamente seguro de que Dios pudría hacer lo que Él prometió (Romanos 4:20). 

 

La grandeza de la visión que Dios lo ha llamado está agobiando... Tres millones de personas aún sin el mensaje del Evangelio.  Éstos son los paganos.  Ellos son su herencia. A través de usted ellos serán bendecidos.  

 

Pero no vacile antes la promesa de Dios. No mire la grandeza de la tarea ante usted, pero mire la grandeza de Dios.  Dios ha prometido la cosecha espiritual abundante.  Esté como Abraham que... 

 

"... creyó en esperanza contra la esperanza" (Romanos 4:18). 

 

ÉL ERA VIRTUOSO: 

 

Porque Abraham creyó en Dios: 

 

"... también su fe le fue contada por justicia" (Romanos 4:22). 

 

Como usted aprendió previamente en este curso, el fundamento de su labor en la cosecha debe ser la rectitud. 

 

ÉL ERA HUMILDE: 

 

Pablo declara que Abraham dio la gloria a Dios (Romanos 4:20). 

 

Abraham sabía que la visión solamente sucedería se cumpliría a través de Dios.  Solamente Él debe recibir la gloria. 

 

Dios le ha dado una gran visión de los campos de cosecha de las naciones del mundo.  Pero el cumplimiento sólo podía se realizar a través de Él.  Usted no puede recibir la gloria por la visión o por los resultados de la cosecha.  La gloria da visión cumplida debe ser dada sólo a Dios.

 

ÉL ERA PACÍFICO: 

 

En Génesis 13 los sirvientes de Lot y Abraham tenían varias discordancias sobre los derechos del agua.  Abraham llegó a una solución pacífica sobre los problemas. 

 

El mensaje del nacimiento de Jesús dada por los ángeles era de paz.  El Evangelio que usted lleva a las naciones es un mensaje de paz, pues es solamente a través de Dios que la verdadera paz vendrá. 

 

ÉL ESTABA PRESTO PARA HACER LA VOLUNTAD DE DIOS: 

 

Cuando Dios habló a Abraham que la señal del pacto entre él y Dios era la circuncisión, la Biblia registra que en el mismo día en que Dios habló, Abraham circuncidó todos los hombres en su familia (Génesis 17). 

 

Algún tiempo más tarde Dios cumplió Su promesa a Abraham, y él y su esposa, Sara, tuvieron un hijo.  Después del nacimiento de Isaac, Dios dio una prueba difícil a Abraham.  Él le dijo que sacrificara a su hijo (Génesis 22). 

 

En Isaac estaba el futuro de la promesa de Dios.  Él era el heredero a través de quien los descendientes de Abraham vendrían.  De Isaac descendería la nación de Israel a través de quién el mundo sería bendecido.  Todavía Dios pidió a Abraham que ofreciera a su hijo como un sacrificio. 

 

La Biblia registra en Génesis 22:3 que después de que Abraham recibió este mensaje de Dios, él "se levantó muy de mañana" para obedecer las instrucciones.  Incluso cuando la voluntad de Dios era difícil, Abraham no tardó.  Cuando Dios habló, él actuó inmediatamente.  Debido a su obediencia, Dios proporcionó otro sacrificio y la vida de Isaac fue preservada. 

Trabajar en el campo de cosecha no será siempre fácil, pero cuando Dios habla, usted debe actuar. Cuando usted camina en la obediencia, Dios siempre actuará a su favor. 

 

Es interesante notar que Abraham nunca se refirió a las instrucciones de Dios con respecto a Isaac como un sacrificio.  Él lo llamó de adoración.  La forma más alta de adoración es mirar más allá de Isaac, lo qué nosotros amamos, y mirar a Dios.   

 

Dios le ha dado una visión y ha cambiado su vida. Pero la visión nunca debe ser más importante que Dios.  Su primera responsabilidad es relación con Él.  

 

Dios probó a Abraham para ver si era Isaac o Dios quién ocupaba su más alta devoción. Siempre debe ser Dios quién ocupa su devoción.  La visión nunca puede reemplazar al Dador de la visión. 

 

ÉL ERA MÓVIL PARA EL DIOS: 

 

Abraham vivió una vida simple que permitía una completa movilidad por Dios.  Él podría moverse rápidamente a orden de Dios (Génesis 12). 

 

ÉL NUNCA MIRÓ HACÍA ATRÁS: 

 

Abraham no deseó la vieja vida dejada atrás, pero miraba las nuevas cosas que Dios haría: 

 

"Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan" (Hebreos 11:6). 

 

ÉL CAMINÓ EN EL CONOCIMIENTO POR REVELACIÓN: 

 

Abraham actuó en la revelación de Dios en lugar de razonamiento humano: 

 

"Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer" (Génesis 18:17). 

 

ÉL NO MIRABA A SUS HABILIDADES NATURALES: 

 

La promesa de Dios a las naciones salió de uno "casi muerto". En el natural, Abraham no tenía ninguna habilidad para cumplir el plan de Dios: 

 

"Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar" (Hebreos 11:12). 

 

ÉL BUSCÓ A DIOS: 

 

Génesis 12 registra cómo Abraham construyó un altar y invocó el nombre del Señor. 

 

ÉL ASUMIÓ RESPONSABILIDAD POR OTROS: 

 

Lea la historia de Abraham y Lot en Génesis 14.  Si usted desea ser un "Cristiano Global", entonces usted debe asumir la responsabilidad por aquellos en necesidad en el mundo alrededor de usted.  

 

ÉL ERA GENEROSO: 

 

Abraham pagó los diezmos de todo lo que él tenía: 

 

"Y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo" (Génesis 14:20). 

 

ÉL ESTABA PRONTO A MORAR EN UNA TIERRA EXTRAÑA: 

 

"Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa" (Hebreos 11:9). 

 

Él estaba pronto a respetar la cultura de otros.  Por ejemplo, él se inclinó ante las personas de la tierra como era la costumbre: 

 

"Entonces Abraham se inclinó delante del pueblo de la tierra" (Génesis 23:12). 

 

ÉL REPRODUJÓ HOMBRES DE SEMEJANTE DEDICACIÓN: 

 

Esto se ve en la vida de su criado (Génesis 24). 

 

ÉL DIO LA GLORIA A DIOS: 

 

"Entonces el rey de Sodoma dijo a Abram: Dame las personas, y toma para ti los bienes. Y respondió Abram al rey de Sodoma: He alzado mi mano a Jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra, que desde un hilo hasta una correa de calzado, nada tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: Yo enriquecí a Abram; excepto solamente lo que comieron los jóvenes conmigo, Aner, Escol y Manre, los cuales tomarán su parte" (Génesis 14:21-24). 

 

Siempre recuerde: la gloria siempre debe ser dada a Dios. 

 

LA VISIÓN SE CUMPLIÓ

 

Abraham, un hombre con una visión espiritual... Él fue un hombre a través de quien las naciones del mundo serían bendecidas.  Y la visión fue cumplida: 

 

"Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar" (Hebreos 11:12). 

 

Cuando la visión fue dada a A