Evangelismo

Como

Levadura

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este manual es un de los cursos de varios módulos del plan de estudios que lleva a los creyentes de la visualización a través de la delegación, multiplicación, organización, y movilización para lograr la meta de evangelización.

 

Para informaciones adicionales sobre los cursos escriba a:

 

 

 

Harvestime International Institute

Instituto Internacional Tiempo de Cosecha

3092 Sultana Dr.

Madera, California 93637,

USA

 

 

 

 

 

 

 

 

© Harvestime International Institute

 

 

 


CONTENIDO

 

 

 

Cómo Usar Este Manual, 3

Sugerencias Para el Estudio en Grupo, 3

Introducción, 5

Objetivos del Curso, 6

 

 

PARTE UNO: ID

 

Introducción de la Parte Uno, 8

 

1. Evangelismo Como Levadura, 9

2. El Mandato, 18

3. El Mensaje, 27

4. Los Mensajeros, 35

5. Comunicando El Mensaje, 44

6. Los Destinatarios Del Mensaje, 49

7. Los Métodos: Principios del Nuevo Testamento, 58

8. Los Métodos: Las Parábolas del Nuevo Testamento, 68

9. Los Métodos: Evangelización Personal, 75

10. Los Métodos: Tratando Con las Dificultades, 85

11. Los Métodos: Evangelismo de Saturación, 91

12. Los Métodos: Evangelización de Masa, 100

13. ¿Decisiones O Discípulos?, 118

14. Planeando Para La Evangelización, 129

15. Funcionando En Red Para La Evangelización, 136

 

PARTE DOS: MIENTRAS USTED VA

 

Introducción de la Parte Dos, 144

 

16. Una Introducción A Sanidad Y Liberación, 145

17. Variables Que Afectan La Sanidad, 170

18. "Mientras Usted Va, Sane", 190

19. "Mientras Va, Liberte", 205

 

PARTE TRES: MIENTRAS USTED ESTÁ ALLÍ

 

Introducción de la Parte Tres, 238

 

20. Plantación de Iglesias: El Modelo, 238

21. Plantación de Iglesias: Los Métodos, 245

22. Plantación de Iglesias: La Multiplicación, 260

 

APÉNDICE: Una Palabra Final, 268

 

Respuestas de la sección “Prueba Personal”, 270

 

 

CÓMO USAR ESTE MANUAL

 

 

EL FORMATO DEL MANUAL

 

Cada lección consiste de:

 

Objetivos: Éstas son las metas que usted debe lograr estudiando el capítulo. Léalos antes de empezar la lección.

 

Versículo Llave: Este versículo da énfasis al concepto principal del capítulo. Memorícelo.

 

Contenido del Capítulo: Estudie cada sección. Use su Biblia para buscar cualquier referencia que no fue imprimada en el manual.

 

Prueba Personal: Haga esta prueba después de que usted terminar de estudiar el capítulo. Intente contestar las preguntas sin usar su Biblia o este manual. Cuando usted ha concluido esta prueba, verifique sus respuestas en la sección de las respuestas proporcionada al final del manual.

 

Para Estudio Adicional: Esta sección le ayudará a continuar su estudio de la Palabra de Dios, mejorará sus habilidades de estudio, y aplicará lo que usted ha aprendido a su vida y ministerio.

 

Examen Final: Si usted esta matriculado en este curso para recibir los créditos e diploma, usted recibió un examen final juntamente con este curso. En la conclusión de este curso, usted debe completar este examen y debe devolverlo para obtener el grado.

 

MATERIALES ADICIONALES NECESARIOS

 

Usted necesitará solamente de una versión de la Biblia Reina Valera.

 

 

SUGERENCIAS PARA EL ESTUDIO EN GRUPO

 

PRIMERA REUNIÓN

 

Abriendo: Abra con oración e introducciones. Conozca y matricule a los estudiantes.

 

Establezca los Procedimientos Del Grupo: Determine quién conducirá las reuniones, el horario, lugar, y fechas para las sesiones.

 

Alabanza Y Adoración: Invite la presencia del Espíritu Santo en su sesión de entrenamiento.

 

Distribuya los Manuales A los Estudiantes: Introduzca el título del manual, formato, y objetivos del curso proporcionados en las primeras páginas del manual.

 

Haga La Primera Tarea: Los estudiantes leerán los capítulos determinados y harán la

prueba personal para la próxima reunión. El número de capítulos que usted enseñará por sesión dependerá del tamaño del capítulo, contenido, y de las habilidades de su grupo.

 

SEGUNDA Y LAS REUNIONES SIGUIENTES

 

Abriendo: Ore. Dé las bienvenidas y matricule a cualquier nuevo estudiante. También dales un manual. Vea quien está presente o ausente. Tenga un tiempo de alabanza y adoración.

 

Revisión: Presente un breve resumen de lo que usted enseñó en la última reunión.

 

Lección: Discuta cada sección del capítulo usando los TÍTULOS EN LETRAS MAYÚSCULAS Y EN NEGRITO como un esbozo de la enseñanza. Pida a los estudiantes que hagan preguntas o comentarios sobre lo que ellos han estudiado. Aplique la lección a las vidas y ministerios de sus estudiantes.

 

Prueba Personal: Repase con los estudiantes la prueba que ellos han completado. (Nota: Si usted no quiere que los estudiantes tengan el acceso a las respuestas, usted puede quitar las páginas con las respuestas en la parte final de cada manual).

 

Para Estudio Adicional: Usted puede hacer estos proyectos en una base individual o en grupo.

 

Examen Final: Si su grupo está matriculado en este curso para los créditos y Diploma

usted recibió un examen final con este curso. Reproduzca una copia para cada estudiante y administre el examen en la conclusión de este curso.

 


Módulo: Evangelización

Curso: Evangelismo como Levadura

 

 

INTRODUCCIÓN

 

 

n       Casi dos tersos de la población del mundo nunca oyó el mensaje del Evangelio.

n       Cerca de miles de grupos de pueblos nunca fueron penetrados para el Señor Jesús.

n       Muchas tribus nunca recibieron su primer misionero.

n       Hay cerca de 1.700 idiomas sin la Palabra escrita de Dios.

n       La población del mundo doblará en menos de 50 años.

 

 

Cuando nosotros pensamos en las estadísticas como éstas desde el punto de vista de cumplir la Gran Comisión de Jesucristo para llevar el evangelio del Reino de Dios a cada criatura, nosotros reconocemos que estamos delante de una gran tarea. Este curso fue escrito para movilizar e equipar los creyentes para cumplir este gran reto. Es una tarea tremenda, pero ella no es imposible.

 

Muchos cursos sobre evangelización enfocan en el mando para “Ir” a todas las naciones con el evangelio. Ellos enfatizan la predicación y la enseñanza del mensaje del evangelio. Este curso difiere pues él también enfoca en lo que Jesús dijo para hacer “Mientras usted va” y el patrón de la Iglesia del Nuevo Testamento de lo que hacer “Mientras usted está allí”. El curso se divide en tres secciones:

 

Parte Uno es titulada “Id”. Ella enfoca en el mandato dado por Jesús para predicar el evangelio del Reino de Dios a cada criatura. Incluye instrucciones acerca del mensaje a ser compartido, los mensajeros, cómo comunicar el evangelio y los recipientes del mensaje. Métodos de evangelismo también son enseñados, con énfasis en aquellos usados en los tiempos del Nuevo Testamento. La evangelización personal y en masa se discuten, con instrucciones específicas sobre como tratar con dificultades y el acompañamiento de los nuevos convertidos. Instrucciones son dadas también sobre planeamiento y movilización de los recursos espirituales y cómo funcionar en red con otros en el evangelismo.

 

Parte Dos es titulada “Mientras Usted Va”. En los Evangelios en el Nuevo Testamento, Jesús nunca comisionó nadie para predicar el evangelio sin también ordenarle a ministrar sanidad y liberación. Él dijo que “Y cuando vayáis, predicad diciendo: 'El reino de los cielos se ha acercado.' Sanad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad fuera demonios. De gracia habéis recibido; dad de gracia” (Mateo 10.1, 7-8).  Mientras las multitudes venían para recibir sanidad y liberación, la cosecha espiritual empezó a multiplicarse tan rápidamente que nuevos obreros fueron necesarios. No demoró para que 70 más discípulos fuesen necesarios y enviados para predicar, enseñar, sanar y libertar. Fue la demostración de poder “mientras ellos iban” que resultó en rápido avanzo del evangelio por todo el mundo. Por esta razón, la Parte Dos de este curso enfoca en el ministerio de sanidad e liberación que debe acompañar la predicación y enseñanza del evangelio.

 

Parte Tres enfoca en el patrón revelado por la Iglesia del Nuevo Testamento de lo que hacer “mientras usted está allí”. El propósito del evangelismo no está completo hasta que una iglesia sea plantada entre un grupo de nuevos creyentes. Evangelismo sin establecer iglesias locales es como traer niños al mundo y no tomar responsabilidad por su subsiguiente cuidado. Una persona no debe ser considerada “evangelizada” hasta que ella se torne un miembro responsable y activo de una iglesia local. Para realizar esto, allí debe haber  una iglesia local. Un área no debe ser considerada evangelizada hasta que una iglesia sea plantada.

 

Este triple acercamiento al evangelismo es llamado “evangelismo como levadura” porque él esparcirá el evangelio por todo el mundo rápidamente así como la levadura penetra una masa de pan. La levadura puede ser pequeña y oculta, pero ella es de gran impacto.

 

 

 

 

 

_______________

Nota: Este curso es el último curso del módulo final del entrenamiento principal en la serie de cursos ofrecidos por Instituto Internacional Tiempo de Cosecha. “Una Palabra Final” en el Apéndice de este manual explicará  como obtener un certificado de realización por concluir estos cursos.

 

 

 

 

OBJETIVOS DEL CURSO

 

 

Al concluir este curso usted será capaz de:

 

n       Definir evangelismo como levadura.

n       Explicar el mandato del evangelismo.

n       Resumir el mensaje del evangelismo.

n       Identificar los mensajeros del evangelismo.

n       Identificar los recipientes del mensaje.

n       Comunicar el evangelio a otros.

n       Resumir los principios de la evangelización en el Nuevo Testamento.

n       Resumir las parábolas sobre evangelización en el Nuevo Testamento.

n       Hacer evangelismo personal.

n       Tratar con las dificultades que usted encuentra en el evangelismo.

n       Alcanzar un área entera con evangelismo de saturación.

n       Conducir evangelismo en masa.

n       Acompañar los nuevos convertidos.

n       Hacer planes para el evangelismo.

n       Funcionar en red con otros para el evangelismo.

n       Resumir lo que la Biblia enseña sobre sanidad y liberación.

n       Explicar las variables que afectan la sanidad.

n       “Mientras Usted Va, Sane”.

n       “Mientras Usted Va, Liberte”.

n       Describir los modelos del Nuevo Testamento para plantar iglesias.

n       Seguir los métodos del Nuevo Testamento para plantar iglesias.

n       Seguir los métodos del Nuevo Testamento para multiplicar iglesias.

 


INTRODUCCIÓN DE LA PARTE UNO

 

“ID”

 

 

Parte Uno enfoca en el mandato para “ir” a todo el mundo y evangelizar cada criatura viviente.

 

En esta sección usted aprenderá sobre el mandato dado por Jesús para predicar el evangelio del Reino y recibir instrucción sobre el mensaje a ser compartida, los mensajeros del evangelio, como comunicar el evangelio, e a quien él debe ser comunicado.

 

Usted aprenderá muchos métodos de evangelismo, con énfasis en los que fueron usados en los tiempos del Nuevo Testamento. Tanto el evangelismo personal cuanto lo de masa son discutidos, con instrucciones específicas sobre como tratar con dificultades en la evangelización y el acompañamiento de los nuevos convertidos.

 

Instrucciones son dadas sobre planeamiento y funcionar en red con otros para el propósito de la evangelización.

 

E ahora... usted está listo para “IR”?


CAPÍTULO UNO

 

EVANGELISMO COMO LEVADURA

 

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir los versículos llaves de memoria.

n       Definir “evangelismo como levadura”.

n       Explicar la “definición de perdido”.

n       Explicar “el destino del perdido”.

n       Identificar los seis pasos en el proceso de evangelización.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Otra vez dijo: --¿A qué compararé el reino de Dios? Es semejante a la levadura que una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo quedó leudado” (Lucas 13:20-21).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

 

Esta lección discute la necesidad del evangelismo, explica el proceso del evangelismo, y define los términos que son importantes para usted comprender mientras usted estudia el tema. En los tiempos del Antiguo Testamento cuando el templo estaba siendo construido, el sonido de un martillo, hacha o cualquiera otra herramienta no se oyó mientras él estaba siendo construido (1 Reyes 6.7).

 

El silencio con el cual aquellas grandes piedras fueron colocadas es un ejemplo natural de una gran verdad espiritual. “Uno mayor que Salomón” está ahora edificando un gran templo espiritual. Este templo también está siendo erguido silenciosamente, con cada piedra perfectamente fijada en la otra. Esto ocurre silenciosamente, pero por medio de un poderoso proceso de “evangelismo como levadura”.

 

EVANGELISMO COMO LEVADURA

 

“Otra vez dijo: --¿A qué compararé el reino de Dios? Es semejante a la levadura que una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo quedó leudado” (Lucas 13.20-21).

 

Éste pasaje revela que la obra de Dios no procede con una gran cuantidad de clamor y publicidad. Usted puede esperar que el Reino se extienda por medios externos como sojuzgar ejércitos y conquistar continentes. Pero la diseminación del Reino de Dios es como un poco de levadura en una masa de pan. La levadura puede ser pequeña y oculta, pero ella tiene un potencial ilimitado. Como levadura, el poder del Reino no es externo, antes, él es interno.

En otro ejemplo, Jesús comparó la diseminación del Reino de Dios a una semilla de mostaza:

 

“Por lo tanto, él decía: --¿A qué es semejante el reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza que un hombre tomó y sembró en su huerto; y creció y se convirtió en un árbol, y las aves del cielo hicieron nidos en sus ramas” (Lucas 13.18-19).

 

En una otra parábola, Jesús comparó la fe con la semilla de mostaza. Él dijo que nada es imposible mismo con una pequeña cuantidad de fe. Semejante a la manera como la levadura se esparce, una pequeña semilla de mostaza se desenvuelve para tornarse un gran árbol. Este ejemplo también ilustra la silenciosa, pero poderosa manera como el Reino avanza.

 

Hay muchos nuevos métodos que pueden ayudar a extender el evangelio. Estos se llaman “tecnologías”. Ellas incluyen cosas tales como prensas, computadoras, radios, televisiones, audio y video, y satélites. Nuevos métodos de transportación también ayudan a las personas en extender rápidamente el evangelio. Éstas nuevas tecnologías son todos útiles, pero el real poder del evangelio aún es interno. Por esto nosotros queremos decir que el poder está en el propio evangelio. Esto es lo que las parábolas de la levadura e de la mostaza ilustran.

 

El evangelio no está limitado adonde las personas no tiene avanzadas tecnologías. Hasta mismo con una pequeña cuantidad de fe, el reino avanzará. Esto es evangelismo como levadura.

 

LA DEFINICIÓN DE EVANGELISMO

 

La palabra “evangelismo” (o evangelización) viene de una palabra griega, “euangelion”. Hay realmente cuatro formas básicas de esta palabra. Una palabra significa “boas noticias”; dos palabras significan “proclamar las buenas nuevas”, y una palabra se refiere al “evangelista” o la persona que hace la proclamación.

 

Evangelismo no esta solamente una serie de reuniones o servicios de adoración. Evangelismo no es el mismo que reavivamiento. Avivamiento es el Señor en operación en la Iglesia. En el reavivamiento, el énfasis está sobre la presencia del Señor restaurando la vida de Su pueblo.

 

Evangelismo es la Iglesia trabajando para el Señor. En el evangelismo el énfasis está sobre la experiencia del nuevo nacimiento, el inicio de la vida espiritual. La renovación resulta del reavivamiento, con todo, enciende las fuerzas del evangelismo que resultan en “nuevas criaturas en Cristo” de modo que están estrechamente unidas en cuanto a la vida espiritual.

 

Evangelismo es:

 

“... comunicar el evangelio a través del poder del Espíritu Santo de tal manera que hombres y mujeres tengan una válida oportunidad de aceptar o rechazar a Jesucristo como Salvador y Señor y se tornaren miembros de Su iglesia”.

 

Examinemos esta definición en detalle. El “evangelio” es el mensaje comunicado. El mensaje básico del evangelio es resumido en 1 Corintios 15:1-5, pero el “Evangelio del Reino” de hecho incluye todo que Jesús enseñó (Mateo 28.18-20). La conversión bíblica viene por la verdad. El evangelio es un encuentro entre la verdad y la injusticia, Cristo y los pecadores, y cielo y infierno.

 

Es el Evangelio del Reino de Dios que será compartido, no las tradiciones de hombres o las creencias denominacionales. La meta es no atacar los sistemas políticos u otras religiones. La meta nos es cambiar la sociedad, pero ver a las personas cambiadas a través del poder del Evangelio.

 

La meta ni siquiera no es las “buenas obras” educacionales, médicas, o los programas de cuidar y alimentar las personas. Estas cosas sólo son benéficas para cumplir la Gran Comisión cuando ellas se hacen dentro del contexto de la evangelización. La presentación del Evangelio debe ser la meta del fin o ellos se vuelven sólo programas sociales.

 

Jesús ministró a las necesidades físicas de las personas al alimentar las multitudes, sanar, y libertar. Pero estas obras se hicieron dentro del contexto de la evangelización. Ellas fueron acompañadas por la enseñanza y predicación del Evangelio.

 

“Comunicar” el Evangelio significa que él debe compartirse de tal modo que lleve las personas a aceptar a Jesucristo como el Salvador y Señor. Cuando usted comparte el Evangelio de esta manera, usted está evangelizando. Si usted desea evangelizar, usted debe estar en contacto con aquellos que están espiritualmente perdidos en el pecado, pues la evangelización debe suceder en el lugar dónde los pecadores están.

 

"A través del poder del Espíritu Santo" significa que el mensaje no sólo debe comunicarse verbalmente, pero a través de la demostración de poder. Pablo dijo:

 

“Ni mi mensaje ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios” (1 Corintios 2:4-5).

 

"A través del poder del Espíritu Santo" también significa que la unción del Espíritu Santo debe estar en la comunicación del Evangelio, pues ella lleva la obra del Espíritu para ganar a los convertidos:

 

“Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga; y yo lo resucitaré en el día final” (Juan 6:44).

 

"Aceptar" significa que el oidor responde al mensaje. Información sin invitación es instrucción. Es exhortación, pero no es evangelización. En la verdadera evangelización, debe haber una oportunidad para la contestación. Dar su testimonio de conversión a alguien es un método de evangelización llamado “testificar”, pero no es ninguna evangelización. Dar testimonio no es ganar. Dar testimonio es importante, pero no asegura la salvación. La verdadera evangelización significa presentar a las personas a Cristo de una tal manera que ellas verán la necesidad de una decisión personal. La evangelización resulta en la experiencia del nuevo nacimiento qué también se llama “conversión” o “salvación”.

 

“Aceptar a Jesucristo como el Salvador y Señor” no sólo significa una contestación para recibir la salvación, pero un proceso que lleva Jesús a tornarse el Señor de la vida de una persona. Esto implica que los nuevos convertidos son llevados al discipulado para se tornaren miembros responsables de la Iglesia. Note que es “Su Iglesia”,  significando el verdadero Cuerpo de Cristo, no sólo una denominación u organización específica.

 

“Una oportunidad válida” significa que el mensaje debe ser ministrada de tal modo que pueda entenderse por una persona común. Esto significa que la comunicación debe adaptarse al idioma, niveles educativos, y culturales de un individuo. Esto también significa que nosotros no podemos concluir que una persona o pueblo simplemente se ha evangelizado porque nosotros predicamos un tiempo allí. El testigo debe sostenerse tiempo bastante que resulte en comprensión y oportunidad para la contestación. Pueden decirse que individuos, familias, tribus, o naciones han sido evangelizados cuando ellos han entrado en contacto con el Evangelio tiempo bastante para haber tenido oportunidad de responder a él por la fe. Esta “oportunidad válida” también implica un mensaje poderoso que provee la oportunidad a las personas para ver la demostración visible del Evangelio a través de sanidades y liberaciones.

 

LA NECESIDAD PARA EL EVANGELISMO

 

¿Por qué el mundo necesita ser evangelizado? Para contestar esta pregunta usted debe entender dos cosas: La definición y el destino del perdido.

 

LA DEFINICIÓN DEL PERDIDO:

 

Lea sobre la creación del mundo y del hombre en los capítulos 1 y 2 de Génesis. Entonces lea Génesis 3 sobre cómo el pecado entró en el mundo. Cuando se crearon Adán y Eva, ellos tenían una pura naturaleza perfecta. Después de que ellos pecaron esa naturaleza se corrompió. Cuando Adán y Eva empezaron a reproducirse y tener niños, estas nuevas sumas a la raza humana nacieron con una naturaleza básica de pecado. El hombre no era más tan bueno como Dios lo había creado. Su pensamiento natural y patrones de acción eran malos.

 

Génesis 4:1-6:4 describe el patrón de pecado como él empezó a extenderse a lo largo del mundo. Estos capítulos registran el primer asesinato, la primera mentira, y cómo la maldad del hombre creció hasta que cada pensamiento, así como cada acción, se tornó malo. Finalmente, el mundo entero estaba tan pecador que Dios realmente se arrepintió de que Él había hecho al hombre (Génesis 6:5-6).

 

Debido al crecimiento rápido del pecado, Dios decidió destruir la tierra con un diluvio pero salvó a un hombre justo, Noé, y su familia. (Lea la historia de Noé y del diluvio en Génesis 6:8-9:17.)

 

Después del diluvio, la familia de Noé empezó a reproducirse. Casi inmediatamente, el patrón del pecado ocurrió de nuevo.

 

Esto es por qué todas las personas de todo el mundo de todos los tiempos se llaman “pecadoras”:

 

“Porque todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios” (Romanos 3.23).

 

Todas las personas que no se han arrepentido del pecado y experimentado el nuevo nacimiento descrito por Jesús en Juan capítulo 3 es considerado “perdido” porque ellas han perdido la pura naturaleza con que Dios creó al hombre originalmente. Nosotros también podemos decir que ellas son “no-salvas” o “incrédulas” porque ellas no han sido salvas de sus pecados a través de creer en el Señor Jesucristo como el Salvador.

 

EL DESTINO DEL PERDIDO:

 

Debido al pecado original de Adán y Eva, la muerte entró en el mundo y eventualmente debido a esto todos morimos físicamente. Después de la muerte física viene el juicio:

 

“Entonces, tal como está establecido que los hombres mueran una sola vez, y después el juicio” (Hebreos 9:27).

 

Después de la muerte, nosotros nos presentaremos ante el juicio de Dios. Las personas que no se han arrepentido de sus pecados enfrentarán una segunda muerte. Ellas morirán la “muerte espiritual” de separación eterna de Dios. Su destino es el Infierno:

 

“Porque la paga del pecado es muerte; pero el don de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro” (Romanos 6:23).

 

“Vi también a los muertos, grandes y pequeños, que estaban de pie delante del trono, y los libros fueron abiertos. Y otro libro fue abierto, que es el libro de la vida. Y los muertos fueron juzgados a base de las cosas escritas en los libros, de acuerdo a sus obras... Y el que no fue hallado inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” (Apocalipsis 20:12, 15).

 

Cuando realmente entiendes el destino del perdido, comprendes la necesidad urgente por la evangelización. Si no se alcanzan las personas con el Evangelio, ellas morirán en el pecado y se destinarán para la eternidad en el Infierno.

 

EL PROCESO DEL EVANGELISMO

 

El evangelismo es un proceso que incluye la presencia y proclamación del Evangelio, persuasión, plantación, y participación. Permítanos examinar este proceso:

 

PRESENCIA:

 

Evangelismo de “presencia” es lo que radia las calidades de Jesús a través de demostrar el carácter cristiano y interés por las personas sin Cristo. El mundo no se alcanzará para Jesús sin una presencia cristiana auténtica. Los creyentes deben aprender a construir relaciones, deben identificar con las personas, y deben servir a los incrédulos. Usted no puede ganar a los pecadores si usted no tiene ningún contacto con ellos.

 

PROCLAMACIÓN:

 

Muchos creyentes siguen siendo cristianos “agentes secretos”, por así decirlo. Ellos piensan que su presencia entre los incrédulos es bastante para cumplir la Gran Comisión para evangelizar el mundo. Pero el orden de Jesús es que nosotros comuniquemos el Evangelio verbalmente a través de predicar, enseñar, y dar testimonio. Nosotros también debemos demostrar el poder del Evangelio a través de sanar y libertar. Éstas son maneras en que el Evangelio se proclama.

 

PERSUASIÓN:

 

La proclamación del Evangelio no acaba el proceso de evangelización. El Evangelio debe presentarse de una tal una manera que las personas sean persuadidas para volverse creyentes en el Señor Jesucristo.

 

PLANTACIÓN:

 

El nuevo convertido que ha sido persuadido para seguir a Jesús debe ser “plantado” entonces en una iglesia local o una iglesia debe ser “plantada” entre un grupo de nuevos creyentes.

 

PERFECCIÓN:

 

Como resultado de esta plantación, los convertidos maduran espiritualmente mientras el discipulado es cumplido dentro del contexto de la iglesia local. (La madurez espiritual se llama “perfección” en la Biblia).

 

PARTICIPACIÓN:

 

El proceso de evangelización está completo cuando nuevos creyentes se tornan activos en la tarea de evangelización y empiezan a reproducirse espiritualmente.

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llaves de memoria.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Defina “evangelismo como levadura”.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

3. ¿Cuál es la “definición del perdido?”

_____________________________________________________________________

 

4. ¿Qué se significa por" el destino del perdido?"

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. Lista seis pasos en el proceso de evangelización.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual).

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. En este capítulo introductorio usted fue presentado a la definición de “evangelismo”:

 

Evangelismo: Evangelismo es comunicar el evangelio a través del poder del Espíritu Santo de tal manera que hombres y mujeres tengan una válida oportunidad de aceptar o rechazar a Jesucristo como Salvador y Señor y se tornaren miembros de Su iglesia.

 

Aquí están algunas otros términos con que usted debe estar familiarizado:

 

Evangelizar: Este  término se usa para el proceso de hacer el trabajo de evangelización.

 

Evangelizado: Puede decirse que individuos, familias, tribus, o naciones han sido evangelizados cuando ellos han tiene estado tiempo suficiente en contacto con el Evangelio para haber tenido una oportunidad de responder a él por la fe. El proceso completo de la evangelización incluye integrar a un convertido en una iglesia local o plantar una iglesia entre un grupo de nuevos creyentes.

 

Evangelista: Un evangelista tiene un don de dirección especial de Dios que es una habilidad de compartir el Evangelio en cierto modo con los incrédulos que los hombres y mujeres responden y se vuelven miembros responsables del cuerpo de Cristo. El significado de la palabra" evangelista" es" uno que trae las noticias" buenas. Aunque todos los creyentes no tienen el don de dirección especial de ser un evangelista, todos son hacer el trabajo de un evangelista.

 

Testificar: Un creyente que dice a una persona no-salva sobre su experiencia personal con Jesucristo.

 

Evangelismo Personal: Evangelismo personal es una creyente individual que comunica el Evangelio a una persona no-salva.

 

Evangelismo en Masa: Evangelismo en masa también se llama “evangelización de grupo”. Es comunicar el Evangelio a un grupo de personas. Incluye actividades tales como cruzadas de masa, reuniones evangélicas, y conciertos e música evangélica.

 

Evangelización Laica: Este término se refiere a cualquier obra evangélica hecha por hombres comunes (personas que no están en posiciones de liderazgo en jornada completa en la iglesia).

 

Evangelismo de Saturación:  Evangelismo de Saturación se refiere a “saturar” una cierta área geográfica para que cada persona sea alcanzada con el Evangelio.

 

Convertido: Un convertido es una persona que ha aceptado a Jesucristo como Salvador. Él ha sido convertido de su vieja vida de pecado a la nueva vida en Jesús.

 

Discípulo: Un discípulo es un convertido que es establecido en los elementos esenciales de la fe cristiana y es capaz de ganar a nuevos convertidos y discipular a ellos. La palabra “discípulo” quiere decir a aprendiz, un alumno, alguien que aprende siguiendo.

 

Acompañamiento: Acompañamiento es el proceso de entrenar los nuevos convertidos y traerlos a la madurez en Cristo, produciendo estabilidad espiritual, crecimiento, y reproducción. Esto también se llama “discipulado" porque involucra tomar un nuevo convertido y hacerlo un discípulo del Señor Jesucristo.

2. En los tiempos del Antiguo Testamento, Dios le dijo a Abraham que a través de él todas las naciones del mundo se bendecirían. Pero con esta bendición una gran responsabilidad vino. Abraham tenía que dejar su país, su propio pueblo, y la casa de su padre para ir a una tierra que Dios lo mostraría (Génesis 12:1).

 

Abraham fue primero a un lugar llamado Harán y estableció allí (Génesis 11:31). Él fue tentado para quedarse en Harán, pero para recibir la bendición él tenía que obedecer a Dios y dejar este lugar. Abraham no podría tornarse el padre de una gran nación y cumplir sus propias ambiciones egoístas al mismo tiempo.

 

Cruzando los límites de la ciudad de Harán y seguir para cumplir el plan de Dios era una gran decisión para Abraham.

 

¿Usted sabe es un creyente hoy está debido a la decisión de Abraham? Porque Abraham dejó Harán, Dios lo bendijo. A través de Abraham, todos los hombres y mujeres de todas las naciones por todas partes son benditos con el Evangelio. Ellos son benditos porque la salvación a través de Jesucristo vino de la familia de Abraham debido a su obediencia.

 

Como Abraham, cuando usted recibe la bendición usted recibe también una gran responsabilidad. A aquellos que han sido bendecidos con la salvación y el Espíritu Santo, la evangelización no es una opción. Es una obligación (Hechos 1:8).

 

Hablando espiritualmente, cada creyente eventualmente enfrenta un “Harán” en su vida. ¿Este “Harán espiritual” es el lugar dónde Dios pregunta, “¿Usted está lista a dejar sus propias ambiciones por causa del Evangelio? ¿Usted está listo a dejar su patria, su pueblo, la casa de su padre si Yo pedirlo?”

 

No puedes cumplir sus propias ambiciones egoístas y bendecir las naciones al mismo tiempo. Debes cruzar la línea y debes dejar Harán atrás.

 

3. La Biblia dice, “Un poquito de levadura leuda toda la masa” (Gálatas 5:9). Usted aprendió en esta lección que el Reino de Dios se multiplicará como la levadura. El mal también se multiplica de la misma manera.

 

Estudie los versículos siguientes: Mateo 16:6-12; Marcos 8:15; 1 Corintios 5:6-8. En el Nuevo Testamento, el fermento puede hablar de la calidad de penetración del Evangelio o de la apostasía (la condición de los descarriados) de la Iglesia. En el Antiguo Testamento, la levadura aparentemente tenía significados similares. No se permitía en algunas ofrendas, pues ella simbolizaba el mal. En otras ofrendas, como la ofrenda de gratitud, ella fue permitida.

 

4. Si usted es el pastor o líder en la iglesia local, use las preguntas siguientes para evaluar el estado actual de la evangelización en su comunidad. Registra sus respuestas en una hoja de papel separada:

 

(1) ¿Quién es responsable para planear para la evangelización en su iglesia?

(2) ¿Cuántas personas fueran convertidas y se volvieron parte de su comunidad cristiana en los últimos cinco años?

(3) ¿Qué su iglesia hace presentemente para alcanzar el no-salvo? Sea específico en su respuesta.

(4) ¿Su iglesia tiene presentemente qué programas que no son eficaces por lo que se refiere a la evangelización y producir a los nuevos convertidos?

(5) ¿Cómo su iglesia ayuda a los miembros a descubrir sus dones espirituales y los usa en la tarea de evangelización?

(6) ¿Qué planes para alcanzar su comunidad con el Evangelio su iglesia tiene?

(7) ¿Qué planes para alcanzar su nación con el Evangelio su iglesia tiene?

(8) ¿Qué planes para alcanzar otras naciones con el Evangelio su iglesia tiene?

(9) ¿Qué frecuentemente en los últimos cinco años su iglesia tiene proveído entrenamiento específico en la evangelización personal para su membresía?

(10) ¿Qué a menudo sus servicios incluyen un enfoque en la evangelización, es decir, mensajes dirigidas para alcanzar a los no-salvos, proveyendo oportunidades para las personas oyeren el evangelio, etc.?

(11) ¿Cuándo fue la última vez que su iglesia participó en esfuerzos de evangelización de masa, como una cruzada, reunión, o concierto, etc.?

 

Evalúe sus respuestas y considere lo siguiente:

 

(1) ¿Si usted no tiene una persona específica responsable para planear para la evangelización en su iglesia, es posible establecer a alguien?

(2) ¿Si el número de las personas que fueran convertidas y se volvieron parte de su iglesia en los últimos cinco años es bajo, cómo esto podría cambiarse por un énfasis mayor en la evangelización?

(3) ¿Qué su iglesia podría empezar a hacer inmediatamente para alcanzar el no-salvo?

(4) ¿Usted tiene presentemente qué programas ineficaces que podrían eliminarse para proporcionar la oportunidad para nuevos esfuerzos evangélicos?

(5) ¿Cómo su iglesia podría ayudar a los miembros a descubrir sus dones espirituales y usarlos en la tarea de evangelización? (El curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha titulado “Metodologías de Movilización” puede ayudarle en esta tarea.)

(6) ¿Qué su iglesia podría empezar a hacer para alcanzar su comunidad con el Evangelio?

(7) ¿Qué su iglesia podría hacer para alcanzar su nación con el Evangelio?

(8) ¿Qué su iglesia podría hacer para alcanzar otras naciones con el Evangelio?

(9) ¿Cuán pronto la iglesia podría ofrecer un entrenamiento específico para la evangelización para su membresía? (Usted podría usar este curso para entrenar a sus miembros. Determine un tiempo apropiado y quién enseñará las sesiones.)

(10) ¿Cómo usted piensa en alcanzar el no-salvo en sus servicios regulares de la iglesia regulares y les proporcionar una oportunidad de responder al Evangelio?

(11) ¿Qué su iglesia podría hacer en el área de la evangelización de masa? ¿Usted podría planear una reunión evangélica o concierto o podría unirse con otras iglesias para dirigir a una cruzada de evangelización?

 


CAPÍTULO DOS

 

EL MANDATO

 

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Identificar cinco principios en que el mandato para la evangelización es basado.

n       Identificar tres cosas necesarias a cumplir el mandato de evangelización.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Si yo digo al impío: 'Impío, morirás irremisiblemente', y tú no hablas para advertir al impío de su camino, el impío morirá por su pecado; pero yo demandaré su sangre de tu mano” (Ezequiel 33:8).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Las personas se involucran en la evangelización por razones diferentes. Los Nuevos convertidos normalmente son evangelistas debido a su excitación sobre su reciente conversión. Algunas personas se fuerzan en la evangelización por culpa. Otros están envueltos porque una escuela o programa de entrenamiento que ellos están tomando lo requiere.

 

La razón bíblica para el envolvimiento en la evangelización es porque es un mandato del Señor Jesucristo. Un “mandato” es una comisión u orden dado de una persona a otra. El mandato de la evangelización es el asunto de esta lección.

 

EL MANDATO DE LA EVANGELIZACIÓN

 

El mandato de la evangelización dado por el Señor Jesucristo a Sus seguidores es basado en cinco principios enseñados en la Palabra de Dios. Éstos son los principios de orden, condición, interés, competición, y consumación.

 

ORDEN:

 

El mandato de evangelización es primero basado en el principio del orden. Jesús ordena la evangelización en varios pasajes que han venido a estar conocido como la “Gran Comisión”. Las siguiente referencias involucran el mandato de evangelización. Todos los pasajes explican la tarea, pero cada uno de ellos difieren. Ellos no se contradicen, pero se complementan revelando aspectos diferentes del mandato.

 

Mateo y Juan registran la autoridad para la tarea de evangelización. Mateo, Marcos, y Lucas explican la magnitud de la misión. Marcos, Lucas, Juan, y Hechos revelan el Espíritu Santo como el poder para lograr la tarea. Marcos menciona el mensaje y Lucas agrega los detalles. Estas referencias revelan que el mandato de evangelización incluye el hacer discípulos, predicar el Evangelio a cada criatura, predicar arrepentimiento y la remisión de pecados a todo el mundo, perdonando y reteniendo los pecados, y dando testimonio sobre Jesús:

 

“Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Marcos 28:19-20).

 

“Y les dijo: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que cree y es bautizado será salvo; pero el que no cree será condenado. Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán serpientes en las manos, y si llegan a beber cosa venenosa, no les dañará. Sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán” (Marcos 16:15-18).

 

“Y les dijo: --Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese y resucitase de los muertos al tercer día; y que en su nombre se predicase el arrepentimiento y la remisión de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas” (Lucas 24:46-48).

 

“Entonces Jesús les dijo otra vez: ¡Paz a vosotros! Como me ha enviado el Padre, así también yo os envío a vosotros. Habiendo dicho esto, sopló y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo. A los que remitáis los pecados, les han sido remitidos; y a quienes se los retengáis, les han sido retenidos” (Juan 20:21-23).

 

“Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre vosotros, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

 

La gravedad de estos órdenes es confirmada por lo siguiente versículos:

 

“Si yo digo al impío: 'Impío, morirás irremisiblemente', y tú no hablas para advertir al impío de su camino, el impío morirá por su pecado; pero yo demandaré su sangre de tu mano” (Ezequiel 33:8).

 

“Pues el que se avergüence de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria y la del Padre y la de los santos ángeles” (Lucas 9:26).

 

CONDICIÓN:

 

El mandato para la evangelización también se da debido a la condición de los campos de cosecha del mundo.

 

Nosotros vemos los centenares de miles de personas perdidas en el pecado, sin la esperanza, sé dirigido hacia una eternidad sin Dios. Las condiciones urgentes de la cosecha deben motivarnos a la acción. Jesús dijo que la cosecha estaba madura, pero los obreros son pocos:

 

“Y les decía: "A la verdad, la mies es mucha, pero los obreros son pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Lucas 10:2).

 

“¿No decís vosotros: Todavía faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: ¡Alzad vuestros ojos y mirad los campos, que ya están blancos para la siega!” (Juan 4:35).

 

INTERÉS:

 

El mandato de evangelización también descansa en el principio del interés. La evangelización debe hacerse con un corazón de compasión por las almas perdidas. Pablo estaba lleno con esta compasión divina por el perdido. Él estaba listo a ser uno maldito del propio Dios si sólo sus hermanos judíos pudiera salvarse. Él incluso fue a ellos cuando lo amenazaron matar y cuando él sufrió en sus manos.

 

La compasión de Jesús lo hizo enfrentar la cruz de Calvario. Jesús lloró sobre la ceguedad de los líderes religiosos en Jerusalén. Si hubiera más lágrimas de compasión en nuestros ojos, talvez habría menos lloro en el Infierno entre los perdidos. El argumento no salvará las almas. Uno puede tener la verdad, pero si no se habla en amor y compasión él matará en lugar de vivificar.

 

La compasión lleva al esfuerzo incansable en la evangelización, porque el amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta (1 Corintios 13:4,7,8). El Espíritu de Dios imparte tal compasión amorosa. Es un fruto del Espíritu Santo que crece de Su presencia dentro de usted.

 

COMPETICIÓN:

 

El mandato de la evangelización también descansa en el principio de competición. Si nosotros no ganamos a nuestros vecinos globales que tienen hambre por cambio, otras fuerzas políticas y religiosas competidoras los ganarán.

 

Hambre espiritual causa a los hombres y mujeres para buscar la verdad:

 

“He aquí que vienen días, dice el Señor Jehová, en los cuales enviaré hambre a la tierra; no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír las palabras de Jehová. Irán errantes de mar a mar. Desde el norte hasta el oriente andarán errantes buscando palabra de Jehová y no la encontrarán” (Amós 8:11-12).

 

Aunque hambre espiritual lleva a una búsqueda por la verdad, puede producir aceptación de los sistemas políticos malos, cultos, y poderes religiosos opresivos si el vacío no está lleno. Jesús enseña el principio de competición en la parábola dónde el enemigo siembra las cizañas en el campo de cosecha. Si nosotros no sembramos y cultivamos la semilla buena de la Palabra de Dios, el enemigo sembrará las cizañas del mal. Es la competición de tales espinos y cizañas espirituales malas que estrangulan la Palabra de Dios e impiden la extensión del Evangelio.

 


CONSUMACIÓN:

 

El mandato de la evangelización también descansa en el principio de la consumación (el fin) de todas las cosas.

 

Jesús dijo que la evangelización global era una condición previa de Su retorno a la tierra y el fin de tiempo como nosotros lo conocemos ahora:

 

“Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las razas, y luego vendrá el fin” (Marcos 24:14).

 

CÓMO CUMPLIR EL MANDATO

 

La Iglesia es el agente del Reino de Dios en el mundo y es ordenada a tomar el mensaje del Evangelio a todas las gentes de la tierra. Cuando nosotros miramos las prioridades, programas, y actividades de una iglesia media hoy, sin embargo, nosotros podemos preguntarnos si nosotros nos hemos olvidado o hemos confundido sobre nuestra misión como creyentes.

 

¿Nosotros estamos ocupados, pero ocupado haciendo lo que? ¿Cuántos de nuestros programas, reuniones, y actividades están produciendo a nuevos convertidos realmente? Nosotros tenemos muchos evangelistas ostentosos con sermones elegantes y historias cómicas.

 

En los tiempos de la Biblia, un sermón público producía tres mil conversiones. Hoy parece a menudo que hay tres mil sermones que producen muy pocas conversiones.

 

Hay mucha música religiosa bonita mucha de que sólo demuestra los talentos del coro, solistas, y músicos. ¿Pero cuántas almas se ganan? ¿Cuántas vidas se cambian? Cuándo nosotros agregamos a esto los miles de Cristianos carnales sin preocupación por la cosecha espiritual, nosotros podemos cuestionar, “¿Cómo la tarea de evangelización se logrará en la vida?”

 

Tres cosas son necesarias si nosotros debemos cumplir el mandato de la evangelización:

 

ELLA DEBE TENER LA PRIMERA PRIORIDAD:

 

La evangelización debe tener la primera prioridad. Nosotros debemos poner la tarea de hacer el Evangelio conocido a cada persona en el mundo en primer lugar. Nuestra predicación, oración, estudio, planeamiento, programas, enseñanzas – todo debe centrarse alrededor de este objetivo.

 

La Iglesia debe volverse una estación de envío en lugar de un lugar para reposo y recreación. Todas las actividades de la Iglesia deben contribuir directamente hacia movilizar a los ganadores de almas. Los líderes de la iglesia deben volverse movilizadotes del Cuerpo de Cristo, inspirando y entrenando a los creyentes para hacer el trabajo de evangelización.

 

ELLA DEBE SER CAPACITADA POR EL ESPÍRITU SANTO:

 

La evangelización en el Nuevo Testamento no es una actividad blanda o neutra. Es un encuentro de poder entre el Espíritu Santo y las fuerzas del mal. El Espíritu Santo, con todo Su fruto, dones, y poder, debe volverse una realidad en nuestras vidas. La Palabra debe predicarse y debe enseñarse con la demostración de poder. El Evangelio debe proclamarse, no disculpado, aguado, alterado, o enmascarado.

 

Deben movilizarse los recursos de cada don espiritual de cada miembro del Cuerpo para completar la tarea de evangelización. Nosotros debemos reemplazar nuestras naturalezas carnales por una conducta como la de Cristo, lo que nos permitirá dar testigo de la verdad del Evangelio.

 

ELLA DEBE SEGUIR MODELOS DEL NUEVO TESTAMENTO:

 

Si nosotros debemos cumplir este mandato, nosotros debemos empezar a recrear el modelo de evangelización del Nuevo Testamento: Todos, por todas partes, todos los días testificando y ganando almas. Como en los tiempos del Nuevo Testamento, la evangelización debe volverse una parte natural del vivir de todos los días. Deben movilizarse cada denominación, cada iglesia local, cada líder cristiano, cada casa, y cada individuo a la tarea.

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Liste cinco principios en que el mandato para la evangelización es basado.

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. Identifique tres cosas necesarias para cumplir el mandato de evangelización.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. El llamado a la evangelización no es una opción o una sugerencia. Es un orden. Estudie el gráfico siguiente que compara los varios registros bíblicos de la Gran Comisión. Busque cada referencia en su Biblia. Note la autoridad que usted tiene para cumplir el orden. Observe la extensión de su ministerio, su mensaje, y las actividades en que usted debe comprometerse en el proceso de la multiplicación.


 


Referencia

La
Autoridad

La

Extensión

El

Mensaje

Las

Actividades

 

Mateo 28.18-20

 

“Toda autoridad”

 

Todas

las naciones

 

Todo que

Jesús ordenó

 

Hacer discípulos por ir, bautizar y enseñar

 

Marcos 16.15

 

El nombre de

Jesús

 

Todo el mundo,

A cada criatura

 

El Evangelio

 

Ir y predicar,

Sanar el

enfermo

 

 

Lucas 24.46-49

 

El nombre de

Jesús

 

Todas

Las naciones

Empezando en

Jerusalén

 

Arrepentimiento

Y el perdón de pecados

 

Predicación, proclamación

Y testimonio

 

Juan 20.21

 

Enviado por

Jesús como

Él fue enviado

Por el Padre

 

 

(La extensión del ministerio, el mensaje, y las actividades deben ser las mismas como Jesús)

 

 

Hechos 1.8

 

Poder del

Espíritu Santo

 

Jerusalén, Judea,

Samaria, y

Hasta lo último

De la tierra

 

Cristo

 

Testigo

 

 

2. Dado el mandato claro de la evangelización en la Palabra de Dios, ¿por qué es que tantos Cristianos dudan en cumplir esta gran comisión? Aquí están algunos estorbos comunes a la evangelización:

 

FALTA DE HABILIDAD:

 

Muchas personas no evangelizan porque ellas sienten que les falta la habilidad de hacer esto. Pueden faltarles educación formal o conocimiento sobre la Biblia y métodos de evangelización. A algunas personas no les falta realmente en absoluto la habilidad, pero tiene una auto-imagen pobre o humildad falsa.

 

Siempre recuerde que Dios llama personas débiles para hacer grandes cosas. Lea la historia de Gedeón en Jueces 6 hasta 8. Cuando Gedeón fue llamado para cumplir una gran misión para Dios, él estaba escondiéndose porque él tuvo miedo del enemigo. Su contestación era “¿Cómo yo puedo hacer esto? Mi clan es el más débil y yo soy el menor en mi familia.”

 

Moisés dio una contestación similar cuando él fue llamado para liderar la nación de Israel. Él dijo, “¿Quién soy yo para ir al faraón y sacar de Egipto a los hijos de Israel?... Oh Señor, yo jamás he sido hombre de palabras, ni antes ni desde que tú hablas con tu siervo. Porque yo soy tardo de boca y de lengua” (Éxodo 3-4). El profeta Jeremías reclamo que él era simplemente un niño y totalmente incapaz de ser usado por Dios (Jeremías 1:4-9).

 

Las personas que sienten que les falta la habilidad de evangelizar debe pedirle la sabiduría que Dios ha prometido (Santiago 1:5). Ellos también deben entender que Dios usa aquellos sin la habilidad natural para que Él pueda recibir toda la gloria (1 Corintios 1:27-29).

 

ESFUERZO INSIGNIFICANTE:

 

Muchas personas no hacen nada porque ellas sienten que sus esfuerzos serían insignificantes desde que la cosecha a ser segada es tan grande. ¿Cómo una persona puede hacer algo sobre los millones de perdidos en la oscuridad irreligiosa?

 

Usted recordará que el tamaño del ejército de Gedeón fue reducido para que Dios recibiera la gloria en lugar del hombre (Jueces 7). Dios se deleita en tomar los esfuerzos insignificantes y usarlos para Sus propósitos. Usted aprenderá después en este estudio qué simplemente una persona, ganando y entrenando una persona cada año, puede levantar literalmente a miles de creyentes en sólo un período corto de tiempo. Solamente una luz no puede traspasar la oscuridad, pero muchas llamas pequeñas, encendidas una de cada vez, eventualmente producirán una gran luz.

 

MIEDO:

 

Las personas temen que ellas sean rechazadas por aquellos a quienes ellas dan testimonio. Si ellas no están familiarizadas con los métodos de evangelización, ellas temen al desconocido. Ellas tienen miedo de se avergonzaren por una situación que ellas no pueden manejar o una pregunta que ellas no pueden contestar. El miedo de evangelizar a menudo procede de preguntas como éstas:

 

n       ¿Qué yo diré? Usted aprenderá sobre el mensaje que será presentado en Capítulo Tres de este curso.

 

n       ¿Cómo yo lo diré? Usted aprenderá a comunicar el mensaje en Capítulo Cinco de este curso.

 

n       ¿Cómo yo trataré de las dificultades? Capítulo Diez de este manual explica cómo tratar con dificultades que pueden levantarse mientras usted está evangelizando.

 

n       ¿Y si yo no puedo contestar una pregunta? Si usted no puede contestar una pregunta, admítalo. Diga a la persona que usted estudiará más sobre el tema y volverá a ella con una respuesta.

 

n       ¿Y si yo ofender a alguien? Lo que normalmente ofende a las personas no es ninguna charla honesta sobre Dios, pero la pretensión de tener todas las respuestas, encolerizarse, o reñir. Si usted es amoroso y honesto en su acercamiento y todavía se ofenden las personas, entonces simplemente recuerde: Usted es la sal de la tierra. En el mundo natural, cuando se fricciona la sal en una herida causa una reacción desagradable al principio, pero produce sanidad. El mismo es verdad en el mundo espiritual.

 

n       ¿Y si yo fallar? Es mejor intentar y fallar que no intentar en absoluto. El éxito y el fracaso no son las preocupaciones principales de la evangelización. Usted fue llamado a la fidelidad. Tres tipos de fracaso se registra en la parábola del sembrador (Marcos 4:1-20). Después en este mismo capítulo, Marcos nos dice que es la propia tierra, preparada por el Espíritu Santo que produce el grano, no el sembrador. Esto no debe usarse como una excusa para refrenarse del llamado al compromiso, sin embargo. ¡Nosotros somos llamados para pescar las almas de hombres y las coger, no sólo para influirlos!

 

AISLAMIENTO:

 

La evangelización se impide a menudo porque nosotros no tenemos contacto con los incrédulos. Si todos sus amigos y contactos son Cristianos, usted no podrá ganar el perdido. Usted no puede localizar a los incrédulos si usted no tiene ningún contacto con ellos.

 

INSUFICIENCIA:

 

Tiempo y motivación insuficiente impiden las personas de cumplir el mandato de la evangelización. Siempre recuerde, sin embargo. . . Usted encuentra tiempo para hacer todo lo que usted quiere hacer y que usted percebe que es urgente. Si usted no tiene tiempo para compartir el Evangelio, entonces usted no quiere hacerlo o usted no piensa que él es urgente. Usted necesita reevaluar sus prioridades.

 

La pérdida de motivación normalmente es el resultado de la pérdida de experiencia. ¿Usted tiene notado cómo nuevos cristianos siempre están entusiasmados sobre compartir su fe? Esto es porque su experiencia está fresca y excitante. Si usted no tiene cuidado, usted perderá esto después si usted no guardar una relación fresca y vital con el Señor.

 

INMADUREZ ESPIRITUAL:

 

Pablo les dijo a los creyentes hebreos que ellos deberían poder enseñar el Evangelio a otros, pero debido a la inmadurez espiritual ellos no pudieron hacer eso (Hebreos 5:12).

 

La inmadurez espiritual se revela cuando los creyentes tienen contiendas entre ellos (1 Corintios 3:1-3). Cuando usted está ocupado en luchar con sus hermanos y hermanas en Cristo, usted no tiene tiempo para evangelizar.

 

3. Ahora que usted ha estudiado factores comunes que impiden la evangelización, lea las declaraciones siguientes y marque aquellas que describen sus propios sentimientos:

 

FALTA DE HABILIDAD:

 

_____ Yo no sé qué decir.

 

_____ Yo no entiendo muy bien la Biblia.

 

_____ Yo no soy muy bueno en hablar con otros.

 


ESFUERZO INSIGNIFICANTE:

 

_____ Yo siento como si yo no pudiera representar una diferencia porque yo soy sólo una persona.

 

_____ La tarea de la evangelización es tan grande que me angustia.

 

MIEDO:

 

_____ Yo tengo miedo que yo ofenda otros.

 

_____ Yo tengo miedo que yo pueda fallar.

 

_____ Yo tengo miedo que yo no sepa contestar las preguntas.

 

_____ Yo tengo miedo que yo me avergüence.

 

_____ Yo no sé qué decir.

 

AISLAMIENTO:

 

_____ Yo no tengo contacto con los incrédulos.

 

INSUFICIENCIA:

 

_____ Yo no tengo tiempo para gastar evangelizando.

 

_____ Yo no tengo motivación para evangelizar.

 

INMADUREZ ESPIRITUAL:

 

_____ Yo no siento que yo soy espiritualmente maduro bastante para compartir el Evangelio con otros.

 

_____ Yo tengo a menudo problemas con otros hermanos y hermanas en el Señor.

 

4. Repase los enunciados que usted marcó anteriormente. Al lado de cada un que usted marcó indique si usted puede tratar del obstáculo con entrenamiento, estudio, práctica, oración, o cambiando sus prioridades.

 

5. ¿Qué enunciados en la lista son los mayores obstáculos a usted? ¿Cómo usted podría superar éstos?

 


CAPÍTULO TRES

 

EL MENSAJE

 

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir los Versículos Llaves de memoria.

n       Definir “Evangelio del Reino”.

n       Resumir los elementos básicos del Evangelio.

n       Listar cuatro maneras en que el Evangelio es universal.

n       Explicar por qué el Evangelio es poderoso.

 

VERSÍCULOS LLAVES:

 

“Además, hermanos, os declaro el evangelio que os prediqué y que recibisteis y en el cual también estáis firmes; por el cual también sois salvos, si lo retenéis como yo os lo he predicado. De otro modo, creísteis en vano. Porque en primer lugar os he enseñado lo que también recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras” (1 Corintios 15:3-4).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Dios tiene un plan especial para alcanzar el mundo con el Evangelio. Jesús reveló este plan cuando Él les dijo a Sus discípulos. . .

 

“Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre vosotros, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

 

Este versículo revela varias cosas sobre el plan de evangelización de Dios:

 

n       Jesucristo es el contenido del mensaje.

 

n       Los discípulos son los mensajeros del Evangelio habilitados por la fuerza poderosa del Espíritu Santo.

 

n       El mundo entero es ser el destinatario del mensaje.

 

En esta lección usted aprenderá sobre el contenido del mensaje del Evangelio. En Capítulo Cuatro usted aprenderá sobre los mensajeros del Evangelio que son los creyentes capacitados por el Espíritu Santo. Capítulo Cinco explica cómo los mensajeros debe comunicar el mensaje y Capítulo Seis trata de las personas que son los destinatarios del mensaje.

EL EVANGELIO DEL REINO

 

Jesús dijo:

 

“Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las razas, y luego vendrá el fin” (Mateo 24:14).

 

El mensaje de evangelización es el Evangelio del Reino. La palabra “Evangelio” realmente significa “buenas noticias”. Cuando nosotros hablamos del Evangelio en un sentido Bíblico, esto se refiere a las noticias buenas del Reino de Dios y de la salvación a través de Jesucristo.

 

En Romanos 1:1 el Evangelio se llama el “Evangelio de Dios”. En Romanos 2:16 se llama “El evangelio de Pablo”. En Romanos 1:16 es el “Evangelio de Cristo”. No hay ninguna contradicción en estos versículos porque Dios es el autor del Evangelio, Cristo es el tema, y el hombre es el destinatario.

 

LOS ELEMENTOS BÁSICOS DEL EVANGELIO

 

En 1 Corintios 15:1-4, los elementos básicos del Evangelio son dados por Pablo:

 

“Además, hermanos, os declaro el evangelio que os prediqué y que recibisteis y en el cual también estáis firmes; por el cual también sois salvos, si lo retenéis como yo os lo he predicado. De otro modo, creísteis en vano. Porque en primer lugar os he enseñado lo que también recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras” (1 Corintios 15:1-4).

 

El mensaje básico del Evangelio es que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, Él fue enterrado, y Él resucitó según las Escrituras. En su sentido más estrecho, el Evangelio puede resumirse en el mensaje de Juan 3:16:

 

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

 

En su significado más amplio, incluye todo lo que Jesús enseñó a Sus discípulos:

 

“Jesús se acercó a ellos y les habló diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra... y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:18 y 20).

 

Deben decirse a los hombres sobre el Reino, desafiarlos a entrar en él, y entrenarlos sobre cómo vivir como ciudadanos del Reino.

 

El Evangelio que nosotros predicamos no es un evangelio social para reformar la sociedad, pero es el Evangelio de Dios para redimir a los pecadores. El mensaje del Reino debe incluir un llamado para arrepentirse del pecado:

 

“Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio de Dios, y diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado. ¡Arrepentíos y creed en el evangelio!” (Marcos 1:14-15).

 

“Desde entonces Jesús comenzó a predicar y a decir: ¡Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado!” (Mateo 4:17)

 

(Si usted no entiende los principios básicos del Reino de Dios, obtenga el curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha, “La Vida del Reino”).

 

UN MENSAJE UNIVERSAL

 

La expresión más importante en el Evangelio es “todo aquel”. Se usó por Jesús (Juan 3:16).

 

Pablo (Romanos 10:13), y Juan (Apocalipsis 22:17). El Evangelio es para todos los hombres de todas las razas, culturas, tribus, y naciones. Es un mensaje universal por cuatro razones:

 

1. El pecado es universal: Romanos 3:23

2. La oferta de salvación es universal: 1 Timoteo 2:4

3. El orden para arrepentirse es universal: Hechos 17:30

4. La invitación para creer es universal: Romanos 10:9-11

 

EL PODER DEL EVANGELIO

 

Hay gran poder en el mensaje del Evangelio. Pablo dijo:

 

“Porque no me avergüenzo del evangelio; pues es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, al judío primero y también al griego. Porque en él la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Pero el justo vivirá por la fe. Pues la ira de Dios se manifiesta desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que con injusticia detienen la verdad. Porque lo que de Dios se conoce es evidente entre ellos, pues Dios hizo que fuese evidente” (Romanos 1:16-19).

 

Estos versículos revelan por qué el Evangelio es poderoso. Es poderoso porque:

 

n       Es la revelación del poder de Dios al hombre.

 

n       Trae la salvación a todos los hombres, sin tener en cuenta la raza, color, o credo.

 

n       Revela lo que puede conocerse por los hombres sobre Dios.

 

n       Revela el juicio e la ira de Dios contra el pecado.

 

n       Revela la rectitud de Dios.

 

n       Muestra cómo ser justificado (perdonado, restaurado en la relación correcta a Dios) por la fe.

 

n       Es la base de la fe por que nosotros vivimos.

LA DEMOSTRACIÓN DE PODER

 

El Evangelio debe predicarse y debe enseñarse, pero también debe incluir la demostración del Reino de Dios en acción. Jesús les dijo a Sus seguidores:

 

“Y cuando vayáis, predicad diciendo: 'El reino de los cielos se ha acercado.' Sanad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad fuera demonios. De gracia habéis recibido; dad de gracia” (Mateo 10:7-8).

 

El mensaje del Reino no es sólo en letras. La demostración del poder de Dios debe acompañar la presentación verbal. Esto fue evidente en el ejemplo puesto por Jesús:

 

“Jesús recorría todas las ciudades y las aldeas, enseñando en sus sinagogas, predicando el evangelio del reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia” (Mateo 9:35).

 

“Pero al saberlo las multitudes, le siguieron; y él los recibió y les hablaba del reino de Dios y sanaba a los que tenían necesidad de ser sanados” (Lucas 9:11).

 

La demostración de poder – los milagros y sanidades – es el Reino de Dios en acción. Es ser parte del mensaje de evangelización. Pablo dijo:

 

“Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder” (1 Corintios 4:20).

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llaves de memoria.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Defina el “Evangelio del Reino”. 

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

3. ¿Cuáles son los elementos básicos del Evangelio?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

4. Liste cuatro maneras en que el Evangelio es universal.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. Explique por qué el Evangelio es poderoso.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

(Las respuestas se proporcionan al final del último capítulo en este manual.).

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Para estudio adicional sobre el Reino de Dios, obtenga el curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha titulado “La Vida del Reino”. 

 

2. Lea 2 Reyes 4:29-37. Ésta es la historia de cómo Eliseo trajo a un niño de la muerte. Lea el fondo de esta historia en 2 Reyes 4:8-17. Este niño fue un bebé milagroso, dado en respuesta a la oración de Eliseo y la demanda de una mujer sunamita que había mostrado bondad al profeta. El registro de la muerte del niño se da en versículos 18-20. La causa exacta de muerte no se da. Es posible que fuera algún tipo de golpe desde que el niño se quejó de su cabeza. Esta historia es un ejemplo natural de que pueden deducirse verdades espirituales con respecto a la evangelización.

 

La evangelización es como levantar el muerto porque usted salva las personas del destino eterno de la muerte espiritual. La Biblia dice que el alma que pecar morirá, que el sueldo del pecado es la muerte, y que los pecadores están muertos en las transgresiones y pecado.

 

Lo siguiente puede deducirse de las aplicaciones espirituales de la historia en 2 Reyes

 

4. Para levantar el muerto. . .

 

I. Usted Debe Tener Fe:

 

A. (Versículos 20-21) La madre no aceptó simplemente la muerte del niño. La tendencia sería llorar, llamar a los dolientes profesionales, y preparar al cuerpo.

 

B. En cambio, (versículo 21) ella lo puso en la cama de Eliseo, cerró la puerta, y fue a procurar el profeta. Para entender esto, usted debe leer el relato en 1 Reyes 17:17-24 donde Eliseo resucitó a un niño muerto. Llevar al niño al cuarto del profeta fue un acto de fe revocando el milagro hecho por Eliseo. Ella no esperó por el profeta a alojarlo. Ella lo alojó, pero esperando un milagro similar.

 

C. Dios ha resucitado a los hombres muertos desde el principio del tiempo. Lleve a las personas, así como ellas están, al lugar de un milagro.

 

D. (Versículos 22-23) Note la fe de ella cuando dijo en respuesta a las cuestiones de su marido, “Paz”.

 

E. Cuando usted empieza a actuar en fe, ella aumenta. Cuando ella se acercó al profeta, su fe había aumentado (Versículo 26). Cuando Eliseo envió su sirviente Guejazi a cuestionarla, ella ya no dijo “paz”. Ella dijo, “bien”.

 

II. Usted Debe Ir Deprisa: Note en versículo 22 que la mujer dijo, “para que yo corra”. Usted debe ir deprisa para levantar el muerto porque las almas están muriendo en el pecado.

 

III. Usted Debe Romper Con la Tradición:

 

¿A. (Versículo 23) Su marido cuestionó, “Por qué usted va?” No era el tiempo tradicional para ir al profeta. No era la luna nueva o sábado.

 

B. Usted puede tener que romper con la tradición para evangelizar en la demostración de poder. Las personas pueden decirle, “Ésta no es la manera cómo nosotros hacemos las cosas”.

 

IV. Usted Debe Tener Compasión:

 

A. (Versículos 25-27) El muerto nunca se levantará por “Guejazis” que no tiene compasión. Cuando la mujer vino en busca de la vida, Guejazi no tuve compasión y la mandó irse.

 

B. El profeta mostró Interés. Él preguntó, “¿Te va bien? ¿Le va bien a tu marido? ¿Le va bien a tu hijo?”  

 

C. Hay personas que se han esforzado para “subir a la colina” para alcanzar a nosotros. Ellas están enfadadas y cayéndose a nuestros pies, todavía nosotros las mandamos irse. Nosotros las enviamos a los consejeros seglares, drogas, o centros de rehabilitación.

 

V. Usted Debe Ir Donde Ellos Son:

 

A. (Versículos 29-31) Para ayudar los muertos en pecados usted debe entrar donde ellos están así como Eliseo fue al joven.

 

B. Nosotros no podemos enviar a los hombres sin poder (como Guejazi) o medidas suplentes (representadas por la vara). Para levantarnos de la muerte del pecado, Jesús entró en este mundo. Él vino donde nosotros estábamos.

 

C. La madre no se conformaría con ningún suplente. Los hombres y mujeres agonizantes no pueden arraigarse en nada más que el poder de Dios que puede soplar nueva vida a un alma muerta.

 

D. Cuando la mujer compartió su necesidad, Eliseo le envió primero a Guejazi que ministró al niño. Pero de nuevo, “Guejazi” – incluso los “Guejazis” que sostiene la vara  de Dios, nunca levantará el muerto. Guejazi fue delante de Eliseo y la mujer, y puso la vara en el niño, pero no hube ninguna contestación. 

 

E. Si usted desea levantar los muertos, usted debe seguir el ejemplo del Maestro. Lea 1 Reyes 17:17-24. Elías, que había sido el Maestro de Eliseo, estableció el ejemplo para levantar un niño muerto. Si Eliseo hubiera seguido ese ejemplo, él nunca habría enviado Guejazi con suya vara parra intentar hacer el trabajo.

 

F. Eliseo pensó que el poder de Dios podría trabajar sin su presencia personal y esfuerzos. Nosotros tomamos la verdad doctrinal o práctica y la colocamos sobre muerto espiritual, pero nosotros no nos involucramos personalmente con ellos. Nosotros probamos muchos métodos aparte del envolvimiento personal, pero nosotros no tendremos ningún efecto sobre un alma perdida más que hizo la vara de Eliseo.

 

G. La letra de la ley sin Espíritu nunca resucitará a los hombres muertos. La vida quiere no fluirá mientras el liderazgo esté poniendo una mano indiferente y una vara sobre los hombres y mujeres muertos.

 

VI. Usted debe Reconocer La Gravedad De La Condición:

 

A. (Versículo 31) Guejazi realmente no creyó que el niño estaba muerto. Él informó, "El niño no se ha despertado”. Pero el niño no estaba dormido. Estaba muerto. Guejazi no estaba realmente convencido pero habló como si sólo estuviera dormido.

 

B. (Versículo 32) Eliseo sabía que el niño estaba muerto.

 

C. Incrédulos perdidos en el pecado simplemente no están durmientes. Es una condición seria. Es la muerte espiritual, y ellos nunca se levantarán hasta que nosotros reconozcamos esto.

 

VII. Usted No Debe Derrotarse Por el Fracaso:

 

(Versículo 31... “El niño no se ha despertado”) El primer esfuerzo por levantar el muerto falló. Cuando usted falla en un esfuerzo, no se rinda. No infiera del fracaso que usted no es llamado a la tarea. La lección del fracaso no está en retirarse de la misión, pero cambiar el método. Usted debe seguir el método del Maestro.

 

VIII. Usted Debe Resucitar la Vida En El Cuarto Interno:

 

(Versículo 33) Usted debe entrar en el “cuarto” interno de oración, debe cerrar la puerta, y debe interceder por la humanidad agonizante.

 

IX. Usted Debe Ser Dotado Con Poder:

 

A. Cuando él entró en el cuarto interno, Eliseo ya conocía la fuente de su poder.. Algún tiempo antes de este evento, el manto de Elías había caído sobre Eliseo. Él conocía su fuente de poder. Era probado y acrisolado.

 

B. Solo, usted no puede devolver los corazones muertos de hombres y mujeres a la vida. Dios es la fuente de su poder. El manto de Su Espíritu Santo ha caído sobre usted con un bautismo de poder.

 

X. Usted Debe Conocer El Objetivo:

 

Su objetivo no es limpiar un cuerpo muerto, lo embalsamar con especias, o lo cubre con lino fino. Todos estos son reformas, pero usted todavía tiene un cuerpo muerto. Su objetivo no es enseñar moralidad, auto-mejoramiento, cubrir pecados, o cambiar la sociedad. ¡Su objetivo es nueva vida espiritual!

 

XI. Usted Debe Estar Vivo Usted:

 

A. (Versículos 34-35) Después de la oración, Eliseo se inclinó sobre el cadáver y puso su boca en la boca del niño muerto. Él puso sus ojos en sus ojos, sus manos en sus manos. El cuerpo caluroso del hombre de Dios cubrió el cuerpo frío del niño. Si usted desea levantar el muerto, usted debe entrar en contacto con la muerte. Cuando Jesús tuve que levantarnos de la muerte, Él murió. Si usted levantará el muerto, usted debe sentirse el frío y horror de la muerte.

 

B. Uno pensarían que el hombre crecido tendría que contraerse sobre el niño, pero en cambio se dice que él se estiró. Extender la mano a los hombres y mujeres agonizantes es una experiencia de alargamiento. Usted debe dejar el consuelo de su casa y la seguridad de su amigos cristianos y ambiente. Usted debe salir de su propio camino.

 

C. Cuando él cubrió la muerte con la vida, el calor de su cuerpo entró en el niño. Si usted está muerto, esto no pasará. Poner un cadáver sobre otro es sin esperanza. Es vano para las personas agonizantes reunirse alrededor de otra alma muerta.

 

XII. Usted No Debe Conformarse Con Nada Menos Que la Vida:

 

A. Versículo 34 indica que las carnes del niño se pusieron calurosas. Pero Eliseo no se conformó con esta señal de vida. ¡No es tibieza que nosotros buscamos, pero vida! No es el emocionalismo, pero el verdadero reavivamiento.

 

B. Eliseo caminó de un lado a otro, esperando y sin dudar del llamado de Dios sobre él.. Entonces él se estiró de nuevo sobre el niño. Esta vez, el niño estornudó siete veces. (La palabra “estornudó” realmente significa “abrir la boca”). Cuando él abrió la boca, la nueva vida entró en su cuerpo, entonces sus ojos se abrieron. Cuando los hombres y mujeres abren su ser declarándose culpables y son renovando por el poder “como si soplara un viento violento” del Espíritu Santo, ellos también experimentarán la nueva vida que fluye del poder resucitador de Dios. Eliseo llamó a su siervo y la mujer: “Toma a tu hijo”. ¡El muerto había sido restaurado a la vida!

 


CAPÍTULO CUATRO

 

LOS MENSAJEROS

 

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Resumir el papel de la Palabra de Dios en la evangelización.

n       Explicar el papel de Dios en la evangelización.

n       Identificar el papel de Jesús en la evangelización.

n       Resumir el papel del Espíritu Santo en la evangelización.

n       Explicar el papel de la oración en la evangelización.

n       Identificar su papel en la evangelización.

n       Definir la palabra “testigo”.

n       Definir el término “laicos”.

n       Definir el término “clero”.

n       Explicar lo que significa el llamado de los laicos.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Porque no me avergüenzo del evangelio; pues es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, al judío primero y también al griego” (Romanos 1:16).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Usted está estudiando el plan de evangelización de4 Dios para alcanzar el mundo con el Evangelio como revelado en Hechos 1:8:

 

n       Jesucristo es el contenido del mensaje.

 

n       Los discípulos son los mensajeros del Evangelio capacitados por el Espíritu Santo.

 

n       El mundo entero es el destinatario del mensaje.

 

En la última lección usted aprendió sobre el contenido del mensaje del Evangelio. En esta lección usted aprenderá sobre los mensajeros del Evangelio. La Palabra de Dios, Dios el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo, y la oración, todos combinan sus fuerzas espirituales dentro de los mensajeros del Evangelio que les permite da un poderoso testimonio al Evangelio.

 


LA PALABRA DE DIOS Y LA EVANGELIZACIÓN

 

El Evangelio tiene el poder dentro de sí mismo para lograr el nacimiento espiritual en un alma receptiva:

 

“Porque no me avergüenzo del evangelio; pues es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, al judío primero y también al griego” (Romanos 1:16).

 

Usted no tiene que ser un portavoz dotado para ser mensajero del Evangelio. Todo que es necesario es que usted comparta el mensaje del Evangelio que puede salvar al hombre.

 

Cuando usted comparte la Palabra de Dios, la fe del oidor no descansa en su sabiduría o en la entrega hábil (1 Corintios 2:5). Usted también puede asegurarse que la Palabra de Dios no vuelve vacía. Ella logrará los propósitos de Dios (Isaías 55:11). La Palabra libera la demostración poderosa de señales y maravillas que siguen, qué convence a los incrédulos de la verdad del Evangelio (Marcos 16:20).

 

EL PAPEL DE DIOS EN LA EVANGELIZACIÓN

 

Dios es el que cambia la vida de una persona a través de la experiencia del nuevo nacimiento. Usted puede dar testimonio, puede predicar, y puede enseñar el Evangelio con el mejor de su habilidad, pero sólo Dios puede convertir un alma. Una vez que usted entiende esto, mucho de su cuidado sobre evangelizar es relevado.

 

Usted simplemente es el mensajero, un instrumento humano para el obrero divino. Es imposible para usted convertir a alguien. La experiencia del nuevo nacimiento se concibe y es iniciada por Dios. Cuando una persona nace de nuevo, ella “es nacida de Dios”:

 

“Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios, y todo aquel que ama al que engendró ama también al que es nacido de él” (1 Juan 5:1).

 

EL PAPEL DE JESÚS EN LA EVANGELIZACIÓN

 

Jesús es el que dio el mandato de evangelización y envió al Espíritu Santo para equiparlo para la tarea. Él es el que trabaja con usted con señales y maravillas:

 

“Y ellos salieron y predicaron en todas partes, actuando con ellos el Señor y confirmando la palabra con las señales que seguían” (Marcos 16:20).

 

EL PAPEL DE EL ESPÍRITU SANTO EN LA EVANGELIZACIÓN

 

En los tiempos del Nuevo Testamento, el Espíritu Santo atrajo las muchedumbres a los mensajeros del Evangelio. ¿Cómo nosotros podemos explicar las multitudes que siguieron sus ministerios? No había ningún periódico, radio, o anuncios de la televisión por aquellos días.

 

En lugar de usar los métodos mundanos para atraer las masas, nosotros debemos tomar tiempo para quedarnos en nuestros aposentos altos superiores como la Iglesia Primitiva hizo hasta que nosotros, también, seamos dotados con el poder del alto. Es el Espíritu Santo que declara culpable a los hombres y los convence de la necesidad de salvación. Los métodos de evangelización eficaces son útiles en extender el Evangelio, pero Dios no quiere que usted dependa de ellos. Usted debe depender del poder convencedor del Espíritu Santo:

 

“Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros. Y si yo voy, os lo enviaré. Cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio” (Juan 16:7-8).

 

Es el poder del Espíritu Santo que da energía a la evangelización. Los discípulos se pusieron eficaces, activos en testificar después de que ellos experimentaron ese poder (Hechos 1:8 y capítulo 2).

 

LA ORACIÓN Y LA EVANGELIZACIÓN

 

Nada en el reino espiritual puede tener éxito sin la oración. Como un creyente, usted es parte del Cuerpo de Cristo enviado a un mundo perdido y agonizante para compartir las buenas nuevas del Evangelio. Pero este cuerpo espiritual es dirigido, controlado, y energizado por la cabeza, funcionando como un cuerpo natural que se guía por la cabeza.

 

Así como un cuerpo natural debe atarse a la cabeza en apropiado alineación de nervios, huesos, y músculos para funcionar, el cuerpo espiritual debe estar en contacto con la cabeza espiritual, el Señor Jesucristo. Este contacto es hecho a través de la oración.

 

Para usar otra ilustración: Jesús es la vid y nosotros somos las ramas dónde el fruto es sostenido. Jesús es el tallo y la raíz que dan vida a las ramas. El cuadro es un de dependencia mutua. Él depende de nosotros para llevar fruto, nosotros dependemos de Él para la vida y energía espiritual (Juan 15.). Esta relación no puede existir sin el contacto apropiado entre usted y el Señor. Hay un ejemplo de esto en el registro en Mateo 17:14-21. Los discípulos fueron incapaces de ministrar a un joven debido a la falta de oración. La oración no es un preliminar al trabajo real – es el trabajo.

 

La oración debe preceder la evangelización. Jesús les dice a Sus discípulos para orar en Lucas 10:1-2, (versículo 2), entonces Él les dice para ir (versículo 3). Orar precede el ir. Quizá si nosotros oráramos más nosotros ganaríamos más. En Hechos 2 ellos oraron 10 días, predicaron durante diez minutos, y 3000 fueron salvos. Hoy, nosotros oramos durante diez minutos, predicamos durante diez días, y sólo unos se salvan.

 

“Oración evangelizadora” significa que usted ora:

 

(1) Por obreros en la cosecha (Lucas 10:2).

(2) Para el Evangelio se “difunda rápidamente” (2 Tesalonicenses 3:1-2).

(3) Por oportunidad: En Colosenses 4:3, Pablo pide la oración para que Dios abra una “puerta para la palabra” para que él pudiera compartir el Evangelio.

(4) Por Intrepidez: Pablo pidió a la Iglesia de Efeso para orar para él pudiera compartir el Evangelio audazmente (Efesios 6:19).

(5) Por la salvación: es bíblico orar para que las personas sean salvas. Romanos 10:1 indica que Pablo oró por Israel para que pudiera salvarse.

(6) Por paz: En 1 Timoteo 2:1-4, Pablo nos dice que oremos por aquellos en autoridad para que nosotros podamos llevar una vida pacífica. Él dice para hacer esto porque es bueno a los ojos de Dios que “quiere que todos los hombres sean salvos”. El Evangelio se extiende más rápidamente en condiciones pacíficas, no impedido por la persecución, zonas de guerra, restricciones de viajen, etc.

 

Una medida de éxito puede seguir nuestras tareas para el Reino de Dios sin oración, pero nuestros esfuerzos no llegan a lo que podría lograrse si nosotros reconociéramos la función vital de la oración.

 

SU PAPEL EN LA EVANGELIZACIÓN

 

Los mensajeros del Evangelio son los discípulos renacidos. El método de Dios es para cada discípulo “testificar” del mensaje del Evangelio. Testificar o dar testimonio significa decir lo que usted ha visto, oído o experimentado.

 

En una corte de justicia, un testigo es uno que testifica sobre alguien o algo. Como un testigo, usted debe testificar sobre Jesús y Su plan para la salvación de toda la humanidad. Hay dos tipos de evidencia presentadas por un testigo en una corte de justicia. Uno es el testimonio verbal que el testigo da sobre el asunto. El otro es la evidencia que son pruebas visibles. El Espíritu Santo le ayuda a llevar testificar de ambas las maneras - verbalmente y a través de la demostración visible del poder de Dios.

 

LA DIVISIÓN ENTRE CLERO Y LAICOS:

 

El plan de Dios es para cada discípulo ser un testigo del Evangelio. La Iglesia Primitiva creció cuando ella siguió este plan. Cada creyente compartió el Evangelio y se reprodujo espiritualmente. Cuando la Iglesia creció, Dios llamó a algunas personas para servir en jornada completa como pastores, evangelistas, profetas, maestros, y apóstoles.

 

Durante un período de tiempo, los creyentes se volvieron parte de una de dos divisiones en la Iglesia. Ellas eran clérigos o laicos.

 

La palabra “laicado” (de laico) viene de una palabra griega que significa “pertenecer al pueblo escogido de Dios”.

 

El significado básico de la palabra es “todo el pueblo de Dios”. Los términos “laico” y “laicidad” llegaron a ser usados para aquellos que no estaban sirviendo en funciones de jornada completa especiales en la iglesia. El término “clero” se desarrolló para identificar al ministro profesional en la iglesia. El clero se refiere a aquellos que consideran el ministerio su profesión o quién es empleado de jornada completa por la iglesia.

 

Durante un período de tiempo en la historia de la iglesia, una separación gradual se desarrolló entre el clero y los laicos. Muchos hombres comunes dejaron de reproducirse espiritualmente. Ellos empezaron a dejar el desafío de alcanzar el mundo al clero de jornada completa. Ningún clero profesional puede lograr lo que la Iglesia entera fue comisionada para hacer en la vida. Ésta es una de las razones porque nosotros aún no hemos alcanzado el mundo con el Evangelio. Los creyentes han cambiado su responsabilidad al clero. La Biblia enseña división de labor en la Iglesia, pero cada persona deberá estar involucrada en la extensión del Evangelio (lea Hechos 6:1-6).

 

Mientras la Iglesia en Jerusalén se multiplicaba, se puso necesario una división de labor para satisfacer todas las necesidades en la iglesia. Los líderes se dedicaron en jornada completa para estudiar la Palabra y oración.

 

Los hombres comunes realizaron los deberes tales cómo ministrar a las viudas y otras cosas en el área de servir. Pero aunque los creyentes sirvieron en funciones diferentes en la iglesia, ellos estaban todos envueltos en la extensión del Evangelio:

 

n       Esteban era uno de los hombres comunes escogido para servir las mesas, todavía él dio un poderoso testimonio del Evangelio (Hechos 6:8-11).

 

n       Felipe era otro hombre común escogido para servir las mesas. Él compartió el Evangelio con los Samaritanos (Hechos 8:5-12).

 

n       Cuando la persecución entró en Jerusalén y los creyentes esparcieron a otras ciudades, ellos continuaron dando testimonio del Evangelio (Hechos 8:4). Para los verdaderos creyentes, no la división entre sagrado y secular porque Jesús es Señor de todo.

 

EL LLAMADO DEL LAICO:

 

Si usted desea realmente entender el llamado espiritual de los laicos usted debe regresar al Antiguo Testamento.

 

El plan de Dios era para la nación entera de Israel ser sacerdotes o ministros:

 

“Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes y una nación santa” (Éxodo 19:6).

 

Como sacerdotes, cada persona en Israel era un testigo del verdadero Dios a los incrédulos alrededor de él.

 

El establecimiento de un sacerdocio oficial no cambió el plan de Dios para Israel. El sacerdocio era como el clero de hoy con el papel de liderato especial. Pero la nación entera aún debería servir como ministra del mensaje de Dios a las naciones paganas.

 

En el Nuevo Testamento, se dan a los creyentes un llamado similar. Ellos deben ser sacerdotes o ministros del Evangelio:

 

“Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable” (1 Pedro 2:9).

 

El llamado de los creyentes es dar testimonio de Dios que los ha sacado de la oscuridad espiritual a la luz de Jesucristo (Juan 9:5). Se dicen a los creyentes que caminen de manera digna de la vocación a la cual Él los llamó (Efesios  4:1). Hay un llamado y ése es dar testimonio del Evangelio. Es la vocación de todos los creyentes.

 

El llamado para ser mensajero del Evangelio no es basado en educación o habilidad natural. Dios usa a los hombres comunes, ordinarios, para que Él solo pueda recibir la gloria:

 

“Pues considerad, hermanos, vuestro llamamiento: No sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles. Más bien, Dios ha elegido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios, y lo débil del mundo Dios ha elegido para avergonzar a lo fuerte” (1 Corintios 1:26-29).

 

EL DON DE EVANGELIZACIÓN:

 

Se dan a algunos mensajeros del Evangelio un don especial de Dios para ser un evangelista. El don de evangelización es una habilidad de compartir el Evangelio en cierto modo con los incrédulos que los hombres y mujeres responden y se vuelven miembros responsables del Cuerpo de Cristo. La palabra evangelista se usa tres veces en el Nuevo Testamento. En Efesios 4:11-12, Pablo dice que Dios da a los hombres y mujeres que son dotados como evangelistas a la iglesia.

 

Nadie puede determinar hacerse un evangelista sólo porque él habla bien, tiene una personalidad buena, o se relaciona bien a los tipos diferentes de personas. Dios llama y equipa a los hombres para ser evangelistas. No debe haber ninguna competición entre los ministerios de pastor, maestro, y evangelista. El evangelista es parte de la Iglesia, no independiente de ella.

 

El don de ser un evangelista es uno de los cinco dones de liderato dado a la Iglesia cuyo propósito principal es equipar otros para el trabajo del ministerio. Esto no sólo significa que un evangelista tiene la habilidad de comunicar el evangelio a los pecadores, pero también para equipar a los santos para evangelizar.

 

Aunque Dios da a uno el don especial de ser un evangelista, todos los creyentes deben hacer el trabajo de un evangelista y compartir el Evangelio con otros. A Timoteo se insta para hacer el trabajo de evangelización en 2 Timoteo 4:5. Usted no puede tener el don especial, pero usted tiene la responsabilidad para hacer el trabajo de un evangelista.

 

LOS VASOS DE BARRO

 

“Con todo, tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros” (2 Corintios 4:7).

 

El tesoro de que Pablo habla en este pasaje es el Evangelio. Aunque usted sea un vaso de barro – común, crudo, e no refinado – su vaso humano es el templo de Dios. Usted no puede conocerse bien por el hombre. Usted no puede conocerse bien en su comunidad, iglesia, o denominación. Usted puede ser una persona ordinaria que trabaja en tareas ordinarias. Pero Dios puede usarlo en la evangelización.

 

Lea la historia de la sanidad del hombre cojo en Hechos 4. Cuando Pedro y Juan aparecieron delante del Sanedrín, era obvio que ellos eran hombres incultos, comunes:

 

“Y viendo la valentía de Pedro y de Juan, y teniendo en cuenta que eran hombres sin letras e indoctos, se asombraban y reconocían que habían estado con Jesús. Pero, ya que veían de pie con ellos al hombre que había sido sanado, no tenían nada que decir en contra” (Hechos 4:13-14).

 

Estos hombres comunes habían recibido la nueva vida a través de Jesucristo. La vida dentro de ellos produjo la evangelización poderosa, cambiadora de la vida.

 

Jesús confió a la laicidad la responsabilidad de extender el Evangelio. Él tomó a pescadores de sus barcos y los hizo pescadores de hombres. Él creyó que las personas ordinarias pudieran tornarse extra-ordinarias cuando capacitadas por el Espíritu Santo.

 

Gedeón era un granjero. Pablo era un hacedor de tiendas. Moisés era un pastor. Lucas era un doctor y José era un gran estadista político. Cualquier que sea su educación u ocupación, Dios puede usarlo en Su plan.

 

Donde usted está y quién usted es no es importante. Es lo que usted está haciendo donde Dios lo ha puesto. La llave a la evangelización eficaz es ser el hombre o mujer de Dios, en el lugar de Dios, haciendo el trabajo de Dios, a la manera de Dios.

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Verso Llave de memoria.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Resuma el papel de la Palabra de Dios en la evangelización.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. Explique el papel de Dios en la evangelización.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

4. Identifique el papel de Jesús en la evangelización.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. Resuma el papel del Espíritu Santo en la evangelización.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

6. Explique el papel de la oración en la evangelización.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

7. Identifique su papel en la evangelización.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 


8. Defina la palabra “testigo”. 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

9. Defina el término “laico”.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

10. Defina el término “clero”.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

11. Explique lo quiere decir el llamado del laico.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Felipe tenía el don de ser un evangelista. Él se llama un evangelista en Hechos 21:8. Su tendencia hacia este don era evidente desde temprano en su experiencia con Cristo. Cuando él se encontró con Jesús, la primera cosa que él hizo fue compartir las noticias con Natanael (Juan 1:45-46). Después, Felipe dirigió los griegos espiritualmente hambrientos a Jesús (Juan 12:21-22). Felipe fue ordenado por el hombre como un diácono (Hechos 6:1-6), pero él fue establecido por Dios como un evangelista en la Iglesia (Efesios 4:11-12). Estudie el ministerio de Felipe para extender su conocimiento del don especial de ser un evangelista. Estudie sobre:

 

n       Su mensaje: Hechos 8:12,35

 

n       La demostración de poder en su vida: Hechos 8:5-8

 

n       El papel del bautismo en su ministerio: Hechos  8:12, 36-38

 

n       Su vida en casa: Hechos 21:8-9

 

n       Sus viajes: Hechos 8:4-5,26,40

 

n       Su habilidad de persuadir los grupos: Hechos 8:6

 

n       Su ministerio a los individuos: Hechos 8:27-38

 

n       Su sensibilidad al liderato de Dios: Hechos 8:26,39

 

n       Su conocimiento de la Palabra de Dios: Hechos 8:3-35

 

n       La contestación de las personas a su ministerio: Hechos 8:5,6,8,12,35-39

 


2. La siguiente lista de calidades es importante para ser un ganador de almas eficaz:

 

(1) Usted debe estar seguro de su propia salvación.

(2) Usted debe llenarse del Espíritu Santo.

(3) Su estilo de vida no debe contradecir su testimonio verbal.

(4) Usted debe tener un conocimiento activo de la Palabra de Dios.

(5) Usted debe ser una persona de oración.

(6) Usted debe tener una preocupación hacia el perdido, comprendiendo que todos los hombres aparte de Cristo son destinados al Infierno.

 

3. Desde que la Palabra de Dios es necesaria en la evangelización, es importante para usted aprender versículos que llevan las personas a la salvación. Aquí está un plan para ayudarle a hacer esto:

 

(1) Escriba el versículo a ser memorizado en un lado de una ficha pequeña o papel.

(2) En el otro lado de la ficha, ponga la referencia bíblica.

(3) Cuando usted mirar el lado de la referencia en la ficha, intente decir el versículo de la memoria.

(4) Cuando usted mirar el lado del versículo de la ficha, ve si usted puede decir la referencia bíblica.

 


CAPÍTULO CINCO

 

COMUNICANDO EL MENSAJE

 

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Identificar seis principios importantes para comunicar el Evangelio.

n       Identificar una referencia bíblica que provee una fórmula para comunicar el Evangelio a las personas de otras culturas.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“De manera que la comunión de tu fe ha venido a ser eficaz en el pleno conocimiento de todo lo bueno que hay en nosotros para la gloria de Cristo” (Filemón 6).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

En Capítulo Tres usted estudió sobre el volumen del mensaje de evangelización y en Capítulo Cuatro usted aprendió que usted es el mensajero del Evangelio. Esta lección enfoca en el proceso de comunicar un mensaje de evangelización.

 

La comunicación eficaz es el arte de transmitir un mensaje de una persona a otra de una tal manera que se recibe sin distorsión. La más gran preocupación de evangelización es que el Evangelio sea compartido de tal manera que sea entendido y acepto.

 

LA COMUNICACIÓN EVANGELISTA

 

Aquí están seis principios importantes de comunicar el Evangelio. La comunicación evangelista debe:

 

INCLUIR LOS ELEMENTOS HUMANOS Y DIVINOS:

 

La comunicación evangelista es diferente de otros tipos de comunicación porque la Palabra de Dios, Dios el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo está envuelto en el proceso. Compartir el Evangelio simplemente no es hablar o charlar con otros. Es comunicación divina habilitada por recursos espirituales poderosos que están operando para convencer y declarar culpable a los destinatarios del mensaje.

 

SER A TODAS LAS CLASES DE PERSONAS:

 

La comunicación evangelista debe ser a todas las clases de personas; rico y pobre, educado e inculto, civilizado y salvaje. Pablo confirmó esto cuando él dijo. . .

 

“Tanto a griegos como a bárbaros, tanto a sabios como a ignorantes soy deudor” (Romanos 1:14).

 

Cuando dijo que era un deudor él quiso decir que porque había recibido el Evangelio él tenía el deber de compartirlo con otros. Él sentía esta responsabilidad hacia todos los hombres en todo lugar. No había ninguna distinción de clase en la mente de Pablo. Todos necesitamos del Evangelio. No había nadie demasiado pobre o rico, demasiado religioso o pagano, demasiado cerca o lejano. Usted no puede tener favoritismo al comunicar el Evangelio. Si usted muestra parcialidad, usted está pecando (Santiago 2:1-4).

 

SER EQUILIBRADO ENTRE GRUPOS E INDIVIDUOS:

 

La tendencia entre muchos creyentes es está satisfecho con las multitudes. Pastores gastan la mayoría de su tiempo detrás del púlpito delante del grupo. El individuo está perdido en la muchedumbre. Esto es especialmente verdad en muchas culturas dónde los medios de comunicación de masa son posibles, como la televisión y radio.

 

No hay ningún sustituto para el contacto personal. Pablo ministró a menudo a las grandes muchedumbres pero su ilustración de ministrar a los Tesalonicenses fue la de una nodriza que cría y cuida a sus propios hijos y como un padre a sus propios niños (1 Tesalonicenses 2:7,11). Él equilibró sus esfuerzos entre los grupos e individuos.

 

Jesús evangelizó las multitudes, pero Él también compartió el Evangelio con los individuos como la mujer de Samaria, Nicodemo, Zaqueo, y otros.

 

SER COMPRENDIDO DENTRO DEL CONTEXTO CULTURAL:

 

Las culturas diferentes tienen maneras diferentes de hacer las cosas. Esto incluso era verdad en los tiempos de la Biblia. Por ejemplo, Listra era un lugar pagano remoto. Atenas era una ciudad muy civilizada y era muy difícil de alcanzar con el Evangelio. Berea recibió la Palabra de Dios alegremente. Ellos estaban buscando la verdad.

 

Las muchas diferencias culturales, lingüísticas, políticas, educativas, y nacionales de la actualidad son un desafío pero ellas pueden superarse y el Evangelio puede ser expresado de una manera aceptable. Entender otra cultura exige una buena disposición para ajustar su pensamiento y conducta. Claro, usted nunca debe cambiar su pensamiento o conducta contrariamente a las normas reveladas en la Palabra escrita de Dios, pero usted puede cambiar de otras maneras que ayudan a comunicar el Evangelio más adecuadamente.

 

El Evangelio debe presentarse de tal modo que se entiende por los oidores. Deben ajustarse el vocabulario, idioma, y estilo de entrega para hacer el Evangelio entendido. Pablo reconoció y practicó esto (Hechos 21:37-40; 22:2).

 

Hechos 26:18 provee un modelo de comunicación eficaz del Evangelio a las personas de otras culturas. Dios envió a Pablo a los Gentiles...

 

“Para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados y una herencia entre los santificados por la fe en mí” (Hechos 26:18).

El Evangelio debe presentarse de tal manera:

 

1. Que abra los ojos de las personas.

2. Que ellas puedan volverse de la oscuridad espiritual a la luz.

3. Que ellas puedan volverse del poder de Satanás a Dios.

4. Que ellas puedan recibir el perdón de pecados a través de la salvación.

5. Que ellas puedan recibir una herencia espiritual a través de la santificación por la fe.

 

La cultura en que una persona se cría determina cinco áreas:

 

n       Su Idioma: Cómo ella se expresa y recibe comunicación e ideas.

 

n       Su cosmovisión: Cómo ella ve y entiende el mundo.

 

n       Sus Creencias: Religión, creencias en el sobrenatural; las maneras de pensar; los procesos del pensamiento.

 

n       Sus Valores: El valor, mérito, o importancia que ella asigna a las cosas.

 

n       Su Conducta: Cómo ella actúa y se comporta; la conducta aceptable socialmente y culturalmente.

 

Usted notará en lo siguiente gráfico que Hechos 26:18 se dirige cada uno de éstos: 

 

 

 

 

 

 

Abre sus ojos:

 

 

 

 

 

Para que ellos puedan convertir y recibir:

Idioma: El mensaje es efectivamente comunicada, comprendida y recibida.

 

Cosmovisión: Visión bíblica del mundo es comunicada.

 

Creencias: Mensaje de fe; Evangelio del Reino cambia sus creencias.

 

Cambio de valores.

 

Cambia el comportamiento.

 

 

IR MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS:

 

Las palabras son básicas a la comunicación. A través de la Palabra escrita, Dios reveló que Su voluntad a la humanidad.

 

Pero si usted desea seguir el ejemplo de los líderes del Nuevo Testamento, usted debe ir más allá de las palabras, sobre todo en culturas que son más orientadas hacia la experiencia. Es el deseo de Dios que las personas experimenten la verdad del Evangelio, no sólo oiga hablar de ella. Por esto Jesús dijo “Mientras usted va, sane el enfermo y expulse los demonios”. La comunicación del Evangelio está más allá de una presentación verbal. Es la demostración de poder.

 

ESTAR EN ARMONÍA CON SU ESTILO DE VIDA:

 

Pablo le dijo a Filemón que viviera...

“De manera que la comunión de tu fe ha venido a ser eficaz en el pleno conocimiento de todo lo bueno que hay en nosotros para la gloria de Cristo” (Filemón 6).

 

Pablo encorajó a Filemón para permitir que su fe se comunique por el carácter y conducta cristiana refleje a Jesús a los otros. Ninguna cantidad de palabras puede superar el poder de la hipocresía, ni solamente palabras logrará lo que el poder de un ejemplo positivo puede lograr. La comunicación del Evangelio debe estar en armonía con su estilo de vida para ser eficaz.

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

2. Liste seis principios importantes para comunicar el Evangelio.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

3. ¿Qué referencia de la Escritura provee un modelo para comunicar el Evangelio a las personas de otras culturas?

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.).

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Parte de la comunicación buena es ser un buen oyente. Aquí están algunos principios básicos de escuchar:

 

n       Entréguese sinceramente a la tarea de escuchar a lo que la otra persona está diciendo. Escuchar es no interrumpir. Significa controlar su deseo de hablar.

 

n       Dé la prioridad a lo que ella está diciéndose. Usted puede pensar que tiene una respuesta, pero espere hasta que usted esté seguro que sabe cual es la pregunta.

 

n       Esté seguro de que usted entiende precisamente lo que la persona dice. Si no, haga preguntas.

 

n       Preguntas son importantes en el proceso de escuchar. Ellas ayudan a clarificar lo que está diciéndose.

 

n       Reconozca la comunicación non-verbal. Sea sensible a las expresiones faciales y acciones, no sólo a las palabras. Una persona puede estar diciendo una cosa, pero sus expresiones y acciones pueden revelar otra.

 

2. La predicación de Pablo fue variada entre las razas y países. Compare su sermón en la sinagoga a Antioquia en Hechos 13 con su predicación a los atenienses en Hechos 17.

 

3. Jesús era un buen comunicador:

 

n       Él tenía conocimiento histórico y bíblico: Mateo 12:38-42.

 

n       Él usó los objetos y cuadros que eran familiarizados a las personas: Lucas 21:29-32; Marcos 4:21-34.

 

n       Él era simple, haciendo los discursos sobre la luz, pan, el pastor bueno, y la vid: Juan 6:35; 8:12; 15:1.

 

n       Él no siempre dio respuestas, pero presentó muchas de Sus enseñanzas en parábolas y preguntas.

 

n       Él usó el humor. Por ejemplo, comparando una la brizna de paja en el ojo de su hermano a una viga en su propio: Mateo 7:3-5.

 

n       Él usó la razón: Mateo 12:1-32.

 

 


CAPÍTULO SEIS

 

LOS DESTINATARIOS DEL MENSAJE

 

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escriba el Versículo Llave de memoria.

n       Explicar el proceso de Dios para multiplicar a los creyentes.

n       Nombrar que dos hombres del Nuevo Testamento fueron usados como ejemplos de este proceso.

n       Identificar las prioridades para evangelizar.

n       Identificar cuatro tipos de pecadores descritos en la Biblia.

n       Empezar a evangelizar.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Lo que oíste de parte mía mediante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” (2 Timoteo 2:2).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Usted está estudiando el plan de Dios para alcanzar el mundo con el Evangelio:

 

n       Jesucristo es el contenido del mensaje.

 

n       Los discípulos son los mensajeros del Evangelio habilitados por el poder del Espíritu Santo.

 

n       El mundo entero debe ser el destinatario del mensaje.

 

Hoy nosotros vivimos en un mundo creciente. Miles de nuevos seres humanos nacen cada día. La población del mundo está aumentando rápidamente. Hay millones de personas que no han oído el mensaje del evangelio.

 

El desafío de Jesús a los creyentes es alcanzar el mundo entero con el Evangelio. En las dos lecciones anteriores usted estudió sobre el mensaje y los mensajeros de la evangelización. ¿Pero con tan gran multitud que espera por el mensaje dónde es que el mensajero debe empezar? ¿Cuál es la prioridad y dónde usted empieza? ¿Quién debe ser el destinatario del mensaje?

 

EL PROCESO DE LA MULTIPLICACIÓN

 

En la Biblia, Dios revela un proceso especial para permitirles a los creyentes a cumplir la misión de evangelizar el mundo. Es basado en el principio de multiplicación espiritual. La multiplicación es un principio básico de todo el crecimiento en el mundo natural. El crecimiento no tiene lugar por agregar una unidad a otra. Células vivientes se multiplican. Esto significa que cada nueva célula producida tiene la habilidad de reproducirse.

 

El plan de Dios de evangelización es basado en la multiplicación similar a las células vivientes en el mundo natural. Pablo lo resumió cuando él escribió estas palabras a Timoteo:

 

“Lo que oíste de parte mía mediante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” (2 Timoteo 2.2).

 

Pablo le dijo a Timoteo para seleccionar a hombres fieles y confiar a ellos las cosas que él había aprendido. Estos hombres fieles deberían tener la habilidad de enseñar a otros. A través de este plan organizado de reproducción, el Evangelio se extendería a lo largo del mundo.

 

Para ver cómo este proceso trabaja, mire el gráfico en la página siguiente. Este gráfico utiliza el período de un año como el tiempo medio necesario para adiestrar un nuevo convertido y hacerlo un Cristiano reproductivo. En realidad, el proceso puede tomar más o menos tiempo y depende de las personas involucradas.

 

Pero usando un año como un tiempo medio, si un creyente simplemente alcanzar y adiestrar a una persona cada año, y el nuevo convertido alcanzar una otra persona cada año, el mundo podría fácilmente ser alcanzado con el mensaje del Evangelio.

 

Observe en el gráfico que durante el primer año el creyente está adiestrando una persona. Al final de ese año, hay dos hombres fieles ahora [el creyente y la persona que él adiestró].

 

Durante el próximo año, cada uno de ellos alcanza y adiestra una persona. Al final del segundo año, hay un total de cuatro personas, cada una de las cuales adiestrará a una persona más en el año siguiente.

 

Ahora, tome un número de miembros de la iglesia de aproximadamente 100 personas. Aumente este gráfico a 100 personas cada una localizando a una persona con el Evangelio y entrenándola a ser reproductivas y usted podrá ver cómo nosotros pudiéramos alcanzar el mundo entero fácilmente con el Evangelio. Cuando usted entrena cada uno para alcanzar otro para enseñar otro, se multiplican los discípulos rápidamente y la multiplicación es más rápida que la suma.

 

Si usted es miembro de una iglesia local, emplee el número total de miembros de su iglesia y lo multiplique por 131.072. Su respuesta será el número de las personas que su iglesia podría segar en los próximos 17 años, si cada miembro estuviese reproduciéndose.

 

 

 


MAESTRO          DISCÍPULO              TOTAL

 

AÑO 17                         65,536              65,536                     = 131,072

AÑO 16                         32,768              32,768                     = 65,536

AÑO 15                         16,384              16,384                     = 32,768

AÑO 14                         8,192                8,192                        = 16,384

AÑO 13                         4,096                4,096                        = 8,192

AÑO 12                         2,048                2,048                        = 4,096

AÑO 11                         1,024                1,024                        = 2,048

AÑO 10                         512                    512                           = 1,024

AÑO 9                           256                    256                           = 512

AÑO 8                           128                    128                           = 256

AÑO 7                           64                      64                             = 128

AÑO 6                           32                      32                             = 64

AÑO 5                           16                      16                             = 32

AÑO 4                           8                        8                               = 16

AÑO 3                           4                        4                               = 8

AÑO 2                           2                        2                               = 4

AÑO 1                           1                        1                               = 2

 

LA ESTRATEGIA DE DIOS DE

MULTIPLICACIÓN Y MOVILIZACIÓN

 

 

 

EL PROCESO EN LA IGLESIA PRIMITIVA

 

Lo siguiente diagrama muestra las primeras fases de evangelización por multiplicación que resultó de Andrés, uno de los primeros discípulos de Jesús:

 

 

Andrés ® Pedro ® Otros

¯

Pentecostés -> Otros

 

 

1. Andrés compartió el Evangelio con su hermano, Pedro.

2. Pedro compartió el Evangelio en el día de Pentecostés en Jerusalén.

3. Pedro continúa compartiendo el Evangelio con otros que también se tornan reproductivos.

4. Los miles de creyentes esparcidos de Jerusalén continúan extendiendo el Evangelio.

5. Cada persona que ellos alcanzan se torna reproductiva y el proceso continúa.

 

Este diagrama muestra las primeras fases de evangelización hechas por el Apóstol Pablo:

 

 

 

 

                        Ananás ® Pablo

¯

                                      Timoteo ® Otros

¯

                                      Hombres fieles ® Otros

¯

                                      Otros ® Otros

 

 

 

1. Ananías fue usad de Dios para levantar a Pablo.

2. Pablo entrena a Timoteo.

3. Pablo continúa adelante entrenando otros.

4. Timoteo entrena a los hombres fieles que pueden enseñar otros.

5. Los hombres fieles alcanzan otros.

6. Éstos “otros” continúan el proceso de multiplicación.

7. Cada persona en la red continúa multiplicándose.

 

LAS PRIORIDADES DE LA EVANGELIZACIÓN

 

La Palabra de Dios identifica varias prioridades de la evangelización. Estas prioridades son:

 

REDES SOCIALES EXISTENTES:

 

El Nuevo Testamento revela que el Evangelio se extiende más rápidamente a lo largo de las redes sociales existentes.

 

Por esto nosotros queremos decir que usted puede extender el Evangelio más fácil a su propio grupo social de amigos, parientes, y colaboradores.

 

Por ejemplo, Jesús llamó a un pescador nombrado Andrés. Andrés compartió el Evangelio con un pariente nombrado Pedro. Ellos compartieron con otros pescadores con quienes ellos trabajaron. Pronto un grupo entero de pescadores siguió a Jesús.

 

Sus parientes, amigos, y colaboradores, el mundo de trabajo, la escuela, la familia, y la comunidad es su arena de ministerio. Use el diagrama en la página siguiente para ayudarle a empezar a evangelizar. Escriba su nombre en el círculo al centro del diagrama. Ahora piense sobre aquellos con quien usted trabaja y se socializa, sus vecinos, y los miembros familiares. Piense sobre aquellos que asisten a su iglesia y que todavía pueden ser personas no-salvas. En los círculos localizados alrededor de usted escriba el nombre de por lo menos tres parientes o amigos con quien usted está en contacto íntimo y que son incrédulos.

 

Ahora mire el diagrama. Note las flechas que apuntan para y de sus amigos y parientes a USTED. Usted es el embajador del Señor a estas personas. Ellas pueden nunca pueden entrar en una iglesia. Ellos pueden nunca entrar en contacto con el pastor de su iglesia. Pero USTED los conoce bien. Ha a través de estas redes existentes de relaciones sociales que usted puede empezar a evangelizar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Escriba su nombre aquí ®

 

 

 

 

GRUPO FAMILIAR:

 

La familia es una unidad social divinamente creada y es una institución social universal. Hay más instrucciones sobre la familia en la Biblia que en cualquier otra institución. Por esta razón, la evangelización del grupo familiar merece la atención íntima como una prioridad bíblica.

 

Moisés era fiel con todos de su casa, mientras Josué exclamó “Pero en cuanto a yo y mi casa, nosotros serviremos al Señor” (Josué 24:15). Rajab, una ramera de Jericó, se volvió al Señor y salvó a ella y a su familia entera de la destrucción (Josué 2). Cuando Jesús visitó la casa de Zaqueo, él declaró, “Este día la salvación vino a esta casa” (Lucas 19:9). Cuando Jesús sanó al hijo del noble, él creyó con su casa entera (Juan 4:46-54).

 

La familia entera de Cornelius vino al Señor (Hechos 10), como hizo la casa de Lidia (Hechos 16) y del carcelero de Filipos (Hechos 16), Crispo (Hecho 18:8), y Estéfanas (1 Corintios 1:16).

 

Se hacen referencias similares a Onesíforo y su casa (2 Timoteo 1:16) y Filemón (Filemón 2).

 

Mientras Jesús dijo que habría división en las familias debido al Evangelio, a veces esto ocurre debido a los métodos de evangelización en lugar del propio Evangelio. Cuando la evangelización ocurre dentro de la unidad familiar, el poder sanador y restaurador del Evangelio pueden obrar dentro de la familia.

 

Cuando miembros individuales de la familia son contactados con el Evangelio fuera del grupo familiar, ellos son arrastrados para fuera de las relaciones familiares y así separados de la unidad social divinamente ordenada a que ellos pertenecen. La familia teme la intrusión, puede volverse enemiga del convertido, y resistir al Evangelio.

 

La evangelización de una familia entera honra la unidad social que Dios ha creado. La propia familia se vuelve la fuerza al nuevo creyente en lugar de la oposición.


PUEBLOS NO-ALCANZADOS:

 

Los pueblos aún no-alcanzados por el Evangelio también son una prioridad importante. Hay millones de pueblos del mundo que nunca se ha alcanzado con el Evangelio. Hay muchas personas que nunca han tenido la oportunidad de leer el mensaje de Dios a ellos en Su Palabra escrita porque no se ha traducido en su idioma.

 

Si nosotros vemos el mundo por lo que se refiere a las naciones, entonces nosotros podríamos decir que todo el mundo se ha alcanzado porque allí existe presentemente dentro de cada nación alguna clase de testigo del Evangelio. Hay creyentes y iglesias organizadas ahora en cada país en la tierra. Pero esto no es el mismo que “cada tribu, idioma, y pueblo y nación” como se refiere Apocalipsis 5:9.

 

Cuando Jesús habló de ir por todo el mundo Él no estaba refiriéndose exclusivamente a las naciones. El término que Jesús usó cuando Él habló del mundo fue la palabra griega “ethnos”. Esta palabra significa “etnias” o “grupos de pueblos”. Jesús vio el mundo por lo que se refiere a “todos los pueblos” o “grupos de pueblos”.

 

Un grupo de pueblos es definido como:

 

"Un grupo significativamente grande de individuos que tienen un vínculo común entre si. Tal vínculo puede incluir algo como el idioma, cultura, costumbres, y localización geográfica”.

 

Un grupo de pueblos es el mayor grupo posible dentro de que el Evangelio puede extenderse sin encontrar problemas de entendimiento y aceptación. Porque un grupo de pueblos habla un idioma común y tiene una cultura común, el idioma y las diferencias culturales que impiden la presentación del Evangelio se eliminan.

 

Hay aproximadamente 19,000 grupos de pueblos diferentes en el mundo que se ha identificado hasta a esa fecha. Algunos tienen algo como 3,000 miembros, mientras otros son tan grandes como 30 millones. Cada continente del mundo no sólo es hecho de naciones diferentes, pero también de grupos de pueblos diferentes. En el continente de África hay 1,000 idiomas y centenares de grupos de pueblos por ejemplo.

 

Un grupo de pueblos alcanzados es uno con un número adecuado de creyentes y recursos para evangelizar a su propio pueblo sin la ayuda externa.

 

Un grupo de pueblos no-alcanzados es un grupo de pueblos entre lo cual nos hay ninguna comunidad nativa de creyentes con números adecuados y recursos para evangelizar a su pueblo sin la ayuda externa.

 

Hay unos 17,000 grupos o etnias sin un vital testimonio de la iglesia y del Evangelio. Dentro de estos grupos étnicos se encuentran millones de personas. Estos grupos no-alcanzados pueden agruparse en cinco categorías principales, incluyendo  los pueblos tribales, musulmanes, chinos, hindúes, y budistas.

 

Pablo indicó que la prioridad debe darse a los pueblos no-alcanzadas:

 

“De esta manera he procurado predicar el evangelio donde Cristo no era nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno, sino como está escrito: Verán aquellos a quienes nunca se les anunció acerca de él, y los que no han oído entenderán” (Romanos 15:20-21).

ÁREAS RECEPTIVAS:

 

Jesús enseñó a Sus discípulos que ellos deberían ministrar a los pueblos no-alcanzados. Si el Evangelio fuera rechazado, ellos deberían seguir y concentrar su energía en las áreas de mayor receptividad. En Capítulo Veintiuno, usted aprenderá que el Apóstol Pablo también siguió esta estrategia.

 

CIUDADES:

 

Usted aprenderá después cómo Pablo estableció iglesias en los grandes centros de la civilización. Los cambios normalmente empiezan en las ciudades y se extiende a las áreas rurales. Las ciudades son centros de comercio y turismo y cuando las personas las visitas son alcanzadas con el Evangelio ellas llevan el mensaje con ellas cuando vuelven a sus casas.

 

CUATRO TIPOS DE PECADORES

 

Aunque las personas difieren grandemente de cultura para cultura, la Biblia revela ciertas características de todas las personas por todas partes. Todos los hombres separados de Dios son pecadores. Lo siguiente presenta cuatro tipos de pecadores descritos en la Biblia:

 

EL PECADOR RACIONAL:

 

Romanos 1:18-32 describe el pecador racional. El pecador racional puede creer que hay un Dios, pero este hecho solo no salva. El pecador racional es muy inteligente, y cuando usted intenta presentar el Evangelio él traerá a menudo un problema intelectual. Por esto usted debe conocer la Palabra de Dios.

 

La Biblia dice:

 

“Más bien, santificad en vuestros corazones a Cristo como Señor y estad siempre listos para responder a todo el que os pida razón de la esperanza que hay en vosotros, pero hacedlo con mansedumbre y reverencia” (1 Pedro 3:15).

 

EL PECADOR REFORMADO:

 

Romanos 2:1-16 describe el pecador reformado. El pecador reformado cree que Dios existe porque nosotros aprendemos de Romanos 2:3 que él piensa que es capaz de juzgar al pecador descrito en Romanos 1:18-32. Él también cree que él va a escapar del juicio de Dios. El pecador reformado piensa que él es tan bueno como nadie más y que hay sólo hipócritas en la iglesia. Él es el tipo de persona que intenta reformar, empezar de nuevo, y mejorar a sí mismo.

 

EL PECADOR RELIGIOSO:

 

Romanos 2:17-23 describe el pecador religioso. El pecador religioso es uno que confía en su religión o denominación para la salvación. Él confía en las ceremonias y rituales, pero no conoce el verdadero Dios.

 

Nicodemo era un Fariseo (Juan 3:1). Él era religioso, pero él no entendió el verdadero significado de la salvación y del nuevo nacimiento.

EL PECADOR RECHAZADO:

 

La mujer del pozo en Juan 4 es un ejemplo del pecador rechazado. Ella era una proscrita social. Ella fue divorciada, y obviamente no era bien acepta por las otras mujeres de su pueblo porque normalmente las mujeres venían juntas a sacar el agua y era un tiempo de gran socialización. Esta mujer vino sola.

 

El pecador rechazado se preocupa más por sus propios problemas personales que con los problemas espirituales. La manera mejor de tratar con él es como Jesús hizo con la mujer al pozo. Usted debe empezar tratando con sus necesidades personales.

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

2. ¿Cuál es el proceso de Dios para multiplicar a los creyentes?

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

3. ¿Qué dos hombres del Nuevo Testamento se nombraron como ejemplos de multiplicación espiritual?

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

4. ¿Cuáles son las prioridades de la evangelización?

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

5. ¿Cuáles son los cuatro tipos de pecadores descritos en la Biblia?

______________________________ ______________________________

______________________________ ______________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.).

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. En oración complete el compromiso siguiente y empiece a actuar basándose en él:

 

"Comprendiendo que la evangelización es la responsabilidad de cada creyente, yo dedico a mí mismo por la presente a orar por una persona, haciendo todo que yo puedo para compartir el Evangelio con ella y traerlas al compañerismo con Cristo y la Iglesia”. 

 


La persona por quién yo oraré y evangelizaré es: ______________________________

Firma: _______________________________________

Fecha: ______________

 

2. En Lucas 16:19-31 lea la historia del hombre rico que fue al Infierno. Este hombre quiso volver para compartir el Evangelio con su familia pero era demasiado tarde. No espere hasta que sea demasiado tarde para compartir el Evangelio con aquellos en su propia familia.

 

3. Aprenda más sobre la multiplicación espiritual obteniendo el curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha, “Metodologías de Multiplicación”.

 

4. Aquí está cómo levantar a obreros para la cosecha:

 

n       Ore por obreros: Mateo 9:38; Santiago 4:2; Lucas 11:9; Juan 14:14.

 

n       Predique para levantar a obreros: Isaías 6:8.

 

n       Personalmente alístelos y prepárelos como Jesús hizo: Mateo 20.


CAPÍTULO SIETE

 

LOS MÉTODOS:

PRINCIPIOS DEL NUEVO TESTAMENTO

 

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Resumir los principios básicos de la evangelización del Nuevo Testamento.

n       Explicar los resultados de la evangelización del Nuevo Testamento.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“... aquellos que han puesto el mundo de cabeza abajo están aquí”  (Hechos 17.6, Traducción del Original).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Esta lección que empieza es la primera de varias que enfocan en los métodos de evangelización. Un método es una manera organizada de hacer algo. Si usted desea tener éxito en la tarea de evangelización, usted debe usar los métodos bíblicos. Métodos prácticos que han sido probados por la experiencia también son útiles.

 

Esta lección enfoca en los métodos de evangelización del Nuevo Testamento. El capítulo Ocho trata con los principios adicionales revelados en las parábolas sobre la evangelización registrada en el Nuevo Testamento. Capítulo Nueve explica cómo hacer la evangelización personal y Capítulo Diez trata con las dificultades encontradas en el proceso. La evangelización de saturación se discute en Capítulo Once y la evangelización de masa en Capítulo Doce.

 

Mientras usted empieza este estudio sobre los métodos de evangelización, es importante recordar que mientras hay ciertos acercamientos probados que han sido eficaces en la evangelización, Dios puede tener un método diferente para usted seguir en cada situación. Al hacer el trabajo de un evangelista, siempre pida al Espíritu Santo para darle Su toque ungido. Él conoce el corazón de la persona a quien usted está  ministrando. Es el papel del Espíritu Santo guiarlo y ungirlo, para darlo comprensión y compasión, y convencer el no-salvo de pecado y llevarlos a responder al Evangelio.

 

LA EVANGELIZACIÓN DEL NUEVO TESTAMENTO

 

Cuando un movimiento crece de una docena de campesinos en una esquina insignificante del mundo para ser la religión oficial del mundo civilizado dentro de 300 años, es sabio examinarlo y aprender de sus acercamientos.

 

Ese movimiento es la Cristiandad, y sus métodos se registran en la Palabra de Dios, la Biblia Santa. Un examen de los Evangelios, Hechos, y de las Epístolas revela varios métodos básicos de evangelización. La evangelización de los tiempos del Nuevo Testamento era:

 

RESPALDADA POR LA ORACIÓN:

 

La oración es uno de los métodos bíblicos más importantes de la evangelización. Cuando Jesús vio los campos de cosecha naturales que representan los campos de cosecha espirituales de un mundo perdido en el pecado, la primera cosa que Él ordenó fue orar. Jesús no dijo:

 

n       “Los campos están listos para la cosecha, marche”.

 

n       “Los campos están listos para la cosecha, organice”.

 

n       “Los campos están listos, haga planes”.

 

n       Los campos están listos, levante fondos para la evangelización”.

 

n       “Los campos están listos, eduque las personas”.

 

n       Los campos están listos, así que fije un comité para estudiarlos”. 

 

Él dijo: “Los campos están maduros hacia la cosecha, ROGAD (ORAD)...”

 

En el Nuevo Testamento nosotros aprendemos que la iglesia primitiva constantemente estaba en oración (Hechos 1:14). La primera jornada misionera desarrolló de la oración (Hechos 13:3). Pablo insistió que las iglesias orasen por él cuando él evangelizaba (2 Tesalonicenses 3:1).

 

Nosotros necesitamos dejar de depender de todo que nosotros conocemos sobre las misiones, los pueblos no-alcanzados, y maneras de comunicar el Evangelio. Éstos son importantes, pero nosotros necesitamos concentrar más atención en el primer orden: “ROGAD”.

 

LA PRIMERA PRIORIDAD:

 

La evangelización no era solamente una de muchas actividades de la Iglesia Primitiva, era la prioridad principal. Hoy, evangelización y misiones se encuentran lejos de la lista de prioridades de muchos individuos e iglesias.

 

En los tiempos del Nuevo Testamento, la evangelización era un natural, espontáneo compartir de las “buenas nuevas”. Todos los creyentes estaban continuamente comprometidos con ella. La práctica era ir donde las personas estaban y hacer discípulos de entre ellas.

 

Hoy, nosotros invitamos a las personas a la iglesia y esperamos que ellas vengan. En los tiempos modernos la iglesia invita, mientras la primera iglesia invadió.

 

Todos hacían la obra de evangelización (Hechos 1:8). Cada creyente tomó la Gran Comisión como un orden personal de evangelizar. Ellos la cumplieron por todas partes, no sólo en el templo de iglesia (Marcos 16:20). Ellos lo hicieron todos los días (Hechos 5:42), no sólo periódicamente durante una campaña evangelista.

 

Cada iglesia se reprodujo, cada miembro se reprodujo, y cada casa era un centro de evangelización.

 

Cuando necesario, los creyentes eran mantenidos para extender el Evangelio. El Apóstol Pablo hizo esto. Puede parecer tonto que un hombre de la habilidad, educación, y dones espirituales de Pablo debiera hacer una labor manual para sostenerse. Él tenía el derecho para exigir el sostenimiento lleno de las iglesias (1 Corintios 9:7-15; 1 Timoteo 5:17-18; Gálatas 6:6), pero al mismo tiempo él fue preparado, si necesario, para sostenerse para extender el Evangelio. Él hizo esto en varias ocasiones. (1 Corintios 4:12; 1 Tesalonicenses 2:9; 2 Tesalonicenses 3:8).

 

Hoy en muchas naciones la costumbre está que pastores y evangelistas sean totalmente pagados por sus esfuerzos. Esto ha bloqueado la extensión del Evangelio y la plantación de nuevas iglesias. Los creyentes también tienden a dejar la tarea de evangelización a los ministros de jornada completa porque ellos “pagan a ellos”. Hay también muchas iglesias sin pastores porque ellas no pueden sostener un pastor de jornada completa y la posibilidad de trabajar no ha sido considerada.

 

Si nosotros debemos impactar las naciones con el Evangelio de Jesucristo, nosotros debemos volver a la evangelización como la primera prioridad. Nosotros debemos hacerlo por todas partes, todos los días, y si necesario, conseguir un trabajo y trabajar para conseguir esparcir el mensaje.

 

DIRIGIDA POR EL ESPÍRITU SANTO:

 

En cada avanzo del evangelio registrado en Hechos, el Espíritu Santo es el motivador y energizante. En la iglesia moderna, sobre todo en las naciones occidentales, habilidades directivas y reuniones del comité a menudo reemplaza la dependencia en el Espíritu.

 

El Espíritu Santo es el director de la evangelización. Hay muchos pasajes en Hechos que ilustran el Espíritu Santo trabajando, pero lo siguiente es central por lo que se refiere a la evangelización.

 

n       Hechos 1:8: El Espíritu Santo autoriza el testimonio de los creyentes.

 

n       Hechos 2: El don del Espíritu Santo fue dado y prometido a todos los creyentes.

 

n       Pedro, lleno con el Espíritu Santo, testificó con respecto al milagro experimentado por el hombre cojo en Hechos 3.

 

n       Hechos 4:31: Ellos estaban todo llenos con el Espíritu Santo y proclamaron la Palabra de Dios con intrepidez.

 

n       Hechos 5:52: Pedro declaró que nosotros debemos dar testimonio junto con el Espíritu Santo.

 

n       Hechos 7:51: Esteban acusó a los líderes judíos que no aceptaron el Evangelio de resistir al Espíritu Santo.

n       Hechos 9:17: Pablo fue lleno con el Espíritu Santo después de su conversión.

 

n       Hechos 10: El Espíritu Santo cayó sobre la casa de Cornelius, trayéndolos a la conversión.

 

n       Hechos 11:12: Pedro explicó que él fue a Cesarea debido a las instrucciones del Espíritu Santo a él.

 

n       Hechos 13:2: El Espíritu Santo llamó Pablo y Bernabé a la obra de evangelización.

 

n       Hechos 16:6: El Espíritu Santo prohibió a Pablo que predicase en Asia.

 

El Espíritu Santo dirige la evangelización a través de la Palabra de Dios, por la guía sobrenatural, llamando y habilitando a obreros, y corrigiendo nuestros planes para traerlos en armonía con el propósito de Dios.

 

LOGRADO POR LA PLANIFICACIÓN ESPECÍFICA:

 

Cuando Jesús empezó Su ministerio, Él anunció un plan del seis-puntos:

 

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos y para proclamar el año agradable del Señor” (Lucas 4:18-19).

 

Jesús siguió este plan a lo largo de Su ministerio terrenal, y la primera iglesia continuó con este modelo.

 

Jesús después dio un plan para la extensión del Evangelio a las naciones del mundo (Hechos 1:8). Los discípulos deberían evangelizar primero a Jerusalén, entonces seguir a Judea, Samaria, y hasta lo último de la tierra. Éste aún es el plan del Señor para la evangelización. Usted debe empezar exactamente dónde usted está y continuar en círculos siempre desarrollándose hasta que usted esté toque las naciones del mundo.

 

Su “Jerusalén” es la comunidad en que usted vive. Hay miles de Cristianos que dan y oran por las misiones, pero nunca han caminado por la calle para decir a un vecino sobre Jesús. Algunas iglesias tienen tremendos programas de misiones en ultramar, pero no están haciendo nada para evangelizar su propia ciudad, excepto aquellos que pasan a entrar en su edificio de iglesia.

 

SATÁNICAMENTE RESISTIDO:

 

La oposición Satánica realmente fue usada por Dios en los tiempos del Nuevo Testamento para llevar más allá la causa de a evangelización. Estudie los pasajes siguientes:

 

n       Hechos 12:1-24: Herodes mató a Santiago, y entonces encarceló a Pedro. Ésta era la oposición política.

 

n       Hechos 16:16-40 y 19:23-41: la Evangelización entró en conflicto con los intereses de los negocios en las ciudades de Efeso y Filipos. La persecución se levantó en el mundo económico.

 

n       Hechos 4-7: En estos capítulos hay un registro de persecución de los líderes religiosos del tiempo.

 

n       Hechos 11: Este pasaje registra la oposición desde dentro de la propia iglesia debido a la tradición de los judíos. Ésta es la oposición interior.

 

n       Hechos 8, 13, y 16: Estos capítulos registran la oposición Satánica directa a través de Simón, Elimas, y una muchacha poseída de demonio.

 

Cuando usted está invadiendo el reino de Satanás con las buenas noticias del Evangelio, usted debe esperar la oposición de los mundos político, económico, y religioso. Usted también debe esperar ataques interiores en la iglesia y ataques directos de Satanás. En lugar de permitir que estos ataques deténgalo, úselos como oportunidades de llevar más allá el Evangelio como ellos hicieron en los tiempos del Nuevo Testamento.

 

ENFOCADO EN GRUPOS E INDIVIDUOS:

 

Todos los métodos evangelistas del Nuevo Testamento pueden ser considerados bajo el evangelismo personal o de grupo. El ministerio de Jesús, los discípulos, Pablo el Apóstol, y otros demuestran la importancia de acercamientos formales e informales.

 

Jesús ministró a muchos grupos grandes mientras Él estaba en la tierra. Estas ocasiones se destacan en nuestras mentes debido a la excitación que marcó estos eventos. Pero del principio al fin de Su ministerio Jesús invirtió también Su vida en ganar hombres y mujeres uno por uno a través de la evangelización personal. En la parábola sobre la oveja perdida en Lucas 15:3-7, Jesús estaba describiendo Su propio método de evangelización claramente, porque Él se llamó el Buen Pastor.

 

Pedro predicó a las muchedumbres en Jerusalén al Pentecostés (Hechos 2). Ésta era la evangelización de grupo. Él también compartió personalmente el Evangelio con Cornelio (Hechos 10). Ésta era la evangelización personal. Felipe predicó a las grandes muchedumbres en Samaria (Hechos 8:5-6) y personalmente al hombre etíope en el desierto (Hechos  8:27-35). ¡Pablo tenía muchedumbres tan grande en algunas de sus reuniones que ellas acabaron en disturbios! Pero él nunca detuvo su trato con los individuos.

 

Nunca esté tan involucrado con las masas que usted se olvide del individuo. Jesús constantemente estaba convocando individuos de la muchedumbre para confrontarlos con las serias demandas del Evangelio del Reino. La evangelización individual y de grupo son métodos bíblicos eficaces.

 

ACOMPAÑADO POR LA DEMOSTRACIÓN DE PODER:

 

La evangelización del Nuevo Testamento se acompañó por la demostración del poder de Dios. Jesús ordenó a Sus discípulos, “Mientras usted va... sane el enfermo, expulse los demonios”.

 

La demostración del poder de Dios toma las palabras que usted habla y las hace eficaz:

 

“Y se asombraban de su enseñanza, porque su palabra era con autoridad... Todos quedaron asombrados y hablaban entre sí diciendo: --¿Qué palabra es ésta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen?” (Lucas 4:32,36).

 

La demostración de poder confirma la Palabra con las señales que siguen:

 

“Y ellos salieron y predicaron en todas partes, actuando con ellos el Señor y confirmando la palabra con las señales que seguían” (Marcos 16:20).

 

El poder de Dios está presente para sanar mientras usted evangeliza:

 

“Y aconteció en uno de esos días que Jesús estaba enseñando, y estaban sentados allí unos fariseos y maestros de la ley que habían venido de todas las aldeas de Galilea, de Judea y Jerusalén. El poder del Señor estaba con él para sanar” (Lucas 5:17).

 

El poder de Dios trae la liberación:

 

“Entonces llamó a sus doce discípulos y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos para echarlos fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia” (Mateo 10:1).

 

El poder de Dios confirma el Evangelio. “Confirmar” significa probar algo. El poder del Espíritu Santo demuestra la realidad de la Palabra de Dios:

 

“Y le seguía una gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos” (Juan 6:2).

 

La demostración de poder dirige las personas a Dios:

 

“Ni mi mensaje ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios” (1 Corintios 2:4-5).

 

Usted aprenderá más sobre la demostración de poder y evangelización en Parte Dos de este curso titulada “Mientras Usted Va”.

 

ESTRATÉGICAMENTE MÓVIL:

 

Los creyentes en la primera iglesia constantemente estaban en movimiento por causa del Evangelio, eficazmente penetrando áreas que estaban listas para recibir la Palabra. Nosotros llamamos a esto ser “estratégicamente móvil” qué significa ser capaz de moverse rápidamente a las áreas de receptividad.

 

En Hechos 8:1, nosotros encontramos que la iglesia fue forzada a la movilidad estratégica por la persecución. Cuando se esparcieron los creyentes debido a la persecución en Jerusalén, ellos “fueron predicando la Palabra” por todas partes.

En Hechos 8 hay un ejemplo excelente de movilidad estratégica. Cuando Felipe estaba en Samaria cosechando una gran cosecha espiritual, el Señor lo llamó a ir al desierto. Dios tenía una misión para él con un hombre etíope que tendría un tremendo papel en la evangelización de África. Felipe inmediatamente dejó Samaria y fue al desierto.

 

Si nosotros vamos a entender la movilidad estratégica, nosotros debemos tener una mentalidad de cosecha y de “soldado”.

 

En Mateo 9:36-38, Jesús comparó la evangelización mundial a la cosecha natural. Si nosotros debemos segar la cosecha cuando ella está lista, nosotros debemos ir donde la cosecha está cuando ella madurar. Nosotros debemos estar listos a nos mover o quedarnos para acomodar la cosecha.

 

Nosotros también debemos tener una mentalidad de soldado. Cuando nosotros nos volvemos creyentes, nosotros nos alistamos en el ejército espiritual del Reino de Dios. Nosotros somos llamamos para soportar la dureza como un “buen soldado” (2 Timoteo 2:3). Un soldado no puede retirarse o sacar una licencia simplemente porque las cosas están difíciles. La prueba de un buen soldado no es su apariencia durante un desfile, pero su actuación en el campo de batalla.

 

Un soldado no escoge su asignación y él no actúa hoy basándose en órdenes recibidos hace 20 años. Ellas eran órdenes buenos en aquella época, pero ahora su sentido se tornó obsoleto. Así, el soldado de Jesucristo está abierto a las asignaciones y revelaciones frescas del Espíritu Santo.

 

Jesús estaba hablando de movilidad estratégica cuando Él les dijo a Sus seguidores que ellos no deberían continuar sembrando en la tierra yerma:

 

“Y en caso de que no os reciban ni escuchen vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad y sacudid el polvo de vuestros pies” (Mateo 10:14).

 

Pablo siguió este orden de “sacudir el polvo”. En Hechos 13:51-52 el ministerio del Evangelio fue rechazado en Antioquia de Pisidia, por esto Pablo salió de allí y fue a Iconio.

 

Jesús era estratégicamente móvil. Él fue de pueblo en pueblo compartiendo el Evangelio. Cuando los discípulos intentaron hacer con que limitara Su ministerio a un lugar, Él dijo:

 

“Pero él les dijo: Me es necesario anunciar el evangelio del reino de Dios a otras ciudades también, porque para esto he sido enviado” (Lucas 4:43).

 

LOGRADO POR FUNCIONAR EN REDE:

 

Trabajar en rede es otro método de evangelización del Nuevo Testamento. Funcionar en red simplemente significa esfuerzo de equipo, personas que trabajan juntas para la causa común de extender el Evangelio.

 

En los tiempos del Nuevo Testamento, la evangelización se hizo por creyentes que funcionan en red para el avanzo del Reino de Dios. Cristianos no deben estar separados por líneas denominacionales o ocupados en promover sus propias iglesias u organizaciones.

 

Nosotros debemos devolver una red de trabajo para hacer un mejor uso de recursos disponibles para segar la gran cosecha espiritual que Dios prometió en éstos tiempos finales. Usted aprenderá más sobre funcionar en red para la evangelización en Capítulo Quince de este curso.

 

CULMINADO EN LA PLANTACIÓN DE IGLESIAS:

 

La evangelización del Nuevo Testamento producía la formación de un compañerismo local de creyentes. Esto se llama plantar iglesias. El trabajo de evangelización no está completo hasta que nuevos creyentes se tornen parte activa de la Iglesia. Usted aprenderá más sobre plantar iglesias en la Parte Tres de este curso dónde usted estudiará en detalle los métodos usados por el Apóstol Pablo. En los tiempos del Nuevo Testamento los convertidos fueron llevados a ser discípulos dentro del contexto de la iglesia local. Usted aprenderá más sobre este proceso en Capítulo Trece, “¿Decisiones O Discípulos?"

 

LOS RESULTADOS DEL TESTIMONIO

 

Los resultados de estos métodos del Nuevo Testamento de evangelización fueran tremendos:

“La mano del Señor estaba con ellos, y un gran número que creyó se convirtió al Señor” (Hechos 11:21).

 

Una congregación local en Efeso llevó el Evangelio a cada persona en la provincia de Asia dentro de dos años (Hechos 19:10). Un grupo similar en Tesalónica evangelizó la mayoría de Grecia (1 Tesalonicenses 1:8). Cuando los discípulos vinieron a Tesalónica, los tremendos resultados de sus esfuerzos evangelistas fueron resumidos por líderes religiosos que dijeron:

 

“Estos que trastornan al mundo entero también han venido acá!” (Hechos 17:6).

 

Ellos colocaron el mundo de cabeza abajo - Y todo esto se hizo en una sociedad mala y atea, sin prensas, edificios de iglesia, seminarios, oficina principal de la denominación, y los medios modernos de comunicación de masa y transporte rápido.

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Resuma los principios básicos de la evangelización del Nuevo Testamento que usted aprendió en esta lección.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

3. ¿Cuál fue los resultados de la evangelización del Nuevo Testamento?

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual).

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Usted aprendió en esta lección que en los tiempos del Nuevo Testamento cada casa era un centro de evangelización.

 

Repase los siguientes eventos, todos de los cuales ocurrieron en casas:

 

n       Hechos 2: El Espíritu Santo fue dado durante una reunión de oración en el aposento alto de una casa.

 

n       Hechos 5:42: Los Creyentes adoraban en el templo y en la casa, y fue de casa en casa visitando, tiendo comunión y adorando.

 

n       Hechos 8:3: Cuando Saúl intentó derrotar la Iglesia, él no se concentró en los esfuerzos sólo en los templos. Él entró en cada casa para intentar abortar la extensión del Evangelio. Cada casa era un centro de evangelización.

 

n       Hechos 9:11,17: Pablo fue discipulado por Ananías en una casa.

 

n       Hechos 10: La primera visión de expansión transcultural del Evangelio se dio en una casa mientras Pedro oraba.

 

n       Hechos 10: El primer mensaje a los Gentiles se predicó en una casa.

 

n       Hechos 12: Una reunión de oración en una casa resultó en la liberación de Pedro de la prisión.

 

n       Hechos 20:20 y 28:30-31: Pablo públicamente y de casa en casa durante su ministerio.

 

n       Hechos 20:7-12: Pablo estaba hablando en una casa cuando Eutico cayó de la ventana.

 

n       Hechos 21:8-14: La revelación profética ocurrió en casas.

 

n       1 Corintios 16:19; Romanos 16:3-5; Colosenses 4:15; y Filemón 1:2: Registran iglesias en las casas.

 

2. Las siguientes preguntas lo ayudarán mientras usted considera los varios acercamientos a la evangelización. Pregunte a sí mismo, “Es este método...”

 

n       Bíblico: Los métodos deben ser basados en principios derivados de la Biblia.

 

n       Eficaz: Los métodos deben tener éxito. El éxito es definido como una contestación positiva al Evangelio por los no-salvos.

 

n       Eficiente: Los métodos deben representar el mejor uso de los recursos espirituales por lo que se refiere a personas, materiales, y financias.

 

n       Culturalmente Pertinente: Lo qué funciona en una nación puede no ser apropiada en otra. Lo qué funciona con un grupo de personas puede ser rechazado por otro.

 

3. Dirija su propio estudio de los Evangelios, Hechos, y Epístolas. Identifique los principios adicionales de la evangelización del Nuevo Testamento y ejemplos de los principios estudiados en esta lección.

 

 


CAPÍTULO OCHO

 

LOS MÉTODOS:

LAS PARÁBOLAS DEL NUEVO TESTAMENTO

 

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir de este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Definir la palabra “parábola”.

n       Explicar por qué Jesús usó parábolas.

n       Identificar principios de evangelización en parábolas enseñadas por Jesús.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Con muchas parábolas semejantes les hablaba la palabra, conforme a lo que podían oír” (Marcos 4:33).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

En la lección anterior usted estudió los métodos de evangelización del Nuevo Testamento. Hay muchas parábolas del Nuevo Testamento que enseñan más sobre el proceso de evangelización. Una parábola es una historia que usa un ejemplo del mundo natural para ilustrar una verdad espiritual. El significado real de la palabra parábola “es ponía al lado de, comparar". En las parábolas, Jesús comparó ejemplos naturales con verdades espirituales. Una parábola es una historia terrenal con un significado Celestial.

 

En esta lección usted estudiará las parábolas del Nuevo Testamento que enseñan los principios de evangelización.

 

¿POR QUÉ PARÁBOLAS?

 

Los discípulos preguntaron una vez a Jesús por qué Él usó las parábolas para enseñar verdades espirituales:

 

“Entonces se acercaron los discípulos y le dijeron: --¿Por qué les hablas por parábolas?” (Mateo 13:10).

 

Jesús contestó:

 

“Y él respondiendo les dijo: --Porque a vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no se les ha concedido” (Mateo 13:11).

 

Entendimiento de las verdades espirituales enseñadas en las parábolas se dio a los discípulos porque ellos tenían mentes espirituales. Aquellos sin mentes espirituales oyeron las parábolas y no las entendieron.

Las verdades espirituales sólo pueden ser entendidas por una mente espiritual:

 

“Pero el hombre natural no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede comprender, porque se han de discernir espiritualmente” (1 Corintios 2:14).

 

Un hombre con una mente espiritual es uno que ha nacido de nuevo espiritualmente. Aquellos con mentes espirituales entienden las parábolas. Aquellos con mentes carnales, pecadoras no pueden entender.

 

LAS PARÁBOLAS SOBRE LA EVANGELIZACIÓN

 

Jesús dijo muchas parábolas que involucran la evangelización y explican cómo el Reino de Dios se extenderá a lo largo del mundo. Estudie las parábolas siguientes:

 

La Oveja Perdida: Mateo 18:12-14; Lucas 15:4-7

La Moneda Perdida: Lucas 15:8-10

El Hijo Perdido: Lucas 15:11-32

 

Estas parábolas revelan la preocupación de Dios para el perdido y la urgencia con que usted debe buscarlos.

 

No le importa por qué ellos están perdidos. Las ovejas se alejaron. La moneda había sido perdida por el descuido. El hijo estaba perdido a través de su propia rebelión. Dios no está interesado en cómo los hombres están perdidos, sólo que ellos se encuentren. Usted debe hacer cada esfuerzo para encontrar aquellos perdidos en el pecado. Usted debe ir donde ellos están, no esperar para ellos venir a usted.

 

La Mesa del Banquete Vacía: Lucas 14:15-23

 

La evangelización no debe detenerse simplemente porque algunos rechazaron la invitación del Evangelio. Usted debe buscar los espiritualmente hambrientos y los traer al banquete espiritual preparado por el Señor.

 

El Árbol de Higo Infructuoso: Lucas 13:6-9

 

El árbol de higo es un símbolo natural de la nación de Israel. Dios levantó a Israel como la nación a través de la cuál Él podría revelar el Reino al mundo. Dios intentó conseguir el “árbol” de Israel para llevar fruto entre las naciones paganas compartiendo su conocimiento del verdadero Dios. Pero Israel permanecía infructuoso y estéril. Ahora Dios ha levantado la Iglesia para este propósito. Dios nutre a los creyentes en un esfuerzo para hacerlos productivos, así como Él hizo a la nación de Israel. Su propósito es el mismo: Nosotros debemos “llevar fruto” entre el pagano compartiendo nuestro conocimiento del verdadero Dios. Dios no está contento con árboles que no producen el fruto.

 

Los Talentos: Mateo 25:14-30; Lucas 19:11-27

El Hombre que Salió en Viaje: Marcos 13:34-37

Los Siervos: Mateo 24:43-51; Lucas 12:39-46

Los Siervos Vigilantes: Lucas 12:36-38

El Administrador Fiel: Mateo 25:14-30

 

Éstas parábolas  de los “siervos” dan énfasis a mayordomía sabia del Evangelio que se ha confiado a los creyentes. A cada creyente se da talentos o habilidades especiales de usar para extender el Evangelio. No importa si sus habilidades son grandes o pequeñas, usted debe usar lo que Dios le ha dado. Cuando Jesús volver a la tierra, aquellos que han usado sus habilidades adecuadamente serán premiados (Lucas 16:10-12).

 

El Sembrador: Mateo 13:3-8; Marcos 4:3-8; Lucas 8:5-8

 

El Evangelio se extiende sembrando la semilla de la Palabra de Dios. No puede haber ninguna multiplicación sin la Palabra. El fruto depende de la vida que está en la propia semilla (la Palabra de Dios) y en la contestación de la tierra (la contestación del hombre a la Palabra de Dios). Habrá variadas contestaciones al sembrar de la Palabra.

 

Su responsabilidad es sembrar. Mientras usted siembra la semilla de la Palabra de Dios, alguna tierra estará lista y dará una cosecha. Otra tierra no será sensible y dará muy poco. Incluso Jesús encontró tierras frías en Su ministerio terrenal:

 

“Y no pudo hacer allí ningún hecho poderoso, sino que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Estaba asombrado a causa de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor, enseñando” (Marcos 6:5-6).

 

La Cizaña y El Trigo: Mateo 13:24-30

 

Mientras usted evangeliza y se agregan nuevos creyentes a la Iglesia, Satanás intentará derrotar el proceso.

 

Él sembrará personas descritas como “cizañas” entre la buena semilla del Reino de Dios. Algunas de las personas que profesan ser creyentes y que entran en la iglesia a través de la evangelización no son sinceras.

 

Ellas son “cizañas” plantadas por Satanás. Jesús no quiere que usted gaste tiempo y esfuerzo intentando separar las cizañas del trigo. Siga sembrando la semilla y evangelizando. Cuando Jesús retornar, las cizañas se separarán durante la cosecha.

 

La Red De Pesca: Mateo 13:47-50

 

Jesús comparó la evangelización a una gran rede lanzada al mar. Todos los tipos de pez entran, pero cuando la red es sacada los peces buenos son separados de los malos. El Reino de Dios sacará a hombres y mujeres de todas las naciones. Muchos entrarán. Algunos serán sinceros, otros no. En el último juicio cuando Dios sacar la red, el bueno y malo se separará. Usted no es llamado para separar, usted es llamado para pescar.

 

La Semilla de Mostaza: Mateo 13:31-32; Marcos 4:31-32; Lucas 13:19

 

El Reino de Dios multiplicará como la semilla de mostaza. La semilla de mostaza es muy pequeña en su comienzo, pero en la madurez crece hasta un gran tamaño. El Reino de Dios en la tierra tuvo un pequeño comienzo. Cuando Jesús retornó al Cielo después de Su ministerio terrenal, Él dejó atrás un grupo pequeño de seguidores para extender el Evangelio. Ese grupo pequeño de creyentes ha multiplicado a los miles de seguidores en muchas naciones.

 

La Levadura: Mateo 13:33; Lucas 13:21

 

Como la levadura en un poco de masa, el Evangelio se extenderá a lo largo del mundo entero. Como la levadura, el poder del Reino no es externo pero es interior.

 

La Vid Y Las Ramas: Juan 15:1-16

 

Esta parábola describe la relación entre Jesús, nosotros, y el proceso de evangelización. Él es la vid espiritual y nosotros somos las ramas. Nosotros no podemos llevar fruto completamente solos. Nosotros sólo somos reproductivos cuando nosotros estamos atados al flujo de vida de la vid, Jesús. Jesús quiere recortar su vida de todo lo que no es reproductivo para que usted lleve fruto espiritual que permanece.

 

La Cosecha: Mateo 9:37-38; Lucas 10:2

 

En esta parábola, el campo es el mundo. La cosecha es la multitud de hombres y mujeres preparados para responder al mensaje del Evangelio. Una gran cosecha espera ser segada por los obreros espirituales de Dios.

 

OTROS PRINCIPIOS DE EVANGELIZACIÓN

 

Jesús enseñó otros principios de evangelización en declaraciones breves:

 

La Luz Del Mundo: Mateo 5:14-16; Lucas 8:16

 

El Evangelio se extenderá cuando los creyentes brillaren como luces de una ciudad localizada en un alto monte que puede verse de millas alrededor. Nosotros debemos llevar la luz del mundo (Jesús) a un mundo llenado de oscuridad espiritual.

 

La Sal De La Tierra: Lucas 14:34

 

En los tiempos de la Biblia, se estregaba la sal en la carne para conservarla de la putrefacción. Los creyentes son la sal espiritual estregada en el mundo con el mensaje de preservación (la salvación) que los salvará de la putrefacción (la muerte espiritual) de pecado.

 

Los Tesoros En El Cielo: Mateo 6:19-21; Lucas 12:15

 

Los creyentes no deben estar preocupados con los tesoros del mundo. Cuando nosotros compartimos el Evangelio, nosotros guardamos tesoros espirituales en el Cielo.

 

La Puerta Ancha: Mateo 7:14

 

Usted no puede juzgar el camino correcto sólo por lo que se refiere a los números. El camino al Infierno atrae muchos mientras pocos hallarán el camino a la vida eterna.

 


Muchas Obras: Mateo 7:22

 

Algunas personas harán muchas obras maravillosas. Pero hacer grandes obras necesariamente no es igual que hacer la voluntad de Dios y lograr Sus propósitos. La obra de Dios debe hacerse por Su pueblo de Su manera.

 

Poco Es Mucho: Mateo 10:42; Mateo 14:15-21

 

Todo hecho en el nombre de Jesús, incluso lo que parece pequeño, es productivo. El milagro de los panes y pejes ilustra cómo Dios multiplica y usa lo poco que nosotros tenemos a ofrecer. Esto es verdad de los esfuerzos menores de evangelización.

 

El Crecimiento Requiere Cambio: Marcos 2:21-22; 7:13

 

Nuevo crecimiento requiere cambio. Usted no puede contener el nuevo en vasos viejos de tradición y estilos pecadores de vida. Hombres que se afierran a las tradiciones y se niegan a cambiar impiden el potencial poderoso del Evangelio.

 

Gane Perdiendo: Marcos 8:34-37; 10:29-30

Reciba Dando: Lucas 6:38

 

Los principios mundanos enseñan que usted gana obteniendo cada vez más. Jesús enseñó que usted gana todo cuando usted pierde todo. Lo que parece ser la pérdida en el mundo natural es gano en el mundo espiritual. Cuando usted se da a la tarea de evangelización mundial, usted ganará premios eternos.

 

La Muerte Trae La Vida: Juan 12:24

 

Para ser un discípulo reproductivo usted debe morir a los deseos de su carne. Usted debe estar muerto al pecar y abandonar su propio camino para seguir a Jesús segando los campos de cosecha espirituales del mundo.

 

EL RESUMEN

 

Con respecto a la evangelización, las enseñanzas de Jesús revelan que Él no está contento con: pescar sin coger, una mesa de banquete vacía, sembrar sin segar, un árbol que no lleva fruto, ovejas perdidas no traídas al redil, una moneda perdida que se busca pero no se encuentra, hijos perdidos que no vuelven, siervos improductivos, tierra espiritual fría, cosechas maduras que no se siegan. Nuestro Padre, quién no está deseoso que una sólo persona perezca, está interesado en los resultados a través de la evangelización:

 

“El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).