Principios

Bíblicos de

Administración

 

 

 

 

 

Este manual es un de los cursos de varios módulos del plan de estudios que lleva a los creyentes de la visualización a través de la delegación, multiplicación, organización, y movilización para lograr la meta de evangelización. 

 

Para informaciones adicionales sobre los cursos escriba a: 

 

 

Harvestime International  Institute

Instituto Internacional Tiempo de Cosecha

3092 Sultana Dr. 

Madera, California 93637, 

USA 

 

 

 

© Harvestime International  Institute

 

 

 

 

 


CONTENIDO

 

 

Cómo Usar Este Manual, 3

Sugerencias Para el Estudio en Grupo, 3

Introducción, 5

Objetivos del Curso, 5

 

1. El Ministerio De Administración, 7

 

2. Posiciones De Liderazgo, 16

 

3. La Unción Para Liderar, 27

 

4. Las Calificaciones Para Los Líderes, 37

 

5. Liderando Como Un Siervo, 51

 

6. Liderando Como Un Pastor, 58

 

7. Las Tareas De Los Líderes, 68

 

8. Tomando Decisiones, 77

 

9. Los Conflictos y La Disciplina, 85

 

10. Entrenando Líderes Y Discípulos, 93

 

11. Enfrentando El Fracaso, 105

 

12. Los Principios Del Éxito, 116

 

13. Calculando El Costo, 125

 

Apéndice, 131

 

Respuestas de la Sección “Prueba Personal”, 138

 


CÓMO USAR ESTE MANUAL

 

EL FORMATO DEL MANUAL

 

Cada lección consiste de: 

 

Objetivos:  Éstas son las metas que usted debe lograr estudiando el capítulo. Léalos antes de empezar la lección. 

 

Versículo Llave: Este versículo da énfasis al concepto principal del capítulo.  Memorícelo. 

 

Contenido del Capítulo:  Estudie cada sección. Use su Biblia para buscar cualquier referencia que no fue imprimada en el manual.   

 

Prueba Personal:  Haga esta prueba después de que usted terminar de  estudiar el capítulo.  Intente contestar las preguntas sin usar su Biblia o este manual.  Cuando usted ha concluido esta prueba, verifique sus respuestas en la sección de las respuestas proporcionada al final del manual.  

 

Para Estudio Adicional:  Esta sección le ayudará a continuar su estudio de la Palabra de Dios, mejorará sus habilidades de estudio, y aplicará lo que usted ha aprendido a su vida y ministerio. 

 

Examen Final:  Si usted esta matriculado en este curso para recibir los créditos e diploma, usted recibió un examen final juntamente con este curso.  En la conclusión de este curso, usted debe completar este examen y debe devolverlo para obtener el grado. 

 

 

MATERIALES ADICIONALES NECESARIOS

 

Usted necesitará solamente de una versión de la Biblia Reina Valera Actualizada. 

 

 

SUGERENCIAS PARA EL ESTUDIO EN GRUPO

 

PRIMERA REUNIÓN

 

Abriendo:  Abra con oración e introducciones.  Conozca y matricule a los estudiantes. 

 

Establezca los Procedimientos Del Grupo: Determine quién conducirá las reuniones, el horario, lugar, y fechas para las sesiones. 

 

Alabanza Y Adoración: Invite la presencia del Espíritu Santo en su sesión de entrenamiento. 

 

Distribuya los Manuales A los Estudiantes: Introduzca el título del manual, formato, y objetivos del curso proporcionados en las primeras páginas del manual. 

 

Haga La Primera Tarea:  Los estudiantes leerán los capítulos determinados y harán la prueba personal para la próxima reunión. El número de capítulos que usted enseñará por sesión dependerá del tamaño del capítulo, contenido, y de las habilidades de su grupo. 

SEGUNDA Y LAS REUNIONES SIGUIENTES

 

Abriendo: Ore. Dé las bienvenidas y matricule a cualquier nuevo estudiante. También dales un manual.  Vea quien está presente o ausente. Tenga un tiempo de alabanza y adoración. 

 

Revisión:  Presente un breve resumen de lo que usted enseñó en la última reunión. 

 

Lección: Discuta cada sección del capítulo usando los TÍTULOS EN LETRAS MAYÚSCULAS Y EN NEGRITO como un esbozo de la enseñanza.  Pida a los estudiantes que hagan preguntas o comentarios sobre lo que ellos han estudiado. Aplique la lección a las vidas y ministerios de sus estudiantes. 

 

Prueba Personal: Repase con los estudiantes la prueba que ellos han completado.  (Nota: Si usted no quiere que los estudiantes tengan el acceso a las respuestas, usted puede quitar las páginas con las respuestas en la parte final de cada manual). 

 

Para Estudio Adicional:  Usted puede hacer estos proyectos en una base individual o en grupo. 

 

Examen Final: Si su grupo está matriculado en este curso para los créditos y Diploma usted recibió un examen final con este curso. Reproduzca una copia para cada estudiante y administre el examen en la conclusión de este curso. 

 

 


MÓDULO: Organización

CURSO: Principios Bíblicos de Administración

 

 

INTRODUCCIÓN

 

 

Este estudio presenta los principios de administración revelados en la Palabra escrita de Dios, la Biblia Santa. "Administración" es otra palabra para "mayordomía." "Mayordomos", o "administradores”, son responsables sobre algo confiado a ellos por alguien más. Como creyentes, cada uno de nosotros es un administrado de los recursos espirituales que Dios nos ha confiado.

 

Un problema serio con muchos líderes cristianos es la organización y administración de estos recursos espirituales. Si los obreros para la cosecha espiritual deben ser como la Biblia indica, entonces ellos deben ser organizados y movilizados adecuadamente.

 

El crecimiento humano ocurre a través de la multiplicación de células vivientes y del desarrollo de un esqueleto para apoyarlo. Para el cuerpo de Cristo crecer, la estructura  también es importante. La vida espiritual trae un crecimiento que nosotros debemos estar prepararnos para suportar.

 

Este curso es el primero en una serie de tres en módulo "Organización" del entrenamiento ofrecido por la Red Internacional Tiempo de Cosecha. Este estudio, junto con los cursos "Análisis Ambiental" y "Administración Por Objetivos" qué siguen, le ayudará a tornarse un  buen mayordomo de los recursos espirituales. Nosotros recomendamos que estos tres cursos sean estudiados para el entendimiento apropiado de la administración, planificación, y organización necesarias al ministerio eficaz.

 

Este curso introduce el asunto de administración, identifica las posiciones de liderazgo y enfatiza la importancia de la unción para liderar. Los principios bíblicos de liderar como un siervo y pastor y las calificaciones para los líderes también se discuten.

 

Las principales tareas de los líderes son repasadas, con énfasis en la toma de decisiones y el tratar con los conflictos. Se dan directrices para entrenar a líderes y discípulos, los principios del éxito y las razones para fracaso son examinados.

 

El Apéndice de este curso provee la oportunidad para aprender los principios adicionales estudiando ejemplos de grandes líderes en la Biblia.

 

 

 

OBJETIVOS DEL CURSO

 

 

Al concluir este curso usted será capaz de:

 

n       Definir administración.

n       Identificar los recursos espirituales sobre los cuales los creyentes son administradores.

n       Identificar el principal requisito para los mayordomos.

n       Identificar el mayor ejemplo de liderato espiritual.

n       Resumir lo que el ministerio de administración incluye.

n       Identificar las posiciones bíblicas de liderato.

n       Explicar cómo se usan los dones espirituales en el ministerio.

n       Explicar cómo los líderes trabajan juntos en el ministerio.

n       Reconocer la importancia de la unción en el liderato espiritual.

n       Listar las calificaciones para los líderes espirituales.

n       Explicar cómo liderar como un siervo.

n       Explicar cómo liderar como un pastor.

n       Resumir las tareas de los líderes.

n       Usar las directrices bíblicas para tomar decisiones.

n       Usar las directrices bíblicas para tratar con los conflictos y la disciplina.

n       Entrenar líderes y discípulos.

n       Convertir los fracasos en éxito.

n       Aplicar los principios bíblicos del éxito.

n       Identificar los costos del liderato.

n       Explicar la verdadera prueba del liderato espiritual.

 


Capítulo Uno

 

EL MINISTERIO DE ADMINISTRACIÓN

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Definir administración.

n       Identificar los recursos espirituales sobre los cuales los creyentes son administradores.

n       Identificar el requisito principal para mayordomos.

n       Identificar el mayor ejemplo de liderato.

n       Resumir lo que el ministerio de administración incluye.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“... Si alguien anhela la administración, desea buena obra” (1 Timoteo 3.1, Traducción del Original de La Nueva Biblia Inglesa”).

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Este capítulo introduce el ministerio de administración en la iglesia. Cuando nosotros hablamos de administración nosotros no estamos hablando sobre la administración secular como ella sucede en el mundo comercial. Nosotros estamos hablando de recursos espirituales administrados para la obra del ministerio.

 

Si usted aprende el ministerio de administración, usted se hará un buen mayordomo del Evangelio y del ministerio que Dios le ha dado. Usted podrá trabajar con Dios para lograr Sus propósitos.

 

LA DEFINICIÓN DE ADMINISTRACIÓN

 

"Administración" es otra palabra para "mayordomía" o “dirección”. "Mayordomos", o "administradores", son responsables sobre algo confiado a ellos por alguien más. La dirección es el proceso de lograr los propósitos y planes de Dios a través del uso apropiado de los recursos humanos, materiales, y espirituales. La administración se evalúa por si estos planes y propósitos son cumplidos o no. La Biblia declara:

 

“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas; cada cual se apartó por su camino. Pero Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (Isaías 53:6).

 

Como las ovejas deben ser guiadas para seguir un solo camino, así también las personas necesitan de dirección para que sus esfuerzos y energías logren los propósitos y planes de Dios.

 

LOS RECURSOS ESPIRITUALES

 

Todos los creyentes son mayordomos de ciertos recursos dados por Dios. Éstos son listados en la sección "Para Estudio Adicional" de esta lección. Además de estos recursos, los líderes son mayordomos sobre recursos especiales que incluyen:

 

Evangelio: Nosotros debemos compartir su mensaje con otros.

 

Dinero: Cada creyente es mayordomo de sus finanzas personales, pero los líderes que controlan el dinero de una iglesia o organización cristiana también son mayordomos de estos fondos.

 

Recursos Materiales Del Ministerio: Éstos incluyen cosas como los edificios de la iglesia, propiedades, y equipos.

 

Dones Espirituales: Cada creyente tiene por lo menos un don espiritual por lo cual él es responsable como un mayordomo. Un líder también es responsable para ayudar a otros a desarrollar sus dones espirituales.

 

Otros Creyentes: Si usted es un líder, usted es responsable por otras personas. Usted debe ayudarles a madurar espiritualmente y a involucrarse en la obra del ministerio. Dios usa las personas, no los programas, para construir Su Reino. La administración involucra conseguir las cosas sean hechas para Dios a través de las personas.

 

EL PRIMER MENSAJE SOBRE ADMINISTRACIÓN

 

El primer mensaje de Dios al hombre fue sobre el asunto de la administración. Dios dijo a Adán y Eva:

 

“Dios los bendijo y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos. Llenad la tierra; sojuzgadla y tened dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se desplazan sobre la tierra" (Génesis 1:28).

 

Tres tareas importantes para los administradores se encuentran en este versículo:

 

  1. Aumentar al máximo los recursos por medio de "multiplicar", para lograr el propósito y planes de Dios.
  2. Minimizar el desorden por "sojuzgar."
  3. Mantener el orden por "tener dominio” (gobernar).

 

EL MAYOR EJEMPLO

 

El mayor ejemplo de administración es el Señor Jesucristo. Él es el modelo para todos los líderes cristianos. Usted aprenderá después en este curso sobre el ejemplo que Él estableció liderando como un siervo y un pastor.

 

Todos los principios enseñados en este curso son demostrados en lo que Jesús hizo y enseñó. Cada calidad necesaria de un líder estaba evidente en la vida de Cristo. Cada tarea que un líder debe realizar fue ilustrada por Él. Él estableció un ejemplo para entrenar líderes y discípulos.

 

EL REQUISITO PRINCIPAL

 

Dios no considera a los mayordomos victoriosos debido a su educación, habilidad natural, o personalidad. Ellos tienen éxito debido a su fidelidad. El requisito principal a los mayordomos es que ellos deben ser fieles:

 

“... lo que se requiere de los mayordomos es que cada uno sea hallado fiel” (1 Corintios 4:2).

 

Jesús dijo una parábola en Mateo 25:14-30 sobre los siervos cuyo amo les dio recursos llamados "talentos", qué en este caso era dinero. Ellos recibieron instrucciones para ser buenos mayordomos y usar los fondos sabiamente. Aquellos que hicieron esto fueron llamados de "fieles" y fueron premiados. Aquellos que fallaron fueron juzgados y responsabilizados.

 

EL MINISTERIO DE ADMINISTRACIÓN

 

El ministerio de administración o liderato involucra llevar otros a lograr grandes cosas para Dios. La dirección incluye las siguientes áreas que usted estudiará en este curso:

 

Reconocer La Importancia De La Unción Para Liderar: Unción de Dios para administrar es más importante que educación, talentos, y experiencia.

 

Cumplir Las Calificaciones Bíblicas Para El Liderazgo: La administración del ministerio empieza con la administración de sí mismo.

 

Aprender a Liderar Como Un Siervo: la administración bíblica no es relaciones públicas vistosas o una personalidad carismática en el púlpito. Es servicio humilde a aquellos a quien usted lidera. Servir es lo qué separa la dirección cristiana de la dirección mundana.

 

Aprender a Liderar Como Un Pastor: Las calidades de un pastor en el mundo natural eran lo que Jesús usaba para describir la dirección espiritual.

 

Entender Las Tareas Básicas De Los Líderes: Éstas incluyen las áreas difíciles de tomar decisiones y resolver conflictos y problemas de disciplina.

 

Entrenar Líderes Y Discípulos: Todos nosotros lideramos en ciertas situaciones, pero todos somos seguidores en otras situaciones. Los líderes deben tener seguidores o discípulos. Tanto líderes cuanto seguidores o discípulos deben ser entrenados.

 

Aplicar Los Principios Del Éxito Enseñados En La Palabra de Dios: Éstos principios asegurarán una dirección victoriosa de los recursos espirituales.

 

Evitar las Violaciones Que Causan El Fracaso En La Administración: Fracasar en liderar y seguir resulta de las violaciones a los principios bíblicos.

 

Comprender Los Principios Bíblicos De Administración o Organización: Éstos incluyen las posiciones de liderato establecidas por Dios y aquellas desarrolladas debido a las necesidades prácticas de la Iglesia.

 


LA BASE DE LA ORGANIZACIÓN BÍBLICA

 

La organización ministerial no es fija, rígida, o basada en los modelos mundanos. La organización es flexible para acomodar la guía del Espíritu Santo. La dirección del ministerio existe con el propósito de lograr los propósitos y planes dados por Dios, no para crear una sociedad rígida, una estructura institucional. La organización en la Iglesia está muy más para un organismo viviente. La Biblia compara la Iglesia al cuerpo humano, con cada parte funcionamiento conjuntamente.

 

Usted no puede ser elegido para liderar en la organización de Dios. Usted puede ser elegido o establecido por el hombre para un cargo, pero ningún líder nunca es hecho por intimación o nombramiento. Usted debe ser llamado y equipado por Dios para la obra del Reino.

 

El liderato involucra posiciones, por ejemplo, posiciones como apóstol, profeta, evangelista, pastor, y maestro. El liderato también involucra función. Su función principal es equipar otros para la obra del ministerio. El liderato también dice respecto a las relaciones de los líderes con sus liderados.

 

La selección y promoción de un líder vienen de Dios:

 

“Porque ni del oriente, ni del occidente, ni del desierto viene el enaltecimiento.  Pues Dios es el Juez: A éste abate y a aquél exalta” (Salmos 75:6-7).

 

OTRAS ÁREAS DE DIRECCIÓN

 

La dirección también involucra analizar su ministerio para establecer propósito y planes. Usted puede aprender a realizar semejante estudio en curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha, "Análisis Ambiental."

 

La dirección también involucra las siguientes áreas sobre las cuales usted aprenderá en el curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha, "Administración Por Objetivos":

 

Formular Un Propósito Para el Ministerio En Armonía Con El De Dios: Si usted no conoce su propósito y tiene una visión, usted no puede liderar otros.

 

Hacer Planes Para Lograr El Propósito: Usted nunca logrará su propósito si usted no planea para hacer esto.

   

Organizar Las Personas Y Procedimientos Para Llevar A Cabo El Plan: Dirección involucra motivar y liderar las personas cuando ellas realizan tareas que son parte del propósito y plan de Dios.

 

Perfeccionar El Plan A través De La Evaluación: La obra del Señor debe ser hecha con excelencia.

 

LA IMPORTANCIA DE BUENA ADMINISTRACIÓN

 

Aquí están algunas razones por qué la administración apropiada del ministerio es importante:

 


PROPORCIONA PROPÓSITO Y DIRECCIÓN:

 

Si usted desea tener éxito en el ministerio, entonces usted debe tener un propósito y planes en armonía con aquellos de Dios y debe poder comunicarlos a otros. Cuando usted conoce su propósito específico para el ministerio y la hace planes para cumplir ese propósito, entonces usted puede llevar otros. Los líderes deben saber donde ellos van para poder guiar otros. La orientación y unidad en el ministerio involucra propósito y dirección comunes.

 

ELIMINA LA CONFUSIÓN:

 

Cuando hay dirección apropiada, la confusión se elimina:

 

“Porque Dios no es Dios de desorden, sino de paz” (1 Corintios 14:33).

 

“Por tanto, sed imitadores de Dios como hijos amados” (Efesios 5:1).

 

Si las actividades de Dios no se caracterizan por la confusión, los ministerios de Sus siervos no deben caracterizarse por ella de manera alguna.

 

PERMITE DECISIONES APROPIADAS:

 

Las decisiones determinan su destino. Esto incluso es verdad sobre la salvación. Usted hace  una decisión de aceptar o rechazar el Evangelio y su destino eterno es determinado por su decisión.

 

Su vida y ministerio actual son determinados por las decisiones anteriores que usted ha tomado. Usted tomó las decisiones por la planificación pensativa o en el estímulo del momento. La buena dirección le permite tomar las decisiones apropiadas con la guía del Señor.

 

ESTABLECE LAS PRIORIDADES PARA EL MINISTERIO:

 

Prioridades son cosas que son más importantes que otras. Ellas son las cosas que tienen el primer lugar en su tiempo y atención. Usted tendrá prioridades en la vida, no importa si usted las determina conscientemente o no. Usted establecerá las prioridades dejándose llevar por hábitos que se vuelven un estilo de vida, o debido a la presión de las circunstancias o por las personas alrededor de usted, o por una decisión definida basada en los propósitos de Dios.

 

PERMITE LA ACCIÓN EN LUGAR DE LA REACCIÓN:

 

Muchos ministerios están ocupados con reaccionar a los asuntos urgentes en el presente en lugar de planear para el futuro. Esto lleva los líderes a reaccionar en lugar de actuar con sabiduría y propósito.

 

Sin una estrategia o plan, usted no sabe lo que usted está haciendo en el ministerio, por qué usted está haciéndolo, o cómo será hecho. Porque usted no tiene ninguna organización y dirección, usted no tiene nada con que ser comprometer, ninguna manera de evaluar su efectividad para Dios, y usted es fácilmente persuadido a reaccionar y abandonar las cosas en tiempos de crisis.

 

La buena administración transforma el deseo de demostración y visiones en realidad. Le ayuda a determinar lo que usted debe hacer y cómo hacerlo para cumplir los propósitos de Dios.

 

ESTABLECE LA RESPONSABILIDAD:

 

En la parábola de los talentos en Mateo 25:14-30 los siervos eran responsables por todo lo que fue confiado a su cuidado. Su amo tenía un plan, lo comunicó a ellos, y ellos deberían cumplirlo invirtiendo los fondos que ellos fueron dados.

 

Usted no sólo es responsable por conocer la voluntad de Dios para su vida y ministerio, pero también por hacerla:

 

“Porque aquel siervo que entendió la voluntad de su señor y no se preparó ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes” (Lucas 12:47).

 

Si usted no maneja sabiamente el ministerio que le fue confiado, usted será considerado responsable.

 

PERMITE EVALUACIÓN:

 

La administración incluye la evaluación para ver si usted está cumpliendo el propósito y plan de Dios. Comprender los principios bíblicos del éxito y las razones para el fracaso permiten tal evaluación.

 

PERMITE EL USO SABIO DE LOS RECURSOS ESPIRITUALES:

 

La buena administración le ayuda a manejar los recursos espirituales adecuadamente y le permite que sea un mayordomo apropiado de los fondos, posesiones materiales, personas, y dones espirituales para la obra del Reino de Dios.

 

LE PREPARA PARA ENTRAR EN LAS PUERTAS ABIERTAS:

 

“Porque se me ha abierto una puerta grande y eficaz, y hay muchos adversarios” (1 corintios 16:9).

    

Cuando Dios abre las puertas, usted debe estar listo para atravesar y enfrentar los nuevos desafíos. Esto no es posible sin la preparación apropiada. Lea la parábola de las vírgenes sabias y necias en Mateo 25:1-13. Dios abre las puertas, pero ella no se quedan abiertas para siempre. Ellas se abren y esperan para usted entrar. Entonces ellas se cierran, a veces para nunca abrir de nuevo.

 

ARMONIZA EL MINISTERIO CON LA VOLUNTAD DE DIOS:

 

¿La primera pregunta del Apóstol Pablo después de su conversión fue, "Qué usted tendrá para yo hacer?" Él estaba preguntando a Dios, "¿lo que es su plan para mi vida y ministerio?" La mayordomía sabia trae su vida y ministerio en armonía con el propósito y planes de Dios.

l


DIOS BUSCA LÍDERES

 

Dios dijo a Rey Saúl:

 

“Pero ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un hombre según su corazón, a quien Jehová ha designado como el soberano de su pueblo, porque tú no has guardado lo que Jehová te mandó” (1 Samuel 13:14).

 

Dios aún busca hombres a quienes Él puede usar como líderes:

 

“Busqué entre ellos un hombre que levantara el muro y que se pusiese en la brecha delante de mí, intercediendo por la tierra para que yo no la destruyera; pero no lo hallé” (Ezequiel 22:30).

 

“Porque los ojos de Jehová recorren toda la tierra para fortalecer a los que tienen un corazón íntegro para con él" (2 Crónicas 16:9).

 

Tornarse un buen administrador lleva tiempo y esfuerzo:

 

“La obra de cada uno será evidente, pues el día la dejará manifiesta. Porque por el fuego será revelada; y a la obra de cada uno, sea la que sea, el fuego la probará” (1 Corintios 3:13).

 

Madera, heno u hojarasca, todos crecen sobre la tierra. Ellos son producidos fácilmente y pueden verse prontamente por el hombre, pero también son fácilmente destruidos. Oro y plata y piedras preciosas son producidas bajo la tierra. Ellas no se ven prontamente por el hombre, pero ellas son más duraderas.

 

Liderato relumbrante, popular, secular es como la madera, heno, y hojarasca. Él es visto por el hombre y fácilmente producido a través de los talentos y habilidades naturales. El liderato piadoso es como oro y plata. Se produce por el poder del Espíritu Santo en el hombre interior, oculto. Pero es infinitamente precioso y durable.

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Defina "administración."

_____________________________________________________________________

 

3. Liste los recursos espirituales sobre los cuales los creyentes son administradores.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

4. ¿Cuál es el requisito principal para los mayordomos?

_____________________________________________________________________

 

 

 

5. ¿Quién es el mayor ejemplo de liderato?

_____________________________________________________________________

 

6. Basado en la discusión en esta lección, escriba un resumen de lo que "el ministerio de administración" incluye.

_____________________________________________________________________

 

7. ¿Por qué buena administración es importante?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

 

1. Jesús enseñó más sobre la mayordomía de posesiones que sobre el Cielo, Infierno, o salvación. De las 40 parábolas, 19 trataron de las posesiones.

 

2. Liderato es una gran responsabilidad porque usted influye sobre otros. Por ejemplo, cuando Pedro dijo "yo voy pescar", aquellos con él dijeron inmediatamente, "Nosotros también vamos con usted." El liderato también es importante porque un líder es mensajero de Dios. Vea Malaquías 2:7.

   

3. Estudie estas comparaciones de administración mundana y espiritual:

 

n       En la administración mundana, el poder es determinado por la habilidad, habilidad y conocimiento.

n       En la administración espiritual, el poder es determinado por la unción y la autoridad de Dios.

n       En la administración mundana la selección de líderes es hecha basándose en factores como habilidad y educación.

n       En la administración espiritual, la selección de líderes es hecha basándose en la unción, llamando, y revelación de la voluntad de Dios.

n       En la administración mundana, el entrenamiento se da en las áreas de habilidad y conocimiento.

n       En la administración espiritual, el entrenamiento debe ser dado en un estilo de vida basado en la Palabra de Dios al cual las habilidades deben encajarse.

 

3. Dios coopera con aquellos que administran el ministerio. Pablo dijo:

 

“¿Qué, pues, es Apolos? ¿y qué es Pablo? Sólo siervos por medio de los cuales habéis creído; y a cada uno según el Señor le concedió. Yo planté, Apolos regó; pero Dios dio el crecimiento” (1 Corintios 3:5-6).


 

4.

 

La Administración mundana da énfasis a:

La administración espiritual da énfasis a:

 

Dinero

Producción

Datos

Profesionalismo

Reglas

Habilidades

Personalidad

Intelecto

Manipulación

Tareas

Voluntad Propia

Competición

Ministerio

Oración

Fe

Unción

Amor

Palabra de Dios

Carácter

Condición Espiritual

Orientación

Relaciones

Obediencia

Cooperación

                                                                                                 

                                                          

5. Estudie esta lista de responsabilidades de administración para todos los creyentes. Nosotros somos responsables por:

 

         a. La creación de Dios             Génesis 1:26-28

         b. Los misterios de Dios             1 Corintios 4:1

         c. El mensaje del Evangelio               1 Tesalonicenses 2:4

         d. Los dones espirituales             1 Pedro 4:10

         e. El perdón                            Mateo 6:12; 18:21-22

         f. El amor                              1 Juan 4:7-8

         g. La mente                             Filipenses 4:8

         h. El Poder                             Hechos 1:8

         i. El Tiempo                                     Efesios 5:15-16

         j. El punto de vista                            1 Samuel 16:7

         k. La actitud                                     Filipenses 2:2

         l. La fe                                               Santiago 2:14-17

         m. El dinero                             2 Corintios 9:6-11

         n. La alabanza                         Hebreos 12:15-16

         o. El ministerio                        Gálatas 6:2

         p. El cuerpo                            Romanos 12:1

         q. El carácter                                    Tito 1:7-9

         r. La familia                             1 Timoteo 3:4-5, 12; 5:8


Capítulo Dos

 

POSICIONES DE LIDERATO

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Identificar la posición especial de liderato puesta en la Iglesia por Dios.

n       Explicar cómo estos líderes trabajan juntos en el ministerio.

n       Explicar cómo se usan los dones espirituales en el liderato.

n       Identificar otras posiciones bíblicas de liderato.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Y él mismo constituyó a unos apóstoles, a otros profetas, a otros  evangelistas, y a otros pastores y maestros” (Efesios 4:11).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

La Iglesia es el instrumento a través de que Dios está trabajando presentemente para revelarse al mundo. En esta lección usted aprenderá sobre los líderes puestos en la Iglesia por Dios. Usted también aprenderá de otras posiciones de liderato que han surgido debido a las necesidades prácticas en la iglesia local.

 

La Biblia da calificaciones específicas que deben ser alcanzadas por aquellos llenando las posiciones de liderato discutidas en esta lección. Usted estudiará sobre estas calificaciones en el Capítulo Cuatro.

 

POSICIONES ESPECIALES DE LIDERATO

 

POSICIONES:

 

La Biblia identifica que cinco posiciones especiales de liderato fueron puestas en la Iglesia por Dios:

 

“Y él mismo constituyó a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, y a otros pastores y maestros” (Efesios 4:11).

 

Éstas posiciones de liderato fueron establecidas por Dios en la Iglesia. Ellas involucran un llamado especial de Dios y dones espirituales especiales. Usted simplemente no debe servir en estas posiciones porque usted pide o porque usted quiere hacer esto. Usted debe ser llamado por Dios y capacitado con los dones espirituales apropiados.

 

SUS FUNCIONES:

 

Aquí está un breve resumen de las funciones de estas cinco posiciones especiales de liderato:

Apóstol: Un apóstol es uno que tiene una habilidad especial para desarrollar nuevas iglesias en lugares diferentes y supervisar varias iglesias como un supervisor. Apóstol significa "delegado, un enviado  con lleno poder y autoridad para actuar en lugar de  otro." El apóstol tiene una autoridad o habilidad especial para extender el Evangelio a través del mundo desarrollando cuerpos organizados de creyentes. Palabras modernas usadas para un apóstol son "misionero" y "plantador de iglesias." El Apóstol Pablo es uno de los mejores ejemplos bíblicos de un apóstol.

 

Profeta: Un profeta es uno que habla bajo la inspiración directa de Dios y tiene una posición de autoridad en la Iglesia. Un profeta tiene la habilidad para recibir y comunicar un mensaje inmediato de Dios a Su pueblo a través de una pronunciación divinamente ungida. Agabo es un buen ejemplo de un profeta del Nuevo Testamento. Vea Hechos 21:11.

 

Evangelista: Un evangelista tiene una habilidad especial de compartir el Evangelio de un cierto modo con los incrédulos que los hombres y mujeres responden y se vuelven miembros responsables del Cuerpo de Cristo. El significado de la palabra "evangelista" es "uno que trae noticias buenas." Felipe es un buen ejemplo de un evangelista. Vea Hechos 21:8 y capítulo 8.

 

Pastor: La palabra "pastor" realmente significa un “pastor de ovejas”. Pastores son líderes que asumen la responsabilidad personal a largo plazo por el bienestar espiritual de un grupo de creyentes.

 

Maestro: Maestros son creyentes que tienen una habilidad especial de comunicar la Palabra de Dios eficazmente de semejante manera que otros aprenden y aplican lo que se enseña.

 

SU PROPÓSITO:

 

Estas posiciones especiales fueron establecidas para lograr los propósitos siguientes:

 

“A fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, hasta ser un hombre de plena madurez, hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Esto, para que ya no seamos niños, sacudidos a la deriva y llevados a dondequiera por todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar, emplean con astucia las artimañas del error; sino que, siguiendo la verdad con amor, crezcamos en todo hacia aquel que es la cabeza: Cristo” (Efesios 4:12-15).

 

El siguiente diagrama en la página siguiente ilustra estos propósitos:


 

Dios

|

da

|

________________________________________

|               |                  |                |                  |

Apóstoles Profetas Evangelistas Pastores Maestros

|

para

|

Perfeccionar / Equipar Los Santos

|

quiénes

|

__________________

|                        |

Ministrarán             Edificarán

|

resultando en

|

_____________________________

|                    |                    |

Unidad     Conocimiento  Perfección

|

para que el Cuerpo de Cristo pueda ser

|

______________________________

|                                    |

Más cómo Niños             Crezca En Él

(falsa doctrina)                  ( verdad)

 

|

RESULTADO FINAL: Eficaz Funcionamiento De Todas

Las Partes Del Cuerpo En Amor

 

 

CÓMO ELLOS TRABAJAN JUNTOS:

 

Las cinco posiciones especiales de liderato trabajan juntos en el ministerio de la Iglesia.

 

El Apóstol extiende el Evangelio a las nuevas regiones para levantar nuevas iglesias.

 

El Evangelista comunica el Evangelio de tal manera que los incrédulos responden y se agregan a la Iglesia.

 

El Profeta da los mensajes especiales de Dios a la Iglesia por la inspiración del Espíritu Santo.

 

Los Maestros proporcionan instrucción que va más allá de la presentación del Evangelio hecha por el evangelista. Ellos llevan los nuevos convertidos a la madurez espiritual y entrenan personas fieles que son capaces de enseñar a otros.

Los Pastores asumen la dirección a largo plazo y cuidan de la Iglesia.

 

LOS DONES ESPIRITUALES EN EL LIDERATO

 

Los cinco dones especiales de liderato no son las únicas posiciones de liderato en la Iglesia. Cada creyente tiene una función en la Iglesia:

 

“Pero ahora Dios ha colocado a los miembros en el cuerpo, a cada uno de ellos, como él quiso” (1 Corintios 12:18).

 

Cada creyente tiene por lo menos un don espiritual. Su don espiritual lo equipa a cumplir su función en el Cuerpo:

 

“Pero todas estas cosas las realiza el único y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él designa” (1 Corintios 12:11).

 

Nosotros ya hemos mencionado los dones especiales de liderato de apóstol, profeta, evangelista, pastor, y maestro. Aquí está una lista de los otros dones que el Espíritu Santo da a los creyentes:

 

Dones de Hablar: Profecía, enseñanza, exhortación, palabra de sabiduría, y palabra de conocimiento.

 

Dones de Servir: ministerio, auxilio, presidir (liderazgo), administración, contribución, misericordia, discernimiento de espíritus, fe, y hospitalidad.

 

Dones de Señales: Lenguas, interpretación de lenguas, milagros, y sanidad.

 

Las referencias de la Biblia que identifican estos dones son:

 

n       Romanos 12:1-8

n       1 Corintios 12:1-31

n       Efesios 4:1-16

n       1 Pedro 4:7-11

 

(El curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha, "El Ministerio Del Espíritu Santo", discute cada uno de estos dones espirituales en detalle. También provee directrices para descubrir su don espiritual.)

 

DONES IMPORTANTES PARA ADMINISTRADORES

 

Dos de estos dones espirituales, liderazgo (presidir) y administración, son especialmente importantes a administradores. El don de liderato es identificado en Romanos 12:8 como uno que "preside" o lidera. Una persona con el don de liderato tiene la habilidad para establecer planes en armonía con el propósito de Dios y comunicar estas metas a otros. Él motiva otros para lograr estas metas para la gloria de Dios.

 

En algunas versiones bíblicas de 1 Corintios 12:28, el don de administración se llama "gobiernos." Una persona con este don tiene la habilidad de dar dirección, organizar, y tomar decisiones en el nombre de otros. El significado de la palabra "gobiernos" o "administración" es similar a de un piloto dirigiendo una nave. Una persona con este don es responsable por la dirección y decisiones. Como el piloto de una nave, él no puede ser el dueño de la nave, pero a él se ha confiado la responsabilidad de dirigirla en su viaje.

 

Tito es un ejemplo bíblico de una persona con el don de administración. El Apóstol Pablo empezó una iglesia en Creta. Tito fue el que organizó y la dirigió para él:

 

“Por esta causa te dejé en Creta: para que pusieras en orden lo que faltase y establecieras ancianos en cada ciudad, como te mandé” (Tito 1:5).

 

Los dones de liderato y la función de administración están bien juntos. Una persona con el don de administración tiene la habilidad de dirigir, organizar, y tomar las decisiones. La persona con el don de liderato tiene la habilidad para motivar y trabajar con las personas para lograr estas metas.

 

TODOS PODEMOS SERVIR

 

El liderato no se limita a los creyentes con estos dos dones o a las cinco posiciones de especiales de liderato. Los creyentes con otros dones espirituales pueden ser solicitados por los líderes de la Iglesia para servir en varias posiciones de liderato.

 

Por ejemplo, una persona con el don de contribuir puede ser solicitada a liderar un comité sobre las finanzas de la iglesia. Una persona con el don de sanidad puede liderar un grupo de creyentes ministrando a los enfermos en los hospitales locales.

 

La obra del ministerio para que los dones espirituales fueran dados involucra muchas oportunidades para el liderato. Aun cuando un creyente no tiene uno de los dones de liderato él tiene el potencial de volverse un líder a través del desarrollo apropiado de su propio don espiritual.

 

OTRAS POSICIONES BÍBLICAS

 

Hay otras posiciones de liderato mencionadas en la Biblia que no son dones espirituales. Ellos son "oficios" establecidos debido a las necesidades prácticas de la Iglesia.

 

En el Nuevo Testamento se mencionan los oficios de diácono, anciano o presbítero, y obispo. (Algunas personas consideran que un obispo es similar a un pastor. Otros lo consideran un oficio separado.)

 

El registro de la Iglesia Primitiva fue preservado por Dios como un ejemplo para nosotros seguir sobre la estructura de la Iglesia. Estos oficios también deben funcionar en la Iglesia hoy.

 

El propósito de estos oficios es ayudar aquellos con dones espirituales de liderato como los apóstoles, profetas, evangelistas, pastores, maestros, y aquellos con los dones de liderazgo y administración.

 

Use el siguiente esbozo para estudiar estas posiciones:


 

Título

Referencias

Deberes

 

Obispo

1 Timoteo 3:1-7

Muchos consideran que un obispo es similar a un pastor.

 

 

Filipenses 1:1; Tito 1:5-9; 1 Pedro 5:2-3

Él tiene el cuidado a largo plazo sobre un grupo de los creyentes.

Diácono

1 Timoteo 3:8-13; Filipenses 1:1; Hechos 6:1-7.

Estos versículos indican que diáconos tienen un ministerio de servir y ayudar.

 

Diaconisa

1 Timoteo 3:11; Romanos 16:1-2

La Diaconisa no se menciona específicamente en la Biblia. Algunas iglesias han adoptado este término para las esposas de diáconos u otras mujeres que ministran sirviendo o auxiliando.

 

Ancianos

Hechos 20:17,28-32; Hechos 14:23; 15; Hechos 16:4; 11:30; 1 Timoteo 5:17;

1 Pedro 5:1-4;

Tito 1:5;

Santiago 5:14

Estos versículos indican que los ancianos proporcionan dirección             en las decisiones de la iglesia, ministran a las necesidades de los creyentes, y ayuda en el desarrollo y cuidado de cuerpos locales de creyentes.

                             

(Nota sobre los ancianos: La palabra "ancianos" fue usada primeramente en la Biblia en Éxodo 3:16 en referencia a los líderes de Israel. Hay muchas referencias a los ancianos de Israel a lo largo de la Biblia. Estos ancianos son diferentes de la posición de liderato conocida como un anciano en la Iglesia. Los versículos listados aquí se refieren a los ancianos en la Iglesia en lugar de los ancianos de Israel.)

 

Los ancianos, diáconos, y obispos no deben liderar la Iglesia independientemente de los líderes especiales (profetas, apóstoles, evangelistas, pastores, maestros). El hombre selecciona a los ancianos, diáconos, y obispos, pero aquellos con los dones de especiales de liderazgo son establecidos en la Iglesia por Dios.

 

POSICIONES PRÁCTICAS DE LIDERATO

 

Durante los años, muchas otras posiciones de liderazgo han surgido para satisfacer las necesidades prácticas y orgánicas en la Iglesia. Estas posiciones no se mencionan en la Biblia, pero ellas son importantes en el ministerio del compañerismo local. En la sección "Para Estudio Adicional" de esta lección lista algunas de estas posiciones.

 

LA ESTRUCTURA DE LA IGLESIA

 

El siguiente diagrama muestra cómo los dones de liderato que usted ha estudiado el encajan juntos en la estructura de la Iglesia:

 


IGLESIA

|

Dones Especiales de Liderazgo:

|

Apóstoles

Profetas

Evangelistas

Pastores

Maestros

|

Ayudados por los dones de administración, liderazgo, obispos, diáconos,

ancianos, y cada miembro del cuerpo que usa su don

espiritual en la iglesia en el lugar que Dios los ha puesto.

|

El Fundamento puesto por los Apóstoles y Profetas

Efesios 2:20

|

EDIFICADO SOBRE LA ROCA, JESUCRISTO

Mateo 16:18; 1 Corintios 3:11; Efesios 2:20

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. Mire la lista de posiciones en Lista Uno. Lea las definiciones en Lista Dos. Escriba el número de la definición que mejor describe la posición de liderato en el espacio en blanco proporcionado. El primero se hace como un ejemplo para usted.

 

Lista Uno

Lista Dos

 

___ Profeta

1. Enviado con autoridad para actuar por otro para desarrollar nuevas iglesias y supervisarlas.

 

___ Apóstol

2. Habla bajo inspiración especial para comunicar un mensaje inmediato de Dios a Su pueblo; también una posición de liderato.

 

___ Pastor

3. Comparte el Evangelio con los incrédulos de tal modo que ellos responden y se vuelven miembros responsables del Cuerpo de Cristo; "uno que trae buenas noticias."

 

___ Evangelista

4. Asume el liderato a largo plazo por el bienestar espiritual de los creyentes; la palabra significa "un pastor de ovejas."

 

___ Maestro

5. Comunica la Palabra de Dios de tal manera que otros aprenderán y aplicarán lo que se enseña; también una posición de liderato.

 

___ Liderato

 

6. Motiva las personas para lograr las metas.

___ Administración

7. Similar al piloto de una nave; proporciona liderato.

 

 

 

 

3. Liste tres otros oficios de liderato bíblico discutidos en esta lección.

_____________________     _______________________     _______________________

 

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

 

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

Aquí está una lista de algunas otras posiciones de liderato en la Iglesia local:

 

 

MINISTERIOS DE ORACIÓN Y DE SANIDAD:

 

n       Oración de intercesión

n       Unción con aceite

n       Desayunos de oración

n       Grupos de oración

n       Visita a los hospitales

n       Oración por el teléfono

n       Red de oración

n       Ayuno

n       Oración de consejo

                          

MINISTERIOS PRÁCTICOS:

                          

n       Oficina de ayuda

n       Secretaria de la iglesia

n       Envío de correspondencia

n       Ayuda en la cocina de la iglesia

n       El trabajo en lo cuarto de los niños

n       Trabajo de custodia

n       Restauración

n       Ventas

n       Escribir cartas

n       Preparar la Comunión

n       Cuidar de los niños

n       Apoyo financiero

n       Ministerio de grabaciones

n       Teléfono

n       Registro

n       Publicidad

n       Hacer regalos

n       Programas de deportes

n       Boda

n       Hacer las túnicas del coro

n       Hospitalidad

n       Tesorero

n       Grupos de trabajo

n       Programa de recreación

n       Preparar las noticias

 

 MINISTERIOS EDUCATIVOS:

 

n       Maestros de la Biblia

n       Líder de taller

n       Ministerio de jóvenes

n       Conferenciante de retiros

n       Pesquisa

n       Biblioteca de la iglesia

n       Líder de conferencia

n       Clases de adultos

n       Ministerios de niños

n       Discipulado

n       Maestro de la Escuela Dominical

n       Instructor de la Escuela Bíblica

n       Mentor

n       Instrucción de nuevos creyentes

 

MINISTERIOS DE ACONSEJAR:

 

n       Oración de consejo 

n       Consejo matrimonial

n       Aconsejar adolescentes 

n       Aconsejar mujeres embarazadas

n       Animar otros

n       Visitas a las casas

n       Visitas a los hospitales

n       Resolver problemas

n       Acompañamiento

n       Centro de crisis

n       Aconsejar por teléfono

 

MINISTERIOS DE EXPANSIÓN:

 

n       Evangelización de los niños

n       Ministerio de autobús

n       Drama

n       Ministerio con estudiantes

n       Causas políticas

n       Misiones

n       Cruzadas

n       Programas de TV y radio

n       Dando testimonio en la calle

n       Ministerios con universitarios

n       Centros de extensión

n       Cafeterías

n       Ministerios de hombres y mujeres

n       Testimonio de puerta-a-puerta

n       Escuela Bíblica de ferias

n       Distribución de la Biblia y literatura

 

MINISTERIOS DE LIDERATO:

 

n       Organizador

n       Superintendente de la Escuela Dominical o superintendente de sección

n       Proyectista

n       Líder de grupo casero

n       Coordinador de misiones

n       Líder

n       Presidente del comité

n       Director de educación cristiana

n       Administrador de la iglesia

 

MINISTERIOS DE COMPASIÓN:

 

n       Hospitalidad

n       Programas de alimentación

n       Visita a los hospitales

n       Los invitados de noche

n       Vestir el necesitado

n       Casas de lactantes

n       Entretenimiento 

n       Visitas a la prisión

n       Ayudar a los ancianos

n       Transporte

n       Cuidar de niños

n       El ministerio del teléfono

n       Misiones

n       Ministerio de calle

n       Centro de crisis

n       Ayudar las personas detenidas

n       Ayudar las personas que sufren abusos

n       Ayudar personas deficientes

n       Ayudar los necesitados

n       El ministerio a las madres solteras

 

OTROS MINISTERIOS:

 

n       Música

n       Coros

n       Tocar piano

n       Lectura Dramática

n       Grupos musicales

n       Trabajo de traducción

n       Drama

n       El culto principal

n       Tocar el órgano

n       Fantoches

n       Interpretación

n       El contenido del boletín

n       Escribir y revisar el material cristiano

n       Escribir canciones

n       Orquesta de la iglesia

n       Banda musical de la iglesia

n       Decorar la iglesia para las ocasiones especiales

n       Artes

 


Capítulo Tres

 

LA UNCIÓN PARA LIDERAR

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Definir "unción."

n       Identificar tres tipos de unciones.

n       Explicar el propósito de cada tipo.

n       Identificar la fuente de la unción espiritual.

n       Discutir los propósitos de la unción.

n       Identificar la base para la unción de Dios.

n       Discutir la fuerza que se opone aquellos que son ungidos por Dios.

n       Explicar por qué es importante ministrar solamente en la posición  en la cual usted fue uncido.

n       Explicar cómo mantener la fresca unción de Dios.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Pero tú enaltecerás mi poder como el de un toro salvaje, y sobre mí verterás aceite fresco” (Salmos 92:10).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

El Señor quiere que los líderes sean victoriosos e impacten el mundo para el Reino de Dios. ¿Cómo usted puede ser ese tipo de líder? Tener conocimiento de áreas prácticas y tareas generales de líderes le ayudará a volverse un líder victorioso. Hay calificaciones Bíblicas para líderes que también son necesarios. Los dones espirituales, habilidades, educación, y experiencia también son importantes. Usted estudiará sobre estos más tarde.

 

Pero la cosa más importante para los líderes será la unción del Espíritu Santo. Sin la unción de Dios usted no puede liderar, organizar, movilizar, o evangelizar eficazmente. Este capítulo enfoca en la unción del Espíritu Santo que es necesaria para aquellos llamados y escogidos por Dios para el liderato.

 

UNCIÓN

 

"Unción" significa dedicar o consagrar alguien o algo aplicándole el aceite. El aceite es un símbolo del Espíritu Santo.

 

EL UNGIDO

 

El nombre "Cristo" en el idioma griego significa "el ungido." Jesús introdujo Su ministerio terrenal proclamando:

 

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para...” (Lucas 4:18).

 

Jesús hizo claro que era por la unción del Espíritu Santo que Él era capaz de...

 

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos y para proclamar el año agradable del Señor” (Lucas 4:18-19).

 

Si fue necesario para Jesús ser ungido para ministrar, entonces también es necesario para nosotros.

 

LAS TRES UNCIONES

 

Hay tres unciones diferentes mencionadas en el Antiguo Testamento. Ellos son ejemplos naturales o "tipos" de experiencias espirituales que Dios quiere que los líderes tengan:

 

LA UNCIÓN DEL LEPROSO: RELACIÓN

 

La lepra es una enfermedad mortal que consume la carne de su víctima. Los dedos de los pies, los dedos de las manos, y otras partes del cuerpo eventualmente pudriesen y caen.

 

En los tiempos del Antiguo Testamento una persona con lepra era llamada de leproso. El leproso era prohibido de vivir en su comunidad porque la enfermedad era contagiosa. Para impedir que otros entrasen en contacto con él le exigieron que clamara "impuro" dondequiera que él fuese. La lepra comería lentamente su cuerpo físico y él moriría una muerte dolorosa.

 

En la Biblia, Dios usa ejemplos naturales a ilustrar las verdades espirituales. La lepra se usa como un ejemplo del pecado. Así como la lepra destruye el cuerpo físico, el pecado lo destruirá espiritualmente y destruirá su ministerio.

 

En la ley del Antiguo Testamento, Dios dio instrucciones específicas para la limpieza de una persona con la lepra. Lea sobre esto en Levítico 14 en su Biblia antes de proceder con esta lección. Cada uno de las instrucciones que usted simplemente leyó es simbólico de la limpieza que usted debe experimentar espiritualmente:

 

Un Pájaro que Lleva La Culpa Del Pecado: Esto es simbólico del derramamiento de Su sangre para llevar fuera nuestros pecados.

 

Arrepentimiento Y Confesión: Esto es lo que usted debe hacer para nacer de nuevo y limpiarse del pecado.

 

El Agua Corriente: Esto es simbólico del bautismo en agua.

 

La Unción Del Aceite: Esto es simbólico de la obra del Espíritu Santo en su vida. Note que el aceite sería puesto en la oreja, en el dedo pulgar, y en el dedo del pie del leproso. Aplicando esto al liderato, nosotros debemos experimentar una unción espiritual similar que unge...

El Oído: para poder oír la voz de Dios.

 

La Mano: para poder servirlo.

 

El Dedo Del Pie: para caminar en la relación apropiada con Él.

La unción más importante para los líderes es la unción del "leproso" porque ella es simbólica de la relación personal. Su propia relación con Dios debe ser correcta si usted desea liderar otros. Usted debe ser renacido, debe poder oír la voz de Dios, servirlo, y caminar en la relación apropiada con Él.

 

LA UNCIÓN DEL SACERDOTE: SANTIDAD

 

Los líderes también deben experimentar la unción sacerdotal. Lea sobre esto en Éxodo 29 y 30 y en Levítico 8 antes de proceder con esta lección. La unción sacerdotal era una unción para la santidad, para ser consagrado a Dios para Su servicio por vivir y conducirse debidamente.

 

En los tiempos del Antiguo Testamento, había muchas cosas que un sacerdote no podría hacer debido a la santidad de su oficio. Debido a su unción especial para liderar, algunas cosas mancharían a un sacerdote que no podrían manchar a otros miembros de la congregación de Israel.

 

Como un líder, usted debe experimentar la unción sacerdotal de santidad y debe consagrarse para el servicio de Dios. Usted debe vivir en armonía con la Palabra de Dios. Puede haber cosas que usted no puede hacer debido a la santidad de su oficio. Debido a su unción especial para liderar otros, hay cosas que lo mancharán pero no mancharán a otros.

 

LA UNCIÓN DEL LÍDER: POSICIÓN Y PODER

 

El tercer tipo de unción en el Antiguo Testamento es la unción del líder. Era una unción para aquellos que guiarían el pueblo de Dios como líderes, como reyes, profetas, capitanes, etc., La unción del líder era que establecía un líder de Dios - dando posición y poder para cumplir esa posición.

 

Por ejemplo, la unción de Saúl era la posición de capitán sobre el pueblo de Dios:

 

“Entonces Samuel tomó un frasco de aceite, lo derramó sobre la cabeza de Saúl y le besó diciéndole: --¿No te ha ungido Jehová como el soberano de su heredad?” (1 Samuel 10:1).

 

La unción de David está registrada en 1 Samuel 16. Este pasaje deja claro que el poder del Señor vino sobre David debido a la unción:

 

“Isaí mandó por él, y le hizo entrar. Era de tez sonrosada, de bellos ojos y de buena presencia. Entonces Jehová dijo: --¡Levántate y úngelo, porque éste es!  Samuel tomó el cuerno de aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. Y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová descendió con poder sobre David. Luego Samuel se levantó y regresó a Ramá” (1 Samuel 16:12-13).

 

La unción del líder era para impartir la posición, poder, y autoridad del oficio. Con esta unción, el Espíritu de Dios venía sobre una persona para que ella pudiera liderar el pueblo de Dios propiamente. La promesa del Nuevo Testamento sobre esta unción de poder se encuentra en Hechos 1:8.

 

“Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre vosotros, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

 

El cumplimiento de esta promesa se registra en Hechos 2. El Bautismo en el Espíritu Santo del Nuevo Testamento es el cumplimiento de la unción del líder.

 

La unción de la posición en Nuevo Testamento se describe en Efesios:

 

“El que descendió es el mismo que también ascendió por encima de todos los cielos, para llenarlo todo” (Efesios 4:10).

 

Dios ha ungido a ciertas personas en posiciones de liderato en la Iglesia y ha proporcionado la unción de poder para equiparlos a cumplir sus llamados.

 

LA UNCIÓN ES DE DIOS

 

Estas tres unciones, que son simbólicas de los qué los líderes deben experimentar, todas vienen de Dios. Cuando Samuel ungió Saúl, él dijo, “¿No te ha ungido Jehová como el soberano?” (1 Samuel 10:1; 15:17). Cuando Jesús proclamó Su unción, Él dijo "Por me ha ungido...” (Lucas 4:18; también vea Hechos 10:38). Es Dios quién levanta a los ungidos. Dios dijo a Samuel:

 

“Pero yo levantaré para mí un sacerdote fiel que actúe conforme a mi corazón y a mi alma. Le edificaré una casa firme, y él andará en presencia de mi ungido todos los días” (1 Samuel 2:35).

 

Usted no experimenta la unción siendo ordenado por una organización o denominación (aunque hay nada malo en hacer esto). La unción para el liderato viene de Dios:

 

“... la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros...” (1 Juan 2:27).

 

Estaban fue ordenado por los hombres como un diácono. Él fue ungido por Dios como un evangelista (Hechos 6). Es la unción de Dios, no la del hombre que es el más importante.

 

LA BASE DE LA UNCIÓN

 

¿En qué base Dios da esta unción? Dios no unge basándose en la inteligencia, educación, experiencia, o habilidades. La unción  no es basada en la apariencia exterior. Es basada en la actitud del corazón.

 

Cuando Samuel fue a la casa de Isaí para ungir a un nuevo rey, él estaba buscando a un hombre con gran apariencia exterior:

 

“Y aconteció que cuando ellos llegaron, él vio a Eliab y pensó: ¡Ciertamente su ungido está delante de Jehová! Pero Jehová dijo a Samuel: --No mires su apariencia ni lo alto de su estatura, pues yo lo he rechazado. Porque Jehová no mira lo que mira el hombre: El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón” (1 Samuel 16:6-7).

 

Dios ungió a David debido a la actitud y condición de su corazón. Dios mira lo que usted es por dentro.

 

LOS PROPÓSITOS DE LA UNCIÓN

 

Aquí están algunos propósitos de la unción:

 

CUMPLIR LOS PROPÓSITOS DE DIOS:

 

La unción se da a los líderes para permitirles cumplir los propósitos de Dios. Jesús hizo esto bastante claro:

 

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos” (Lucas 4:18).

 

DAR SABIDURÍA PARA LIDERAR:

 

La unción le da sabiduría para liderar otros en lugar de necesitar ser liderado:

 

“Y en cuanto a vosotros, la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él” (1 Juan 2:27).

 

DESTRUIR EL YUGO:

 

Es la unción qué destruye los yugos espirituales que atan a los hombres y mujeres a quiénes usted ministra. La Biblia indica que hay tres tipos de yugos:

 

1. Hay el yugo del pecado:

 

“Yo, Jehová vuestro Dios que os saqué de la tierra de Egipto para que no fueseis sus esclavos. Yo rompí las coyundas de vuestro yugo, y os he hecho andar con la cabeza erguida” (Levítico 26:13).

 

2. Hay el yugo que mantiene las personas en la esclavitud de la "carne" o del "yo” que es la vieja naturaleza de pecado:

 

“Porque lo que hago, no lo entiendo, pues no practico lo que quiero; al contrario, lo que aborrezco, eso hago” (Romanos 7:15).

 

3. Hay el yugo del hombre que es la esclavitud puesta sobre usted por otras personas. Este yugo puede incluir la culpa, tradición, o las normas imposibles de conducta que se le impone por otros:

 

“Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos mismos no las quieren mover ni aun con el dedo. Más bien, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Ellos ensanchan sus filacterias y alargan los flecos de sus mantos” (Mateo 23:4-5).

 

La unción destruye todos estos yugos:

 

“El yugo será destruido a causa de tu unción” (Isaías 10:27).

 

Estos yugos no serán destruidos por enseñanza profunda. Ellos no serán destruidos por la educación, por aconsejar, o por la organización. Ellos serán destruidos por la unción de Dios sobre los líderes espirituales que saben traer el mensaje de liberación a aquellos en esclavitud.

 

DETERMINAR LA POSICIÓN:

 

Dios unge las personas para posiciones o llamados específicos en el ministerio. Por ejemplo, la posición de los sacerdotes era determinada "por causa de la unción" (Números 18:8).

 

El Nuevo Testamento deja claro que Dios da dones espirituales y llamados diferentes a los creyentes. Usted debe conocer su personal llamado de la parte Dios, sus dones espirituales, y su propósito específico en el plan de Dios para caminar en la unción del Espíritu Santo. Si usted intenta servir en una posición en la cual usted no fue llamado ni ungido, usted experimentará dificultades.

 

Esto nos lleva a otro punto importante sobre la unción...

 

CAMINE EN SU PROPIA UNCIÓN

 

Dios unge las personas en oficios espirituales, posiciones, y llamados específicos. Muchos líderes fallan porque ellos no reconocen este hecho. Ellos intentan realizar ministerios a que ellos no fueron llamados ni ungidos:

 

n       Lea Números 16. Cuando Coré y sus hombres reivindicaron tener la misma unción de Moisés, Dios demostró diferentemente.

n       Lea Números 17. Dios demostró que Su unción descansaba sobre Aarón de una manera especial.

n       Lea 1 Samuel 13:8-14. Cuando el Rey Saúl intentó servir en un oficio en lo cual él no había recibido ninguna unción, él fue juzgado y rechazado por Dios.

n       Lea Hechos 19:13-16. Cuando los siete hijos de un sacerdote nombrado Esceva intentaron ministrar en una unción que ellos no poseían, ellos experimentaron dificultades.

 

Ministre en su propia unción o usted sea ineficaz y experimentará grandes dificultades en el ministerio.

 

ESPERE OPOSICIÓN

 

Si usted es ungido por Dios, usted puede esperar la oposición de Satanás y de sus fuerzas, así como de los hombres impíos:

 

“Se presentan los reyes de la tierra, y los gobernantes consultan unidos contra Jehová y su ungido” (Salmos 2:2).

 

“Porque tus enemigos, oh Jehová, han deshonrado, han deshonrado los pasos de tu ungido” (Salmos 89:51).

 

Las fuerzas impías quieren impedirlo porque ellas saben que es un ministerio ungido que logra los propósitos de Dios.

 

LA FRESCA UNCIÓN

 

David habla de "aceite fresco" que es simbólico del ungir fresco, continuado de Dios:

 

“Pero tú enaltecerás mi poder como el de un toro salvaje, y sobre mí verterás aceite fresco” (Salmos 92:10).

 

Usted mantiene una unción fresca del poder de Dios a través de experimentar continuamente los tres tipos de unción previamente estudiados.

 

LA UNCIÓN DEL LEPROSO: RELACIÓN

 

Su unción no estará fresca a menos que su relación personal con Dios sea mantenida. Usted debe mantener contacto con Dios a través de la oración y estudio de la Biblia si usted desea oír Su voz, servir, y caminar en Sus caminos. Ministrar en la posición e poder sin relación producirá la pérdida de su propia experiencia y le hará un descalificado:

 

“Más bien, pongo mi cuerpo bajo disciplina y lo hago obedecer; no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo venga a ser descalificado” (1 Corintios 9:27).

 

"No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: '¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?' Entonces yo les declararé: Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de maldad!” (Mateo 7:21-23).

 

LA UNCIÓN DEL SACERDOTE: SANTIDAD

 

Usted debe mantener una vida de santidad si usted desea experimentar la fresca unción de Dios en su ministerio. Usted debe ser moralmente puro y debe ser una persona de integridad y honestidad en cada área de su vida y ministerio.

 

LA UNCIÓN DEL LÍDER: POSICIÓN Y PODER

 

Usted debe servir en la posición a que Dios le ha llamado. Usted no debe emular (imitar) los ministerios y llamados de otros. Usted también debe experimentar la llenura incesante del Espíritu Santo que asegura el poder espiritual para las tareas que Dios le ha dado.

 


CÓMO ELLAS FUNCIONAN JUNTAS

 

Estas tres unciones funcionan juntas para mantener fresca la unción de Dios en su vida.

 

n       Sin la relación, usted no puede experimentar el poder y usted no podrá vivir una vida santa.

n       Enfatizar la santidad aparte del poder producirá el legalismo.

n       Tener el poder y posición sin vivir una vida santa le pondrá en una situación de ministrar a otros mientras usted mismo tornarse un "descalificado".

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Qué significa "unción?"

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

3. ¿De lo que el aceite es simbólico?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

4. Liste los tres tipos de unciones discutidos en esta lección y explique el significado de cada uno.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. ¿Quién es la fuente de la unción para el ministerio?

_____________________________________________________________________

 

6. Discuta los propósitos de la unción.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

7. ¿En qué base Dios unge? ¿Es debido a la educación, la experiencia, inteligencia, etc.?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

8. Explique por qué las fuerzas impías se oponen a los ungidos de Dios.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 


9. ¿Por qué es importante sólo ministrar en la posición en qué usted fue ungido por Dios?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

10. ¿Cómo usted puede mantener fresca la unción de Dios en su vida y ministerio?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Estudie sobre la relación de Dios con aquellos que son ungidos:

 

n       Dios da liberación y misericordia a los ungidos: Salmos 18:50

n       Él salva y oye los ungidos: Salmos 20:6

n       Él pone su vista en el rostro de los ungidos: Salmos 84:9

 

n       Él es la fuerza salvadora de los ungidos: Salmos 28:8

n       Él da revelación a los ungidos (la lámpara de los ungidos): Salmos 132:17

n       Dios unge para cortar al enemigo: 2 Crónicas 22:7

 

2. Estudie más allá sobre los hechos generales sobre la unción:

 

n       La primera vez que la unción es mencionada: Génesis 31:13.

n       La unción está relacionada con la alegría y rectitud: Salmos 45:7; Hebreos 1:9.

n       La debilidad natural no impide la unción de Dios: 2 Samuel 3:39.

n       La unción se usa en la cura del enfermo en Marcos 6:13 y Santiago 5:14; el ciego en Juan 9:6;11; y el espiritualmente ciego en Apocalipsis 3:8.

n       Lo aceite santo fue usado en los tiempos del Antiguo Testamento: Éxodo 30:31.

n       La unidad se compara a la unción: Salmos 133:2.

n       La unción se relaciona con la santidad: Éxodo 29:29.

n       La Palabra de Dios es ungida: Levítico 7:36.

 

3. Usted ya aprendió cómo la unción fue usada en los tiempos del Antiguo Testamento por los leprosos, sacerdotes, y líderes. También fueron ungidos:

 

n       Las ofrendas: Éxodo 29:36.

n       Lo contenido del Tabernáculo: Levítico 8, Números 7; Éxodo 40.

n       Pilares o altares: Génesis 31:13.

 

4. Porque los líderes son ungidos por Dios, nosotros debemos tener cuidado para no se oponer a ellos. Vea Números 16; 1 Samuel 24 y 26; 2 Samuel 1; 1 Crónicas 16:22; Salmos 105:15.

 

5. La unción del hombre no es igual que la de Dios. Vea 2 Samuel 19:10. Lea la historia trágica de Absálon que fue ungido por el hombre (2 Samuel 18-20).

 

6. Lea sobre al unción de:

 

n       Josué: Deuteronomio 34:9 y Números 27:18,22.

n       Saúl: 1 Samuel 10:15-27.

n       David: 1 Samuel 16:1-13.

n       Jesús: Lucas 4:18.

 

7. Estudie Hechos 7:25 y Éxodo 2:11-15. Moisés tenía el llamado correcto, pero la autoridad errada al principio. Él intentó servir en su propia autoridad en lugar de la autoridad de Dios.

 

8. Lea Amós 7:14-15. Amós no era un ministro. Él era pastor y recogedor de la cosecha. Pero cuando Dios lo ungió, él se volvió un profeta.

 


Capítulo Cuatro

 

LAS CALIFICACIONES PARA LOS LÍDERES

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Definir "calificaciones."

n       Definir el fruto exterior del Espíritu.

n       Definir el fruto interno del Espíritu.

n       Identificar los dos textos bíblicos principales que listan las calificaciones específicas para los líderes.

n       Listar las cuatro calificaciones requeridas de todos los líderes espirituales.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las buenas obras que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Cuando Dios llama a un creyente para liderar, Él quiere equiparlo para servir adecuadamente. Porque las tareas específicas y llamados son diferentes, hay calidades exclusivas que son necesarias para la varias posiciones de liderazgo en el Cuerpo de Cristo. Dios equipa a cada líder de maneras diferentes.

 

Mientras Dios da calidades específicas necesarias a los líderes para sus llamados, hay también calificaciones generales que se requieren de todos los líderes espirituales. Estas calificaciones son el asunto de esta lección que discute los requisitos básicos, el fruto espiritual, y las calificaciones específicas y generales para el liderazgo.

 

LAS CALIFICACIONES BÍBLICAS

 

Las calificaciones no son habilidades naturales. Ellas son calidades de carácter y conducta. Las calificaciones bíblicas para el liderato son las calidades de carácter y conducta descritas para los líderes en la Palabra de Dios. Ellas son evidencias de un estilo de vida piadoso.

 

Las personas a menudo consideran las habilidades de un líder como más importante e ignoran sus calificaciones para el liderato. Por ejemplo, las personas pueden juzgar a un pastor basándose en su buena predicación. Pero mientras él puede impresionar las personas con sus habilidades de hablar, puede estar faltándole seriamente las calificaciones bíblicas de un estilo de vida piadoso que se requiere para los líderes.

 

El liderato espiritual debe desarrollarse y debe evaluarse basándose en las normas bíblicas. La prueba de cualquier ministerio no está en los dones espirituales, poder, o en la habilidad natural. Los ministerios serán evaluados con base en las evidencias de un estilo de vida piadoso, también llamado de "fruto espiritual":

 

“Así que, por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:20).

 

El fruto, o calidades espirituales de una persona, revela como ella es por dentro:

 

"No es buen árbol el que da malos frutos, ni es árbol malo el que da buen fruto.  Porque cada árbol es conocido por su fruto; pues no se recogen higos de los espinos, ni tampoco se vendimian uvas de una zarza. El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón, presenta lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón, presenta lo malo. Porque de la abundancia del corazón habla la boca” (Lucas 6:43-45).

 

Un hombre puede tener la atracción personal (carisma) que puede ser confundido por el poder espiritual. Él puede hacer milagros incluso en el nombre del Señor. Pero Jesús dijo:

 

"No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: '¡Señor, Señor! ¿No profetizamos en tu nombre? ¿En tu nombre no echamos demonios? ¿Y en tu nombre no hicimos muchas obras poderosas?' Entonces yo les declararé: Nunca os he conocido. ¡Apartaos de mí, obradores de maldad!” (Mateo 7:21-23).

 

Judas advirtió contra aquellos que habría “entrado encubiertamente" en la iglesia y enseñado la doctrina falsa. Él dijo que una manera de reconocerlos era por la falta de fruto en sus vidas:

 

“... Son árboles marchitos como en otoño, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados” (Judas 12).

 

Una cosa importante en cualquier ministerio es el fruto porque... "Por sus frutos los conoceréis."

 

OS ELEMENTOS ESENCIALES

 

Hay cuatro requisitos básicos para todos los líderes. Un líder cristiano debe ser:

 

1. Nacido De Nuevo: Él debe ser un verdadero creyente en Jesucristo según las instrucciones cedidas en Juan 3.

 

2. Bautizado En El Espíritu Santo: Él debe tener la evidencia de un testimonio poderoso como descrito en Hechos 1:8.

 

3. Llamado Y Ungido para Ser Un Líder: las personas deben ser llamadas y ungidas por Dios para llenar las posiciones de liderato en la Iglesia.

 

4. Espiritualmente Maduro: Un líder no debe ser un creyente carnal (1 Corintios 3:1) o un recién convertido (1 Timoteo 3:6). Él debe tener experimentado los fundamentos de la fe descritos en Hebreos 6:1-3 y debe tener seguido a la madurez espiritual como este pasaje orienta.

 

La madurez espiritual involucra una buena relación personal con el Señor que incluye oración y hábitos de estudio de la Biblia. Si usted desea liderar otros en los caminos de Dios, usted debe comunicarse con Él de sí mismo y debe tener conocimiento de Su Palabra. Usted puede asistir a los seminarios de liderato, puede ir a la universidad, y puede leer muchos libros sobre el liderazgo, pero a menos que usted continúe buscando al Señor, su ministerio fallará.

 

EL FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO

 

El fruto del Espíritu Santo se refiere a la naturaleza del Espíritu revelada en la vida del creyente. Son calidades espirituales que deben ser evidentes en las vidas de todo los cristianos, pero sobre todo en los líderes espirituales.

 

Los dones del Espíritu Santo son para el poder. El fruto del Espíritu Santo es para el carácter. El fruto espiritual es la evidencia de la madurez espiritual. Así como la fruta toma tiempo para desarrollarse en el mundo natural, el fruto espiritual toma tiempo para desarrollar. Es el producto del crecimiento natural en la vida del Espíritu.

 

La Biblia habla de dos tipos de fruto espiritual: El fruto exterior de evangelización y el fruto interno de las calidades espirituales piadosas. Los líderes espirituales deben llevar fruto siendo un testigo poderoso del mensaje del Evangelio:

 

"Vosotros no me elegisteis a mí; más bien, yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y para que vuestro fruto permanezca; a fin de que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre él os lo dé” (Juan 15:16).

 

El último orden de Jesús antes de volver al Cielo fue:

 

“Y les dijo: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15).

 

Él desafió a Sus discípulos con una gran visión de cosecha espiritual:

 

“¿No decís vosotros: Todavía faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: ¡Alzad vuestros ojos y mirad los campos, que ya están blancos para la siega! El que siega recibe salario y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra y el que siega se gocen juntos” (Juan 4:35-36).

 

Salomón dijo:

 

“El fruto del justo es árbol de vida, y el que gana almas es sabio” (Proverbios 11:30).

 

El poder del Espíritu Santo permite a los creyentes que sean espiritualmente fructíferos a través de la evangelización:

 

“Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre vosotros, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

 

El método de reproducción espiritual se da en 2 Timoteo 2:2:

 

“Lo que oíste de parte mía mediante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” (2 Timoteo 2:2).

 

Debido a la importancia del fruto de evangelización, el Instituto Internacional Tiempo de Cosecha ofrece un curso sobre este asunto, titulado "Evangelismo Cómo Fermento."

 

Además del fruto espiritual de la evangelización, los líderes deben desarrollar también el fruta de la semejanza con Cristo:

 

“Pero el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,  mansedumbre y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley” (Gálatas 5:22-23).

 

Éstas son calidades internas que el Espíritu Santo quiere desarrollar en la vida de un líder. Ellas son calidades que eran evidentes en la vida de Jesucristo. Es por esto qué nosotros las llamamos de "Calidades de Cristo."

 

Se encuentra el fruto del Espíritu Santo en cada acto de bondad, justicia, y verdad hechos por los creyentes:

 

“Pues el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad” (Efesios 5:9).

 

El fruto del Espíritu Santo también incluye las siguientes calidades específicas:

 

AMOR:

 

El amor es una emoción de profundo afecto, cuidado, y preocupación. Involucra cuidado por  las personas, ser amistoso, simpático, compasivo, comprensivo; confortar, animar, y ser atento.

 

El líder debe amar a Dios (Marcos 12:30). El amor será mostrado por el líder a sus seguidores, a todos los creyentes, y a los no salvos (1 Pedro 1:22; Lucas 6:27,32,35; Mateo 5:43-44; 19:19; Juan 13:34-35; 15:9,12; 17:26; 1 Juan 2:9-10).

 

El trabajo del líder para el Señor debe ser un de labor de amor (1 Tesalonicenses 1:3). La fe opera por el amor (Gálatas 5:6) y los dones espirituales operan a través del amor (1 Corintios 13). El amor es la llave al éxito de todo el ministerio (1 Corintios 13).

 

El amor involucra el tacto, que es una habilidad para llevarse bien con otros y relacionarse con ellos de una manera positiva. Es una habilidad para decir y hacer lo que es necesario y difícil sin ofender otros.

 


ALEGRÍA:

 

La alegría es una calidad de gozo, deleite, y júbilo. Dios desea que usted tenga la alegría (Juan 15:11; 17:13). Los discípulos estaban llenos con alegría y del Espíritu Santo (Hechos 13:52). La fuente de alegría no está en las cosas mundanas. Está en Dios (Salmos 16:11). Porque la verdadera alegría es espiritual y no dependiente de las circunstancias exteriores, el líder puede regocijarse en las tentaciones e pruebas (Santiago 1:2; 2 Corintios 7:4). Él puede soportar las pruebas con la alegría (Colosenses 1:11).

 

PAZ:

 

Paz es una condición de quietud, calma, tranquilidad, y armonía. Es la ausencia de disputa, ansiedad, y preocupación. Un líder con esta calidad es confiable y capaz de concentrar-se en las emergencias porque él puede mantener la calma.

 

La confusión es el contrario de la paz. Dios no causa la confusión. Su deseo es traer paz (1 Corintios 14:33). Toda la verdadera paz pasa por Jesucristo (Hechos 10:36; Efesios 2:14; Romanos 5:1; Juan 14:27; 16:33).

 

Los líderes deben procurar las cosas que producen paz (Romanos 14:19) y vive en paz con otros (2 Corintios 13:11; Hebreos 12:14). La unidad que es necesaria en cualquier ministerio eficaz debe se guardar a través de la paz (Efesios 4:3). La paz de Dios debe gobernar en el corazón del líder (Colosenses 3:15).

 

PACIENCIA:

 

Paciencia es la calidad de perseverancia. Es la habilidad para llevar una situación insoportable alegremente y pacientemente la soportar. Paciencia fue una calidad evidente en el ministerio del Apóstol Pablo (2 Timoteo 3:10). Nosotros debemos tener paciencia con regocijo (Colosenses 1:11).

 

El líder debe predicar la Palabra de Dios con perseverancia (2 Timoteo 4:2) y relacionarse a otros en esta calidad (Efesios 4:2). Él debe "vestirse" de la perseverancia como una calidad espiritual (Colosenses 3:12).

 

BENIGNIDAD:

 

La benignidad es la calidad de tener una manera dulce, no siendo severo, violento, o fuerte. Es una bondad callada y respetuosa. La Biblia advierte a los creyentes para no luchar pero ser benignos a todos los hombres (2 Timoteo 2:24). Nosotros no debemos ser alborotadores. Los alborotadores son personas que siempre están luchando o defendiéndose (Tito 3:2). Nosotros debemos ser solicitados fácilmente. Eso significa que nosotros debemos ser fácilmente accesibles a otros debido a nuestra naturaleza mansa (Santiago 3:17).

 

Un líder benigno  es un gran líder. David escribió:

 

“Me has dado el escudo de tu salvación; tu mano derecha me ha sustentado, y tu condescendencia me ha engrandecido” (Salmos 18:35).

 


BONDAD: 

 

La bondad refleja los hechos de santidad o los hechos virtuosos. Dios llena el hambriento con la bondad (Salmos 107:9). Como creyentes, la bondad y la misericordia de Dios nos seguirán (Salmos 23:6).

 

FE:

 

La fe es una actitud de creencia, expectativa, y esperanza hacia Dios (Hebreos 12:1). Es creer que todo que Dios dijo es verdad y que nada es imposible. La fe, combinada con la obra del ministerio, logra grandes cosas para el Reino de Dios.

 

La fe es una actitud de confianza en Dios que hace con los seguidores siéntanse seguros y edifica su fe. Es la creencia que "yo puedo hacer todas las cosas a través de Cristo que me fortalece."

 

MANSEDUMBRE:

 

La mansedumbre es la fuerza controlada. La disciplina de otros debe ser hecha en la mansedumbre (Gálatas 6:1) y ella ayuda al líder a preservar la unidad en la iglesia (Efesios 4:1-3). Debe ser usada en la relación con todos los hombres (Tito 3:2; 2 Timoteo 2:24-25). Un hombre sabio es un hombre manso (Santiago 3:13). Todos los creyentes son animados a  buscar esta calidad (Colosenses 3:12; 1 Timoteo 6:11; Zacarías 2:3).

 

TEMPLANZA O DOMINIO PROPIO:

 

La templanza es la moderación en las emociones, pensamientos, y acciones. Es el autodominio. La templanza es el dominio en todas las cosas (1 Corintios 9:27 y 9:19 - 27). Nosotros debemos agregar la templanza a nuestras vidas (2 Pedro 1:6).

 

CALIFICACIONES ESPECÍFICAS

 

Además del fruto espiritual, la Biblia identifica las calificaciones específicas para los líderes. Éstas se encuentran en 1 Timoteo 3 y Tito 1. Las siguientes calificaciones son aquellas listadas para pastores, obispos, ancianos, o diáconos. Aunque estas calificaciones sean identificadas para estos oficios específicos, ellas son deseables para todas las posiciones de liderazgo:

 

OBISPOS Y ANCIANOS:

 

Irreprensible: debe tener una buena reputación, moral, vida disciplinada, y no está en violación de la Palabra de Dios: 1 Timoteo 3:2; Tito 1:6,7.

 

Marido de una sola mujer: Si casado, debe tener sólo una compañera: 1 Timoteo 3:2; Tito 1:6. (El apoyo y cooperación de la compañera en el ministerio también son importantes.)

 

Sobrio: Moderado en todas las cosas: Tito 1:8; 1 Timoteo 3:2.

 

Dueño de sí mismo: Demuestra control en todas las áreas de su vida y conducta. Si un hombre desea liderar otros, él debe poder controlarse: Tito 1:8.

 

Prudente, Vigilante: Esto significa que el líder es conocedor, sensato, sabio, y práctico: 1 Timoteo 3:2; Tito 1:8.

 

Hospitalario: Su casa está abierta a otros: 1 Timoteo 3:2; Tito 1:8.

 

Capaz de Enseñar: Tiene habilidad para comunicar la Palabra de Dios a otros: 1 Timoteo 3:2; Tito 1:9.

 

No dado al vino: 1 Timoteo 3:3; Tito 1:7.

 

No violento, Paciente: El opuesto de impacientarse rápidamente: 1 Timoteo 3:3.

 

No arrogante: No egoísta y ni siempre queriendo las cosas a su propia manera: Tito 1:7.

 

No Un Nuevo Convertido: debe tener madurez y debe tener experiencia como un creyente: 1 Timoteo 3:6.

 

Amante de lo Bueno: Apoyando todo que vale la pena a Dios y a Sus propósitos: Tito 1:8.

 

Justo: en sus tratos con las personas: Tito 1:8.

 

Estable En La Palabra: Tito 1:9.

 

Santo: Virtuoso, santificado: Tito 1:8.

 

No ávido de ganancias deshonestas: No ávido para la ganancia financiera. Libre del amor al dinero: Tito 1:7; 1 Timoteo 3:3.

 

Maneja Bien Su Propia Casa: debe mostrar la habilidad de dirección en su propia familia: 1 Timoteo 3:4-5.

 

Tener hijos creyentes: debe tener hijos que han correspondido al Señor y no han sido rebelde: Tito 1:6.

 

Buena Reputación Hacia los de afuera: debe tener un testimonio bueno entre los non-creyentes: 1 Timoteo 3:7.

 

DIÁCONOS:

 

Dignidad: deben ser respectados y deben demostrar una mente seria y carácter: 1 Timoteo 3:8.

 

Sin doblez de lengua: no da informes contradictorios: 1 Timoteo 3:8.

 

No dado a mucho vino: 1 Timoteo 3:8.

 

No amantes de ganancias deshonestas: No ávido por la ganancia financiera: 1 Timoteo 3:8.

 

Establecido En Su Compromiso A La Fe: 1 Timoteo 3:9.

 

Probado: Una persona que ha sufrido pruebas y tentaciones espirituales y que es un creyente probado: 1 Timoteo 3:10.

 

Irreprensibles: La ausencia de cualquier acusación de mala conducta: 1 Timoteo 3:10.

 

Marido de una sola esposa: Si casado, debe tener solo una compañera: 1 Timoteo 3:12.

 

Buenos administradores del hogar: debe demostrar liderato en la vida familiar: 1 Timoteo 3:12.

 

Probado: No un nuevo convertido, pero probado como un creyente: 1 Timoteo 3:10.

 

 

CALIFICACIONES GENERALES

 

Aquí están algunas calificaciones adicionales que son importantes para los líderes:

 

VISIÓN:

 

Un hombre que lidera debe tener la visión. La visión involucra saber su propósito en el plan de Dios, poder oír la voz de Dios, y conocer Su querer y propósitos.

 

Pablo fue un  buen ejemplo de un líder con visión. Pablo pudo liderar otros porque él tenía una visión clara de lo que Dios lo había llamado a hacer. En los años más tarde de su ministerio él dijo, "yo no fue desobediente a la visión celestial."

 

La visión permite a un líder proyectar en el más allá futuro el presente y creer Dios para las grandes cosas.

 

EXCELENCIA:

 

Un líder debe mostrar preocupación con la excelencia, no conformándose con "mitades" o "ya está bastante bueno" en el trabajo del Señor. Él debe ser eficaz y competente, no perezoso en el ministerio. Él debe ser puntual, completo, fiel, y fidedigno.

 

RESOLUCIÓN:

 

"Resolución" significa la habilidad de tomar decisiones firmes, no oscilándose de un lado a otro en la indecisión. Cuando todos los hechos están apurados, la habilidad de tomar una decisión veloz y clara es la marca de un líder bueno.

 

HUMOR:

 

Un buen sentido de humor, que es la habilidad de ver el lado cómico de las cosas, ayudará en las situaciones difíciles.

 

VALOR:

 

Un líder no debe ser temeroso. Él debe ser valeroso y capaz de estar de pie ante la oposición por Satanás o por el hombre (Nehemías 6:11).

 

UNA ACTITUD POSITIVA:

 

El desaliento y una actitud negativa resulta en derrota. Las circunstancias difíciles son las pruebas del liderato. ¿Ellas lo descorazonan? ¿Ellas destruyen, derrotan, o lo detienen? Los líderes deben desarrollar una actitud positiva, un espíritu de estímulo en lugar de desaliento. Su actitud no sólo afectará su actuación como un líder, pero comunicará a sus seguidores. Un líder negativo y descorazonado tiene seguidores negativos y descorazonados.

 

CAPACITADOR:

 

La tarea principal del liderato es equipar las personas para la obra del ministerio (Efesios  4:12). Un capacitador puede organizar, motivar, y movilizar las personas. Él muestra celo y entusiasmo por la obra de Dios. Él comunica estas actitudes a los seguidores, motivándoles y animándoles para la obra del ministerio.

 

Como parte de equipar, él sabe delegar tareas a otros en lugar de hacer todo por sí mismo. Un buen líder edifica otros líderes. Un capacitador es fuerte lo bastante para permitir que otros tengan un ministerio, responsabilidad, autoridad, y alabanza sin sentirse amenazado.

 

AUTORIDAD:

 

Un líder debe ser un hombre de autoridad bajo la autoridad de Dios. Él debe ser capaz de liderar con el poder y la autoridad delegada a él por Dios.

 

DEDICADO:

 

Un líder debe comprometerse y debe dedicarse a Dios, Su Reino, a aquellos que él lidera, y a la obra del ministerio.

 

INICIADOR:

 

Algunos líderes son imitadores. Ellos copian lo qué otros hacen.

 

Algunos líderes son mantenedores. Ellos simplemente mantienen lo que ya se ha empezado. Ellos están limitados en la tradición.

 

Algunos líderes son conformistas. Ellos se conforman a la voluntad de las personas y la reivindicación de que "nosotros siempre lo hemos hecho de esta manera."

 

Los líderes buenos son iniciadores. Ellos son flexibles y abiertos para cambiar. Ellos no son rígidos y limitados en la tradición. Este tipo de líder es creativo y original, abierto para ser inspirado por el Espíritu Santo en nuevas maneras de hacer las cosas y a las nuevas ideas. Ellos pueden ajustar las prioridades, cambiar métodos, y hacer "cualquier cosa", "siempre que" necesario para el avanzo del Reino.

 

SABIDURÍA Y CONOCIMIENTO:

 

El líder debe evidenciar pensamiento sano y sabiduría en las decisiones y acciones. Él debe tener la habilidad mental adecuada de saber liderar. Estas habilidades pueden ser alcanzadas a través del entrenamiento, experiencia, y guía del Espíritu Santo.

 

EDUCACIÓN:

 

La educación es importante, pero recuerda que Jesús escogió hombres ignorantes y iletrados. Ellos se volvieron en grandes líderes debido al poder de Dios.

 

EXPERIENCIA:

 

Porque Josué era un hombre con experiencia de guerra, él fue seleccionado para liderar Israel a la tierra prometida. Es por esto qué el "ministerio del Cuerpo", ejercido por cada creyente, es importante. Proporciona la experiencia que levanta a nuevos líderes.

 

PRONTO A PAGAR EL COSTO:

 

Jesús dijo que había un costo para el verdadero discipulado. Él avisó a los discípulos potenciales para calcular el costo. Los líderes deben estar listos a llevar la cruz, negar a sí mismos, y trabajar arduamente en  circunstancias difíciles y solitarias.

 

UN ESPÍRITU DE SIERVO:

 

Jesús indicó que las calificaciones de los líderes en el Reino de Dios sin diferentes de aquellas de los líderes mundanos. Los líderes cristianos deben desarrollar un humilde y compasivo espíritu de siervo y liderar cómo un pastor. Estas calificaciones son tan importantes que las próximas dos lecciones enfocarán en ellas.

 

DESARROLLANDO LAS CALIDADES

 

Como usted estudió las listas del fruto espiritual, las calificaciones específicas y generales discutidas en esta lección, usted puede desarrollar las calidades necesarias para el liderazgo. ¡Usted puede pensar, "yo nunca puedo desarrollar todas estas calidades!"

 

... Y usted tiene razón. No hay ninguna tal cosa como un líder que “hace a sí mismo”. En otros términos, usted no puede desarrollar estas calidades por sí mismo. Las calificaciones de un líder sólo pueden ser desarrolladas permitiendo que el poder del Espíritu Santo opere en su vida.

 

El proceso es continuo, pues la Biblia indica que nosotros “somos” Su hechura. La palabra "somos" está en el tiempo presente y significa que nosotros estamos constantemente bajo desarrollo a través del poder creativo de Dios:

 

“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las buenas obras que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10).

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

 

1. Escriba el Versículo Llave de memoria.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

2. ¿Qué significa la palabra "calificaciones"?

_____________________________________________________________________

 

3. ¿Cuál es el fruto de la evangelización?

_____________________________________________________________________

 

4. ¿Cuál es el fruto de las calidades de la semejanza de Cristo?

_____________________________________________________________________

 

5. Mire el fruto del Espíritu Santo en la Lista Uno. Lea las definiciones en la Lista Dos. Escriba el número de la definición que mejor describe el fruto en el espacio en blanco proporcionado.

 

Liste Una                               Lista Dos

 

_____ Templanza              1. Afecto profundo, cuidado

_____ Fe                         2. Gozo, deleite

_____ Mansedumbre          3. Sosiego, calma, armonía

_____ Benignidad              4. Paciencia perseverante

_____ Bondad                  5. Manera apacible, no severa

_____ Alegría                   6. Actos virtuosos

_____ Perseverancia          7. Confianza fuerte en Dios

_____ Paz                       8. Fuerza controlada

_____ Amor                     9. Autodominio

 

6. Identifique las dos principales referencias de la Biblia que dan las calificaciones específicas para los líderes en la Iglesia:

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

7. ¿Cuáles son las cuatro calificaciones básicas requeridas de todos los líderes?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Jesucristo tenía todo el fruto del Espíritu Santo evidente en Su vida. Estudie los ejemplos siguientes.

 

El Fruto Exterior:

 

n       Evangelismo: Juan 10:16; Marcos 1:38

 

El Fruto Interno:

 

n       Amor: Marcos 10:21; Juan 11:5,36

n       Alegría: Juan 15:11

n       Paz: Juan 14:27

n       Paciencia: 1 Pedro 3:15

n       Benignidad: 2 Corintios 10:1

n       Bondad: Romanos 11:22

n       Fe: Mateo 17:14-21

n       Mansedumbre: 2 Corintios 10:1

n       Dominio Propio: Lucas 4:1-13

 

2. Estudie de nuevo las calificaciones específicas y generales para los líderes discutidas en esta lección. Encuentre las referencias bíblicas en los Evangelios que ilustran estas calidades en la vida y ministerio de Jesús.

 

3. Repase las listas de calificaciones dadas para los líderes en esta lección. Evalúe su propia vida. ¿Cómo usted está con relación a cada una de éstas?

 

4. Lea la historia de Jesús que maldijo el árbol del higo en Mateo 21:18-20. Jesús no maldijo el árbol del higo simplemente porque él estaba enfadado porque el árbol no tenía fruto. Él estaba enseñando una verdad importante. El árbol del higo tenía una apariencia buena. Tenía hojas verdes y parecía como si fuese fructífera, pero no tenía el fruto.

 

No es bastante tener la apariencia de espiritualidad. Algunos líderes dan la apariencia exterior de tener todo bajo su control, pero interiormente ellos no tienen el fruto espiritual de la semejanza con Cristo. Ésta era la condición de los Fariseos, un grupo religioso de líderes en el tiempo de Cristo. Jesús les dijo:

 

"¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque sois semejantes a sepulcros blanqueados que, a la verdad, se muestran hermosos por fuera; pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda impureza” (Mateo 23:27).

 

En los líderes, así como en todos los creyentes, Dios se preocupa con la productividad en lugar de la apariencia de la productividad.

 

5. Note las cinco calificaciones que Moisés estipuló para el futuro líder de Israel (Números 27:17). Él debería ser un hombre que:

 

1. Pudiese salir delante de ellos: Uno que lideraría.

2. Pudiese entrar delante de ellos: Una persona que podría interceder en nombre de las personas.

3. Pudiese liderarlos: Uno que sería un líder capaz en la guerra.

4. Los traería: Una persona capaz de llevarlos a la tierra.

5. Daría la dirección apropiada para que "la congregación del Señor no sea como oveja que no tiene pastor."

 

6.  Aquí están algunos contrastes entre los líderes mundanos y los espirituales:

 

El Líder Mundano    

 

El Líder Espiritual

Seguro de sí mismo

Confiado en Dios

Conoce hombres

Conoce a Dios

Hace sus propias decisiones

Busca la voluntad de Dios

Ambicioso

Humilde

Sigue sus propios métodos

Sigue los métodos de Dios

Disfruta de la obediencia de otros

Obedece a Dios

Es motivado por deseos personales

Motivado por el amor

Independiente de Dios

Dependiente de Dios

 

7. Proverbios 28 contrasta las calificaciones de un buen líder con aquellas de un líder malo:

 

Un Buen Líder:

 

n       Es estable (no huye, es intrépido): Versículos 1 y 2

n       Permanece en lo que es correcto a pesar de los conflictos: Versículo 4

n       Guarda la ley: Versículos 4, 9

n       Entiende todas las cosas por buscar al Señor para obtener el conocimiento por revelación: Versículos 5, 11

n       Deja sus padres orgullosos: Versículo 7

n       Es honrado: Versículos 6, 8

n       Es un hombre de oración: Versículo 9

n       Es próspero (todas las cosas buenas): Versículos 10, 20, 25

n       Es un hombre de discernimiento (el busca entendimiento): Versículo 11

n       Trae alegría: Versículo 12

n       Confiesa sus pecados: Versículo 13

n       Teme a Dios: Versículo 14

n       No es codicioso: Versículo 16

n       Gobernará un largo tiempo: Versículo 16

n       Es pacífico: Versículo 17

n       Camina rectamente: Versículo 18

n       Es diligente: Versículo 19

n       Es fiel: Versículo 20

n       No hace distinción de personas: Versículo 21

n       No se asusta con el enfrentamiento y disciplina: Versículo 23

n       Hace de su familia una prioridad: Versículo 24

n       Es humilde y confía en el Señor en lugar de sí mismo: Versículo 25

n       Confías en la guía de Dios: Versículo 26

n       Es compasivo y considerado por aquellos alrededor de él: Versículo 27

n       Lleva a los hombres justos a engrandecer: Versículo 28

 

Un Líder Malo:

 

n       Es temeroso y huye cuando no hay necesidad: Versículo 1

n       Es inestable: Versículos 1 y 2

n       Oprime el pobres: Versículo 3

n       Es orgulloso y persuadido por la alabanza del hombre; él es popular con el injusto: Versículo 4

n       No tiene profundidad (él es como lluvia torrencial): Versículo 3

n       Falta compasión: Versículos 3, 27,

n       Abandona la ley: Versículo 4

n       Falta entendimiento: Versículos 5, 16,

n       Es perverso de sus caminos: Versículos 6, 18,

n       Es un compañero de los hombres alborotados (desobediente): Versículo 7

n       Deja sus padres avergonzados: Versículo 7

n       Crece injustamente: Versículo 8, 20, 22,

n       No ora: Versículo 9

n       Lleva al justo a descaminar: Versículo 10

n       Es sabio en su propia presunción: Versículo 11

n       Su elevación al poder causa miedo: Versículos 12, 28,

n       Esconde sus pecados: Versículo 13

n       Endurece su corazón: Versículo 14

n       Gobierna como un león rugiendo o el oso airado: Versículo 15

n       Es violento: Versículos 15, 17,

n       Es codicioso: Versículo 16

n       Se destina a la  caída: Versículos 10, 18,

n       Cae en mala conducta: Versículo 14

n       Sigue después de la vanidad (es perezoso, influido por las grandes personas): Versículo 19

n       Acepta soborno, hace distinción de personas: Versículo 21

n       Es culpable: Versículo 20

n       Vive en la pobreza espiritual: Versículo 22

n       Es un lisonjero (hipócrita en los cumplimientos): Versículo 23

n       No hace de su familia una prioridad: Versículo 24

n       Es orgulloso: Versículo 25

n       Lleva a una contienda: Versículo 25

n       Confías en sus propias habilidades para dirigirse: Versículo 26

n       Destruye en lugar de construir: Versículo 24

n       Es desconsiderado con aquellos alrededor de él: Versículo 27

 

Resumen De Estos Contrastes: Vea Versículo 28

 


Capítulo Cinco

 

LIDERANDO COMO UN SIERVO

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir los Versículos Llaves de memoria.

n       Identificar un estilo de liderato que es singularmente cristiano.

n       Identificar el mayor ejemplo de liderato de siervo.

n       Explicar cómo liderar como un siervo produce poder.

n       Listar cuatro contrastes entre los líderes mundanos y los cristianos.

n       Identificar a quién nosotros servimos.

n       Explicar cómo volverse un líder-siervo.

 

VERSÍCULOS LLAVES:

 

“Vuestra amabilidad sea conocida por todos los hombres. ¡El Señor está cerca!   Por nada estéis afanosos; más bien, presentad vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús” (Filipenses 4:5-7).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

El liderato en el mundo es a menudo moderado por el poder, dinero, educación, y habilidades. Hay muchos estilos de liderato en el mundo. Por "estilo" nosotros queremos decir la manera en que alguien lidera las personas. Por ejemplo, hay dictadores que controlan las personas. Hay también líderes democráticos que son controlados por el voto de las personas.

 

Cuando Jesús entró en el mundo, Él invirtió el concepto mundano de liderazgo exitoso cuando Él se hizo un siervo. Este capítulo involucra el principio del Nuevo Testamento de liderar como un siervo.

 

UN EJEMPLO CONTRASTANTE

 

Jesús contrastó el liderato espiritual con el liderato mundano. Él dijo:

 

“Pero Jesús los llamó y les dijo: --Sabéis que los que son tenidos por príncipes de los gentiles se enseñorean de ellos, y sus grandes ejercen autoridad sobre ellos. Pero no es así entre vosotros. Más bien, cualquiera que anhele hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,  y cualquiera que anhele ser el primero entre vosotros será siervo de todos” (Marcos 10:42-44).

 

Liderar como un siervo es lo qué separa el liderato cristiano del liderato mundano. Él es un estilo de liderato que es singularmente cristiano.

 

EL MAYOR EJEMPLO

 

El mayor ejemplo de liderar como un siervo fue el Señor Jesucristo. Un siervo es uno que sirve a otros en humildad, dedicación, y amor. Jesús tanto enseñó cuanto modeló le liderato de siervo. Jesús rechazó todas las ideas de poder contenidas en el mundo y propuso algo nuevo. "Siervo" es una palabra extraña para un líder, pero Jesús dejó claro que Él había venido a servir:

 

“... y el que es dirigente, como el que sirve” (Lucas 22:26).

 

Marcos dijo que Jesús vino no a ser servido, pero para servir:

 

“Porque el Hijo del Hombre tampoco vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos” (Marcos 10:45).

 

Pablo dijo que Jesús...

 

“Sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; y hallándose en condición de hombre” (Filipenses 2:7).

 

SIGUIENDO EL MODELO

 

Los líderes en la Iglesia Primitiva siguieron el modelo establecido por Jesús. Ellos se llamaron de siervos:

 

Pablo, siervo  Cristo Jesús... (Romanos 1:1)

Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo (Santiago 1:1)

Simón Pedro, siervo... de Jesucristo (2 Pedro 1:1)

Judas, siervo de Jesucristo (Judas 1:1)

Concede a tus siervos que hablen tu palabra con toda valentía (Hechos 4:29)

 

Nosotros debemos continuar en este modelo. Nosotros debemos ser siervos de aquellos quienes nosotros lideramos.

 

EL PODER DEL SIERVO

 

Usted puede preguntar, "¿Cómo yo puedo ser un líder si yo soy un siervo de las personas que yo estoy liderando? ¿Por qué todo este énfasis en servir?" La respuesta a estas preguntas es que hay poder en servir. Liderar como un siervo no significa ser un líder débil. Significa que el liderato no debe ser enérgico, agresivo con las personas, pero debe ser fuerte contra los enemigos espirituales.

 

El poder del servicio es lo que humilla una persona al punto de ella poder ser usada por Dios. Esto se ilustra en la vida de Jesucristo. Lea Filipenses 2:5-11 en su Biblia. (Usted estudiará después en detalle este pasaje en esta lección). Estos versículos explican cómo a través de humillarse como un siervo y morir en la cruz (versículos 5-8), Jesús fue exaltado en gran poder (versículos 9-11). La cruz era el último lugar en la tierra donde alguien buscaría a un líder, pero ella se volvió el "poder de Dios” para los que son salvos (1 Corintios 1:18). En el Reino de Dios, el orden de muchas cosas se invierte. Nosotros somos fuertes cuando nosotros somos débiles, recibimos cuando nosotros damos, y vivimos cuando morimos. Como un líder, usted se torna poderoso a través de servir.

 

CUATRO CONTRASTES

 

Lea Mateo 20:25-28 y Marcos 10:42-44. Estos pasajes muestran cuatro calidades de líderes mundanos que contrastan con las características de los líderes cristianos:

 

1. Los líderes seculares tienen el dominio sobre sus seguidores: "Dominio" en este texto significa "fuerza opresiva, controlada." Los líderes-siervos no oprimen o controlan a sus seguidores.

 

2. Los líderes seculares ejercen la autoridad sobre los seguidores: La palabra "autoridad" en este texto significa "superioridad." Los líderes mundanos se consideran superior a sus seguidores. Los líderes cristianos son llamados para servicio, no a la superioridad.

 

3. Los líderes seculares son jefes sobre sus seguidores: La palabra "jefe" en este texto quiere decir estar en primer lugar. En el Reino de Dios, el primero (los líderes) está en último lugar.

 

4. Los líderes seculares son los señores sobre aquellos que ellos lideran: La palabra "señor" quiere decir uno a quien el servicio es debido. El líder cristiano sirve a sus seguidores.

 

¿QUIÉN NOSOTROS SERVIMOS?

 

Como líderes-siervos, nosotros servimos el Cuerpo de Cristo. Pablo dijo a los corintios:

 

“Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús como Señor; y a nosotros, como siervos vuestros por causa de Jesús” (2  Corintios 4:5).

 

Nosotros también servimos a la humanidad perdida y agonizante. Lea la parábola del buen Samaritano en Lucas 10:25-37. el liderato de siervo asume dignidad y poder porque cuando nosotros servimos a otros, nosotros realmente estamos sirviendo al Señor:

 

“Y respondiendo el Rey les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis" (Mateo 25:40).

 

Lea la parábola de los siervos en Mateo 25:14-30. Porque nosotros estamos sirviendo al Señor, nosotros somos responsables a Él:

 

“De cierto, de cierto os digo que el siervo no es mayor que su señor, ni tampoco el apóstol es mayor que el que le envió” (Juan 13:16).

 


CÓMO TORNARSE UN LÍDER-SIERVO

 

Lea Filipenses 2:5-8. Este pasaje explica cómo volverse un líder-siervo siguiendo el ejemplo de Cristo. Liderar como un siervo significa que usted debe:

 

DESARROLLE LA ACTITUD APROPIADA:

 

Liderar como un siervo empieza con su actitud. Usted debe desarrollar la actitud de Jesús:

 

“Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús:   Existiendo en forma de Dios, él no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse; sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; y hallándose en condición de hombre” (Filipenses 2:5-7).

 

Dios usa a los hombres y mujeres cuya actitud del corazón es correcta. David fue ungido como rey porque el Señor miraba su corazón (1 Samuel 16:7). Los motivos son determinados en el corazón. Nuestros motivos naturales son egoístas. Si usted desea ser un líder-siervo, sus actitudes y motivos debe cambiar.

 

HUMÍLLESE:

 

“Sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; y hallándose en condición de hombre” (Filipenses 2:7).

 

No esté involucrado con sus ambiciones, planes, posición, o reputación. Rinda todas estas cosas a Dios y humíllese ante Él. Humillarse es algo que usted hace, no algo que Dios hace.

 

IDENTIFÍQUESE CON LA HUMANIDAD:

 

Jesús pudo servir porque Él se identificó con la humanidad. Él se identificó y satisfizo sus necesidades:

 

“... haciéndose semejante a los hombres; y hallándose en condición de hombre, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!” (Filipenses 2:7-8).

 

Jesús fue tentado como hombre, sufrió como hombre, y tenía un cuerpo sujeto a las debilidades y necesidades del hombre mortal. Si usted desea servir aquellos que usted lidera, usted debe identificarse con ellos en sus debilidades, sufrimientos, y necesidades.

 

SEA OBEDIENTE:

 

Para servir, Jesús se tornó obediente: “...obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!” (Filipenses 2:8).

 

Todos que estamos en autoridad como líderes también estamos bajo la autoridad de otro líder. Como un líder cristiano, usted está bajo la autoridad de Dios. Usted también puede estar bajo un líder de una denominación o Iglesia. Para servir adecuadamente como un líder, usted debe ser obediente a sus propios líderes.

 

MUERA AL PECADO Y A SÍ MISMO:

 

Jesús fue obediente hasta el punto de morir:

 

“... haciéndose obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!” (Filipenses 2:8).

 

Pablo dijo "cada día muero" (1 Corintios 15:31). La muerte de la cual Él habló era una muerte continua al pecar y a sí mismo. Esto es lo que se requiere de aquellos que lideran sirviendo. Usted debe crucificar el pecado y el “yo” en su vida. La cruz será una experiencia dolorosa, pero como Jesús, usted aprenderá los principios de liderato de siervo a través del sufrimiento.

 

SIRVA EN AMOR:

 

Debido a Su gran amor, Jesús se humilló, tomó la forma de un siervo, se identificó con el hombre y fue obediente hacia la muerte:

 

“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo en expiación por nuestros pecados. Amados, ya que Dios nos amó así, también nosotros debemos amarnos unos a otros” (1 Juan 4:10-11).

 

El amor es central en el liderato de siervo. El amor empieza como una emoción en el corazón, pero se muestra de maneras prácticas, notables. Cuando usted ama alguno de verdad, usted desea servirlo.

 

Un líder-siervo edifica a aquellos a quién él sirve. Él nunca usa personas pero trabaja con y a través de ellos de tal modo que les ayuda a crecer espiritualmente. Él da en lugar de tomar. Destruir es rápido y fácil, pero construir toma tiempo y es más difícil.

 

Lea 1 Corintios 13. En cada lugar que dice "amor" reemplace por las palabras "liderato de siervo." (Ejemplo: "El liderato de siervo tiene paciencia y es bondadoso".) Esto le ayudará a captar el significado del amor que será mostrado por los líderes-siervos.

 

PERMITA DIOS SER EL DUEÑO DE SU VIDA:

 

Cuando Jesús vino a la tierra como un siervo, Él desistió de Su derecho de "ser el dueño” de Su propia vida. Él dijo, "No sea como y quiero, sino como tú”. Cuando usted escoge ser un siervo, usted deja el derecho para ser el dueño de su vida. Usted ya no está construyendo su propio reino. Usted está construyendo el Reino de Dios. Usted ya no comunica sus ideas o creencias. Usted comunica el mensaje de su Amo. No es más su voluntad, pero la voluntad de Dios. Jesús vino a servir por opción. Ahora la opción es suya... ¿Usted escogerá servir? Recuerde: Usted sólo se califica para liderar en la media en que usted está deseoso de servir.

 

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llaves de memoria.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Cuál es el estilo de liderato que es singularmente cristiano?

_____________________________________________________________________

 

3. ¿Quién es el mayor ejemplo de liderato de siervo?

_____________________________________________________________________

 

4. Explique cómo liderar como un siervo produce poder.

_____________________________________________________________________

 

5. Liste cuatro contrastes entre los líderes seculares y los cristianos.

________________________        __________________________

________________________        __________________________

 

6. ¿Cómo líderes, a quién nosotros servimos?

_____________________________________________________________________

 

7. Usando Filipenses 2:5-8, explique cómo volverse un líder-siervo.

_____________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

 

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

 

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

Lea este versículo:

 

“Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios y es aprobado por los hombres” (Romanos 14:18).

 

Este versículo identifica los resultados del liderato victorioso:

 

1. Servir a Cristo, lo que produce...

2. Ser aceptable a Dios y...

3. Ser aprobado por el hombre.

 

Ahora estudie los capítulos 12-14 de Romanos. Haga una lista de las cosas que usted debe hacer para ser siervo de Cristo, aceptable a Dios y aprobado por los hombres. Aquí está un ejemplo para seguir:

 

Referencia                     Lo Que Yo Debo Hacer
 
Romanos 12                               Presentar mi cuerpo como un sacrificio vivo, santo e aceptable a Dios.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________           


Capítulo Seis

 

LIDERANDO COMO UN PASTOR

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Identificar el Buen Pastor.

n       Identificar el único verdadero aprisco.

n       Resumir las responsabilidades del pastor.

n       Resumir las advertencias a los pastores malos.

n       Aplicar los principios naturales de pastorear al liderato.

 

VERSÍCULOS LLAVES:

 

“Apacentad el rebaño de Dios que está a vuestro cargo, cuidándolo no por la fuerza, sino de buena voluntad según Dios; no por ganancias deshonestas, sino de corazón; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cargo, sino como ejemplos para el rebaño” (1 Pedro 5:2-3).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Otra analogía o paralelo natural ilustrando el liderato es el pastor. En el mundo natural, un pastor es uno que cuida de la oveja. Un "aprisco" es un grupo o rebaño de ovejas. En el mundo espiritual, las personas son comparadas con las ovejas. Nosotros somos como ovejas que se descaminaron espiritualmente (Isaías 53:6) o quién se ha tornado parte del "aprisco" o "rebaño" del Señor.

 

Jesús se refirió a Sí mismo como el "Buen Pastor" y explicó en detállelo que involucra pastorear. Este ejemplo es una de las mayores ilustraciones de liderato espiritual (vea Juan 10). Para ser un líder eficaz, usted debe conocer no sólo al Buen Pastor y relacionar personalmente con Él, pero usted también debe aprender a liderar como un pastor.

 

Pedro confirma que nosotros debemos liderar como pastores:

 

“Apacentad el rebaño de Dios que está a vuestro cargo... ” (1 Pedro 5:2).

 

LOS PRINCIPIOS DE PASTOREAR

 

Desde que Jesús llamó a Sí mismo de “el Buen Pastor", entonces nosotros debemos estudiar Su ejemplo de ministerio para entender los principios de pastorear. Vuélvase a Juan 10 en su Biblia y úselo para guiarlo mientras usted estudia estos principios básicos de pastorear:

 

UN REBAÑO, UN PASTOR:

 

El primer principio que debe ser entendido es que hay sólo un rebaño y un pastor. El "rebaño" es la Iglesia que es compuesta de todos los creyentes nacidos de nuevo. El "pastor" es Jesucristo. Hay sólo una puerta en el aprisco, y esta es Jesús:

 

“Yo soy la puerta. Si alguien entra por mí, será salvo; entrará, saldrá y hallará pastos” (Juan 10:9).

 

“... Así habrá un solo rebaño y un solo pastor” (Juan 10:16).

 

En el mundo natural, los pastores humanos dividen sus rebaños en otros rebaños porque es más fácil y más práctico cuidar de ellos. Ellos sólo pueden ser responsables y cuidar de unos. Esto también es verdad en el liderato espiritual. Pero en la realidad, hay sólo hay un rebaño. Él es hecho de todos los verdaderos creyentes que pertenecen al Buen Pastor, Jesucristo. Como un líder o "pastor", usted es realmente un "sub-pastor." Usted sirve sobre parte del rebaño de Dios "bajo" la dirección del Buen Pastor.

 

Siempre recuerde que las divisiones de denominación, organización, y las asociaciones de las iglesias locales son hechas por el hombre y sólo existen para permitir el cuidado personal y la organización práctica. En realidad, hay sólo un rebaño.

 

No intente separar "su rebaño" de otras personas en el rebaño del Buen Pastor por el denominacionalismo. No tenga interés en construir "su rebaño" denominacional o comunidad local. Tenga interés en edificar el rebaño del Buen Pastor. No ponga reglas y regulaciones de hombres para excluir alguna oveja. Jesús declara, "Cualquiera que venir", con tanto que ellos pasen por la puerta del Señor Jesucristo.

 

El aprisco de Dios no es exclusivo. La puerta está abierta a todas las Sus oveja:

 

"También tengo otras ovejas que no son de este redil. A ellas también me es necesario traer, y oirán mi voz. Así habrá un solo rebaño y un solo pastor” (Juan 10:16).

 

LAS OVEJAS SON DADAS POR DIOS:

 

Porque hay sólo un aprisco, toda oveja (los seguidores) es dada por Dios:

 

“Mi Padre que me las ha dado, es mayor que todos; y nadie las puede arrebatar de las manos del Padre” (Juan 10:29).

 

Sólo se confían los seguidores a su cuidado. En la realidad, ellos pertenecen a Dios.

 

ALGUNAS OVEJAS NO SEGUIRÁN:

 

Hay un hecho triste de que usted debe estar consciente como un pastor. Algunos que son llamados se negarán a seguir. Jesús dijo:

 

“Pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas” (Juan 10:26).

 

Habrá algunos que son llamados pero no seguirán. Ellos se negarán a volverse parte del rebaño. Es un hecho triste, pero verdadero. No permita que esto descorazónele. Lidere aquellos que seguirán.

 

EL PASTOR CONOCE SU OVEJA:

 

Jesús dijo:

 

“Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las mías me conocen” (Juan 10:14).

 

En el tiempo del ministerio de Cristo, pastores tenían una relación muy personal con su oveja. El pastor estaba allí en el nacimiento de la oveja y él la guiaba y cuidaba de ella a lo largo de su vida.

 

Para ser un líder eficaz, usted debe conocer las personas confiadas a su cuidado. Usted debe desarrollar una relación personal con ellas. Jesús dijo que el Buen Pastor "sus ovejas las llama por nombre" (Juan 10:3).

 

LAS OVEJAS CONOCEN EL PASTOR:

 

No sólo el pastor conoce su oveja, pero las ovejas conocen el pastor:

 

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:27).

 

Jesús dijo que las ovejas conocen la voz del pastor. Ellas escuchan y siguen porque ellas conocen y confían en él.

 

Como un líder, usted debe construir relaciones de amor y confianza con sus liderados. Para hacer esto, usted debe estar con sus ovejas y debe estar disponible a ellas, no separados de ellas. Usted debe dirigir su propia vida que para que las ovejas puedan seguirlo mientras usted sigue a Cristo:

 

“Sed vosotros imitadores de mí; así como yo lo soy de Cristo” (1 Corintios 11:1).

 

Las personas no lo siguen meramente porque usted fue ordenado como un líder. Usted debe ganar su confianza para liderarlas. Usted hace esto permitiéndoles conocerlo.

 

EL PASTOR CUIDA DE LA OVEJA:

 

Buenos pastores cuidan de sus ovejas. Usted debe cuidar del alma de las ovejas. Usted debe ver que sus "almas están restauradas" a la correcta relación con Dios:

 

“Restaurará mi alma...” (Salmos 23:3 – Traducción del Original).

 

Cuidar de la oveja incluye confortarlas en tiempos de dolor y necesidad. El bastón del pastor era usado para alcanzar e coger la oveja, trayéndola cercano a sí, para  consuelo y examen (Salmos 23:4).

 

Cuidar involucra liderar las personas al Buen Pastor, quién puede proporcionar todo  para sus necesidades:

“Jehová es mi pastor; nada me faltará” (Salmos 23:1).

 

Hablando del cuidado del Señor como su pastor espiritual, David dijo:

 

“En prados de tiernos pastos me hace descansar. Junto a aguas tranquilas me conduce” (Salmo 23:2).

 

Cuando las ovejas están bien cuidadas, ellas descansarán satisfechas. La oveja en el mundo natural, así como el mundo espiritual, sólo descansarán si ellas estuvieren:

 

Libres Del Miedo: El miedo del hombre o del enemigo esparcirá la oveja. Usted debe enseñar la oveja que...

 

“Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2 Timoteo 1:7).

 

Libre De Desacuerdo Con Otra Oveja: Ovejas que están luchando con otras no pueden descansar o alimentarse. Ellas también no se reproducen espiritualmente. Cuando las ovejas luchaban en el mundo natural en los tiempos de la Biblia, el pastor colocaba aceite en sus cabezas. Esto las dejaba con las cabezas resbalosas para que ellas no pudieran golpear sus cabezas y luchar. Enseñe la oveja a luchar contra el enemigo, no contra nosotros. ¡Vierta el aceite del Espíritu Santo sobre sus cabezas!

 

Libre De Las Pestes: En el mundo natural, hay tipos diferentes de pestes que infestan la lana de oveja y causan enfermedad e incomodidad. Hay ciertas moscas que atacan las ovejas y cuando sus huevos que son incubados en la oveja salen del cascarón, entonces la mosca bebé se arrastra hasta la cabeza de la oveja y causa ceguera y muerte.

 

David dijo que el pastor "unge mi cabeza con aceite" (Salmo 23:5). En el mundo natural, los pastores usaban el aceite para limpiar la oveja de la enfermedad, dolencia, e infecciones. En el mundo espiritual, las pestes pueden ser comparadas con el pecado. El pecado causará ceguedad y muerte espiritual. Debe aplicarse el aceite del Espíritu Santo para limpiar la oveja de las pestes del pecado.

 

Libre De Hambre Y Sed: Si usted quiere que la oveja permanezca en el aprisco, usted debe alimentarlas espiritualmente. El líder debe llevar la oveja a las pasturas verdes y debe alimentarlas con la verdad de la Palabra de Dios:

 

“Apacentad el rebaño de Dios que está a vuestro cargo, cuidándolo no por la fuerza, sino de buena voluntad según Dios...” (1 Pedro 5:2).

 

No es bastante simplemente llevar las personas a las pasturas verdes. Usted debe hacerles descansar y permanecer allí. Usted debe preparar la mesa con las cosas buenas de Dios y debe ponerla ante ellas (Salmos 23:5). Usted debe llevar la oveja a las aguas eternas (Juan 4) que hartará su sed. Llene sus tazas espirituales hasta el punto de transbordar con la Palabra (Salmos 23:5).

 

En el mundo natural, si las ovejas están sedientas ellas partirán en busca del agua. Si ellas no son llevadas a la buena agua, ellas beberán el agua mala. El pastor va antes de ellas y procura si no hay plantas venenosas que crecen cerca de los arroyos y para ver si hay agua mala. Como un pastor, usted debe llevar la oveja a la buena agua. Jesús dijo:

 

“Pero en el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso de pie y alzó la voz diciendo: --Si alguno tiene sed, venga a mí y beba” (Juan 7:37).

 

Jeremías habló de "cisternas que no sostienen el agua." El vacío no puede llenarse excepto por el agua de vida (Jeremías 2:13).

 

Es interesante notar en Salmos 23:2 que el pastor lleva a "aguas tranquilas." Aguas tranquilas significan aguas silenciosas, pero corrientes. Aquí el agua es pura. No es agua parada que es contaminada y sucia. Ella es fresca. No es conturbada, ni en cataratas que pueden ser peligrosas. Esto habla de doctrina estable que no se mueve o cambia por vientos de experiencia o teología popular.

 

EL PASTOR DISCIPLINA LA OVEJA:

 

Cuidar de la oveja involucra la disciplina. La vara que los pastores llevaban era usada para conducir la oveja en el camino correcta. La oveja probablemente no se sentía bien para ser atizada por la vara, pero era necesario.

 

La vara del pastor es un ejemplo natural de la vara de la autoridad de la Palabra de Dios que es usada por los pastores espirituales. La vara proporciona la disciplina. No siempre ella le hace sentirse bien, pero es necesaria.

 

Liderar involucra disciplina, reprobación, y corrección para mantener las ovejas en el camino correcto. Cuando una oveja se desvía, disciplina y cuidado involucra ir en búsqueda de ella y devolverla al aprisco (Lucas 15). Usted debe llevar la oveja del pecado a la justicia:

 

“... me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre” (Salmos 23:3).

 

En el mundo natural, ovejas dejadas a su propio cuidado se vuelven a sus propios caminos. Ellas pastarán en la misma área hasta que esté arruinada o ellas sean esparcidas en todas las direcciones. El mismo es verdad de hombres y mujeres:

 

“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas; cada cual se apartó por su camino. Pero Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (Isaías 53:6).

 

Para liderar hombres y mujeres en los caminos de la justicia, usted debe disciplinarlos en los caminos de Dios.

 

EL PASTOR AYUDA A LEVANTAR LA OVEJA:

 

En el mundo natural, una oveja es levantada cuando ella no puede levantarse por sí misma. Es una presa fácil para los animales y está desvalida. El pastor debe venir y instigarla con la vara y motivarla para colocarse de pie.

 

Ovejas necesitan ser levantadas cuando:

 

Ellas Se Establecen En La Facilidad: En el mundo natural, la oveja a veces no pueden levantarse cuando ellas entran en el área de buena pastura verde y están satisfechas y felices. Ellas ruedan sobre su parte posterior, dan patadas de placer... y no pueden levantarse de nuevo.

 

En el mundo espiritual, los creyentes a menudo se establecen en la facilidad material. Ellos se involucran con los placeres y riquezas del mundo. Ellos son indiferentes sobre Dios, Su Reino, y las almas perdidas. Cuando esto pasa ellos se tornan ineficaces para Dios y presa fácil para el enemigo. Para ayudar tal oveja, usted debe enfocar su atención en los valores eternos y debe motivarla para la obra del Reino.

 

Ellas Tienen Demasiada Lana: Cuando la piel lanosa de la oveja ha crecido demasiadamente larga, las zarzas y espinos empiezan a aferrarse a ella y la oveja se torna muy pesada con estas cosas, tornándose una presa fácil para los enemigos. Para ayudar a levantar la oveja, el pastor corta la basura enredada en la lana. Cuando él hace esto la oveja empieza a berrear, luchar, y a dar patadas.

 

En el mundo espiritual, los creyentes se tornan pesados con "los cuidados de este mundo" y los "pecados que tan fácilmente nos asedian." Estas cosas deben ser cortadas si ellos desean ser eficaces para Dios. Nosotros podemos dar puntapiés, luchar, y berrear también, pero esto es necesario.

 

Ellas Se Vuelven Demasiadamente Gordas: La oveja que es demasiadamente gorda no puede corregirse cuando ellas caen. Algunos creyentes se tornaron muy gordos espiritualmente. Ellos reciben las cosas de Dios, pero nunca reparten. Ellos no ministran a otros, pero ellos simplemente continúan creciendo espiritualmente gordos.

 

En el mundo natural, estas ovejas gordas no siempre son más saludables o más productivas. Esto también es verdad en el mundo espiritual. Los pastores espirituales deben levantar las ovejas "gordas" y colocarlas en movimiento para Dios.

 

EL PASTOR LIDERA LA OVEJA:

 

Jesús dijo:

 

“Y cuando saca fuera a todas las suyas, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz” (Juan 10:4).

 

Liderato es solamente lo que la palabra implica: usted debe ir adelante de la oveja y debe liderarla. Usted simplemente no dice a la oveja dónde ir, usted muestra indo adelante de ella. Usted hace esto practicando lo que usted predica y mostrándole por su estilo de vida en lugar de solamente por decir. El pastor establece el ejemplo como un líder, no como un "señor". Pedro dijo para servir...

 

“No como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cargo, sino como ejemplos para el rebaño” (1 Pedro 5:3).

 

EL PASTOR SIRVE DE BUENA VOLUNTAD:

 

Pedro dijo...

 

“Apacentad el rebaño de Dios que está a vuestro cargo, cuidándolo no por la fuerza, sino de buena voluntad según Dios; no por ganancias deshonestas, sino de corazón” (1 Pedro 5:2).

 

Usted no debe llevar porque usted se pregunta, forzado, o exigió hacer para que. Usted debe llevar porque usted quiere llevar. Cumpla su profesión de buena gana.

 

EL PASTOR DA SU VIDA POR LA OVEJA:

 

Jesús dijo:

 

“Yo soy el buen pastor; el buen pastor pone su vida por las ovejas” (Juan 10:11).

 

Jesús fue el único sacrificio necesario por los pecados de la humanidad. Usted no puede morir por su oveja de esta manera. Algunos de nosotros podemos morir en la vida en nombre de otros o así como los mártires.

 

Pero para ser un líder, usted tendrá que "dar su vida" de otras maneras. Usted debe sacrificar sus propios deseos y las ambiciones egoístas por otros. Hay muchas inconveniencias en cuidar de las personas. Toma tiempo y puede interferir con sus propios planes personales.

 

Jesús dejó esto claro en la parábola de la oveja perdida en Lucas 15. Todas las ovejas eran obedientes y estaban donde deberían estar, pero uno había ser perdido. No era conveniente salir buscándola por la noche. No era cómodo o deseable. Incluso era peligroso. Pero el pastor "dio su vida" y fue a rescatar la oveja perdida.

 

EL PASTOR PROTEGE LA OVEJA:

 

“El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10).

 

“Pero el asalariado, que no es el pastor, y a quien no le pertenecen las ovejas, ve que viene el lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo arrebata y esparce las ovejas. Huye porque es asalariado, y a él no le importan las ovejas” (Juan 10:12-13).

 

Un buen pastor se queda con la oveja y la protege, no importa cuál el costo.

 

Los asalariados son líderes que usan sus posiciones de dirección sólo por dinero, poder, posición, u honor. Ellos están sirviendo por "ganancias deshonestas", o su para propio beneficio. Los asalariados realmente no cuidan de la oveja, pues ellos huyen cuando los enemigos atacan (1 Pedro 5:2).

 

ADVERTENCIAS A LOS PASTORES

 

Lea Ezequiel 34 en su Biblia. Este capítulo contiene advertencias a los pastores malos que gobernaron Israel. Pero las advertencias en este pasaje involucran a todos los líderes que son pastores malos. Dios promete "ayes" o juicios sobre los pastores que:

 

1. No alimentan el rebaño: Versículo 2

2. Roban y toman egoístamente de la oveja: Versículo 3

3. Cuide de sí mismos, pero no de la oveja: Versículos 2-3, 8

4. No cuidan de las necesidades del rebaño: Versículo 4 (Ellos no confortan aquellos que están heridos, no fortalecen las ovejas, no cuidan de los espiritualmente enfermos y feridos.)

5. No buscan la oveja perdida: Versículos 4 y 6

6. Gobiernan con fuerza y crueldad: Versículo 4

7. Esparcen las ovejas: Versículos 5-6

8. Permiten al enemigo destruir la oveja: Versículo 8

9. Permiten las enfermedades de pecado y desunión destruir el rebaño: Versículo 21

 

UNA PROMESA A LOS PASTORES

 

Si usted está siguiendo los principios bíblicos de liderar como un pastor, usted puede exigir esta promesa:

 

“Y al aparecer el Príncipe de los pastores, recibiréis la inmarchitable corona de gloria” (1 Pedro  5:4).

 

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículos Llaves de memoria.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Quién es el Buen Pastor?

_____________________________________________________________________

 

3. ¿Cuál es el único verdadero rebaño?

_____________________________________________________________________

 

4. Escriba un resumen de los principios de pastorear qué usted aprendió en esta lección. ¿Cuáles son las responsabilidades del pastor?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. Resuma las advertencias dadas a los pastores malos en Ezequiel 34.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

 

 


PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Examine su propia vida con respecto a los principios de pastorear qué usted estudió en esta lección. ¿Usted está aplicando estos principios en su vida y ministerio? ¿Dónde usted está fallando? ¿Cómo usted podría mejorar?

 

2. Estudie Salmo 23 usando este esbozo. Como un pastor, el Señor es su:

 

n       Proveedor: Salmos 23:1

n       Paz: Salmos 23:2

n       Guía: Salmos 23:3

n       Protección: Salmos 23:4

n       Preparación: Salmos 23:5

n       Abundancia (su copa rebosa): Salmos 23:5

n       Promesa: Salmos 23:6

 

Notas adicionales sobre le Salmo 23: Al hablar de bondad y misericordia en versículo 6, note...

 

n       Su proximidad: "me seguirán."

n       Su persistencia: continuará a lo largo de la vida.

n       Su constancia: "Todos los días" significa constantemente.

n       Su certeza: "Ciertamente."

 

¿Considere esta pregunta: la bondad y misericordia lo siguen? ¿Mientras usted pasa por la vida usted le deja estímulo, inspiración, misericordia, y bondad?

 

Al hablar del valle, que ilustra los tiempos difíciles en nuestra experiencia cristiana, note que...

 

n       Él nada más que realmente una sombra. Cuando usted ve una sombra en el mundo natural, hay algo más que la causa. La sombra no es la realidad. En el mundo espiritual, es la guerra del enemigo que está detrás de cada sombra en nuestros valles.

n       Él es un caminar "a través de." Usted no estará para siempre en el valle. Allí no está escrito "yo moriré allí" o "yo quedaré allí."

n       Él es un "camino", no una carrera temerosa.

n       Los valles en el mundo natural son las áreas más fructíferas. La pregunta no es si usted pasará o no por un valle. Usted irá a través de muchos. La pregunta es, ¿cómo usted reaccionará a ellos? ¿Usted se alimentará de las cosas buenas de Dios que sólo crecen en los valles?

n       La vara (para la disciplina) y el bastón (por cuidar) del pastor están operando a través de nuestras experiencias en el valle.

 

3. Aprenda más sobre lo que la Biblia enseña sobre pastorear estudiando las referencias siguientes:

 

n       Números 27:17

n       Salmos 23; 80:1

n       Isaías 40:11

n       Ezequiel 34; 37:24

n       Zacarías 10:2; 11:15-17

n       Mateo 9:36; 25:32; 26:31

n       Marcos 6:34; 14:27

n       Juan 10

n       Hebreos 13:20

n       1 Pedro 2:25; 5:4


Capítulo Siete

 

LAS TAREAS DE LOS LÍDERES

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir los Versículos Llaves de memoria.

n       Identificar la tarea prioritaria de los líderes.

n       Definir "capacitar."

n       Resumir los resultados de "capacitar" las personas para la obra del ministerio.

n       Identificar las tareas específicas de los líderes.

 

VERSÍCULOS LLAVES:

 

“Y él mismo constituyó a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, y a otros pastores y maestros, a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo” (Efesios 4:11-12).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

En las lecciones anteriores usted aprendió CÓMO usted debe liderar como un buen mayordomo, siervo y pastor. Esta y las lecciones siguientes enfocan en lo que un líder realmente hace.

 

El liderato involucra muchas tareas. Una tarea es una responsabilidad, deber, o trabajo. No es posible que nosotros discutamos cada tarea que un líder puede ser llamado para hacer, así nosotros consideraremos sólo las tareas más importantes de los líderes.

 

LA PRIMERA PRIORIDAD

 

Se define la primera prioridad de un líder cristiano en el pasaje siguiente:

 

“Y él mismo constituyó a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, y a otros pastores y maestros, a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo” (Efesios 4:11-12).

 

Dios pone a los líderes en la Iglesia para "capacitar" los creyentes para la obra del ministerio. Esta palabra "capacitar" significa preparar o equipar. La "obra del ministerio" incluye cada posición, deber, y responsabilidad de ministerio.

 

La tarea principal de los líderes cristianos es capacitar a los creyentes para la obra del ministerio. Porque cada creyente recibe por lo menos un don espiritual, los líderes tienen un gran recurso de lo cuál sacar. Cada creyente debe equiparse espiritualmente para hacer el trabajo al cual Dios lo tiene llamado.

 

Capacitar involucra enseñanza, predicación, demostración, y entrenamiento. Capacitar también involucra movilizar las personas para la obra del ministerio. "Movilizar" es activar o poner en acción. No sólo deben entrenarse los creyentes, pero ellos deben movilizarse para usar lo que ellos han aprendido.

 

Capacitar involucra el entrenamiento de algunas personas como líderes y otras como seguidores. Todos son importantes a la obra del ministerio. El Capítulo Diez de este curso es dedicado al entrenamiento de los líderes y seguidores.

 

Si usted es un líder llamado y escogido por Dios, usted debe estar involucrado en equipar otros para hacer la obra de Dios. Éste es su primera prioridad y su tarea principal. Éstos son los resultados positivos cuando los creyentes son propiamente "capacitados" para la obra del ministerio:

 

n       La obra del ministerio es hecha: Efesios 4:12

n       El Cuerpo de Cristo (la Iglesia) es edificada: Efesios 4:12

n       Los personas alcanzan la madurez espiritual: Efesios 4:13-15

n       Resulta en unidad: Efesios 4:13

n       Las personas son conformadas a la imagen de Cristo: Efesios 4:13

n       Las personas se tornan doctrinalmente estables, arraigadas en la verdad: Efesios 4:15-16

n       El Cuerpo de Cristo funciona eficazmente: Efesios 4:16

 

 

LAS RESPONSABILIDADES DEL PROCESO DE CAPACITAR

 

"Capacitar" los creyentes involucra muchas responsabilidades. Aquí están algunas de ellas:

 

ESTABLECER EL EJEMPLO:

 

Nosotros ya hemos discutido en detalle la responsabilidad de los líderes para establecer un ejemplo apropiado a los seguidores. Como un ejemplo, el líder debe ser llamado, ungido, buen mayordomo y pastor, y siervo de todos. Su vida debe evidenciar las calificaciones para líderes discutidas en el Capítulo Cuatro. Él debe ser un hombre de oración y un estudiante de la Palabra de Dios. Su ejemplo debe ser piadoso, porque...

 

“El discípulo no es superior a su maestro, pero cualquiera que es plenamente instruido será como su maestro” (Lucas 6:40).

 

La habilidad de manejar y llevar otros empieza con la administración apropiada de sí mismo. Usted debe establecer un ejemplo en la conducta personal y en la disciplina, en la relación con Dios, y en el evangelización y en cada "obra del ministerio."

 

CUIDAR:

 

Otra responsabilidad principal de los líderes es cuidar de los discípulos. Esto ya se enfatizó en las lecciones sobre liderar como pastor y siervo. Las personas, no planes o proyectos, son muy importantes.

Como un líder, usted es llamado por Dios para cuidar querer de los discípulos que Dios le confió. Usted debe amarlos, debe involucrarse con sus problemas, y debe ministrar a sus necesidades espirituales, físicas y materiales según Dios le permite. Una parte importante de cuidar para un líder es orar por sus liderados. No peque contra Dios no orando para aquellos confiados a su cuidado.

 

LIDERAR:

 

Un líder debe liderar y debe guiar. Él proporciona la dirección a las personas para permitirles lograr el ministerio a que ellas son llamadas. Usted debe guiar las personas para dónde Dios quiere que ellas vayan, no para donde ellas egoístamente desean ir. Liderar involucra aconsejar las personas para caminar en los caminos de Dios guiándolas con  principios bíblicos.

 

TOMAR DECISIONES:

 

Para liderar otros, se le exige que tome muchas decisiones. Hay algunos principios básicos sobre tomar decisiones que pueden ayudarlo en esta tarea. Usted estudiará éstos en Capítulo Ocho.

 

TRATAR CON CONFLICTOS Y DISCIPLINAS:

 

Siempre que usted trabaja con un grupo de personas, conflictos siempre se levantan. Un líder debe poder resolver tales conflictos con la guía del Señor. Habrá también personas que necesitan de la disciplina espiritual porque ellas entran en error doctrinal o pecado y hay necesidad de corrección. El Capítulo Nueve de este curso provee las directrices para tratar con las tareas de conflicto y disciplina.

 

ANALIZAR EL AMBIENTE:

 

Para ser eficaz, usted debe entender las personas a quienes usted está ministrando. Usted debe entender sus problemas, necesidades, y preocupaciones. Para ganar tal comprensión, usted analiza su "ambiente", lo qué incluye sus situaciones espirituales, físicas, materiales, y culturales. El curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha, "Análisis Ambiental", detalla los principios de analizar el ambiente para los propósitos del ministerio.

 

IDENTIFICAR EL PROPÓSITO:

 

El propósito es básicamente la visión espiritual. La Biblia dice:

 

“Donde no hay visión, el pueblo se desenfrena; pero el que guarda la ley es bienaventurado” (Proverbios 29:18).

 

Propósito, o visión espiritual, involucra la comprensión de dos cosas:

 

1.  Los propósitos de Dios.

2.  Su parte en cumplir Su propósito y planes.

 

Cuando usted identifica su propósito en el ministerio, usted descubre su parte personal en el plan de Dios. El propósito establece una visión o meta para el ministerio. Proporciona la dirección y el entendimiento exacto a que su ministerio es llamado por Dios para realizar. Le permite planear e implementar planes para lograr su propósito. Cuando usted entiende claramente el propósito de Dios y su parte en él, usted puede liderar otros eficazmente.

 

El curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha, "Administración Por Objetivos", le ayudará a identificar su propósito en el plan de Dios.

 

PLANEAR:

 

Conocer su propósito en el ministerio no es lo mismo que lograr su propósito. Usted debe hacer y implementar planes para lograrlo. Usted debe agregar la acción al conocimiento y las obras a la fe para alcanzar la obra del ministerio. Planear bajo la dirección del Espíritu Santo le permite trabajar en armonía con Dios para lograr Sus planes y propósitos.

 

Usted debe hacer planes específicos para lograr su propio propósito de ministerio. Si usted es un líder, usted ayuda a los liderados a hacer planes para lograr la obra del ministerio corporativo o de grupo. Planear involucra decidir...

 

n       Qué usted va a hacer.

n       Cómo usted va a hacerlo (los métodos o pasos de la acción).

n       Cuando usted va a hacerlo.

n       Quién va a hacerlo.

n       El costo de hacerlo.

n       El método para evaluar y ver si se ha hecho como usted planeó.

 

Planear es una gran tarea de los líderes. Es un principio Bíblico y se discute en detalle en el curso del Instituto Internacional Tiempo de Cosecha titulado "Administración Por Objetivos."

 

IMPLEMENTAR PLANES:

 

Después de que un líder ha hecho los planes, estos planes deben ser implementados o deben ponerse en acción. Para llevar a cabo un plan, el líder debe realizar las siguientes tareas. Cada uno de éstos se discute en detalle en el curso titulado "Administración Por Objetivos":

 

n       Seleccionar las personas para cumplir el plan.

n       Comunicarles el plan, la obra del ministerio a ser hecha.

n       Delegar la autoridad y la responsabilidad para lograr el plan.

n       Entrenar aquellos seleccionados en las habilidades necesarias para lograr la obra.

n       Organizar las personas involucradas y los detalles del plan.

n       Fijar la fecha de inicio y de conclusión y los periodos de evaluación en el progreso del plan.

n       Preparación del presupuesto de los fondos necesarios para lograr el plan.

n       Tomar las decisiones.

n       Repasar el progreso.

n       Evaluar la obra del ministerio. La evaluación determina si usted cumplió el plan y si realmente contribuyó a lograr los propósitos de Dios para su ministerio.

 


FORTALECIDO PARA LA TAREA

 

Como previamente declarado, no hay como discutir cada tarea que un líder puede tener que realizar, pero las que mencionamos son las responsabilidades principales de cada líder. Aquí está una promesa para reivindicar para estas tareas y para cada otra responsabilidad a que usted pueda ser llamado para cumplir en el liderato:

 

“¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!” (Filipenses 4:13).

 

Siempre que usted ponerse bajo presión y empezar a pensar, "no hay como yo hacer todo que necesita ser hecha", usted necesitará gastar más tiempo con Dios. Usted no se pondrá cansado y frustrado si usted tomar tiempo para esperar en Dios:

 

“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado” (Isaías 26:3).

 

Ore esta "oración del líder" que fue orada por el Rey Salomón:

 

“Tu siervo está en medio de tu pueblo al cual escogiste; un pueblo tan numeroso que por su multitud no se puede contar ni se puede numerar.  Da, pues, a tu siervo un corazón que sepa escuchar, para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo. Porque, ¿quién podrá gobernar a este tu pueblo tan grande?” (1 Reyes 3:8-9).

 

 

PRUEBA PERSONAL

 

1. Escriba los Versículo Llaves de memoria.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

2. ¿Cuál es la tarea prioritaria de los líderes?

_____________________________________________________________________

 

3. Defina "capacitar."

_____________________________________________________________________

 

4. ¿Cuáles son los resultados positivos de "capacitar" las personas para la obra del ministerio?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

5. Resuma las responsabilidades principales de los líderes que capacitan los creyentes para la obra del ministerio.

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

(Las respuestas se encuentran al final del último capítulo en este manual.)

PARA ESTUDIO ADICIONAL

 

1. Varias referencias son hechas en este capítulo a los cursos del Instituto Internacionales Tiempo de Cosecha, "Análisis Ambiental" y "Administración Por Objetivos." Como mencionado al principio de este curso, nosotros sugerimos que usted obtenga estos dos cursos para continuar su estudio sobre la administración bíblica.

 

2. Aquí están algunos ejemplos bíblicos que ilustran algunas de las tareas de los líderes:

 

RECONSTRUYENDO LOS MUROS DE JERUSALÉN

 

EL PROBLEMA:

 

Nehemías recibió un informe que el remanente en Judá había vuelto y estaba en gran dolor porque los muros de Jerusalén estaban destruidos y quemados con fuego: Nehemías 1:2-3.

 

LA SOLUCIÓN:

 

Nehemías ayunó y oró: Nehemías 1:4-11

 

Él reveló su tristeza al rey: Nehemías 2:1-2

 

Él dijo al rey por qué él estaba deprimido: Nehemías 2:3

 

El rey preguntó, "¿qué es lo que pides?”: Nehemías 2:4

 

Nehemías pidió la guía a Dios para contestar esta pregunta: Nehemías 2:4

 

Él pidió al rey que lo enviara a Judá para reconstruir los muros: Nehemías 2:5

 

El rey respondió positivamente: Nehemías 2:6

 

Nehemías pidió cartas oficiales al rey para que él pudiera viajar libremente y pudiera obtener madera de los bosques: Nehemías 2:7-8

 

Cuando Nehemías llegó, él pasó tres noches inspeccionando el problema en secreto y desarrolló una estrategia para reconstruir: Nehemías 2:12-16

 

Nehemías entonces reveló sus planes y pedió ayuda al pueblo para reconstruir el muro: Nehemías 2:17 a 3:32

 

Cuando los enemigos de Israel intentaron detener el trabajo, las personas oraron y se pusieron en guardia: Nehemías 4:1-13

 

Cuando las personas quedaron temerosas, Nehemías las animó: Nehemías 4:14

 

Tan pronto el mensaje llegó al enemigo anunciando que ellos estaban listos a defenderse, ellos volvieron a construir: Nehemías 4:15

 

Nehemías inventó un nuevo plan para trabajar y vigiar para que ellos pudieran continuar la construcción: 4:16-23

LOS RESULTADOS:

 

Ellos completaron los muros en 52 días: Nehemías 6:15

 

Las personas alabaron a Dios: Nehemías 12:27-29, 31-42

 

Las personas purificaron a sí mismas y la ciudad: Nehemías 12:30

 

Ellos ofrecieron sacrificios a Dios: Nehemías 12:43

 

Cuando los enemigos de Israel testimoniaron esta victoria y oyeron el regocijo, ellos perdieron su confianza: Nehemías 6:16

 

 

ERRORES DOCTRINALES

 

EL PROBLEMA:

 

Ciertos hombres estaban enseñando doctrinas falsas en Antioquia: Hechos 15:1

 

Pablo y Bernabé no podrían resolver el problema: Hechos 15:2

 

LA SOLUCIÓN:

 

La iglesia de Antioquia decidió buscar la guía de los apóstoles y ancianos en Jerusalén: Hechos 15:2-3

 

La comisión de Antioquia informó cómo los Gentiles estaban convirtiéndose solo a través de la fe: Hechos 15:4

 

Los apóstoles y ancianos se encontraron en una sesión cerrada para discutir la cuestión: Hechos 15:6

 

Pedro recordó a las personas de lo que Dios hizo a Cornelius y su casa: Hechos 15:7-11

 

Pablo y Bernabé dieron un testimonio específico con respecto a las cosas que Dios había hecho a través de ellos entre los Gentiles: Hechos 15:12

 

Jacobo recordó cómo los profetas del Antiguo Testamento habían predicho la conversión de los Gentiles: Hechos 15:13-18

 

Jacobo propuso una solución al problema: Hechos 15:19-21

 

Los apóstoles, ancianos, y la iglesia entera aceptaban la propuesta: Hechos 15:22

 

Una carta fue escrita: Hechos 15:22-30

 

Fueron escogidos Judas y Silas para entregar la carta: Hechos 15:22

 

Judas y Silas entregaron la carta y también un mensaje: Hechos 15:30,32

 


LOS RESULTADOS:

 

La congregación regocijó: Hechos 15:31

 

Judas y Silas fueron retornaron a Jerusalén en paz: Hechos 15:33

 

La obra de Dios continuó sin impedimento: Hechos 15:35

 

Las instrucciones en las cartas fueron entregues por Pablo, Silas, y Timoteo a las otras nuevas iglesias: Hechos 16:4-5

 

 

JUZGANDO LAS PERSONAS

 

EL PROBLEMA:

 

Las personas quedaban de pie ante Moisés de mañana hasta la tarde para resolver sus problemas: Éxodo 18:13

 

Moisés intentó hacer el trabajo solo: Éxodo 18:14-16

 

Este proceso causó problemas para Moisés y a las personas: Éxodo 18:18

 

LA SOLUCIÓN:

 

Jetro aconsejó a Moisés que estableciera las prioridades: Éxodo 18:19

 

Él formuló un plan para delegación: Éxodo 18:19-22

 

Moisés comunicó el problema a las personas: Deuteronomio 1:9-12

 

Moisés instruyó cada tribu para escoger hombres sabios y él los estableció como líderes: Deuteronomio 1:13

 

Moisés instruyó a los líderes cuidadosamente en sus responsabilidades: Deuteronomio 1:16-18

 

LOS RESULTADOS:

 

Moisés fue ayudado en las responsabilidades de dirección: Éxodo 18:22

 

Moisés pudo soportar las demandas de su posición de líder: Éxodo 18:23

 

 

LAS VIUDAS ABANDONADAS

 

EL PROBLEMA:

 

Los discípulos estaban aumentando rápidamente y con el tal crecimiento, el sistema comunal se puso bajo tensión. Ciertas viudas estaban siendo abandonadas y ellas empezaron a quejarse: Hechos 6:1.

 

Los apóstoles se involucraron en los detalles de este problema y esto les llevó a descuidar de su responsabilidad primaria de enseñar la Palabra de Dios: Hechos 6:2.

 

LA SOLUCIÓN:

 

Una reunión de todos los creyentes fue llamada: Hechos 6:2.

 

Las personas fueron informadas con respecto a las tareas principales de los 12 apóstoles que eran la oración y el ministerio de la Palabra: Hechos 6:3-4.

 

Las personas seleccionaron siete hombres calificados para atender las necesidades que existieron: Hechos 6:3.

 

Las personas escogieron a siete hombres: Hechos 6:5.

 

Los apóstoles confirmaron su opción a través de la oración y de poner las manos sobre ellos: Hechos 6:6.

 

LOS RESULTADOS:

 

Las necesidades de las personas fueron satisfechas y la unidad fue restaurada. Los apóstoles pudieron cumplir su trabajo primario: Hechos 6:7.

 


Capítulo Ocho

 

TOMANDO DECISIONES

 

 

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

 

n       Escribir el Versículo Llave de memoria.

n       Explicar el acercamiento bíblico para tomar decisiones.

n       Resumir las directrices para tomar decisiones.

n       Explicar el propósito de un modelo.

n       Explicar el valor de un modelo de tomada de decisión.

n       Usar el modelo bíblico para tomar decisiones.

 

VERSÍCULO LLAVE:

 

“El corazón del hombre traza su camino, pero Jehová dirige sus pasos” (Proverbios 16:9).

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Tomar decisiones es una tarea difícil que los líderes enfrentan a cada día. Cada decisión es importante, porque hasta mismo las decisiones en los menores asuntos afectan su vida entera y su ministerio durante un período de tiempo.

 

Una decisión es una opción. Usted debe encontrar una respuesta para una situación de la vida real y decidir qué acción usted tomará. Las decisiones determinan el destino. Decisiones hechas por un líder afecta no sólo su destino, pero el destino de sus seguidores.

 

La vida es una sucesión interminable de opciones y decisiones. Hacer opciones es una responsabilidad. Negarse a tomar una decisión es en sí mismo una decisión. Esta lección presenta las directrices para tomar buenas decisiones y un modelo bíblico para tomar decisiones.

 

EL ACERCAMIENTO BÍBLICO

 

El acercamiento bíblico para tomar decisiones no es por el voto de las personas. No es el acercamiento democrático o el "gobierno de la mayoría." Los problemas de este acercamiento son ilustrados en la historia de Israel en la frontera de Canaán (vea Números 13).

 

El proceso democrático en la Iglesia produce comprometimiento, legalismo, y competición. Las decisiones de la mayoría, propuestas, y votos limitan la revelación del Espíritu Santo. El voto frecuentemente produce sentimientos heridos, ira, y rajas de la iglesia. Éstas no son maneras bíblicas de decidir en la Iglesia. Ellos son métodos que la Iglesia ha adoptado de los estilos de gobierno democrático del mundo.

 

Hechos capítulo 15 es un ejemplo excelente de un acercamiento bíblico para tomar decisiones. Este ejemplo involucra un problema de costumbres judías. Para resolverlo, los líderes se encontraron, oraron, examinaron los hechos, y llegaron a un acuerdo bajo la dirección del Espíritu Santo.

 

Dios pone a los líderes en la Iglesia para tomar decisiones. Él les da sabiduría para cumplir esta responsabilidad. Cuando hay una decisión a ser hecha, los líderes deben encontrarse juntos, orar, examinar los hechos, y llegar a un acuerdo bajo la dirección del Espíritu Santo.

 

DIRECTRICES PARA TOMAR DECISIONES

 

Aquí están algunas directrices ayudar a los líderes a tomar buenas decisiones:

 

1. IDENTIFIQUE EL PROBLEMA:

 

¿Cuál es el asunto, problema o cuestión que requiere una decisión? Recoja toda la información disponible acerca del asunto. Declare el problema en una declaración escrita breve. Usted no puede tomar la decisión correcta si usted no ha identificado el problema correctamente.

 

2. SIGA EL MODELO PARA TOMAR DECISIONES:

 

Un modelo es un ejemplo de algo. Provee un ejemplo lo seguir. Un modelo para tomar decisiones proporciona un ejemplo para seguir al tomar las decisiones. En la próxima página hay un modelo bíblico que lo ayudará a tomar decisiones sabias dentro de la voluntad de Dios. Mire al modelo, entonces lea la explicación que sigue.

 

 


MODELO BÍBLICO PARA TOMAR DECISIONES

 

Identifique el problema, cuestión o situación de la vida para cuál

usted está buscando la guía.

¯

 

¿É tratado en la Escritura por un orden específico, principio general o ejemplo?

¯

 

 

No

¯

 

¯

 

Columna I    

Columna II

Columna III

 

Haga una decisión

basada en un orden,

principio, o ejemplo bíblico

 

¿Es una práctica cuestionable?

¿Es una situación de la vida?

 

 

Haga una decisión basada en las respuestas en estas cuestiones:

 

Proceda con estos pasos:

 

¿Glorifica a Dios?

Ore

 

 

¿Cuál es su motivación?

Estudie las Escrituras

 

 

¿Es necesario?

Escuche la voz del Espíritu Santo y la milagrosa dirección, si ella es dada

 

 

¿Promoverá el crecimiento?

Busque consejo espiritual cristiano

 

 

¿Es un habito?

Analice las circunstancias esclavizantes

 

 

¿Es un compromiso?

Use las llaves bíblicas a la dirección

 

 

¿Llevará a la tentación?

Tome la decisión

 

 

¿Tiene apariencia del mal?

Cheque e árbitro de la paz

 

 

¿Viola su conciencia?

 

 

 

¿Cómo afectará otros?

 

 

 

Ore, entonces tome la decisión

 

 

 

 

Cheque el árbitro de la paz.

 

 

 

Si usted no tiene paz, continúe buscando al Señor usando el modelo.

 

USANDO EL MODELO:

 

El primer paso del modelo para tomar decisiones es identificar el problema, asunto, o situación de la vida en que se procura la dirección de Dios. Luego, investigue la Palabra escrita de Dios para determinar si el problema es tratado con un mandamiento, ejemplo, o un principio general. La guía para muchas decisiones, sobre todo en los problemas de cierto y errado, ya se proporciona en la Biblia.

 

Sí:

 

Si la respuesta es "Sí” el problema es tratado en la Palabra escrita de Dios”, entonces tome la decisión basada en esta revelación escrita. (Vea la Columna I en el modelo.) Asegúrese que su decisión está en armonía con las Escrituras.

 

No:

 

Si la respuesta es "no", entonces proceda adelante con el modelo de tomar decisión bajo la palabra "no." Hay dos opciones en el modelo para situaciones no tratadas en la Biblia. Usted debe determinar si la decisión a ser hecha involucra una práctica cuestionable o una situación de la vida real.

 

Práctica cuestionable:

 

Una práctica cuestionable no es específicamente algo identificada en la Escritura como cierto o errado. Puede involucrar una opción de entretenimiento o actividades en su tiempo libre, un hábito, comida y bebidas, o estilo de vestido.

 

Si su decisión involucra una práctica cuestionable, use las preguntas listadas en el modelo bajo la Columna II. Después de usted contestar a cada una de estas preguntas y orar, tome la decisión basándose en sus respuestas a las preguntas en el modelo.

 

Situaciones de la vida:

 

Una situación de la vida es una decisión mayor que puede afectar su vida futura. Puede incluir, pero no se limita a, las decisiones con respecto al matrimonio, ministerio, ocupación, residencia, iglesia, etc.

 

Para las decisiones en las situaciones de vida, use la Columna III. Primero ore sobre la decisión. Pida a Dios para Su voluntad ser lograda en su vida. Pídale sabiduría para tomar la decisión correcta. Pida a otros para orar con usted. Estudie las Escrituras y reivindica las promesas para dirección cedidas en la Palabra escrita de Dios.

 

Reconozca la revelación sobrenatural, si Dios escoger enviarla. Hay muchas maneras en que Dios habla sobrenaturalmente a los hombres para revelar Su voluntad y les ayudar a tomar decisiones. Éstos incluyen métodos como visiones, profecías, sueños, ángeles, y una voz audible.

 

Pero tal revelación sobrenatural es la excepción en lugar de la regla. Uno de los propósitos del Espíritu Santo en la vida del creyente es proporcionar dirección:

 

“Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; pues no hablará por sí solo, sino que hablará todo lo que oiga y os hará saber las cosas que han de venir” (Juan 16:13).

 

El Señor guía más frecuentemente de esta manera. ¡Si la revelación sobrenatural es dada, alabe a Dios! Pero siempre recuerde... Ningún sueño, visión, profecía, u otra revelación es de Dios si está en conflicto con Su Palabra escrita.

 

Otro método Bíblico que ayuda tomar decisiones es el consejo cristiano. El consejo sabio de los líderes espirituales es importante:

 

“Cuando falta dirección, el pueblo caerá; pero en los muchos consejeros está la victoria” (Proverbios 11:14).

 

“En la opinión del insensato su camino es derecho, pero el que obedece el consejo es sabio” (Proverbios 12:15).

 

Usted también debe analizar las circunstancias que afectan la decisión y debe usar las llaves bíblicas para dirección cedidas en Proverbios 3:5-6.

 

3. IDENTIFIQUE LAS VARIAS OPCIONES:

 

Cuando usted sigue el modelo para tomar decisiones, usted puede descubrir varias soluciones diferentes al problema que usted enfrenta. Identifique las varias opciones y evalúe cada posible solución basándose en:

 

Los Riesgos: Equilibre la fe con el sentido común y la realidad. Evalúe las ventajas y desventajas de cada posible solución. Puertas abiertas y cerradas de circunstancias puedan afectar su decisión.

 

Los Recursos: ¿Usted tiene los recursos necesarios para llevar a cabo una cierta solución? Ninguna decisión será mejor que las personas que deben tomarla. Ninguna decisión se llevará a cabo si usted no tiene o no puede confiar en Dios para proporcionar los recursos financieros necesarios.

 

Los Resultados: ¿Qué solución dará los mayores resultados con el menor esfuerzo? No hay ninguna razón para hacer las cosas de la manera más difícil. Si hay una manera más fácil de lograr los mismos resultados, esta debe ser escogida (a menos que Dios revele otra).

 

4. SELECCIONE LA SOLUCIÓN MEJOR:

 

Después de que usted ha examinado todas las posibles soluciones, seleccione la mejor. Usted ha pedido a Dios que lo guíe, así crea que Él lo hará. Usted normalmente debe seleccionar la solución que es mejor por lo que se refiere a los riesgos, recursos, y resultados.

 

Nosotros decimos "normalmente", porque a veces Dios guíanos de un cierto modo que no parece mejor al pensamiento natural. Recuerde que los caminos de Dios no son sus caminos. A veces Su plan puede no parecer mejor al razonamiento natural, así esté abierto a esto.

 

Hay una cierta cantidad de riesgo en cada decisión a menos que Dios le hable directamente a través de Su Palabra o de revelación divina. No tenga miedo de tomar una decisión errada. La mayoría de las decisiones erradas pueden ser corregidas.

 

Recuerde que el Espíritu Santo guía sus decisiones: